Tendinitis de la extremidad superior

 

¿Qué es la tendinitis de la extremidad superior?

Epicondilitis quiere decir inflamación de los tendones de los extensores y flexores de la muñeca:

  • Extensor radial corto,
  • Extensor ulnar largo del carpo,
  • Extensor de los dedos,
  • Flexor corto.

 

Los que padecen de epicondilitis no consiguen abrir la puerta o verter agua de una botella, porque sienten un fuerte dolor, casi inaguantable.

 

A menudo no se forma derrame articular. Normalmente los tendones inflamados no son los de los extensores, sino los de los flexores, y para averiguarlo es necesario someterse a pruebas musculares.

En el deporte el 40/50% de los tenistas aficionados padecen de tendinitis del codo.

Cada tenista tiene su raqueta personal para prevenir la epicondilitis.

Los albañiles también pueden padecer de este trastorno porque suelen usar la paleta.

A menudo también los músicos pueden padecer de epicondilitis, sobre todo los que tocan:

  • Guitarra,
  • Trompeta,
  • Saxofón, etc.

Lo más importante es hacer frente a este trastorno lo antes posible, porque las tendinitis se vuelven crónicas con facilidad y se forma calcificación (almacenamiento de sal cálcica) y degeneración del tejido.

 

 

tendinitis de la extremidad superior

tendinitis de la extremidad superior

 

¿Cuál es la prueba con instrumentos más adecuada para la tendinitis de la extremidad superior?

 

La ecografía es la prueba indicada para establecer si el dolor de codo se debe a epicondilitis.

A veces los tendones resultan ligeramente hipoecógenos con un aumento de espesor, esta característica es típica de las tendinitis.

 

 

 

Diagnóstico de la tendinitis de la extremidad superior

 

El diagnóstico de la tendinitis del codo es clínica cuando la ecografía la confirma.

La prueba consiste en levantar la mano con la palma boca abajo, si el paciente no siente dolor o molestias, esto quiere decir que no tiene inflamación de los tendones de los extensores.

Si en cambio se le pide al paciente que gire la mano con la palma boca arriba (supinación) y le duele, esto quiere decir que el problema afecta a los músculos flexores.

 

 

epicondilitis

¿Qué hacer? ¿Cuál es el tratamiento para la tendinitis de la extremidad superior?

 

Se tiene que actuar de distintas maneras para:

  • Eliminar la inflamación,
  • Eliminar la causa de la epicondilitis,
  • Evitar reincidencias.

Es necesario modificar las costumbres deportivas y llevar la cordera para la epicondilitis, que es necesaria para descargar las fuerzas en el antebrazo, pero a 2 cm del codo.

Es como desplazar de pocos centímetros la intersección de los músculos hacia la mano.

 

El atleta con la órtesis puede jugar al tenis, esta se tiene que poner cuando el brazo está relajado.

A menudo el dolor se debe a una incorrecta utilización del codo, que procede del desplazamiento de pocos milímetros del radio hacia el cúbito, que se debe a traumatismos y microtraumatismos en el caso del tenista, entonces con el tratamiento manual se pueden desbloquear las articulaciones.

Con la manipulación fascial se eliminan las adherencias que se han formado en los músculos y en el tejido conjuntivo y que causan:

  • Dolor,
  • Pérdida de fuerza,
  • Limitación del movimiento.

Muchos pacientes se recuperan de la epicondilitis con la terapia física:

  • Terapia láser,
  • Ondas de choque,

 

Un pequeño porcentaje de pacientes sanan también con la aplicación de hielo.

Tratamientos manuales que resultan menos eficaces pero que pueden aliviar al paciente en caso de epicondilitis son:

  • Las dominadas,
  • El estiramiento,
  • El masaje transverso profundo.

Si todos los tratamientos conservadores no solucionan el problema, después de un año se puede tomar en consideración la cirugía, pero por lo que concierne el codo sus resultados suelen ser limitados.

 

La epitrocleitis es la tendinitis del codo en su parte interna, el dolor se halla en la epitróclea, puede afectar a los tendones extensores o a los flexores de la muñeca y de los dedos.

Lo más típico es el codo de golfista, que se caracteriza por inflamación de estos tendones en los aficionados.

El tratamiento es el mismo que se emplea para la epicondilitis.

 

 

quiste del tendón en la muñeca

quiste del tendón en la muñeca

Quistes de los tendones

Se trata de una hinchazón de líquido sinovial de la articulación o de la vaina tendinosa y se debe a una inflamación.

Es una formación bastante frecuente, pero no siempre causa dolor, en general se encuentra en la parte dorsal de la muñeca y es el resultado de una tendinitis de los tendones extensores.

