Dolor de hombro y cuello, causas y 4 medidas para aliviarlo

El dolor en el hombro puede proceder de la articulación misma o de los tejidos blandos (por ejemplo los tendones del manguito de los rotadores), de los nervios, de los vasos sanguíneos o de otras estructuras.

El dolor en el hombro generalmente empeora con las actividades o el movimiento del brazo.

Algunas enfermedades y problemas que afectan al pecho o al abdomen, como las enfermedades del corazón, o las de la vesícula biliar, pueden causar también dolor en el hombro. El dolor en el hombro que procede de otra estructura se denomina “dolor referido”. Este tipo de molestia no empeora con el movimiento del hombro.

 

hombro, dolor, lesión, inflamación

Anatomía del hombro
Alila / bigstockphoto.com

Causas del dolor de hombro y de cuello

La causa más frecuente de dolor en el hombro y en el cuello son las lesiones de los tejidos blandos:

  • Músculos
  • Tendones
  • Nervios
  • Ligamentos

Esto puede ocurrir debido a una lesión de latigazo o a una caída, pero también puede ocurrir sin una causa precisa.

Algunos puntos gatillo activos (puntos específicos e los músculos que provocan dolor) pueden causar dolor en el cuello o el pecho que se irradia a la mano.

El dolor miofascial está causado por la formación de pequeñas adherencias en el tejido conectivo (fascia). Este dolor puede percibirse desde el cuello hasta el hombro.

La espondilosis (artrosis vertebral) de la columna cervical puede ejercer presión sobre los nervios del plexo braquial que pueden causar:

Una protusión o una hernia de disco en el cuello pueden causar dolor en el cuello que se irradia al brazo (cervicobraquialgia).
Sin embargo, los síntomas no suelen coincidir con el expediente médico de los exámenes diagnósticos (por ejemplo de la resonancia magnética) (Lawrence – 1969).
De hecho, algunas personas:

  1. Con espondilosis, no padecen dolor
  2. Con artrosis leve o con protusiones pequeñas, sienten un dolor muy fuerte

Por lo tanto, la resonancia magnética es útil, pero es necesario interpretar correctamente los resultados.
Además, para realizar un diagnóstico adecuado es necesario un examen físico por parte del médico o del fisioterapeuta.

Factores de riesgo del dolor de hombro y de cuello

  1. Actividad físcia de alta intensidad, como el levantamiento de pesas (Mayer – 2012)
  2. Trabajar con el ordenador (Waersted – 2010)
  3. Postura incorrecta (Palmer – 2007)
  4. Tendencia a la somatización (Hoe – 2012).  A menudo, se habla de somatización , pero existen criterios específicos para saber si una persona sufre de este problema. Es necesario cerciorarse de si el paciente presenta otros 5 síntomas típicos:

 

Síntomas y signos que se sienten junto con el dolor de hombro y de cuello

El dolor puede ser descrito como:

La evaluación de cada síntoma es importante para el médico porque según el tipo de síntoma se puede entender la causa del problema.

Debilidad: La debilidad puede ser debida a un dolor severo causado por el movimiento de huesos o músculos.
Los nervios que inervan los músculos, pueden estar irritados o lesionados.
Es importante distinguir la verdadera debilidad (lesiones musculares o nerviosas) de la incapacidad o el miedo de moverse para no experimentar dolor.

Entumecimiento: si los nervios están comprimidos, aplastados o dañados, la sensibilidad se ve alterada.
Se puede sentir:

  • Una sensación de ardor
  • Una sensación de hormigueo
  • La pérdida o una alteración de la sensación como si el brazo estuviera “dormido”

Dependiendo del nervio irritado, se puede sentir dolor:

  • En el cuello y en la parte anterior del brazo
  • En la espalda y en la región posterior de la extremidad superior hasta el dedo medio, en este caso el dolor puede empeorar al toser o al respirar profundamente
  • En la axila y en la parte interior del brazo

Frío: Una sensación de frío en la mano o en el brazo indican que las arterias, las venas o ambas no dejan que la sangre circule bien. Esto puede significar que no llega suficiente sangre al brazo.
Las arterias del brazo son controladas por los nervios del sistema nervioso simpático.

 

 

 

 

Tratamiento para el dolor de hombro y de cuello

Fármacos
El médico puede recetar:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como al aspirina, el ibuprofeno (Ibudol) y el naproxeno (Antalgin) pueden aliviar el dolor si este se debe a una irritación o inflamación de los nervios.
  • Corticoides – un ciclo breve de corticoides por vía oral puede aliviar el dolor gracias a que reduce la hinchazón y la inflamación del nervio.

