Tendinitis calcificante de hombro

La calcificación de hombro es una acumulación gradual de calcio en la articulación del hombro.

Normalmente, la zona en la que se forma una calcificación de hombro se encuentra en la parte superior del brazo en el área en que se insertan los tendones del manguito de los rotadores, el supraespinoso en particular.

Estas formaciones tienen un tamaño variable de 2/3 milímetros a algunos centímetros, depende del momento en que el calcio ha empezado a depositarse.

hombro, calcificante, manguito,rotadores, tendinitis, radiografía, calcio, húmero,  inserción,  depósito
Radiografía de una calcificación por tendinitis de hombro

La calcificación de hombro puede ser parte de una reacción inflamatoria natural a infecciones, traumas o sobrecarga de la articulación debida al tipo de trabajo o deporte practicado.

En caso de fractura, la producción y el depósito de calcio es la respuesta natural del cuerpo para volver a conectar los huesos.

La calcificación se convierte en un problema cuando su posición, la forma o el tamaño interfieren con el funcionamiento del hombro porque limita el movimiento y causa dolor.

 

 

 

 

¿Qué causa una calcificación?

 

Las calcificaciones pueden ser causadas por una inflamación o por altos niveles de calcio en la sangre, este problema se denomina hipercalcemia.

El depósito de calcio en el hombro puede ser una consecuencia de un proceso de curación de una lesión músculo-esquelética.

Las calcificaciones se encuentran a menudo a lo largo de los tendones del manguito de los rotadores y en particular en el área en que se insertan en el hueso.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo de las calcificaciones anormales?

Varios factores de riesgo aumentan las probabilidades de desarrollar las calcificaciones:

  • Sobrecarga de la articulación del hombro a causa del tipo de trabajo o deporte practicado
  • Alcoholismo
  • Enfermedades autoinmunes
  • Familiaridad de las enfermedades metabólicas del calcio.

 

 

 

 

¿Cuáles son los síntomas de la calcificación?

La calcificación a menudo no produce algún síntoma, pero se descubre casualmente cuando se realiza una radiografía.

Dependiendo del punto del hombro en que se forma, la calcificación del hombro puede limitar algunos movimientos en la parte final, puede causar dolor e inflamación de los tejidos blandos: músculos, tendones, cápsula articular, bolsa, etc.

El dolor causado por la calcificación de hombro no está presente por la noche o en reposo.

En raras ocasiones una calcificación de hombro puede comprimir un nervio causando dolor a lo largo del brazo y hormigueo hasta la mano.

 

 

 

Tendinitis calcificante

calcificación, osificación, pelvis, calcio, duro, cirugía, cadera
Osificación a nivel de la pelvis

La tendinitis calcificante es un problema que provoca la formación de un pequeño depósito de calcio dentro de los tendones, principalmente en el manguito de los rotadores, pero se pueden encontrar en el brazo, en el codo, en la cadera y a nivel de la pelvis.

El tamaño puede variar desde pocos milímetros hasta aproximadamente dos centímetros.

Estos depósitos de calcio se encuentran en pacientes de al menos 30-40 años y afectan con mayor frecuencia los pacientes con la diabetes.

Las calcificaciones patológicas de los tejidos fibrosos ocurren con mayor frecuencia en la articulación del hombro y a nivel de la fascia plantar.

Los depósitos de calcio no siempre son dolorosas e incluso cuando duelen, el dolor suele desaparecer espontáneamente después de 3-4 semanas.

 

 

 

Causas

La causa de las calcificaciones dentro de los tendones del hombro no se ha descubierto con certeza.

Hay varias ideas, entre ellas la falta de suministro de sangre y el envejecimiento del tendón, pero las pruebas en apoyo de estas conclusiones no son suficientes.

Por lo general, la tendinitis calcificante avanza de manera predecible y casi siempre se resuelve sin cirugía.

 

La evolución típica es:

 

Fase pre-calcificada

Los pacientes por lo general no tienen síntomas en esta fase. En el punto donde las calcificaciones tienden a desarrollarse las células sufren alteraciones que predisponen los tejidos a la formación de depósitos de calcio.

 

Fase calcificada

Durante esta fase, el calcio es expulsado de las células y se une en depósitos de calcio. Cuando esto ocurre, la calcificación de hombro parece tener una consistencia no dura, similar al yeso, no es una pieza sólida de hueso.

