Como curar la fascitis plantar

Rate this post

¿Qué hacer? La terapia y los remedios para la fascitis plantar

Tratamiento inicial
El objetivo del tratamiento es reducir la inflamación.

Para el tratamiento de la fascitis plantar es necesario el reposo para permitir la reparación de las micro lesiones.
Se pueden aplicar compresas de hielo durante 20 minutos, 3 veces al día, todos los días.

Hay que dejar de practicar actividades que puedan favorecer la aparición de los síntomas, como por ejemplo: correr, saltar o estar de pie durante largos períodos de tiempo.

Si se siguen realizando las actividades habituales se corre el riesgo de empeorar los síntomas hasta llegar a una tendinitis crónica.
Para eliminar el dolor de la fascitis plantar, el médico puede prescribir ortesis (o plantillas) para distribuir mejor el peso sobre una superficie mayor.
El podólogo construye estas plantillas a medida para corregir la pronación y la supinación del pie.
Las plantillas con el tacón suave logran elevar un poco el talón y proporcionan mayor apoyo.

¿Qué zapatos hay que usar? Los zapatos con una buena plantilla que amortigua y con al menos 1 cm de tacón, absorben mejor los impactos y reducen la tensión en la fascia plantar.
También se utilizan aparatos ortopédicos nocturnos para el alargamiento del arco plantar para prevenir los síntomas de la mañana.
Se puede obtener el mismo resultado con un vendaje.

Kinesio taping para la fascitis plantar

Kinesio taping para la fascitis plantar


Kinesio Taping para la fascitis plantar:
Acción: de drenaje y relajante.
Forma: una tira en forma de abanico con 3 colas.
Longitud: desde el talón hasta los dedos de los pies. Aplicar a partir del talón hasta los dedos de los pies, sin tensión y cubriendo toda de la fascia plantar.

Medicamentos
Hay varios tipos de medicamentos para el tratamiento de la fascitis plantar.
El médico puede prescribir medicamentos contra el dolor como el paracetamol o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el Buscafem (ibuprofeno) para aliviar el dolor y reducir la inflamación.

Los efectos secundarios de los AINEs son: síntomas abdominales y úlcera de estómago.
Si los síntomas de la tendinitis persisten a pesar del tratamiento, se puede inyectar cortisona directamente en el tendón afectado, pero estas infiltraciones pueden provocar la ruptura de la fascia plantar, ya que tienden a debilitar el tejido del tendón.

Fisioterapia
Gracias a su efecto anti-inflamatorio la terapia con láser y los ultrasonidos son eficaces y seguros para reducir la hinchazón y el malestar.

Ondas de choque para la fascitis plantar

Ondas de choque para la fascitis plantar

Entre los tratamientos más recetados para curar la fascitis plantar se encuentra la terapia extracorpórea por ondas de choque (ESWT, por sus siglas en inglés). Las ondas sonoras de alta energía se dirigen a la zona dolorosa para inducir un proceso de reparación tisular.
Los efectos secundarios de la terapia extracorpórea por ondas de choque pueden ser hematomas, hinchazón, dolor durante el tratamiento, y también puede producirse la ruptura de la fascia plantar.
Hay un programa de entrenamiento específico para estirar los músculos de la pantorrilla y la fascia plantar, con el fin de aliviar los síntomas.
Cuando el dolor y la hinchazón desaparecen, hay que fortalecer los músculos de la pantorrilla para prevenir recurrencias.

A nivel manual, algunos fisioterapeutas realizan fibrólisis a través de la piel que sirve para romper las adherencias y estimular el proceso de curación del cuerpo.
Una terapia que se parece es el masaje transverso profundo o Cyriax que se realiza con las manos o los codos. El fisioterapeuta masajea en dirección perpendicular las fibras de la fascia.

Remedios naturales
Para reducir la inflamación de la fascia plantar se pueden hacer baños con agua tibia y sal en los pies. Hay que verter 8/10 cucharadas de sal en un cubo con agua.
Una cataplasma de arcilla puede ser útil sólo si la zona está hinchada, ya que esta sustancia absorbe el derrame (líquido inflamatorio).
La acupuntura puede ser útil para mejorar la funcionalidad del cuerpo y estimular la curación.

 

Ejercicios de fortalecimiento para la fascitis plantar:

Elevación del talón – con los pies descalzos sobre el suelo, levantar lentamente los talones manteniéndose en elevación en los dedos de los pies. Mantener esta posición durante unos segundos y luego descender lentamente. Se pueden intentar las versiones más difíciles de este ejercicio, realizándolo, por ejemplo, en el borde de un escalón o en una sola pierna.

Dedos y el tobillo – doblar los dedos de los pies hacia abajo mientras se estira el tobillo. Mantener la posición durante unos segundos. Luego, flexionar los dedos hacia arriba mientras el tobillo vuelve a una posición neutral.

Caminar sobre una toalla – doblar una toalla larga en forma de tubo y colocarla en el suelo. Caminar hacia adelante y atrás con los pies descalzos en equilibrio sobre la toalla.

