Rinitis alérgica: causas y síntomas

La rinitis alérgica (fiebre del heno) es una enfermedad estacional que causa signos y síntomas similares a los del resfriado común como la nariz que gotea, picor en los ojos, dolores de cabeza, estornudos, dificultad para respirar e inflamación de las membranas mucosas de los senos paranasales.
A diferencia del resfriado común, la fiebre de heno no es causada por un virus.

La rinitis alérgica es causada por reacción a ciertos alérgenos que se encuentran en el interior o al aire libre, tales como polen, ácaros del polvo o pelo de mascotas. La fiebre del heno puede conllevar descontento y puede afectar al rendimiento al trabajo, la escuela y también interferir con las actividades que tienen lugar durante el tiempo libre.

No hay por qué soportar los síntomas molestos, pero aprender cómo evitar las causas y encontrar el tratamiento adecuado puede aliviar o eliminar los síntomas.
El nombre fiebre del heno se utiliza normalmente para indicar la rinitis alérgica, pero es incorrecto porque esta enfermedad no causa fiebre y no está relacionada con el heno, sino con otros alérgenos.

  

¿Cuáles son las causas de las alergias de primavera?

Las alergias son provocadas por el polen de primavera de los árboles que pueden comenzar a polinizar en cualquier momento desde enero-febrero a abril, dependiendo del clima y la posición.
Los árboles que son famosos por causar alergias graves son: roble, olivo, olmo, abedul, fresno, álamo, arce, ciprés, nogal, etc.
En algunas zonas del mundo algunas herbáceas polinizan en primavera.

 

Síntomas de la rinitis alérgica

Los signos y síntomas de la fiebre del heno por lo general comienzan inmediatamente después de entrar en contacto con una sustancia específica que causa la alergia (alérgenos) e incluyen:

  • Nariz que gotea y congestión nasal,
  • Picazón en los ojos,
  • Lágrimas en los ojos,
  • Estornudos,
  • Tos,
  • Picor en la nariz, el paladar o garganta,
  • Dolor facial,
  • Inflamación de la mucosa de los senos paranasales,
  • Inflamación y el coloración azul en la piel debajo de los ojos (ojeras alérgicas),
  • Disminución del sentido de gusto y del olfato,
  • Si no se elimina el exceso de mucosidad se desarrolla la sinusitis.

Los síntomas empeoran al acostarse, por lo que por la noche puede ser difícil conciliar el sueño.
La época del año puede ser un factor que provoca los síntomas de la fiebre del heno.
La rinitis puede comenzar o empeorar en un momento determinado del año, causada por el polen de árboles, gramíneas o malas hierbas que florecen en diferentes momentos.

Los que son sensibles a los alérgenos también en el interior de los edificios, tales como los ácaros del polvo, las cucarachas, el moho o el pelo de mascotas, pueden experimentar los síntomas durante todo el año.
Muchas personas tienen síntomas de alergia durante todo el año, pero empeoran durante ciertas estaciones del año.

 

¿Cuál es la diferencia entre la rinitis alérgica y el resfriado?

Los signos y síntomas pueden ser diferentes, por tanto el diagnóstico debe tener en cuenta las siguientes características.

 

Rinitis alérgica

  • Secreción nasal con moco líquido y acuoso,
  • Falta de fiebre,
  • Dolor de cabeza.

Los síntomas se producen inmediatamente después de la exposición a los alérgenos y permanecen durante todo el tiempo que se está expuesto a los alérgenos.

 

linfonodi-del-collo-ingrossati-400x500Resfriado

  • Secreción nasal con moco acuoso o amarillento;
  • Dolores generalizados en el cuerpo;
  • Febrícula;
  • Nariz congestionada;
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello;
  • Los síntomas aparecen 1-3 días después de la exposición al virus del resfriado;
  • La duración es de 3-7 días.

Los factores que provocan la fiebre del heno estacional son:

  • El polen de los árboles, frecuentes en primavera,
  • El polen del césped, más frecuente al final de la primavera y el verano,
  • Polen de ambrosía, común en otoño,
  • Esporas de hongos y mohos, pueden ser peores durante los meses de calor.

 

 

Rinitis alérgica: tratamiento y remedios naturales