Fractura del codo

Fractura-de-codo

 

¿Qué es la fractura del codo?

 

La fractura del codo es la rotura o lesión de por lo menos un hueso que compone la articulación entre:

  • Húmero (brazo);
  • Cúbito;
  • Radio (codo).

 

Evaluación del codo y diagnóstico

 

El codo es una articulación básica para:

  • Levantar pesas;
  • Vestirse;
  • Lavarse;
  • Peinarse;

Las posibles lesiones ocurren a nivel de:

  • Los cóndilos humerales;
  • La cabeza del radio;
  • La epitróclea.

También pueden ser intercondíleas o supracondíleas.

Las fracturas del olécranon representan alrededor del 10% de las lesiones del codo, afectan sobre todo a los adultos, en este caso se puede dañar el nervio cubital.

En general, las fracturas de la cabeza del radio se deben a una caída aterrizando con las manos extendidas, entonces un traumatismo directo.

Las fracturas supracondíleas causan un desplazamiento de la epífisis distal del húmero, también llamada paleta humeral, a menudo afectan a los niños por traumatismos directos y son peligrosas para los posibles daños al nervio radial.

Las lesiones de los cóndilos humerales ocurren rara vez.

 

Las personas mayores que se caen tienen más probabilidades de padecer de una fractura de la muñeca con respecto a una del codo, entonces este trastorno ocurre con menos frecuencia después de los 65 años.

En general, se aprecia en un solo codo, derecho o izquierdo.

En los casos más graves, también puede ocurrir la dislocación junto a la fractura, como por ejemplo en la fractura de Monteggia se aprecia la fractura del cúbito y la dislocación del radio.

 

¿Cuáles son las causas de la fractura del codo?

Fractura, antebrazo, codo, algodistrofia

 

 

Las causas de la fractura del codo son los traumatismos directos o indirectos con el codo flexionado.

Ocurren durante accidentes de moto y caídas de la bici con el codo flexionado y en supinación o en caso de impacto considerable, tal como una caída desde el primer piso.

Deslizar hacia atrás (como por ejemplo con la tabla de snowboard) provoca una fractura del cúbito con más facilidad.

 

¿Cómo se clasifican las fracturas del codo?

 

Las lesiones del codo pueden ser:

  • Supracondíleas;
  • Intercondíleas;
  • De la cabeza del radio.

Eso depende de su localización, si están sobre los cóndilos humerales, en su interior o en el radio.

Según la Clínica Mayo las fracturas del olécranon del codo se pueden clasificar en:

  • Tipo I: no es desplazada o tiene diástasis (distancia) entre los fragmentos menor de 2 milímetros, el pronóstico es favorable.
  • Tipo II: es conminuta o no conminuta, representa el 80/90% de las fracturas del codo, el pronóstico es moderado.
  • Tipo III: es desplazada e inestable, estas también pueden ser conminutas o no conminutas, a menudo están relacionadas con la lesión de la cabeza del radio. Ocurren rara vez, constituyen alrededor del 5% de las fracturas, los tiempos de recuperación son largos y tienen pronóstico reservado.

 

¿Cuáles son los síntomas de la fractura del codo?

 

El paciente llega a urgencias con:

  • Un fuerte dolor de codo;
  • Hinchazón en la zona lesionada;
  • Un hematoma muy evidente.

El movimiento es casi imposible debido al dolore, entonces la limitación funcional es casi total.

En caso de fractura desplazada, con el codo flexionado formando un ángulo de 90°, es posible apreciar una depresión, como si fuera una cavidad sobre el olécranon.

En caso de lesión muy grave, también se puede dañar el nervio cubital, y como consecuencia hay una serie de síntomas:

  • En el lado cubital de la muñeca;
  • En el meñique;
  • En el anular.

 

¿Cuál es la prueba diagnóstica más indicada para la fractura del codo?

 

El examen más adecuado para las fracturas es la radiografía. Para la articulación del codo hace falta mantener el codo flexionado formando un ángulo recto y someterse a la radiografía en posición lateral.

Con el codo extendido no se puede entender si la fractura es desplazada o si los fragmentos encajan.

 

Diagnóstico de la fractura del codo

 

El médico examina:

  • La historia clínica del paciente;
  • La manera en que ha ocurrido el traumatismo;
  • Los signos y síntomas del paciente.

Si tiene sospechas de una lesión ósea dispone una radiografía y realiza las pruebas clínicas.

La observación del paciente puede destacar algunas deformidades que indican que hay una fractura desplazada, de hecho en el caso de fractura del olécranon el tendón del tríceps ejerce una tracción sobre el fragmento óseo hacia el hombro, provocando una deformidad del codo muy evidente.

La prueba más indicada es la extensión del codo, si el paciente no consigue realizarla, la probabilidad de que haya una fractura es de alrededor del 50/60%.

Si el paciente consigue extender completamente la articulación, se puede evitar la radiografía.

De todas formas, es necesario vigilar al paciente en la semana siguiente al accidente porque si el dolor persiste puede haber una pequeña lesión.

