Trombosis venosa profunda: causas, síntomas y complicaciones

La trombosis venosa profunda (TVP) es la formación de un trombo (coágulo de sangre) dentro de una vena profunda, normalmente se produce en el muslo o pantorrilla.
Generalmente se presenta sólo en una pierna o un brazo, rara vez se sufre de trombosis venosa bilateral.

 

Causas de la trombosis venosa profunda

La TVP es más común en las personas mayores de 60 años, pero también puede ser una enfermedad juvenil, especialmente en personas genéticamente predispuestas.

Trombosis, venosa, profunda, flebitis, coágulo, trombo

La trombosis venosa profunda

Los coágulos pueden formarse cuando hay algo que disminuye o altera el flujo de sangre en las venas, que normalmente se encuentran en las extremidades inferiores, rara vez afectan el brazo o el miembro superior (alrededor del 3% de los casos).

 

Los factores de riesgo son:

  • Un catéter venoso central que pasa a través de la vena de la ingle irrita las paredes de los vasos sanguíneos y reduce el flujo sanguíneo.
  • El reposo en cama prolongado, como por ejemplo durante una larga estancia postoperatoria, o en el caso de parálisis. Cuando las piernas permanecen inactivas por períodos largos no contraen los músculos de la pantorrilla que ayudan a la circulación sanguínea, por lo que se desarrollan coágulos de sangre.
  • Un episodio previo de trombosis venosa profunda o embolia pulmonar. Si ya se ha producido una trombosis venosa profunda en el pasado, es más probable tener una recaída.
  • Una historia familiar de trombosis venosa profunda o embolia pulmonar. Si alguien de la familia ha sufrido de estos problemas, el riesgo de desarrollar TVP aumenta.
  • Las fracturas de la pelvis, del fémur, tibia o peroné.
  • Una parto en los últimos seis meses.
  • Obesidad
  • Una cirugía reciente (con mayor frecuencia en la cadera, la rodilla o la operación pélvica en la mujer).
  • Mujeres embarazadas. El embarazo aumenta la presión en las venas de la pelvis y las piernas. Las mujeres con una enfermedad hereditaria de coagulación están especialmente en riesgo. La posibilidad de desarrollar un coágulo de sangre durante el embarazo puede continuar durante hasta seis semanas después del parto.
  • Demasiadas células del sangre producidas por la médula ósea pueden tener un efecto en la sangre que se vuelve más denso y fluye más lentamente de lo normal.
  • La edad, las personas mayores corren un riesgo mayor, pero la TVP también puede afectar a los jóvenes.

Un coágulo de sangre es más probable que se forme en las venas de las personas que tienen ciertos problemas o trastornos, tales como:

Cáncer. Algunos tipos de cáncer aumentan la cantidad de sustancias en la sangre que hacen coagular la sangre. Algunos tratamientos para el cáncer aumentan el riesgo de formación de coágulos de sangre.

Enfermedades inflamatorias intestinales. Algunas enfermedades intestinales como la colitis ulcerosa aumentan el riesgo de trombosis venosa profunda.

Insuficiencia cardíaca. Los que sufren de insuficiencia cardíaca tienen un mayor riesgo de trombosis venosa profunda, porque un corazón dañado no puede bombear la sangre como un corazón normal. Esto aumenta la posibilidad de formar una congestión y un coágulo de sangre.

Píldora anticonceptiva o tratamiento hormonal de reemplazo. Tanto las píldoras anticonceptivas (anticonceptivos orales) como la terapia de reemplazo hormonal pueden aumentar el riesgo de trombosis venosa profunda.

El estar sentados durante largos períodos durante los viajes aéreos puede aumentar el riesgo de trombosis venosa profunda. Esto es probable si hay uno o más factores de riesgo mencionados anteriormente.
Da acuerdo con las directrices de la American College of Chest Physicians (ACCP) no es necesario tomar un anticoagulante antes de embarcarse, pero es recomendable sentarse en el asiento de pasillo para caminar durante el viaje.

 

Síntomas de la trombosis venosa profunda

Los pacientes con trombosis venosa profunda pueden tener una coloración variable de la extremidad inferior.
El matiz anormal más frecuente es el violáceo rojizo de la congestión y la obstrucción venosa. En casos raros, la pierna está cianótica con la obstrucción severa de la vena iliofemoral. Esta forma isquémica de oclusión venosa inicialmente se ha descrito como “phlegmasia caerulea dolens” (inflamación azulada dolorosa).
Generalmente, la pierna está muy hinchada, dolorosa y cianótica.
A menudo están presentes hemorragias petequiales en la sangre (similar a moretones).
En algunos casos la trombosis venosa profunda no causa síntomas, en otros casos pueden producirse:

  • Piernas hinchadas y entumecidas (por lo general en la pantorrilla y el pie). Si se produce la TVP en el brazo los síntomas se observan en el antebrazo, la muñeca y la mano.
  • Dolor en el tobillo, pie o pierna insoportable y constante.
  • Piel caliente a nivel del coágulo.
  • Enrojecimiento, especialmente en la parte posterior de la pierna debajo de la rodilla.
  • Fiebre, pero no siempre.

La trombosis venosa profunda por lo general (aunque no siempre) afecta a una sola pierna. El dolor puede empeorar al doblar el pie hacia arriba, hacia la rodilla.
Si la trombosis venosa profunda no se trata, puede producirse una embolia pulmonar: un coágulo de sangre que inicia desde el punto en el que ha formado y llega a establecerse en uno de los pulmones.

En el caso de embolia pulmonar, puede producirse síntomas graves, tales como:

  • Dificultad para respirar, que puede empeorar gradualmente o de repente.
  • Dolor en el pecho que puede empeorar al respirar.
  • Colapso repentino.

Tanto la trombosis venosa profunda como la embolia pulmonar son enfermedades graves que requieren análisis y tratamientos urgentes.

Complicaciones y riesgo de trombosis venosa profunda

La complicación más grave de la trombosis venosa sin tratar es el desprendimiento de un coágulo que viaja por el torrente sanguíneo, se denomina embolia.
Una embolia puede quedar atrapada en el cerebro, los pulmones, el corazón u otras áreas causando graves daños.
La embolia pulmonar masiva (oclusión de la arteria pulmonar) causa la muerte de la persona en cuestión en unos minutos.

 

Trombosis venosa profunda: diagnóstico, tratamiento y Pronóstico