Somnolencia y cansancio

La somnolencia y el cansancio son dos conceptos distintos.
Una persona somnolienta lucha para mantenerse despierta y para mantener los ojos abiertos.

En cambio, se puede tener cansancio incluso cuando la persona está alerta y no tiene sueño.

Niños, adultos y ancianos suelen sufrir de somnolencia y cansancio debido a su estilo de vida:

  • Cenan después de las 20 y se acuestan a dormir tarde
  • Comen alimentos que alteran el sueño
  • Beben demasiadas bebidas estimulantes como el café y el té. Después de haber bebido estas sustancias la persona tiene más energía, pero cuando el efecto desaparece el organismo está más cansado que antes

La somnolencia puede ser peligrosa, especialmente mientras las personas conducen el coche.

Causas de somnolencia diurna continua

Ritmo circadiano
Las alteraciones del sueño están entre las principales razones de somnolencia. Por ejemplo:

Estas enfermedades no permiten descansar, independientemente del tiempo que la persona permanece en cama.
Durante el día las personas no sienten que están descansadas, sino que:

  • Se sienten mareadas
  • Tienen dificultad para concentrarse

Las alteraciones del ritmo circadiano (reloj biológico) pueden estar causadas por:

  1. Turnos de trabajo nocturno
  2. Cambio de zona horaria
  3. Cambio de temporada (sueño de resorte mediante el aumento de las horas de sol)
  4. Quedarse despierto hasta tarde

Trastornos psicológicos
La depresión, la ansiedad y otros factores pueden causar insomnio y por lo tanto somnolencia constante durante el día.
La persona afectada se siente físicamente y mentalmente inactiva, además parece estar inerte y resignada.

Enfermedades
Algunas enfermedades pueden causar una sensación de somnolencia durante el día, por ejemplo:

  • Hipertiroidismo
  • Hipotiroidismo
  • Anemia leucemia
  • Enfermedades de los riñones
  • Trastornos cardíacos (por ejemplo, la insuficiencia cardíaca)
  • Enfermedades del hígado (por ejemplo, la cirrosis)
  • Lesión cerebral
  • Síndrome de piernas inquietas (una enfermedad que causa la necesidad de moverse durante el sueño)
  • Síndrome premenstrual, empieza un par de días después de la ovulación y precede el comienzo de la menstruación
  • Deficiencia de vitamina D y B12
  • Tumor maligno en una fase avanzada
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos, por ejemplo:
    • Couldina (paracetamol+clorfenamina) contra el resfriado
    • Psicofármacos
    • Estupefacientes

 

Embarazo y la somnolencia excesiva

Durante el embarazo es bastante normal tener sueño durante el día.
La mayoría de las mujeres sufren de somnolencia al comienzo del embarazo y hasta la décima semana, aproximadamente.
Entre las causas, se encuentra el aumento del nivel de la hormona progesterona en el primer trimestre del embarazo.
Las causas del insomnio pueden ser:

  1. Reflujo gastroesofágico por la noche
  2. Micción frecuente durante la noche
  3. Ansiedad o estrés

 

Cansancio postprandial (después de comer)

El cansancio y la somnolencia después de cenar demasiado son normales.

Tipo de alimentos:

  • Los alimentos como la harina de avena y el trigo integral requieren mucho tiempo para ser digeridos, pero sacian y aplacan el hambre durante varias horas. No obstante, los cereales que contienen gluten pueden provocar problemas de digestión y causar insomnio. Muchas personas que cenan con pizza, no consiguen dormir en la noche.
  • Por el contrario, los alimentos transformados, los dulces y los alimentos con carbohidratos refinados se dijeren y se absorben inmediatamente.
    Estos alimentos no contienen suficientes nutrientes, por lo tanto, provocan una sensación temporal de mayor energía, que luego se transforma en cansancio y somnolencia.
  • El vino puede provocar somnolencia, especialmente el vino tinto.

Cantidad y horario de las comidas:

Comer demasiado puede causar somnolencia, especialmente si se comen alimentos transformados, con muchas grasas y pescados, por ejemplo, la carne.
La indigestión puede causar:

Un almuerzo a base de fruta fresca, verduras, legumbres y fruta de cáscara (avellanas, nueces, etc.):

Es aconsejable dividir la comida en cinco o seis comidas pequeñas durante el día.

Muchas personas piensan que el desayuno debe ser abundante y temprano en la mañana, en realidad es mejor beber una limonada recién levantados y esperar a comer más adelante en la mañana. El cuerpo humano está programado para desarrollar funciones en horarios preestablecidos.

Por ejemplo:

  • Por la noche el cuerpo asimila los alimentos que ha ingerido durante el día mientras las personas duermen.
  • Por la mañana temprano el organismo está programado para la eliminar los deshechos a través de la evacuación intestinal ya que es en este momento del día que intestino graso funciona mejor. Los cítricos y en especial el limón pueden favorecer la actividad intestinal, como alternativa se pueden comer frutas jugosas como el melón y la sandía.
  • Al mediodía aproximadamente es la hora de la comida más importante del día, abundante y rica en proteínas. Según el higienismo (teoría sobre el estilo de vida ideal) esta debería ser la primera comida del día. Hay que evitar comer después de las 8 de la noche porque inicia la fase de asimilación de los nutrientes.

