Tensión baja: causas y síntomas

Los síntomas de la tensión arterial baja se manifiestan cuando los valores de la presión disminuyen por debajo de 90mm Hg para la tensión máxima y de 60 mm Hg para la mínima.

Para medir la tensión, se tienen en cuenta dos valores:

  1. Tensión sistólica o máxima. Es el valor más alto que se registra al medir la tensión arterial y se refiere a la presión que la sangre bombeada por el corazón ejerce sobre las arterias
  2. Tensión diastólica o mínima. El valor más bajo se refiere a la presión en las arterias cuando el corazón se encuentra en reposo entre una y otra contracción

Por lo general, la tensión arterial suele ser más baja en las noches, mientras que aumenta abruptamente al despertarse en la mañana y permanece alta durante todo el día.
En verano, las personas sufren de tensión baja con mayor frecuencia respecto al invierno debido al calor.

En esta situación, el organismo provoca vasodilatación para llevar la sangre hacia la piel para permitir la dispersión del calor hacia el exterior del cuerpo.
La vasodilatación disminuye la tensión arterial.

Las mujeres jóvenes (sobre todo entre los 18-20 años de edad, pero también las menores de 40 años) suelen tener tensión baja, mientras que este problema ocurre raramente en los hombres.
Los valores de presión en los niños son inferiores respecto a los de los adultos.

 

Causas de la tensión baja

Algunas situaciones y enfermedades pueden provocar tensión arterial baja. Entre estas se encuentran:

Embarazo. El sistema circulatorio de la mujer se expande rápidamente durante el embarazo, por lo tanto, la tensión arterial puede disminuir.
Durante las primeras 24 semanas de embarazo, la tensión sistólica suele disminuir, pasando de 5 a 10 torr (mm HG) y la tensión diastólica de 10 a 15 torr.

Los síntomas aparecen sobre todo:

  1. Mientras la persona espera que llegue la comida (por ejemplo en un restaurante)
  2. En caso de cambios de temperatura repentinos, como en frente de la sección de comidas congeladas en el supermercado

Esto es normal y por lo general, la tensión arterial regresa a la normalidad después del parto.

Problemas del corazón. Algunas de las enfermedades cardíacas que pueden provocar tensión arterial baja son:

  1. Frecuencia cardíaca demasiado baja (bradicardia)
  2. Alteraciones de las válvulas cardíacas
  3. Infarto
  4. Insuficiencia cardíaca

Estas enfermedades pueden provocar tensión arterial baja debido a que obstaculizan la circulación sanguínea necesaria para el cuerpo.

Trastornos endocrinos. La actividad funcional de la tiroides reducida (hipotiroidismo) puede provocar tensión arterial baja. Además, la tensión baja puede estar causada por enfermedades como:

  1. Insuficiencia suprarrenal (Enfermedad de Addison)
  2. Niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia)
  3. Diabetes

Deshidratación. Cuando una persona está deshidratada, el cuerpo elimina una cantidad de agua mayor respecto a la que asume.
Incluso si la deshidratación es leve puede provocar debilidad, vértigo y cansancio y puede estar causada por:

  1. Fiebre
  2. Vómito
  3. Diarrea grave
  4. Exceso de medicamentos diuréticos
  5. Actividad física intensa

El choque hipovolémico es mucho más graves, se trata de una complicación de la deshidratación que puede ser mortal.
Se produce cuando el volumen de la sangre es demasiado bajo y esto provoca:

  1. Disminución considerable de la tensión arterial
  2. Reducción de la cantidad de oxígeno en los tejidos

Si un choque hipovolémico no es tratado puede provocar la muerte del paciente al cabo de pocos minutos o de horas.

tensión baja, síntomas

Sangrado. El sangrado abundante debido a un accidente grave o a una hemorragia interna reduce la cantidad de sangre en cuerpo, provocando:

  1. Disminución considerable de la presión arterial
  2. Ritmo cardíaco acelerado

Infección grave (septicemia). La septicemia se produce cuando una infección en el cuerpo entra en el flujo sanguíneo. Esta enfermedad puede provocar una disminución rápida de la presión que puede llegar a ser mortal, esto se conoce como choque séptico.

