Uñas amarillas y negras: tratamiento y remedios naturales

¿Qué hacer para curar las uñas amarillas o negras? Tratamiento

Si las uñas del pie se muestran negras debido a un traumatismo, no se requiere tratamiento, ya que la mancha desaparece a medida que la uña crece.

Tratamiento para la onicomicosis
En caso de infección fúngica, el médico puede recetar medicamentos orales y tópicos.
El tratamiento para la infección fúngica dura aproximadamente 10-12 semanas.

Generalmente, la terapia farmacológica no es suficiente para eliminar la infección y esta se vuelve recidiva.
En estos casos es fundamental realizar cambios en la alimentación, algunas de las dietas más eficaces son las naturales, por ejemplo:

  • Dieta Páleo
  • Dieta del grupo sanguíneo
  • Dieta vegana con la mayor parte de los alimentos crudos.

Cortarse las uñas
Otro elemento esencial consiste en cortarse las uñas correctamente.
Si no lo logramos, debemos acudir al podólogo.

Pies secos y limpios
Los dedos de los pies se deben mantener secos. En caso de sudoración excesiva se aconseja utilizar productos en polvo para los pies.
Los productos en polvo mantienen secas:

  • Uñas
  • Espacio entre los dedos

Es importante cambiarse los calcetines todos los días y después de bañarse hay que asegurarse de secarse bien:

  • Pies
  • Piernas

Zapatos cómodos
Es importante llevar zapatos cómodos para reducir las lesiones en las uñas.
Se aconseja evitar el uso de zapatos en casa, mejor estar descalzos o llevar zapatillas para evitar las lesiones en los dedos de los pies.

Terapia láser
Hoy en día, el hongo de la uña se puede tratar mediante terapia con láser.

Remover la uña afectada
Si las precauciones y los medicamentos no son suficientes para curar la uña afectada, la única solución es la eliminación de la uña quirúrgicamente.

 

Remedios naturales para las uñas amarillas y negras

Aceite del árbol de té para la onicomicosis: existen varios remedios naturales para el tratamiento de los hongos que pueden realizarse en casa para eliminar la infección antes de que se extienda.
Para tratar los hongos en las uñas, se recomienda aplicar aceite del árbol de té después de cortarse las uñas del pie.
De esta manera, la infección se cura con rápidamente.

Agua oxigenada: una pedicura con peróxido de hidrógeno es otro remedio casero excelente. El agua oxigenada es un desinfectante muy eficaz para reducir el riesgo de infección en caso de lesiones en la piel.

Bicarbonato de sodio: si las uñas están amarillentas y debilitadas debido al esmalte, se pueden blanquear remojando la mano en un recipiente con agua y bicarbonato.

Limón: otro remedio casero muy eficaz para blanquear las uñas es frotar una rodaja de limón sobre la uña.

Aceite de oliva: el aceite de oliva también sirve para fortalecer las uñas, simplemente remojando las uñas en aceite durante unos minutos.

 

Uñas amarillas y negras: por hongos y por esmalte