Nicturia, polaquiuria y disuria

La nicturia es un trastorno que produce unas ganas frecuentes de orinar durante la noche. Así pues, los que están afectados por nicturia tienen que levantarse varias veces para orinar.
Esto hace que nos despertemos y, por tanto, puede provocar cansancio y somnolencia a lo largo del día.

La nicturia es más frecuente en los ancianos y en las mujeres que han entrado en la menopausia. Sin embargo, también puede afectar a los jóvenes.
Además, puede afectar a mujeres y hombres.
En realidad, puede depender de varias causas.
Normalmente, durante el sueño la orina se concentra y, por tanto, el individuo puede dormir 6-7 horas seguidas sin tener que orinar.
Al contrario, en las personas afectadas por este problema, la vejiga se llena demasiado y esto hace que el cerebro sienta la necesidad de despertarse.

Esto puede deberse a varias posibilidades:

  • Capacidad reducida de la vejiga (por ejemplo debido a la presión de la próstata agrandada o a un tumor).
  • El cerebro recibe la señal de la necesidad de orinar aunque la vejiga no esté llena.
  • Aumento de la producción de orina.

 

Causas de la nicturia

Hay muchos factores que pueden producir nicturia, algunos son intermitentes y otros permanecen:

    • Beber muchos líquidos. En este caso, la producción de orina es abundante.
    • Ansiedad, un individuo que tiene mucha ansiedad está afectado por unas ganas frecuentes de orinar aunque la vejiga no esté llena
    • Diabetes no tratada (tipo 1 y 2) – la glucemia alta provoca sed, por lo que la persona bebe muchos líquidos y orina bastante
    • Diabetes insípida – el cuerpo deja de producir la hormona HAD (antidiurética), por lo tanto, el riñón no consigue producir una orina concentrada. Por consiguiente produce una gran cantidad de orina diluida
    • Diabetes gestacional (se produce durante el embarazo)
    • Insuficiencia cardíaca debida a congestión – en el día, el cuerpo acumula líquidos y sales minerales. En la noche, se reduce la vasoconstricción y permanecer en posición horizontal favorece el retorno venoso. Esto permite eliminar el líquido a través de la orina.
    • Edema en las extremidades inferiores (piernas hinchadas) – de día, al líquido se le dificulta regresar hacia el corazón debido a la fuerza de gravedad, por lo tanto, se acumula en los miembros inferiores. En la noche, cuando la persona está tumbada, el líquido regresa fácilmente hacia el corazón y los riñones.
  • Trastornos del sueño como la apnea obstructiva del sueño (cuando uno deja de respirar más veces mientras duerme).
  • Algunos medicamentos como diuréticos, glucósidos cardíacos, demeclociclina, litio, metoxiflurano, fenitoína (debido a que inhibe la liberación de la hormona antidiurética HAD) y exceso de vitamina D.
  • Beber demasiados líquidos antes de ir a la cama, sobre todo café, bebidas con cafeína o alcohol.
  • Infecciones urinarias recurrentes, es un trastorno que afecta sobre todo a las mujeres.
  • Inflamación de la vejiga (cistitis).
  • Cistitis intersticial (produce dolor crónico en la vejiga).
  • Tumor maligno en la vejiga– puede provocar un exceso de presión en la vejiga y esto la estimula la necesidad de orinar.
  • Hiperparatiroidismo – debido al aumento de calcemia.
  • Síndrome del colon irritable – puede ser la consecuencia de una hiperactividad de la musculatura lisa del cuerpo, que incluye los músculos de la vejiga.
  • Glomerulonefritis – inflamación de los glomérulos renales que se caracteriza por producir orina oscura.
  • Pielonefritis – inflamación de la pelvis y del parénquima renal que provoca fiebre y dolor de espalda.
  • Insuficiencia renal – el riñón no funciona correctamente, en la primera fase, el paciente sufre de nicturia.
  • Hiperplasia prostática benigna (es un trastorno masculino), una masa no cancerígena en la próstata que obstruye el flujo de orina.

Posibles causas de nicturia mixta
Las posibles causas se encuentran la poliuria nocturna y una baja capacidad de la vejiga durante la noche.

 

Factores de riesgo para la nicturia

En la mayoría de los casos, esta enfermedad se presenta en pocas ocasiones y se puede producir cuando se beben muchos líquidos antes de ir a la cama.

En algunos casos, el uso de diuréticos y medicamentos que se han recetado para el tratamiento de los trastornos bipolares o de los problemas cardíacos puede producir esta enfermedad.
La micción frecuente durante la noche es uno de los síntomas frecuentes durante el embarazo. No obstante, después del embarazo, desaparece.

Disuria 

La disuria es la micción que produce dolor o molestia porque da lugar a una sensación de escozor.
Algunos trastornos provocan dolor en la vejiga o en el perineo.
En las mujeres, la disuria es un síntoma muy frecuente. No obstante, también puede producirse en los hombres de cualquier edad.

