Dolor de parto

Soluciones para aliviar el dolor de parto

Acostarse sobre la espalda – Cuando la mujer se acuesta sobre su espalda, todo el peso del bebé y del útero recae sobre la espalda y esto no es positivo, ya que reduce el suministro de sangre, además el útero se contrae para permanecer hacia adelante, por lo tanto trabaja contra la gravedad.

Durante el trabajo de parto, se aconseja evitar acostarse sobre la espalda y elegir una posición más vertical.

Inducción del parto con la administración de oxitocina
A veces, la inducción es necesaria para preservar la salud de la madre o del niño, pero si no hay una emergencia se puede evitar, ya que el cuerpo es capaz de responder a los estímulos del parto. En algunos casos, el medicamento para la inducción del parto es muy doloroso

El dolor se mide en una una escala subjetiva de 1 a 10 llamada VAS.

Cómo aliviar el dolor – las mejores soluciones para dar a luz sin dolor son naturales y algunas son especialmente eficaces.
Algunas mujeres dicen que cuando escuchan al médico respirar los síntomas se reducen, el parto en agua puede aliviar el dolor y relajar   a la mujer, de esta manera el parto se hace más rápido.
Si estas opciones naturales no son suficientes para aliviar el dolor, el médico puede recomendar medicamentos, pero hay efectos secundarios que se deben considerar.
Algunos medicamentos adormecen el cuerpo y en algunos casos causan dolor y otras complicaciones.
La epidural inmoviliza a la mujer en la cama, por lo tanto no es capaz de tener un papel activo durante el parto, pero puede ayudar a empujar al bebé.
En algunos casos obstaculiza el parto y el médico debe utilizar el fórceps o hacer la cesárea.
El dolor es más fuerte en el caso de laceración perineal en la etapa de expulsión.
Hay muchos métodos naturales para ayudar a la mujer a inducir el parto, pero a menudo no se conocen las opciones.

Cuando el niño está en posición posterior (la espalda del bebé está contra la columna vertebral de la madre), el parto es muy difícil.
Hay varios métodos para tratar de colocar al niño en la posición anterior: la mujer debe tener cuidado con ciertos movimientos, por ejemplo, al sentarse nunca debe poner el trasero en un nivel más elevado que las rodillas, de lo contrario ocurre el movimiento de la pelvis del niño .
Algunos hospitales realizan inyecciones de agua estéril en la espalda, las cuales deberían ayudar a aliviar el dolor fisiológico, desafortunadamente este remedio natural no tiene el mismo efecto en todas las mujeres.
Si el hospital lo permite, es posible hacer la acupuntura durante el parto, para manejar el fuerte dolor de espalda.
Hacer actividad física durante el embarazo, incluso 30 minutos de paseo al día son suficientes, ayuda el cuerpo y la mente.
También hacer actividad durante el principio del parto es útil, ya que ayuda al niño a cambiar de posición y moverse, hasta que esté listo para nacer.
La acupuntura se utiliza también para colocar correctamente al niño y para prepararse al parto.
Se recomienda concertar una cita con el osteópata para mejorar la alineación de la columna vertebral de la mujer antes del parto.
Se aconseja mantener la boca abierta, respirar profundamente y posiblemente hablar o gritar porque si la mujer aprieta los dientes el parto es más difícil.

 

Contracciones durante el parto

¿Cómo son exactamente las contracciones?
Con las contracciones, el cuerpo de la mujer se prepara para empujar al bebé a lo largo del canal. Son dolorosas, pero necesarias. 

¿Cuáles son las causas de las contracciones?
Una serie de factores causan las contracciones.
El fenómeno empieza con una serie de mensajes químicos que el cerebro del niño envía al cuerpo de la mujer, para indicar que está listo para nacer.
Estos mensajes estimulan una serie de reacciones hormonales en el cuerpo de la mujer, liberando prostaglandinas y oxitocina, las cuales estimulan las contracciones.

