Soplo en el corazón: diagnóstico, tratamiento y prevención

Diagnóstico del soplo en el corazón

El cardiólogo puede diagnosticar el soplo auscultando el corazón, además, puede solicitar exámenes instrumentales, los más adecuados son:

  • Ecocardiograma y ecografía Doppler en color
  • Radioecografía del tórax
  • Electrocardiograma (ECG)

Para establecer si el soplo es patológico se utiliza la clasificación de Levine que reconoce 6 grados de soplos:

  • 1/6  indica que apenas se escucha y solamente en ciertas posiciones
  • 2/6 débil
  • 3/6 moderado
  • 4/6 fuerte
  • 5/6 muy fuerte
  • 6/6 indica que se escucha incluso sin necesidad de que el estetoscopio esté en contacto con el tórax

 

Tratamiento para el soplo en el corazón

Los soplos cardíacos benignos no necesitan tratamiento porque el corazón está sano.

Los soplos cardíacos anormales se tratan junto con los problemas cardíacos que los causan. Estos soplos se tratan con medicamentos o con la cirugía.
Entre los medicamentos que el médico prescribe se encuentran:

La cirugía se efectúa para sustituir la válvula defectuosa, corregir las anormalidades congénitas o los defectos del tabique.

 

Deporte y prevención para el soplo en el corazón

Prevenir el soplo en el corazón es muy importante:

  • Seguir una alimentación con bajo contenido de grasa para reducir el colesterol
  • Dejar de fumar porque el tabaquismo aumenta el riesgo cardiovascular
  • Evitar la presión alta

En el caso de soplo en el corazón fisiológico o benigno, el médico recomienda practicar deporte para mejorar la salud cardiovascular.
En el caso de soplo cardíaco patológico o maligno, el deporte puede ser peligroso incluso para los deportistas profesionales.

 

Soplo en el corazón en los recién nacidos

Casi el 85% de los bebés tienen un soplo en el corazón en las primeras 24 horas después de nacer. Los soplos están causados por el volumen de los vasos sanguíneos: los recién nacidos tienen arterias, venas, capilares más pequeños.
Después del nacimiento el flujo de sangre llega a los pulmones (por la primera vez) y causa una turbulencia.
Un soplo cardíaco en el recién nacido puede ser:

  • Inocente
  • Patológico: síntoma de un defecto cardíaco

No hay síntomas específicos de soplo inocente (fisiológico o funcional) en recién nacidos. Sólo si la causa es un defecto congénito, se pueden observar síntomas graves. En el 90% de los casos el soplo en los recién nacidos es de tipo funcional.

Soplos benignos: este tipo de ruido se define soplo cardíaco funcional, es el signo de un corazón sano y se debe al ruido que produce la sangre cuando pasa por el corazón. No es necesario un tratamiento y es muy común en los niños.

Soplo en el corazón debido a un defecto cardíaco congénito: es el resultado de una anormalidad en las estructuras del corazón. El soplo cardíaco es una consecuencia de problemas estructurales en el corazón, en este caso se define soplo patológico.
Entre éstos se encuentran:

  • Anormalidades de las válvulas
  • Miocardiopatía
  • Defectos del tabique interventricular

Los defectos del tabique están causados por agujeros en las paredes del corazón.
El agujero puede causar un flujo sanguíneo suplementario.
La miocardiopatía es un trastorno muscular del corazón en el que los músculos cardíacos son gruesos pero débiles. La consecuencia es una alteración en el funcionamiento del corazón.

Si el médico detecta que el soplo cardíaco está causado por problemas cardíacos hay que hacer más exámenes como:

Durante el embarazo, la salud de la madre puede influir en la salud del niño. Si la madre padece:

O si tiene problemas de alcoholismo, el riesgo de soplo cardíaco patológico del niño aumenta.

soffio-al-cuore-400x266

Tratamiento para el soplo en el corazón de los recién nacidos
El tratamiento para el soplo cardíaco depende de la causa. No hay que preocuparse si el soplo es fisiológico porque no es peligroso y no requiere tratamiento. Si el defecto cardíaco congénito se diagnostica con pruebas de laboratorio, el recién nacido debe someterse a una intervención quirúrgica.

El soplo en el corazón de los recién nacidos es bastante común y no supone un problema serio para la salud. Si los padres notan los síntomas, entre los cuales se encuentran:

Hay que contactar a un pediatra para confirmar las causas del soplo.
La causa puede ser el conducto arterioso de Botalli, o sea, un pequeño ducto que conecta la arteria pulmonar con la aorta y que puede crear problemas en el corazón.
Este defecto congénito es más común en los bebés prematuros (casi el 40%).
Entre las causas de soplo cardíaco en los niños se encuentra el foramen oval permeable, que es una pequeña abertura entre la aurícula derecha y la izquierda del corazón.

 

Soplo en el corazón de los niños

Los niños más grandes pueden tener un soplo en el corazón. Algunos niños tienen paredes torácicas más delgadas y en este caso los sonidos son fáciles de escuchar. Este tipo de soplo se define como soplo funcional (o benigno). Los padres no tienen que preocuparse por esos ruidos. En algunos casos, el soplo puede estar causado por:

  • Estrés
  • Anemia
  • Fiebre
  • Vasos sanguíneos estrechos

Cuando se escucha un soplo fuerte, puede ser necesario realizar exámenes adicionales.
Las radiografías se efectúan para revisar algunos defectos del corazón.
Un electrocardiograma confirma si el corazón late normalmente.

Para el soplo cardíaco benigno no es necesario un tratamiento.
Existen casos muy raros en los cuales el soplo en el corazón puede causar graves problemas cardíacos.
Entre los riesgos y las complicaciones se encuentra incluso la muerte.

Generalmente, el soplo benigno en el corazón se reduce con el pasar del tiempo.
Los ruidos se hacen menos fuertes a medida que la pared torácica se hacer más gruesa.

 

Soplo en el corazón: clasificación, causas y síntomas