Anestesia dental, raquidea, local o general

¿Qué es la anestesia?

La anestesia es la suministración de un medicamento para prevenir la sensación de dolor durante una intervención quirúrgica u otro procedimiento invasivo que puede ser doloroso (como por ejemplo cuando se colocan puntos de sutura o cuando se quita una verruga).
La anestesia elimina la sensación de presión, de calor y de dolor durante una intervención quirúrgica y además interrumpe la actividad muscular.
Las personas que deben someterse a una intervención quirúrgica pueden angustiarse con solo pensar que deben permanecer inconscientes o perder la sensibilidad temporalmente.

El medicamento anestésico puede suministrarse por medio de una inyección o inhalando un gas y un vapor.
La anestesia afecta el sistema nervioso de varias maneras bloqueando los impulsos y por lo tanto también el dolor.

anestesia, médico, inhalación, gas, nervio, adormecer

Anestesia
© Massimo Defilippo

Hoy en día, en los hospitales y en los centros de cirugía, existen profesionales altamente cualificados (anestesiólogos) que disponen de una gama amplia de medicamentos seguros y modernos. Además, utilizan tecnología avanzada para monitorear en todo momento al paciente. El anestesiólogo es un médico especializado en la suministración y en el manejo de los anestésicos, es decir, medicamentos que adormecen una zona específica del cuerpo y que ayudan a que el paciente se duerma.

Además de suministrar los medicamentos, el anestesiólogo debe:

  • Monitorear los parámetros vitales del paciente (respiración, frecuencia cardíaca y ritmo, temperatura corporal, presión sanguínea y niveles de oxígeno en la sangre) durante la intervención quirúrgica.
  • Solucionar los problemas que puedan presentarse durante la intervención quirúrgica
  • Mantener bajo control cualquier tipo de dolor que se presente después de la intervención quirúrgica
  • Hacer todo lo posible para que el paciente esté a gusto antes, durante y después de la intervención.

 

¿Existen varios tipos diferentes de anestesia?

 Existen tres tipos principales de anestesia: local, regional, general.

Anestesia local: el medicamento anestésico se inyecta en el tejido para adormecer solamente una zona específica de cuerpo, antes de realizar la intervención, por ejemplo en la mano, en el pie o en un diente. Se trata de una inyección que generalmente no es dolorosa.

Anestesia espinal y regional: el anestesiólogo realiza la anestesia a través de una inyección que se coloca cerca de un grupo de nervios para adormecer la zona del cuerpo en la que se realizará la intervención quirúrgica. El paciente permanece despierto, pero se le puede suministrar un medicamento para que se relaje, por ejemplo un sedante.
Existen varios tipos de anestesia regional. Los tipos más comunes son la anestesia espinal (lumbar), la anestesia epidural y la anestesia raquídea que se realizan con mucha precisión en algunos puntos específicos de al espalda.
A menudo, se prefiere este tipo de anestesia para una intervención en la próstata, para el parto cesáreo y para las intervenciones ortopédicas como por ejemplo la de los meniscos.

Anestesia general o total: el paciente está inconsciente, no tiene conciencia ni ninguna otra sensación.
Existen varios medicamentos para realizar la anestesia general. Algunos son gases o vapores que el paciente debe inhalar por medio de una máscara, mientras que otros medicamentos se introducen en el organismo directamente por vía intravenosa.

Durante la anestesia, el especialista debe monitorear y tener al paciente bajo control.
Puede introducirse un tubo en la boca del paciente o directamente en la tráquea del paciente para permitirle respirar, gracias a una ventilación adecuada, durante todo la duración de la intervención quirúrgica.
La duración y la dosis de la anestesia se calculan con precisión y se mantienen bajo control constantemente. Al final de la intervención, la anestesia invierte el procedimiento y el paciente recupera la consciencia y vuelve a estar en alerta en la habitación de recuperación.

El tipo de anestesia y la cantidad de la anestesia se calcula de manera personalizada, a la medida del paciente. Estas cantidades dependen de varios factores como por ejemplo la edad, el peso, el tipo de intervención y la zona del cuerpo en la que se realizará, eventuales alergias que pueda tener el paciente y su situación clínica actual.

 

¿La anestesia es segura?

En los últimos decenios ha habido muchos progresos en lo que se refiere a la seguridad del paciente y por lo tanto, los riesgos de la anestesia son muy bajos.
En los últimos 25 años, los decesos asociados a la anestesia han disminuido de dos muertes cada 10.000 anestésicos suministrados a una muerte cada 250.000 anestésicos aproximadamente.

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.

Me llamo Giovanni Defilippo, trabajé de médico de cabecera en Rubiera (pueblo entre Reggio Emilia y Módena en Emilia-Romaña) y tengo 40 años de experiencia (Número de Inscripción al Colegio de los Médicos de Reggio Emilia: 1373). Biografia completa del Dr. Giovanni Defilippo