¿Cómo reconocer las contracciones?
Hay dos tipos de contracciones: falsas y verdaderas.
Las falsas contracciones ( llamadas también contracciones de Braxton Hicks) pueden ocurrir en cualquier momento después de la mitad del embarazo o no aparecer en absoluto.
Algunos signos de parto falso pueden conducir sin embargo al parto real y las verdaderas contracciones ayudan a mantener el cuello del útero maduro, pero en realidad no causan la dilatación del cuello uterino.
Las falsas contracciones son a menudo irregulares, y por lo general se interrumpen cuando la mujer cambia de posición.

dolor-de-parto-contracciones

 

Las contracciones del parto verdadero son fácilmente reconocibles por:

  • la intensidad
  • la frecuencia, ocurren aproximadamente cada 5 minutos y duran de 40 a 60 segundos
  • los dolores en el abdomen o de espalda (o ambos), pueden causar dolor también en la parte superior del muslo
  • dolor de estómago, calambres o diarrea
  • las pérdidas de sangre rojiza
  • ruptura de la membrana, también comúnmente llamada “ruptura de las aguas.” Esto puede ocurrir también antes del inicio del parto, o no ocurrir hasta la intervención del médico.

 

¿Qué hacer cuando comienzan las contracciones del parto?

Cuando una mujer piensa que está para dar a luz, debe llamar inmediatamente al médico (por ejemplo, cuando las contracciones ocurren cada 5-7 minutos), incluso si la mujer no está segura de que esté de parto.
Si las contracciones son todavía bastante regulares, se aconseja llamar al médico.
No hay que preocuparse de ir a urgencias durante la noche, no es ni el primero ni el último caso.
Es recomendable consultar a su médico si:

  • las contracciones son cada vez más fuertes, pero la fecha prevista del parto es aún muy lejana (parto prematuro)
  • se rompen las aguas, pero aún no ha empezado el parto
  • las pérdidas (aguas) tienen un color verdoso o marrón
  • Se siente que el cordón umbilical se ha deslizado en el cuello del útero o en el canal vaginal

 

¿A qué es comparable la sensación de las contracciones?

El parto es diferente de una mujer a otra, algunas sienten más dolor, otras menos.
También las reacciones a la epidural varían mucho.

Hay también aspectos psicológicos que hay que tener en cuenta, cuando la mujer daba a luz en casa, este evento se consideraba natural y la atmósfera era diferente.
Hoy en día, el viaje al hospital por el parto inminente y el miedo crean ansiedad, el resultado es un bajo umbral de dolor.
Además a menudo la mujer ya llega con dolores de piernas y dolores en la parte inferior del abdomen a causa del embarazo.
El dolor de parto no se olvida, aquí se presentan algunos ejemplos de experiencias que tuvieron algunas mujeres.
– El dolor era irritante, pero no insoportable;
– He sentido un dolor atroz;
– Las contracciones eran como espasmos musculares y no eran muy dolorosas;
– Al principio no pensé que estaba de parto, pero pensé que tenía contracciones intestinales. Cuando llegamos al hospital, la dilatación ya era de 10 centímetros. Era doloroso, pero no demasiado;
– Le rogué a mi marido que detuviera el coche de camino al hospital porque el dolor era insoportable;

– Gracias a la preparación prenatal no sentí casi ningún dolor;
– El parto fue inducido y me hicieron una epidural, por tanto sentía sólo contracciones leves, todo fue bastante simple;
– La epidural no hizo el efecto esperado, sentía todas las contracciones;
– Hasta el momento en que me inyectaron la epidural sentía calambres.
En el caso de parto múltiple, por lo general el segundo hijo sale más fácilmente por lo tanto el dolor no cambia mucho en comparación con el parto normal.

 

Dolor de parto similar a los calambres

La descripción de las contracciones es variable, puede ser comparada con una versión extrema de los dolores menstruales, de los causadas por la colitis o por los cólicos renales.

  • mis contracciones eran similares a los dolores menstruales
  • los calambres empezaban en el estómago y llegaban a la zona púbica
  • eran como calambres abdominales causados por colitis, pero mil veces más dolorosos
  • calambres muy dolorosos que empezaban en el útero y se extendían hacia abajo y hacia la espalda
  • un dolor muy fuerte que empieza en la espalda y se extiende hacia el estómago
  • calambres menstruales muy dolorosos que van y vienen, que empiezan desde abajo y se extienden al vientre y a la espalda
  • durante el parto se experimentan calambres en la parte baja del abdomen

 

Sensación de compresión durante el parto

Algunas mujeres han descrito el dolor no como calambres sino como una presión:

  • parecía que mi estómago estaba restringido en una pequeña esfera dolorosa, pero las contracciones no eran insoportables
  • era como si todo mi cuerpo se contrajera
  • parecía como cuando alguien agarra la piel de la espalda, tirando muy lentamente durante un minuto
  • era como si mi vientre se estuviera contrayendo y el dolor se extendía hacia la espalda y hacia la parte inferior del recto
  • Parecía que alguien estaba apretando desde el interior.
    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.