Tabique nasal desviado: diagnóstico, tratamiento y pronóstico

Diagnóstico de la desviación del tabique nasal

Para diagnosticar una desviación del tabique nasal, en primer lugar, el médico examina las fosas nasales con un espéculo nasal: el médico observa la posición del tabique y el tamaño de las fosas nasales.
Para la anamnesis, además del examen físico, es igualmente importante que el médico haga unas preguntas al paciente, por ejemplo, sobre cómo duerme, si ronca, si tiene problemas de sinusitis o si tiene dificultades para respirar.
El médico puede prescribir una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética con contraste antes de realizar la intervención quirúrgica.

 

¿Qué hacer? El tratamiento para el tabique desviado

Un tabique nasal torcido es bastante común, pero no es necesario el tratamiento si no ocasiona problemas respiratorios.

¿Cuándo hay que operar?
El paciente necesita un tratamiento si el médico detecta que la desviación del tabique nasal ocasiona síntomas como, por ejemplo, la sinusitis crónica, la obstrucción de las vías respiratorias o frecuentes epistaxis.
Antes de considerar la cirugía, el médico administra medicamentos que ayudan al paciente con problemas respiratorios:

Hay algunos remedios naturales ayudan a respirar mejor, pero no corrigen el tabique desviado.

Si estos fármacos no son capaces de reducir los síntomas, es necesaria una operación quirúrgica llamada septoplastia, para corregir la desviación del tabique nasal.
Para realizar esta cirugía, se administra al paciente una anestesia local o general.

En la septoplastia, el cirujano incide el tabique nasal y lo endereza. Para este propósito es necesaria la eliminación del exceso de cartílago y de hueso que causan la desviación del tabique.
Sin embargo, en otros casos se quita el tabique, se endereza y se reinserta en la nariz. Después de enderezar el tabique, el médico utiliza férulas, suturas o pequeños tubos para soldarlo en su posición hasta que esté completamente recuperado.
Si un tabique desviado es la única causa de la sinusitis crónica, la septoplastia elimina este problema. En otros casos, la sinusitis crónica no sana y es necesaria una intervención quirúrgica de los senos nasales para abrir y limpiar directamente los senos.

Por lo general, la septoplastia dura unos 60-90 minutos, toda la cirugía se realiza a través de las fosas nasales. La mayoría de las personas vuelven a casa el mismo día de la cirugía. Además, se necesita una semana para recuperarse de una septoplastia, mientras que para la recuperación completa es necesario un mes.
La septoplastia no cambia el aspecto exterior de la nariz y no elimina un posible caballete prominente.

En algunos casos, para remodelar la nariz, en lugar de septoplastia, se realiza una intervención quirúrgica llamada rinoplastia. La rinoplastia prevé una modificación del hueso y del cartílago de la nariz para cambiar la forma, el tamaño, o ambos.

El costo de esta intervención quirúrgica depende de la complejidad de la cirugía que se realiza, en general, el precio oscila entre 2200 y 8000 €.
A menudo, los pacientes quieren saber si la voz nasal vuelve normal después de la operación, pero realmente no cambia.

 

Efectos secundarios de la septoplastia

Los efectos secundarios de septoplastia generalmente son temporales, y entre ellos se encuentran:

  •  Dolor o fastidio en la nariz, sobre todo en la parte delantera
  •  Obstrucción nasal que puede durar hasta seis semanas
  •  Pérdidas de líquido acuoso y manchado de sangre de la nariz
  •  Formación de costras en la nariz.

 


desviación-del-tabique-nasal
Recuperación postoperatoria para la desviación del tabique nasal y pronóstico

Después de la anestesia local, antes de recuperar la sensibilidad de la nariz, se necesitan unas horas.

Si la septoplastia se realiza bajo anestesia local, el paciente suele ser capaz de volver a casa cuando se encuentra bien y se siente listo. Si la operación quirúrgica se realiza bajo anestesia general o sedación, se necesita un acompañante para llevar a casa al paciente.
La sedación y la anestesia general reducen temporalmente la coordinación y la habilidad de razonamiento, por lo que no hay que conducir, beber alcohol, utilizar máquinas o firmar documentos legales hasta 24 horas después de la intervención quirúrgica.

Es necesario descansar hasta que acaben los efectos de la anestesia. Si el paciente experimenta mucho dolor y molestias, puede tomar analgésicos después de consultar a su médico.
El paciente no es capaz de respirar por la nariz si tiene tapones y vendajes en la nariz o si la nariz está hinchada, por lo tanto, tiene que respirar por la boca durante un par de días hasta que se remuevan los vendajes, luego la hinchazón disminuye.

Por lo general, en el tratamiento quirúrgico para la desviación del tabique nasal, para las suturas se utilizan puntos que se reabsorben solos en unas seis semanas.
El paciente tiene unos vendajes en la nariz durante la noche después de la intervención, las enfermeras o el cirujano los remueven antes de dar de alta al paciente.
Es posible que el paciente tenga fiebre durante los primeros días después de la cirugía.
El paciente mantiene las férulas de plástico en la nariz durante más o menos una semana después de la operación, luego tiene que volver al hospital para removerlas.

La cirugía de reducción de cornetes
El cornete (también conocido como la concha nasal) es una estructura ósea que sobresale en la cavidad nasal.
El cornete sirve para calentar y humidificar el aire inhalado.

La obstrucción nasal causada por la hipertrofia de los cornetes se trata con la cirugía: en este tipo de intervención quirúrgica se remueve el crecimiento excesivo del cornete, pero, en cualquier caso, se evita eliminación completa porque puede causar sequedad e irritación de la nariz.
Esta operación quirúrgica se realiza de diferentes maneras, sin embargo, el tipo de cirugía que implica la resección parcial del hueso ofrece resultados mejores.
El período de recuperación es de aproximadamente 2-3 días.
En caso de tabique nasal ligeramente desviado, se pueden extirpar las partes de la mucosa con el láser de CO2 que tiene menos contraindicaciones que la cirugía tradicional.

Las complicaciones o consecuencias causadas por este tipo de cirugía se mencionan a continuación:

  • Resección excesiva de los cornetes que causa la denominada “nariz seca”
  • El sangrado causado por esta operación quirúrgica se detiene sólo después de varias semanas,
  • Si la resección de los cornetes no se realiza correctamente, se queda presente la obstrucción en la cavidad nasal y se necesita una nueva cirugía.

 

Tabique nasal desviado: causas, síntomas y complicaciones