La resonancia magnética se realiza rara vez, esta prueba tiene la ventaja de mostrar incluso las fracturas más pequeñas, pero este tipo de lesión sana de manera espontánea dentro de 2 semanas más o menos.

 

¿Cuál es el tratamiento para la fractura del codo?

 

Las fracturas no desplazadas se tratan con la inmovilización con escayola o con órtesis durante un periodo de alrededor de 30 días, si en la siguiente radiografía de chequeo se observa que no ha empezado la formación de callo óseo, se tendrá que seguir manteniendo inmóvil la articulación durante otro mes.

El niño puede mantener la escayola durante solo 15 días.

En el caso de fractura desplazada del cóndilo humeral, el fragmento que se ha separado se desplaza hacia la mano; el ortopedista tiene que decidir si extraer el fragmento o si fijarlo y unirlo al radio con un clavo metálico.

Si la fractura desplazada es epitroclear o a nivel del epicóndilo, el fragmento se desplaza de manera considerable, entonces se procede a la reducción de la fractura y fijación con un clavo metálico.

También la fractura del olécranon se trata con la cirugía, porque el tendón del tríceps mantiene desplazada la fractura, impidiendo la consolidación. En este caso se realiza un cerclaje con una aguja de Kirschner para mantener los fragmentos en la posición correcta, luego se fija todo con una placa metálica.

Las agujas de Kirschner no son simples agujas de fibra, sino palillos metálicos de acero inoxidable que se doblan con la pinza.

El cerclaje tiene la ventaja de desviar las fuerzas que alejan los fragmentos óseos de manera que se utilicen para unir los fragmentos entre ellos.

Si la fractura tiene muchos fragmentos y no se consigue tratar con la cirugía, el cirujano puede realizar un injerto de hueso extrayendo tejido del peroné.

Es fácil comprobar los resultados (consecuencias de medio-largo plazo) de la lesión, de hecho a menudo el movimiento del codo no se recupera al 100%, además es posible que el nervio radial y el cubital se lesionen también.

reabilitacion-fractura-codo

Si el paciente siente mucho dolor, el médico puede recetar algunos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, pero es mejor tomar algunos analgésicos porque la inflamación es una reacción del cuerpo que es necesaria para favorecer la reconstrucción del codo, entonces no se tiene que bloquear.

 

Complicaciones de la fractura del codo

 

  • En el caso de fractura desplazada y múltiple, los movimientos de flexión y extensión resultan limitados.
  • La degeneración del cartílago y de la articulación pueden causar dolor e inflamación crónica.
  • Inestabilidad crónica. El codo no resulta estable y se puede dislocar.
  • Pseudoartrosis o consolidación viciosa. Los fragmentos no se consolidan o se unen en posiciones anormales, esta complicación se aprecia sobre todo si la fractura no ha sanado. Si después de algunos meses la fractura no se ha consolidado se pueden realizar las ondas de choque que estimulan la reconstrucción.
  • Infección, sobre todo en caso de fractura abierta.
  • Lesiones de arterias y nervios, en particular el nervio cubital que puede quedar atrapado por el tejido fibroso cicatricial que se forma después del traumatismo. Los síntomas son:
    • Dolor de codo hasta los dedos;
    • Hormigueo;
    • Pérdida de fuerza y sensibilidad desde el codo hasta el meñique y el anular.

 

¿Qué rehabilitación se realiza después de una fractura del codo?

 

Las fracturas del codo se tienen que tratar lo antes posible para recuperar el movimiento, de hecho lo más difícil es volver a doblar y extender el brazo de manera completa.

La primera parte de la terapia física consiste en la aplicación de la terapia magnética que es necesaria para la formación del callo óseo. También se puede llevar a cabo con pacientes que se sometieron a la cirugía, incluso si tienen escayola.

Cuando sea posible, el paciente tiene que empezar con los ejercicios de rehabilitación pasiva y pasiva asistida para recuperarse de manera mejor y más rápida.

Para acelerar la recuperación es necesario trabajar mucho, tanto de manera pasiva como de manera activa.

En cuanto el dolor lo permita, el paciente tiene que empezar con el refuerzo muscular.

 

¿Cuáles son los tiempos de recuperación? El pronóstico para la fractura del codo

 

Los tiempos de recuperación dependen de:

  • La gravedad de la fractura;
  • Las complicaciones;
  • La edad del paciente;
  • Los otros trastornos de los que pacede el paciente.

En el caso de fractura no desplazada, un joven puede recuperarse dentro de 2/3 meses completamente, en cambio una persona mayor necesita 3/4 meses.

Si la fractura es desplazada con muchos fragmentos, la recuperación completa ocurre después de 6 meses, pero el paciente no volverá a doblar y extender la articulación completamente.

El movimiento completo no es necesario en la vida diaria, entonces el paciente consigue vivir como antes e incluso puede levantar pesas.

 

 

 

 

 

Foto: Fractura, antebrazo, codo, algodistrofia, ejercicios, extensión