Dolor en el muslo y la ingle: anterior o posterior

El dolor en el muslo y en la ingle puede tener su origen en varias estructuras:

  • Huesos
  • Articulaciones
  • Músculos
  • Tendones

Dolor en el muslo y en la ingle

Causas del dolor en el muslo y en la ingle:

Tirón muscular en la ingle
La lesión muscular provoca dolor en la parte superior del muslo y en la ingle. Se puede producir, por ejemplo, al golpear una pelota.
Si el dolor se manifiesta en la parte superior y anterior, el músculo afectado es el cuádriceps.
En caso de dolor en la parte interna del muslo, la causa puede ser una lesión en el músculo aductor.

Tirón en el cuádriceps
El cuádriceps es un conjunto de músculos en la región anterior del muslo que permite extender la rodilla.
En caso de tirón, la rotura de las fibras musculares produce:

  • Hematomas
  • Hinchazón
  • Dolor agudo en la parte anterior del muslo

La causa puede ser una patada al balón o un esprint.
La lesión suele producirse en la parte superior o inferior del muslo, cerca de los tendones, y es raro que afecte a la parte central del muslo.
Durante los dos primeros días la persona cojea.
Los síntomas se perciben también al caminar o al realizar simples movimientos.
Cuando desaparece la inflamación aguda (desde el tercer día), el dolor solo se percibe al realizar actividades más duras, por ejemplo al correr o subir las escaleras.

desgarro muscular, lesión

Cruralgia
La cruralgia es la inflamación del nervio crural o femoral.
Puede provocar dolor en todo el nervio, es decir, en la parte inferior de la espalda que se extiende hasta:

En este caso, el dolor aumenta al realizar algunos movimientos de la espalda que estiran el nervio, especialmente los que lo estiran hacia atrás (arquear la espalda hacia atrás).

La artrosis de cadera es un tipo de artritis producida por la degeneración de la articulación debida al envejecimiento. Entre los síntomas se encuentra el dolor crónico en el muslo en la ingle.

 

Dolor en el muslo anterior

Causas

Heridas y traumatismos
Las lesiones cutáneas y las contusiones en el muslo producen dolor.
Una fractura del fémur produce dolor en la parte anterior del muslo.
En el muslo, debido a traumatismos menores, se forman hematomas o moratones. Esto es más frecuente en las mujeres, que tienen una circulación sanguínea peor que la de los hombres.
Por lo general, la sangre se reabsorbe al cabo de 2-3 semanas sin tratamiento.

Tirón del músculo cuádriceps
El tirón del cuádriceps también produce un dolor repentino y agudo en el muslo.
Esto se produce por un tirón o una distensión exagerada del músculo al realizar actividad física.

Osteomielitis
La osteomielitis es una infección de los huesos producida por bacterias.

Osteosarcoma
El osteosarcoma es un cáncer en el que las células cancerígenas se originan en el hueso.

Embarazo
Durante el embarazo, los cambios que se producen en el cuerpo de las futuras madres pueden causar dolor en los muslos. Como el nivel de la sangre va aumentando, sobre todo durante las últimas fases, el sistema circulatorio debe trabajar más.
Algunas enfermedades como el edema (hinchazón) de las extremidades inferiores y los trastornos de sínfisis púbica pueden producir dolor durante el embarazo.
El dolor también puede producirse por el aumento de tamaño del útero y de peso corporal durante el embarazo.
El exceso de peso corporal ejerce una presión sobre las extremidades inferiores.

músculos de la ingle y del muslo

Tendinitis en el cuádriceps
En caso de traumatismo o sobrecarga, el músculo cuádriceps (situado en la zona por encima de la rodilla) puede verse afectado por una tendinitis.
Los deportistas que más sufren este trastorno son los ciclistas que llevan el sillín demasiado bajo.