Cuando se forma la calcificación de hombro, empieza una fase de reposo, esto no es un período doloroso y puede durar durante un período variable. Después de la fase de reposo, empieza una fase de reabsorción, esta es la fase más dolorosa de la tendinitis calcificante. Durante esta fase, el depósito de calcio adquiere una consistencia similar a la pasta de dientes.

 

Fase post-calcificada

Normalmente, esta es una fase sin dolor en que el depósito de calcio desaparece y es reemplazado por tejido del tendón.

Los pacientes generalmente comienzan un tratamiento durante la fase calcificada, pero algunos de ellos descubren que sufren de síndrome de pinzamiento.

Para el diagnóstico de calcificación de hombro es suficiente una radiografía, a menudo se ve durante una ecografía que muestra una zona hiperecógenica.

 

 

 

Tratamiento

 

 

Por lo general, el tratamiento de la calcificación de hombro empieza con algunos simples remedios que incluyen reposo, aplicación de hielo, medicamentos y fisioterapia.

En algunas situaciones, si los síntomas persisten, se puede considerar la cirugía.

Sin embargo, el tratamiento estándar de una calcificación no prevé una cirugía.

 

El tratamiento conservador es casi siempre el primer tratamiento que se realiza.

El protocolo de tratamiento es similar a el del síndrome de pinzamiento de hombro e incluye:

 

 

Fisioterapia y ejercicios

Los ejercicios y el estiramiento pueden ayudar a prevenir un hombro rígido. Uno de los peores problemas relacionados con la tendinitis calcificante del hombro es el desarrollo de una capsulitis adhesiva a causa del dolor. Los ejercicios pueden ayudar a prevenir este problema.

 

Medicamentos anti-inflamatorios

Los medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos pueden ayudar a tratar el dolor de calcificación de hombro. Los estudios no han mostrado un cambio significativo de los síntomas a largo plazo con estos medicamentos, pero los pacientes han experimentado un alivio de los síntomas.

 

Aplicación de calor húmedo

La aplicación de calor húmedo es muy útil para aliviar el dolor. Un paño caliente es la mejor manera de calentar el hombro.

 

Como se ha mencionado anteriormente, el simple control de los síntomas con estos remedios da tiempo suficiente para la recuperación en la mayoría de los casos.

El depósito de calcio permanece a menudo en los pacientes con tendinitis calcificante, pero el objetivo del tratamiento es reducir los síntomas causados por este problema, no eliminar la calcificación. Al final, la calcificación desaparece por sí sola.

 

 

 

¿Cuándo es necesaria una cirugía?

 

 

La cirugía se recomienda en las siguientes situaciones:

  • Cuando los síntomas siguen empeorando a pesar del tratamiento
  • Cuando el dolor constante interfiere con las actividades diarias (vestirse, peinarse el pelo)
  • Cuando los síntomas no responden a los tratamientos no quirúrgicos

 

 

 

Las opciones de tratamiento disponibles son el lavado o aspiración percutánea del depósito de calcio o la eliminación de la calcificación de hombro.

La aspiración percutánea es un procedimiento que se realiza bajo sedación o anestesia general.

El cirujano inserta una grande aguja en el depósito de calcio y trata de aspirar el depósito de calcio. A continuación, se inyecta una solución fisiológica, la anestesia o corticoides en el depósito de calcio.

Los pacientes pueden reanudar las actividades diarias normales poco después del procedimiento.

 

La eliminación del depósito de calcio es un procedimiento más importante, pero puede ser necesario especialmente en caso de calcificación crónica. A través de una pequeña incisión o mediante la artroscopia de hombro, se localiza el depósito de calcio y se extrae.

Después de este tipo de cirugía es necesaria la fisioterapia y la rehabilitación para recuperar la fuerza y el movimiento del hombro afectado.

 

 

¿Están disponibles otros tratamientos de la tendinitis calcificante?

En la última década, varios informes han demostrado el éxito de las ondas de choque en el tratamiento de la tendinitis calcificante crónica del hombro. Las ondas de choque funcionan creando ‘microtraumas’ y estimulando la formación de nuevos vasos sanguíneos en el área afectada.

La mayoría de los estudios muestran que el 50-70% de los pacientes mejoran después de dos o tres tratamientos.

Las ondas de choque para la tendinitis calcificante pueden ser muy dolorosas, pero las máquinas más modernas causan menos molestia.

Hay pocas complicaciones por el uso de este tratamiento.

La mayoría de los pacientes desarrolla un hematoma después del tratamiento.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.