Intervención quirúrgica
Si al cabo de unas semanas o meses, el tratamiento no quirúrgico no ha conseguido aliviar los síntomas, el médico puede recomendar una cirugía, por ejemplo de hernia de disco.

 

4 medidad eficaces para aliviar el dolor de hombro y cuello

Las recomendaciones que se mencionan a continuación están indicadas en caso de que el dolor se perciba al realizar movimiento. Por el contrario, si el dolor es constante, se recomienda acudir al médico.

1) Remedios caseros:

rollo lumbar para la postura adecuada al estar sentados

  • Ducharse con agua caliente o colocar una compresa caliende en la zona afectada
  • Mantenerse activos, pese al dolor
  • Pedirle a otra persona que le masajee el cuello
  • Mejorar la postura con la ayuda de un rollo lumbar
  • Accesorios ergonómico para trabajar con e ordenador
  • Dormir con una sola almohada
  • Dormir sobre un colchón duro. Rara vez, la causa del dolor se debe al colchón, por lo tannto no se recomienda cambiar de colchón en caso de
  • dolor de cuello.

 

2) Ejercicios

Algunos ejercicios de mckenzie son muy eficaces para aliviar este dolor.
Es importante realizar estos ejercicios solo si no provocan más dolor. Si solo se siente una leve molestia, no hay problemas en realizarlos .
Sin embargo, la molestia debe desaparece al cabo de un minuto después de haber terminado el ejercicio.

Retración con extensión cervical

  • Sentarse
  • Llevar la quijada hacia atrás, enderezando el cuello
  • A partir de esta posición, extender el cuello (como para mirar hacia arriba)
  • Regresar a la posición inicial
  • Repetir 10 veces este ejercicio

ejercicio mckenzie de extensiàon cervical

Retracción con inclinación lateral

  • Posición inicial: sentado
  • Llevar la quijada hacia atrás, la columna cervical se pone recta
  • A partir de esta posición, doblar el cuello hacia un lado
  • Regresar a la posición inicial
  • Repetir 10 veces este ejercicio

esercizio mckenzie, inclinazione laterale

Es imporntante saber cuál de estos ejercicios le proporciona mejores resultados (por ejemplo en términos de disminución del dolor o de amplitud del movimiento).
Solo hay que realizar el ejercicio más eficaz, cada dos horas aproximadamente.

 

4) Terapia manual

La terapia manual más eficaz en estos casos consiste en desactivar los puntos gatillo.
Muchos pacientes se sorprenden cuando el fisioterapeuta realiza la manipulación en zonas en las que no se siente dolor, pero en realidad esto es normal porque a menudo el dolor tiene su origen en otras partes del cuerpo.
En particular, los músculos que pueden provocar dolor irradiado al cuello y al brazo son:

  1. Escalenos
  2. Pectoral menor
  3. Subclavio

punti trigger, collo, petto

El paciente debe estar en posición acostada, con el músculo relajado (no estirado).
El tratamiento consiste en ejercer presión constante durante 90 segundos aproximadamente o hasta desactivar el punto gatillo.

 

5) ¿Qué hay que evitar en caso de dolor de hombro y cuello?

  • No colocarse un cuello ortopédico, esto puede aumentar la rigidez
  • No colocar hielo en el cuello
  • No hacer estiramiento porque puede empeorar el dolor

Artículos Relacionados:

Bibliografía

  1. Lawrence JS. Disc degeneration. Its frequency and relationship to symptoms. Ann Rheum Dis. 1969 Mar; 28(2):121-38.
  2. Mayer J, Kraus T, Ochsmann E. Longitudinal evidence for the association between work-related physical exposures and neck and/or shoulder complaints: a systematic review. Int Arch Occup Environ Health. 2012 Aug; 85(6):587-603.
  3. Waersted M, Hanvold TN, Veiersted KB. Computer work and musculoskeletal disorders of the neck and upper extremity: a systematic review. BMC Musculoskelet Disord. 2010 Apr 29; 11():79.
  4. Palmer KT, Smedley J. Work relatedness of chronic neck pain with physical findings–a systematic review. Scand J Work Environ Health. 2007 Jun; 33(3):165-91.
  5. Hoe VC, Kelsall HL, Urquhart DM, Sim MR. Risk factors for musculoskeletal symptoms of the neck or shoulder alone or neck and shoulder among hospital nurses. Occup Environ Med. 2012 Mar; 69(3):198-204.