 

Dolor en la parte posterior del muslo

Lesión en el bíceps femoral
Una de las lesiones musculares más frecuentes es la distensión del bíceps femoral.
La persona experimenta dolor en la parte posterior del muslo.
El bíceps femoral es una estructura muscular de la pierna que empieza en el glúteo (isquion) y termina detrás de la rodilla.
La lesión se produce por una distensión muscular o un esprint.
Correr cuesta abajo o cuesta arriba también puede producir una lesión en el bíceps femoral.
El estiramiento provoca dificultad para extender la pierna.

Tendinitis en los isquiotibiales
Los isquiotibiales son los músculos posteriores del muslo:

  1. Bíceps femoral
  2. Semitendinoso
  3. Semimembranoso

Los velocistas y los saltadores son los más predispuestos a sufrir una tendinitis.
El dolor percibe en la parte posterior e inferior del muslo, en la zona donde se encuentran los tendones afectados.

Ciática
La ciática (inflamación del nervio ciático) es otra causa frecuente del dolor.

Síndrome del piriforme
El músculo piriforme se encuentra cerca del nervio ciático.
Éste se sitúa debajo de los glúteos, tiene su origen en las vértebras S2-S3 llegando hasta el trocanter mayor del fémur.
Una sobrecarga de este músculo puede provocar dolor.
Al encontrarse cerca del nervio ciático, puede irritar o comprimir el nervio.
El dolor muscular producido por el síndrome del piriforme se puede experimentar en la parte posterior y externa del muslo izquierdo hasta la rodilla. Es muy raro que afecte al lado derecho.

Síndrome compartimental
El síndrome compartimental es problema de salud que ocurre cuando la presión en los músculos aumenta demasiado. Puede comprimir nervios, vasos sanguíneos y músculos.
Esta presión puede reducir el flujo sanguíneo, por lo que el oxígeno y los nutrientes no consiguen llegar hasta las células:

  • De los nervios
  • De los músculos

La falta de oxígeno ocasiona la muerte del tejido.

Dolor referido
Cuando el dolor se percibe en partes lejanas de la lesión, se habla de dolor referido.
A pesar de que el dolor suele depender de una inflamación de músculos, ligamentos o tendones en la cadera o en la articulación sacroilíaca, el dolor se percibe a lo largo del muslo.

Mala circulación de la sangre
Las personas pueden experimentar dolor en el muslo tras permanecer sentados durante mucho tiempo.
El dolor se debe a la mala circulación de la sangre.
Las personas que padecen insuficiencia venosa, trombosis venosa profunda (presencia de un coágulo en una vena profunda) y problemas de coagulación en la sangre pueden experimentar dolor en los muslos y en las pantorrilas.

Celulitis dolorosa
Las mujeres que padecen celulitis aguda, retención hídrica grave y moratones frecuentes pueden experimentar dolor en el muslo.

 

¿Qué hacer? Remedios naturales para el dolor en el muslo

A continuación, se presentan algunos remedios caseros que se pueden emplearse para reducir el dolor.

Una actividad física leve puede ser útil para recuperar el movimiento completo y para eliminar el ácido lácticostretching, posterior, muslo, interna
Se aconseja ir en bici o utilizar la bicicleta estática, al tratarse de una actividad que no sobrecarga los músculos, los tendones y las articulaciones.
Se pueden realizar estiramientos suaves sin estirar demasiado el músculo.

Mantener el muslo caliente
Para reducir el dolor en los muslos, se recomienda ponerse unos pantalones de lana durante la noche.
Asimismo, se puede envolver el muslo con franela: éste es uno de los remedios caseros más eficaces para reducir el dolor en el muslo.

La crioterapia (terapia que emplea bajas temperaturas) es muy útil para reducir el dolor.

  • Hay que llenar una bolsita de plástico con varios cubitos de hielo y agua fría
  • Apoyarla en el muslo y dejarla durante 20 minutos
  • Repetir 2-3 veces al día

Masajes: para aliviar los calambres se aconseja hacer un masaje.
Hay que masajear en dirección hacia el corazón para favorecer la circulación sanguínea.
La masoterapia:

  • Mejora la circulación sanguínea loca
  • Disminuye la rigidez de los músculos y los calienta

Masajear los muslos con aceite de oliva; se puede añadir uno o dos dientes de ajo para obtener un resultado mejor.