Traqueítis: diagnostico, tratamiento y pronóstico

¿Cómo se diagnostica la traqueítis?

El médico puede diagnosticar esta enfermedad mediante un examen físico y auscultando los pulmones para detectar la presencia de signos de insuficiencia respiratoria.
Para confirmar el diagnóstico y excluir otros problemas de salud, el médico puede solicitar la realización de otros exámenes como:

  • Saturación de oxígeno: indica el nivel de oxígeno en la sangre
  • Muestra nasofaríngea: se toma una muestra de secreciones de la parte superior de la garganta para verificar la presencia de bacterias
  • Radiografía de la tráquea, que permite observar:
    • Un estrechamiento de la zona debajo de la glotis
    • Opacidad y alteración de la pared anterior de la tráquea (raramente)
  • Broncoscopia que muestra una inflamación y secreciones purulentas

Diagnóstico diferencial
El médico debe excluir:

  1. Laringitis (inflamación de la laringe)
  2. Neumonía (inflamación pulmonar)
  3. Bronquitis (inflamación del árbol bronquial)

Estas enfermedades pueden aparecer juntas.

 

Síntomas de traqueítis y tratamiento¿Cómo se cura? Tratamiento para la traqueítis

El tratamiento contra la traqueítis bacteriana comprende las siguientes operaciones:

En las vías aéreas
Impedir que el niño se ponga nervioso.
Si la respiración del paciente empeora, la mascarilla de oxígeno ventilación debería ayudar. Si se requiere intubación, se debe emplear un tubo endotraqueal de 1,7mm de diámetro. El diámetro es inferior a lo habitual para minimizar el traumatismo de la zona por debajo de la glotis inflamada.

Tratamiento antibiótico para la traqueítis bacteriana
El protocolo que se menciona a continuación, está recomendado por el Dr. Bandar Al-Mutairi del Pediatric Respiratory Medicine and Department of Paediatrics de la Facultad de Medicina de la University of Calgary de Canadá.

Los antibióticos de amplio espectro deben ser suministrados por vía endovenosa tan pronto como el diagnóstico haya sido confirmado.
El tratamiento más adecuado incluye cefalosporina de tercera generación y penicilina (por ejemplo, cloxacilina).
En algunos casos puede que sea necesaria la vancomicina.
Si las bacterias anaerobias provocan una infección, el médico también receta:

  • Clindamicina
  • Metronidazol

En especial, pueden ser necesarios para los niños que no responden al tratamiento con:

  • Cefalosporina
  • Penicilina

El ciclo de antibióticos recomendado se extiende de 10 a 14 días (por vía intravenosa y oral).

El tratamiento endovenoso puede interrumpirse cuando:

  • El niño no haya tenido fiebre por lo menos en las últimas 48 horas
  • La molestia en la tráquea haya desaparecido
  • La voz haya regresado a la normalidad

Para reducir la inflamación, el médico puede recetar:

  • Corticoides, como por ejemplo un aerosol de beclometasona (Becloforte)
  • Mucolíticos como el ambroxol (Formulamucol)

Consultar al médico antes de tomar estos medicamentos durante el embarazo.

¿Cuándo se debe intubar?
Por lo general, el médico realiza una intubación endotraqueal introduciendo un tubo a través de la boca o de la nariz, cuando:

  • La obstrucción del paciente es grave
  • La condición del paciente está empeorando y los resultados de los exámenes pueden tardar demasiado

Los niños pequeños suelen ser intubados más a menudo debido a que sus vías respiratorias son más estrechas.
En promedio, la intubación puede durar 3,2 días (entre 1,5 y 7,6 días).
Las indicaciones para proceder con la intubación, son:

  • Disminución de la fiebre
  • Disminución de las secreciones traqueales
  • Mejoramiento de las condiciones generales de salud
  • Presencia de líquido o secreciones alrededor del tubo endotraqueal (significa que la hinchazón de la tráquea ha disminuido)

La fisioterapia respiratoria puede ayudar a expulsar las secreciones a través de la tos.

Intervención quirúrgica
Es muy raro que el paciente necesite una traqueostomía.

La traqueostomía es indispensable cuando no es posible introducir el tubo endotraqueal.
La limpieza pulmonar funciona mejor si se realiza con la cánula de traqueotomía.

traqueostomía, cirugía, traqueítis

 

Remedios naturales contra la traqueítis

Entre los remedios naturales contra la irritación de la tráquea se encuentra la inhalación de vapor de agua caliente con:

  • Bicarbonato sódico
  • Aceite esencial de eucalipto

Se recomienda utilizar el humidificador en los espacios cerrados y con calefacción para incrementar el nivel de humedad.
Asimismo, se pueden hacer gárgaras con propóleo, que tiene un efecto antibacteriano, sobre todo si el paciente padece también dolor de garganta.

 

Tiempo para el restablecimiento y pronóstico para el paciente con traqueítis bacteriana

La recuperación del paciente depende del tratamiento. Las vías respiratorias de los niños pequeños se hinchan rápidamente e impiden la respiración. La traqueítis puede ser peligrosa, ya que si la tráquea está completamente bloqueada provoca la muerte por paro respiratorio.

La tasa de mortalidad ha disminuido bastante en los últimos años, gracias a que:

  • El tratamiento con antibióticos de amplio espectro se inicia de inmediato
  • Se utilizan técnicas agresivas para liberar las vías respiratorias

Estudios científicos demuestran que el tiempo promedio de recuperación en el hospital puede variar entre 3 y 12 días.

 

Traqueítis: causas, síntomas y complicaciones