Reacción alérgica grave (anafilaxis). La anafilaxis es una reacción alérgica grave y puede ser mortal.
Los factores que desencadenan la anafilaxis son:

  1. Algunos alimentos
  2. Fármacos
  3. Veneno de insectos
  4. Látex

La anafilaxis puede causar:

  1. Problemas respiratorios
  2. Urticaria
  3. Picor
  4. Garganta hinchada
  5. Tensión baja

Carencia de sustancias nutritivas en la dieta. Una deficiencia de vitamina B12 y folatos puede provocar anemia, una enfermedad en la que el cuerpo no produce una cantidad suficiente de glóbulos rojos por lo tanto, provoca presión arterial baja.
Los vegetarianos suelen tener una tensión arterial más baja respecto a las demás personas, pero esto no significa que sea necesario comer carne para que los valores de la presión sean normales.

Fármacos que pueden provocar presión arterial baja

Algunos medicamentos pueden provocar tensión arterial baja, entre estos se encuentran:

  • Diuréticos
  • Alfabloqueantes
  • Betabloqueantes
  • Medicamentos para la enfermedad de Parkinson
  • Algunos tipos de antidepresivos (antidepresivos tricíclicos)
  • Citrato  de Sildenafil (Viagra), sobre todo si se combina con medicamentos para el corazón y con nitroglicerina

 

Síntomas de la tensión baja (mínima y máxima)

Las personas que padecen tensión baja pueden tener los siguientes síntomas:

 

Riesgos de la tensión baja

Si la tensión es baja, los órganos no reciben una cantidad suficiente de oxígeno.
Por consiguiente, esto puede provocar:

Vértigo
La tensión baja puede provocar vértigo y mareos.

tensión baja, ictus, arterias

Desmayos
La tensión arterial baja es la causa más frecuente de los desmayos.
Un flujo sanguíneo reducido y la falta de oxígeno en el cerebro provocan el desmayo.
Por esta razón, las personas tienen un mayor riesgo de accidentes debido a que pueden desmayarse cada vez que la tensión arterial disminuye drásticamente.

Consecuencias en los riñones
La función principal de los riñones consiste en eliminar las toxinas del cuerpo.
La tensión baja puede impedir esta función por lo que las toxinas se acumulan en los riñones.
Esto puede deteriorar los riñones y aumentar la toxicidad de la sangre.

 

¿Qué hacer para subir la tensión arterial rápidamente?

Beber agua. En lo posible, hay que beber agua con limón para reintegrar las sustancias nutritivas y los minerales que se había perdido, de esta manera se aumenta la tensión baja.
Los zumos de fruta fresca son un excelente remedio que actúa de manera inmediata.

El café aumenta la tensión, pero este efecto dura poco tiempo.
Evitar el consumo de té verde debido a que disminuye la presión arterial.

Si la persona sufre de vértigo, debe ponerse de pie o caminar con la ayuda de alguien.
Permanecer tumbados o sentados en la misma posición durante mucho tiempo ayuda a bajar los niveles de la tensión arterial.
El movimiento favorece la circulación sanguínea y por lo tanto la tensión arterial.
Sin embargo, si la persona está por desmayarse, es mejor que se acueste con las piernas levantadas.

Algunas hierbas y plantas pueden ser beneficiosas, por ejemplo:

  • Romero
  • Ginseng
  • Guaraná

Evitar el jengibre debido a que provoca una disminución de la presión.
Según un estudio de Ghayur MN (Department of Biological and Biomedical Sciences, The Aga Khan University Medical College, Karachi, Pakistan), el jengibre inhibe los canales de calcio voltaje dependientes y esto provoca una disminución de la tensión arterial.

Un baño de pies en agua fría es un remedio rápido y eficaz que provoca vasoconstricción y por lo tanto aumenta la tensión sanguínea.
Otra opción consiste en caminar descalzos sobre la hierba fresca en la noche.
En caso de tensión baja, se recomienda quitarse los zapatos para refrescar los pies.

Al bañarse, alternar agua fría y caliente para mejorar la circulación sanguínea en el cuerpo.
Sin embargo, las personas que sufren de tensión baja deben evitar:

  • Bañarse con agua demasiado caliente
  • Sauna
  • Baño turco

Artículos Relacionados: