Salmonella: diagnóstico, tratamiento y remedios

Diagnóstico de Salmonella

Existen muchas enfermedades que pueden ocasionar diarrea, fiebre o calambres abdominales.
Para determinar si la Salmonella es la causa de la enfermedad se requieren pruebas de laboratorio que permiten identificar la presencia de la Salmonella en las heces de una persona infectada.
Una vez detectada la Salmonella, se requieren pruebas adicionales para determinar el tipo específico.

 

¿Cómo se cura la salmonelosis? ¿Cuál es el tratamiento?

Dado que muchas enfermedades pueden provocar síntomas similares, el médico puede enviar una muestra de heces al laboratorio para su análisis.
Si padece salmonelosis y la infección no es grave (no se ha expandido más allá del sistema gastrointestinal), el médico recomienda esperar la curación sin ningún tratamiento.
El médico receta antibióticos si la infección es grave, si el tipo de Salmonella es de alto riesgo o si el paciente no está en condiciones de combatir la infección.
Algunas personas con salmonelosis necesitan permanecer en el hospital y tratar la deshidratación (nivel excesivamente bajo de líquidos en el cuerpo), una de las complicaciones de la diarrea.
En caso de infección grave por Salmonella se requieren pruebas adicionales para determinar el tipo específico de enfermedad y qué antibióticos se pueden tomar para tratarla.

Remedios para la salmonela de acuerdo con la medicina natural y higienismo

Según el higienismo de Shelton y Lezaeta, la causa de los síntomas no es la bacteria, sino que el intestino no está funcionando correctamente, porque está lleno de toxinas a causa de la alimentación y de un estilo de vida inadecuado.
En realidad, la Salmonella es una bacteria que el sistema inmunitario puede controlar para impedir el crecimiento excesivo, pero si esta acción de control no se produce, significa que el cuerpo no funciona correctamente.
La solución es el ayuno durante aproximadamente 3 días, de esta manera el sistema digestivo descansa y el cuerpo puede dedicar las energías a la eliminación de toxinas, virus, bacterias y parásitos en exceso.
El ayuno debe ser seguido por una dieta de frutas y verduras crudas, pero hay que evitar las con efecto laxante (melocotones, melones, ciruelas, kiwi, mango, higos, sandía), antes de volver a la alimentación normal.

¿Cómo se puede prevenir la salmonelosis?

1. Se debe tener cuidado con las aves de corral crudas, la ternera y el cerdo:
En el mercado, se recomienda envolver las carnes frescas en bolsas de plástico individuales para evitar que la sangre gotee sobre otros alimentos. Se aconseja poner inmediatamente la carne en el congelador y mantenerla lo menos posible a temperatura ambiente.
No se deben preparar los alimentos en platos sin lavar en los antes había carne cruda, aves de corral, carne de cerdo, pescado o marisco.
Las tablas de cortar que se utilizan para aves de corral, carne de cerdo, ternera, pescado o para la preparación de pescados y mariscos deben lavarse inmediatamente después de su uso para evitar la contaminación cruzada con otros alimentos.
Se recomienda evitar el consumo de carne cruda o poco cocinada. Aunque el color de la carne cambia generalmente de rojo a gris cuando está completamente cocinado, no constituye una prueba fiable para saber si se puede comer con seguridad.

2. No consumir huevos crudos o alimentos que contengan huevos crudos.
Muchas veces no es posible identificar los huevos crudos en alimentos como tiramisú, helados caseros, mayonesa casera, ponche de huevo, pasta y glaseados.

3. No tomar leche sin pasteurizar.
4. Antes de comer, lavar bien frutas y verduras.
5. Lavarse bien las manos antes y después de preparar los alimentos.
6. Lavarse las manos (especialmente los niños) inmediatamente después de tocar reptiles, heces de animales o alimentos para animales.
7. No tener reptiles como mascotas en viviendas con personas inmunocomprometidas o niños pequeños.

 

Salmonella y salmonelosis: tipos, clasificación y síntomas