Tendinitis calcificante de hombro

La calcificación del hombro es una gradual acumulación de calcio en la articulación del hombro.
Generalmente la zona en que se forma una calcificación del hombro está en la parte superior del brazo en el área en que se introducen los tendones del manguito rotador, en particular el supraespinoso.
Estas formaciones tienen una dimensión variable de 2/3 milímetros a algunos centímetros, depende de cuando la calcificación ha iniciado a depositarse.


tendinitis calcificada, auriculares, rotadores, hombro, rayos x, el fútbol, el húmero, la inserción, el almacenamiento
Radiografía de una tendinitis calcificante del hombro

La calcificación del hombro puede hacer parte de una natural reacción inflamatoria a infecciones, traumas o sobrecargado de la articulación debida al tipo de trabajo o a el deporte practicado.
En caso de fractura, la producción y el depósito de ca es la respuesta natural del cuerpo para soldar los huesos.

La calcificación se convierte en un problema cuando su posición, la forma o la dimensión interfieren con el funzionmamento del hombro porque limita el movimiento y provoca dolor.

 

¿Qué provoca una calcificación?

Las calcificaciones pueden ser causadas de una inflamación o de elevados niveles de calcio en la sangre, este disiturbo es dicho hipercalcemia.
El depósito de calcio en el hombro puede ser una consecuencia de un proceso de curación de una lesión músculo-esquelética.
Las calcificaciones a menudo se encuentran a lo largo de los recorridos de los tendones del manguito de los rotadores y en particular en la zona en que se introducen en el hueso.

¿Cuáles son los factores de riesgo por las calcificaciones del hombro?
Muchos factores de riesgo aumentan las probabilidades de desarrollar las calcificaciones:

  • Sobrecargado de la articulación del hombro a causa del tipo de trabajo o deporte practicado
  • Alcoholismo
  • Patologías autoimmunes
  • Familiaridad de enfermedades metabólicas del calcio.

 

¿Cuáles son los síntomas de la calcificación?

La calcificación no produce a menudo ningún síntoma, pero se descubre casualmente cuando se realiza una radiografía.
Con base en el punto del hombro en que se forma, la calcificación del hombro puede limitar algunos movimientos en la parte final, puede causar dolor e inflamación de los tejidos blandos: músculos, tendones, cápsula articular, bolsa, etcétera
El dolor causado por la calcificación al hombro es no presiente por la noche o en reposo.
Raramente una calcificación al hombro puede comprimir un nervio provocando dolor a lo largo del brazo y hormigueo a la mano.

 

Tendinitis Calcificante

calcificación, osificación, muelle, fútbol, duro, cirugía de cadera
La osificación a nivel de la cadera

La tendinitis Calcificante es una molestia que provoca la formación de un pequeño depósito de calcio dentro de los tendones, principalmente en el manguito rotador, se puede encontrar en el brazo, en el codo, en la cadera y a nivel de la pelvis.
La dimensión puede variar de pocos milímetros a acerca de dos centímetros.
Estos depósitos de calcio se encuentran en pacientes con al menos 30-40 años y más frecuentemente los pacientes tienen la diabetes.
Las calcificaciones patológicas de los tejidos fibrosos ocurren más frecuentemente en la articulación del hombro y a nivel de la faja plantilla.
Los depósitos de calcio no son siempre dolorosos y también cuando hacen mal, el dolor a menudo va fuera espontáneamente después de 3/4 semanas.

 

Causas de tendinitis Calcificante

La causa de las calcificaciones dentro de los tendones del hombro no ha sido descubierto con certeza.
Hay ideas diferentes, comprendido el escaso aflujo de sangre y el envejecimiento del tendón pero las pruebas a sostén de estas conclusiones no son suficientes.
Generalmente, la tendinitis calcificante  progresa de modo previsible y casi siempre se soluciona sin cirugía.

El curso típico es:

Fase pre-calcifica
Los pacientes no tienen generalmente síntomas en esta fase. En el punto en que tienden a desarrollarse las calcificaciones las células padecen de las alteraciones que  preparan los tejidos a la formación de depósitos de calcio.

Fase calcifica
Durante esta fase, el calcio es expulsado por las células y se une en depósitos de calcio. Cuando ocurre, la calcificación del hombro semeja tener una consistencia no dura, parecido al yeso, no es un sólido trozo de hueso.

Cuando se forma la calcificación al hombro, inicia una fase de descanso, este no es un período doloroso y puede durar por un período variable.
Después de la fase de descanso, inicia una fase de reabsorción, ésta es la fase más dolorosa de la tendinitis calcifica. Durante esta fase el depósito de calcio asume una consistencia parecida a la pasta dentífrica,.