Alergias e intolerancias alimentarias: el cansancio y la fatiga pueden estar causados por ciertas alergias alimentarias, como:

Las personas que comen alimentos a los cuales son alérgicas o intolerantes pueden también sufrir de:

 

Causas del cansancio repentino

Cualquier tipo de enfermedad está relacionada directamente o indirectamente con el cansancio y con la fatiga.

Entre las causas de la somnolencia repentina se encuentran:

  1. Trabajo excesivo y el estrés
  2. Insomnio
  3. Hipoglucemia
  4. Anemia
  5. Efectos secundarios de ciertos medicamentos
  6. Dependencia de la cafeína
  7. Exceso de alcohol
  8. Ansiedad y depresión
  9. Gripe
  10. Hipotiroidismo
  11. Enfermedades graves, como insuficiencia hepática, trastornos renales y cáncer

Los niños pueden tener somnolencia y fatiga después de que les han puesto la vacuna hexavalente o antigripal.
Es una reacción normal, pero hay que ir al médico inmediatamente si el niño tiene otros síntomas como:

 

Causas de somnolencia por la mañana al despertarse

Alimentación y dieta
Una alimentación pobre en nutrientes esenciales (vitaminas y minerales) puede causar cansancio y somnolencia por la mañana.
Alimentar el cuerpo con nutrientes esenciales es un requisito necesario para mantener los niveles adecuados de energía durante todo el día.

Problemas de tiroides
Un nivel inadecuado de hormonas tiroideas es el signo de enfermedades como:

Esto puede provocar cansancio por la mañana, incluso después de haber dormido 7-8 horas.

Insomnio
La causa principal de la somnolencia por la mañana es el insomnio o el hecho de haber dormido muy pocas horas.
Es recomendable acostarse a dormir temprano.

Anemia
Los que sufren de anemia tienen menos glóbulos rojos (hematocrito bajo) en el cuerpo.
Los glóbulos rojos contienen hemoglobina que sirve para transportar el oxígeno a las distintas partes del cuerpo.
La anemia puede causar:

Alcohol
La resaca se caracteriza por:

  1. Dolor de cabeza
  2. Dolores musculares
  3. Vértigo o mareo
  4. Cansancio

Embarazo
El embarazo puede causar:

  • Insomnio (la mujer se levanta por la noche para orinar)
  • Náuseas matinales

Por consiguiente, puede provocar somnolencia por la mañana.

Al final del embarazo (9º mes) aumenta la somnolencia, las mujeres continúan sintiendo cansancio y las piernas pesadas.

Quedarse dormido en el trabajo
Las razones de la somnolencia en el lugar de trabajo son:

  1. Comida pesada
  2. Insomnio
  3. Ciclo de sueño alterado. En general, hay dos momentos del día en los que se tiene sueño: por la noche y temprano por la tarde
  4. Algunos medicamentos, como:
    • Antihistamínicos
    • Antidepresivos como el triazolam (Halcion), o la sertralina (Altisben)

 

análisis-de-sangreRemedios naturales para la somnolencia

La forma más fácil de mantenerse alerta y descansado durante el día es dormir de 7 a 9 horas cada noche.

Si el descanso nocturno no es suficiente, se aconseja tener en cuentas las siguientes recomendaciones.

    1. Agua fría
      Para mantenerse despierto durante la tarde se puede beber un vaso de agua fría.
      Esto refresca el cuerpo y la mente
      También se puede ayudar lavarse la cara.
    2. Evitar comer demasiado a la hora del almuerzo
      Se recomienda comenzar el día con un desayuno abundante y saludable que proporcione energía suficiente para todo el día. Para evitar la somnolencia en las primeras horas de la tarde se aconseja comer poco durante el almuerzo y no combinar alimentos ricos en proteínas con los ricos en carbohidratos.  Es mejor comer solo cuando se tiene hambre, además se aconseja esperar a haber digerido la comida anterior, antes de volver a comer.
    3. Los olores fuertes y frescos pueden causar menos somnolencia.
      Los aceites esenciales pueden tener un efecto energizante en el cuerpo.
      Es recomendable verter unas gotas de aceite esencial en un recipiente con agua para y ponerlo encima de la mesa para inhalar el aroma.
      Otra solución consiste en verter unas gotas en un pañuelo y olerlo.
      Entre los aceites esenciales los más útiles son:

      • Eucalipto
      • Menta
      • Tomillo
      • Romero
      • Citronella
    4.  La goma de mascar o un caramelo ayudan a mantenerse despierto.
    5. Poner una planta en una maceta en la mesa.
      El color verde estimula los sentidos.
    6. Iluminación. Es muy importante trabajar en un lugar bien iluminado.
    7. El trabajo monótono causa pérdida de entusiasmo y somnolencia.
      Si una persona tiene somnolencia cuando lee o estudia, se aconseja dar paseo al aire libre.
    8. Permanecer sentado durante mucho tiempo puede causar somnolencia por la tarde y por la noche. Para mejorar la circulación de la sangre y despertarse es suficiente:
      • Realizar algunos ejercicios de estiramientos o de gimnasia
      • Un masaje rápido ya que puede aliviar la tensión muscular y ayudar a combatir el cansancio.
        Masajear a la parte posterior del cuello, las sienes y la frente.
    9. Cafeína: las bebidas que contienen cafeína (por ejemplo, el café y el té) ayudan a mantenerse despierto, pero se desaconseja el exceso de bebidas energéticas porque el efecto dura sólo unas pocas horas.