De pie sobre una sola pierna

De pie sobre una sola pierna

Equilibrio sobre una pierna – estar con los pies descalzos sobre una sola pierna tratando de mantener el equilibrio. Comenzar manteniendo los ojos abiertos, luego cerrar los ojos para aumentar la dificultad. Alternativamente, empezar con los talones apoyados en el suelo y luego levantar los talones manteniéndose en puntas de los pies para aumentar la dificultad.

Caminar en la playa – caminar descalzo sobre cualquier superficie disponible de la arena (se beneficia del suelo irregular).

El juego de canicas – poner algunas canicas en el suelo y, utilizando los dedos del pie, tomar una y ponerla en un vaso. Se pueden utilizar pequeñas piedras, cubos, lápices o cualquier cosa que se pueda recoger con los pies.

Caminar de puntillas, pica, pies, dolor

Caminar de puntillas

Caminar de puntillas – descalzo caminar en puntas de pie, empujándose lo más alto posible.

Levantar el arco plantar – sentarse en una silla con los pies en el suelo en una posición relajada. Levantar ligeramente el arco plantar, dejando los dedos apoyados en el suelo. Para hacer este ejercicio de manera más difícil, se puede realizar mientras se está de pie, en una sola pierna o en una superficie blanda e irregular

Círculo del tobillo – mover el pie en forma circular alrededor del tobillo como para dibujar en el aire un círculo con el dedo gordo del pie.
Mover hacia la derecha y hacia la izquierda. Hacer muchas repeticiones en todas las direcciones, ya que se trata de un ejercicio de baja intensidad. Se puede hacer este ejercicio en cualquier lugar, incluso con los zapatos puestos.

Bola debajo del pie – poner una pelota de tenis o de golf bajo el pie. Balancear el pie sobre la pelota de manera que se extienda toda la fascia plantar. Realizar el ejercicio durante más de 2 minutos por pie.

Los pies tienen un papel importante en el mantenimiento de una buena postura, en el equilibrio, en andar y en la salud en general. Un buen equilibrio es esencial tanto para las actividades diarias, como para las actividades deportivas.
Gracias a estos ejercicios para la fascitis plantar se puede mejorar fácilmente la flexibilidad, el movimiento y la fuerza del pie. Estos ejercicios trabajan de forma sistemática en las articulaciones, en los músculos, en los tendones y en los ligamentos del pie. Es importante realizar estos ejercicios para volver a la vida diaria normal.

 

Alargamiento de la fascia plantar:

  • Alargamiento plantar – sentarse con el tobillo de una pierna sobre la rodilla de la otra pierna. Desde esta posición tirar suavemente hacia arriba los dedos del pie y mantener la posición durante 10-30 segundos. Repetir este movimiento un par de veces y luego cambiar de pie. Se puede utilizar este ejercicio de alargamiento antes de levantarse de la cama por la mañana para reducir el dolor de los primeros pasos.
  • Alargamiento con la toalla – sentarse en el suelo con las piernas rectas. Pasar la toalla alrededor de los dedos del pie y tirar lentamente hacia sí mismo la planta del pie manteniendo las rodillas rectas.
    Mantener la posición durante 10-30 segundos, luego relajar. Repetir un par de veces y luego cambiar de pierna.
  • Alargamiento del tendón de Aquiles – Colocarse frente a una pared con una pierna hacia delante y la otra hacia detrás. Tanto el pie delantero y el pie trasero se apoyan completamente en el suelo. Desplazarse con su propio peso hacia la pared, sin levantar los pies del suelo, hasta que se perciba una tensión en toda la pantorrilla. Mantener los gemelos estirados durante 10-30 segundos, luego relajar. Repetir este ejercicio varias veces y luego cambiar de pierna.

Deporte permitidos y prohibidos
La natación y el kayak están permitidos.
En caso de fascitis plantar leve, ir en bici está permitido si no causa dolor, es mejor si el soporte para el pie está más atrasado.
Está prohibida la carrera y los deportes que implican saltos.

 

Operación quirúrgica para la fascitis plantar

La cirugía no es un tratamiento común para la fascitis plantar, pero en algunos casos puede ser necesario operar si el tratamiento conservador no funciona.
El procedimiento quirúrgico utilizado se llama “liberación de la fascia plantar”, y el cirujano incide parcialmente el arco plantar para disminuir la tensión en el tejido.
Las complicaciones pueden incluir infecciones, pie plano (si el cirujano corta más del 50% de la fascia plantar), aumento de los síntomas, daños a los pequeños nervios cercanos, o la ruptura de la fascia plantar.

 

¿Por cuánto tiempo? El pronóstico para la fascitis plantar

La duración de la fascitis plantar puede ser larga si no se trata, el tiempo de recuperación (curación) puede ser superior a un año.
Si se trata el trastorno en la fase aguda y con las terapias apropiadas, se puede curar en aproximadamente un mes.

Como curar la fascitis plantar ultima modifica: 2013-02-17T12:06:00+00:00 da Marina Marina