Fase post-calcifica,
Generalmente, ésta es una fase indolora en que el depósito de calcio desaparece y es reemplazado por tejido tendineo.

Los pacientes generalmente inician el trato durante la fase calcifica, pero algunos de ellos descubren de sufrir de síndrome de impingement.

Por el diagnóstico de calcificación al hombro es suficiente una radiografía, a menudo se ve durante una ecografía que enseña un área iperecogena.

 

Terapia

Generalmente, el trato de la calcificación al hombro inicia con algunos simples remedios entre cuyo descanso, aplicación de hielo, fármacos y fisioterapia.

En algunas situaciones, si los síntomas persisten, se puede considerar la intervención quirúrgica.
Sin embargo, la terapia estándar de una calcificación no preve una intervención quirúrgica.

El trato conservativo casi siempre es la primera terapia que se ejecuta.
El protocolo de trato es parecido a aquel por la síndrome de impingement del hombro y comprende:

Fisioterapia y ejercicios
Los ejercicios y el stretching pueden ayudar a prevenir un hombro rígido. Una de las peores molestias asociado con la tendinitis calcifica al hombro es el desarrollo de una capsulitis adhesiva a causa del dolor. Los ejercicios pueden ayudar a prevenir este problema.

Fármacos anti-inflamatorios
Los fármacos anti-inflamatorios no esteroideos pueden contribuir a tratar el dolor de calcificación del hombro. Los estudios no han enseñado a largo plazo un cambio significativo de los síntomas con estas medicinas, pero los pacientes han oído un alivio de los síntomas.

Aplicación del calor humido
La aplicación del calor humido es muy útil para dar alivio del dolor. Un paño caliente es el modo mejor para calentar el hombro.

Como señalado en precedencia, el simple control de los síntomas con estos remedios concede un tiempo suficiente por la curación en la mayor parte de los casos.
El depósito de calcio a menudo les queda en los pacientes con tendinitis calcifica, pero el objetivo del trato está solo aquel de reducir los síntomas causados por esta molestia, no de remover la calcificación. Al fin, la calcificación desaparece sola.

 

¿Cuándo es necesario una intervención quirúrgica?

La intervención quirúrgica es encomendada en las siguientes situaciones:

  • Cuando los síntomas siguen empeorando a pesar de la terapia,
  • Cuando el dolor constante interfiere con las actividades cotidianas (vestirse, peinar el pelo)
  • Cuando los síntomas no contestan a las curas no quirúrgicas.
Las opciones de trato disponible son el tratamiento percutaneo con tecnica de lavado del calcio y la aspiración del depósito de calcio o bien la eliminación de la calcificación al hombro.
El tratamiento percutaneo es un procedimiento que es ejecutado en anestesia regional o total.
El cirujano inserta una gran aguja en el depósito de calcio e intenta aspirar el depósito de calcio. Sucesivamente inyecta una solución fisiológica, el anestético o los corticoides en el depósito de calcio.
Los pacientes pueden retomar las actividades cotidianas poco después del procedimiento.

La remoción del depósito de calcio es un procedimiento más importante, pero puede ser sobre todo necesario en caso de calcificación crónica. Por una pequeña incisión o efectuando el artroscopia del hombro, se localiza el depósito de calcio y se remueve.
Después de este tipo de intervención es necesaria la fisioterapia y la rehabilitación para recobrar la fuerza y el movimiento del hombro interesado.

¿Están otros tratos disponibles por tendinitis calcifica?

En la última década, muchas relaciones han demostrado el éxito de las ondas de choque en el trato de la tendinitis calcifica crónica del hombro. Las ondas de choque funcionan creando ‘microtraumas’ y estimulando la formación de nuevos vasos sanguíneos en la zona interesada.
La mayor parte de los estudios enseña que el 50-70% de los pacientes mejoran después dos o tres tratos.
Las ondas de choque por la tendinitis calcifica pueden ser muy dolorosas, pero las últimas maquinarias provocan menos molestia.
Hay poca complicación del empleo de esta terapia.
La mayor parte de los pacientes desarrolla un hematoma después del trato.

 

 

Dr. Massimo Defilippo Fisioterapista Tel 0522/260654 Defilippo.massimo@gmail.com
P. IVA 02360680355

http://www.facebook.com/fisioterapiarubierese?ref=hl

http://www.fisioterapiareggio.com

© Scott Maxwell – fotolia.com