 

Causas más frecuentes de disuria

Infecciones: las infecciones del tracto urinario son una de las primeras causas de disuria, o micción dolorosa. Las infecciones pueden producirse en cualquier parte del tracto urinario:

  • Riñones
  • Uréteres (conductos que llevan la orina de los riñones a la vejiga)
  • Vejiga
  • Uretra (el conducto que empieza en la orina y hace que la orina se expulse fuera del cuerpo)

Las infecciones del tracto urinario suelen depender de las bacterias que entran en el tracto urinario a través de la uretra.

Los factores que pueden aumentar el riesgo de que se desarrolle una infección en el tracto urinario incluyen:

 

¿Qué es la polaquiuria?

La polaquiuria es el aumento de la frecuencia con que se orina aunque la cantidad de orina expulsada sea la misma.
Los que sufren de esta enfermedad pueden necesitar orinar a menudo, incluso durante la noche. Por consiguiente, sufren de nicturia.

Causas de polaquiuria

  • Infecciones en la vejiga
  • Cáncer de vejiga – la masa ejerce presión contra las paredes de la vejiga reduciendo el espacio para contener la orina, por lo tanto, estimula la necesidad de orinar
  • Hiperactividad de los músculos de la vejiga
  • Enfermedades de los nervios que controlan los músculos de la vejiga: por ejemplo esclerosis múltiple o ictus
  • Diabetes
  • Hiperparatiroidismo
  • Menopausia – debido a la diminución de estrógenos
  • Obesidad y embarazo – debido a que el peso del estómago o del útero ejercen presión en la vejiga
  • Síndrome de colon irritable
  • Insuficiencia renal – en la primera fase provoca la producción de una gran cantidad de orina diluida
  • Infección renal
  • Cáncer de próstata
  • Agrandamiento de la próstata – debido a la presión que esta ejerce sobre la vejiga reduciendo el espacio disponible para almacenar la orina. La vejiga se llena con una menor cantidad de orina
  • Incontinencia urinaria.


nicturia-polaquiuria-disuria
Síntomas que acompañan la nicturia

Un individuo que sufre de nicturia necesita orinar más de dos o tres veces durante la noche. No hay que confundir esta enfermedad con la enuresis: los niños orinan por movimientos involuntarios mientras duermen.

El flujo de orina puede ser intermitente o escaso.
Durante el flujo intermitente, hay que ejercer presión para expulsar la orina.
Como la micción es frecuente, puede que haya gotas de orina en vez de un flujo normal.
Es uno de los síntomas más frecuentes de nicturia.

La nicturia puede ir acompañada de síntomas como:

  • Necesidad repentina de orinar
  • Disminución de la frecuencia de la micción a lo largo del día
  • Flujo de orina durante la noche
  • Cambio en la concentración de orina
  • Dificultad en vaciar la vejiga
  • Escozor al orinar (cistitis)
  • Falta de sueño e irritación

 

¿Cómo podemos curar la polaquiuria?

El tratamiento depende de las causas del trastorno.
El médico puede recetar medicamentos (por ejemplo, antibióticos) o un puede recomendar realizar cambios en la alimentación (para la diabetes).

prolapso-de-la-vejiga-y-de-recto-nicturia

Remedios naturales: hierbas para la nicturia

Serenoa repens
La Serenoa repens (también llamada sabal serrulata) es una hierba que podemos usar para curar la nicturia.
La serenoa repens es una palma enana cuya fruta lleva siglos siendo usada por las tribus seminolas de Florida con objetivos médicos. Tiene un sabor dulce y un efecto absorbente.
Esta fruta se usa para curar muchos problemas de salud, sobre todo los problemas del tracto urinario.

La serenoa repens es un diurético y antiespasmódico que favorece la alimentación de los tejidos del tracto urinario.
La serenoa repens se usa para curar la atonía (o falta de tono muscular) de los órganos de la pelvis entre los que se encuentra la vejiga.

Semillas de calabaza
Probablemente, este es el remedio natural más eficaz para evitar despertarse en la noche para orinar.
Se recomienda comer semillas de calabaza en la noche, después de cenar.
No existe una cantidad determinada de semillas para cada persona, por lo general es suficiente ingerir una cucharada de semillas al día.

Las semillas de calabaza contienen aminoácidos, vitaminas, sales minerales y otras sustancias fitoquímicas que ayudan a reducir la hipertrofia prostática (próstata agrandada) y mejoran la salud del sistema urinario:

  • Magnesio, hierro y zinc
  • Triptófano
  • Ácidos grasos Omega 3
  • Vitaminas: A, B1, B2 y B3
  • Esteroles
  • Cucurbitina

Centella asiática
La centella asiática es una hierba que puede ser útil para luchar contra la nicturia.
Es una planta perenne originaria de:

  • India
  • China
  • Indonesia
  • Australia
  • Madagascar

La centella es una planta pequeña y trepadora que tiene un sabor picante y un efecto refrescante.
La planta se usa para fines médicos.
Ayuda a mejorar la integridad y la vascularización del tejido conectivo, como el tejido que forma parte de la pared más interna de la vejiga.
La centella es eficaz para:

  • Curar la incontinencia
  • Estimular el crecimiento natural del tejido de soporte de la vejiga

Al aumentar el tono muscular de la vejiga, se reduce la nicturia.