En la mayoría de los casos se detecta a través de la palpación o aún a simple vista, pero también puede encontrarse en la parte interna de la muñeca y no se puede detectar.

Para realizar un diagnóstico, el paciente se somete a una ecografía, que permite analizar también el tamaño del quiste.

A veces los quistes desaparecen de forma espontánea, pero a menudo se aprecian reincidencias.

El tratamiento de la tendinitis de la muñeca depende de los síntomas, si no causa dolor o molestias normalmente es mejor esperar, porque el paciente puede sanar sin tratamientos o con la inmovilización de la articulación.

En caso de fuerte dolor, el ortopedista puede extraer el líquido con una jeringa, este tratamiento reduce los síntomas pero no soluciona el problema.

Después de someterse a terapia física, medicamentos e infiltraciones, si el paciente no se recupera, también se puede tomar en consideración la cirugía.

 

 

Prueba para la tendinitis o tenosinovitis de la porción larga del bíceps

Prueba para la tendinitis o tenosinovitis de la porción larga del bíceps

La tendinitis del hombro

El tendón de la porción larga del bíceps braquial tiene origen en el omóplato y termina en el músculo bíceps (en la parte anterior del brazo).

La tendinitis del hombro puede afectar al tendón del supraespinoso o del bíceps, rara vez afecta a los otros músculos del manguito de los rotadores:

  • Infraespinoso,
  • Subescapular,
  • Redondo menor.

La articulación del hombro es la más libre para realizar movimientos, de hecho puede realizar:

  • Flexión,
  • Extensión,
  • Abducción,
  • Aducción,
  • Rotación interna,
  • Rotación externa.

 

La tendinitis de la porción larga del bíceps se debe al tipo de actividad, como por ejemplo deportistas que levantan muchas pesas en el gimnasio, lanzadores, etc.

 

En general este tendón se inflama junto al del músculo supraespinoso debido a la sobrecarga del manguito de los rotadores o de un movimiento atlético incorrecto.

Cuando se trabaja con el brazo por encima de la altura del hombro, la porción larga del bíceps se puede inflamar.

Esta tendinitis puede causar el almacenamiento de sal cálcica, que dificulta el movimiento del tendón y suele hacer daño, y esto afecta sobre todo a:

  • Adultos,
  • Personas mayores,

En la articulación del hombro el caso más frecuente es la tendinitis del supraespinoso.

La tendinitis de la porción larga del bíceps también se define síndrome de la billetera, porque el dolor se presenta cuando se coloca la mano en el bolsillo trasero de los pantalones, como por ejemplo cuando sacamos la cartera de allí.

 

 

Terapia láser de CO2 para los tendones

Terapia láser de CO2 para los tendones

¿Qué hacer? ¿Cuál es el tratamiento más adecuado para la tendinitis del hombro?

Para las tendinitis del hombro se realiza el tratamiento con instrumentos a través de la terapia láser y del tratamiento manual para desatar las adherencias del tejido conjuntivo, que atrapan a los nervios y que causan:

  • Dolor,
  • Limitación del movimiento,
  • Reducción de la fuerza.

 

Una tendinitis que se debe a una sobrecarga, en fase aguda y subaguda se deberá tratar con la terapia física y descansando.

Si el paciente sigue sobrecargando un tendón inflamato se corre el riesgo de provocar la degeneración y la formación de calcificación.

En esta fase, se recomienda la kinesioterapia y los tratamientos físicos tradicionales, tales como:

  • Ultrasonido,
  • Terapia láser de CO2,
  • Ondas de choque.

La tecarterapia no es adecuada para curar los tendones.

 

 

Máquinas para el ultrasonido y la electroterapia

Máquinas para el ultrasonido y la electroterapia

Entre los tratamientos, las infiltraciones de cortisona pueden causar la formación de calcificación y la degeneración del tendón.

Las bolsas de hielo se necesitan para sanar la inflamación, pero solo en la fase aguda.

 

El estiramiento puede ayudar a aliviar el dolor, pero no es un tratamiento científicamente probado, además el dolor puede empeorar cuando se realizan los ejercicios de extensión del tendón.

Cuando se reduce la inflamación localizada, los ejercicios de terapia física y de rehabilitación se tienen que realizar con cargas que aumentan de manera progresiva y que se levantan despacio.

Solo si todos estos tratamientos no muestran resultados, se puede elegir la cirugía.

 

Si el hombro no presenta calcificación, hay aún más posibilidades de solucionar el problema.

Para el síndrome de pinzamiento subacromial es esencial realizar los ejercicios de decoaptación articular, es decir una tracción que aleja los huesos de una articulación.

Artículos Relacionados:

Deja un comentario