Reacción alérgica

 

Una reacción alérgica se produce cuando ciertas sustancias denominadas alérgenos entran en contacto con la piel, la nariz, los ojos, las vías respiratorias y el tracto gastrointestinal.

Las reacciones alérgicas son frecuentes puesto que muchas personas sufren alergias.
La respuesta inmunitaria es similar a la que causa la fiebre del heno (rinitis alérgica).

La mayoría de las reacciones se producen poco después del contacto con el alérgeno.


Muchas de las reacciones alérgicas son leves, pero algunas pueden ser graves y mortales.
Generalmente se limitan a una zona reducida del cuerpo, si bien pueden infectar a todo el organismo.
La forma más grave se denomina anafilaxia o shock anafiláctico.

Existen muchas sustancias a las que una persona puede ser alérgica, como por ejemplo el veneno de las picaduras de abeja, ciertos alimentos, los medicamentos y el polen.
Aunque la primera exposición puede producir una reacción leve, el contacto repetido puede provocar síntomas más graves.
Cuando una persona se expone a un alérgeno (está sensibilizada), una exposición posterior al alérgeno, incluso si se trata de una cantidad muy pequeña, puede provocar una reacción grave.

 

¿Cuánto tiempo pasa antes de manifestarse?

Una reacción alérgica grave se produce a los pocos segundos o minutos de la exposición al alérgeno.
Sin embargo, algunas reacciones pueden producirse después de algunas horas, sobre todo si el alérgeno es un alimento.
La anafilaxia es una reacción alérgica grave y repentina que se produce a los pocos minutos de la exposición.
Sin un tratamiento inmediato, la anafilaxia puede empeorar muy rápidamente y provocar la muerte en menos de 15 minutos.

 

Mecanismo de reacción alérgica

El sistema inmunitario comprende los glóbulos blancos, que producen anticuerpos.
Cuando el cuerpo se expone a un antígeno, comienza una compleja serie de reacciones.
Los glóbulos blancos producen un anticuerpo específico para este antígeno.
La función de los anticuerpos es detectar y ayudar a destruir las sustancias que provocan las enfermedades.
En las reacciones alérgicas, el anticuerpo se llama inmunoglobulina E, o (IgE).
Este anticuerpo favorece la producción y la liberación de sustancias químicas y hormonas llamadas “mediadores”.
Los mediadores producen algunos efectos sobre el tejido local y los órganos. Además, atraen a otros glóbulos blancos.
Estos efectos provocan los síntomas de la reacción alérgica.
La histamina es uno de los mediadores más importantes producidos por el cuerpo.
Si la liberación de mediadores es repentina o significativa, la reacción alérgica puede ser repentina y grave y también se puede producir un shock anafiláctico.
Las reacciones alérgicas son únicas en cada persona.
El tiempo de reacción a los alérgenos puede variar mucho. Algunas personas experimentan una reacción alérgica inmediata, mientras que otras necesitan más tiempo.

 

Tipos de reacción alérgica

Hipersensibilidad de tipo I
La hipersensibilidad de tipo I se denomina hipersensibilidad inmediata o anafiláctica.
La reacción puede afectar a la piel (urticaria y eczema), los ojos (conjuntivitis), la nasofaringe (rinorrea, rinitis), los tejidos broncopulmonares (asma) y el tracto gastrointestinal (gastroenteritis).
La reacción puede empezar entre 15-30 minutos y 10-12 horas después de la exposición al antígeno.

Hipersensibilidad de tipo II
La hipersensibilidad de tipo II (o citotóxica) puede afectar a diferentes órganos y tejidos. Normalmente los antígenos son endógenos, aunque las sustancias químicas exógenas (haptenos) también pueden provocar esta reacción.
Entre los ejemplos de esta reacción se encuentran la granulocitopenia y la trombocitopenia.

Hipersensibilidad de tipo III
La hipersensibilidad de tipo III (por complejos inmunes).
La reacción puede ser general (por ejemplo, la enfermedad del suero) o afectar a los órganos individualmente, por ejemplo:

Hipersensibilidad de tipo IV
La hipersensibilidad de tipo IV (reacción retardada) puede tardar mucho en aparecer, incluso 48 horas después de la inyección del antígeno. La reacción se caracteriza por un eritema y el endurecimiento de la piel.

 

Causas de la reacción alérgica

Muchas personas conocen las reacciones y los factores de riesgo de las alergias. A continuación se muestran los principales factores de riesgo:

  1. Ciertos alimentos, tales como frutos secos, fresas, uva, mariscos, camarones, almejas, habas, rúcula, productos lácteos y trigo.
  2. Los niños pueden sufrir alergias alimentarias. Existen más de 160 alimentos alergénicos.
    Entre los alimentos que pueden provocar reacciones alérgicas en los niños, se encuentra la leche, los huevos, las nueces y la soja.
  3. Las personas alérgicas a las gramíneas deberían prestar atención no solo al heno, sino también a algunas frutas y verduras que contienen proteínas similares a las que se encuentran en el polen del heno.
    Estos productos pueden provocar una reacción alérgica con picor o hinchazón de la boca, la cara, los labios, la lengua, la úvula y provocar una sensación de garganta cerrada.
    Conocida como síndrome de alergia oral, esta enfermedad se produce cuando el sistema inmunitario actúa como si la proteína que se encuentra en algunas frutas y verduras fuera igual al polen en el aire.
  4. La intolerancia alimentaria es distinta de la alergia alimentaria.
    Las alergias son una respuesta del sistema inmunitario, mientras que la intolerancia alimentaria es una respuesta del sistema digestivo, que no es capaz de descomponer y digerir los alimentos correctamente (la más frecuente es la intolerancia a la lactosa).
  5. Vacunas y fármacos. Los antibióticos como la penicilina, amoxicilina (Augmentine), sulfonamidas (Brongenit), aspirina, antiinflamatorios no esteroideos (Nurofen, Voltaren, Ketoprofeno ratiopharm, ibuprofeno), heparina, paracetamol (Efferalgan), anestesia general o local (por ejemplo, la del dentista).
  6. Otras sustancias que provocan una reacción alérgica son: látex (por ejemplo guantes o preservativos), polvo, champú, tinte para el cabello, polen, moho, pelo de animal, níquel (presente por ejemplo en pendientes, pulseras, anillos, etc.), aceites esenciales de las mascarillas para la cara y la hiedra venenosa.
    Otros alérgenos muy comunes son los detergentes, los tintes de cabello y las tintas de los tatuajes.
  7. Las picaduras de insectos, abejas, avispas y hormigas de fuego pueden provocar reacciones fuertes que pueden ser muy graves y afectar a todo el cuerpo.
  8. Los traumas leves, las temperaturas calientes o frías, la actividad física, el estrés y las emociones también pueden desencadenar reacciones alérgicas.

 

Alimentos especialmente desaconsejados para los bebés

Si el bebé tiene un alto riesgo de sufrir alergias alimentarias (por ejemplo, si uno de los padres sufre una alergia alimentaria), se recomienda evitar la introducción de estos alimentos hasta que el niño cumpla un año.
Para los demás, se aconseja esperar al menos 8 meses antes de introducir estos alimentos en la dieta del niño.
Para reducir el riesgo de una alergia alimentaria, el sistema digestivo del niño debe ser lo suficientemente maduro como para asimilar estos alimentos.

Claras de huevo
Los huevos son uno de los alimentos que suelen provocar alergias en los niños.
Por lo general, los síntomas de la alergia al huevo se producen a los pocos minutos o a las pocas horas después de consumir huevos o alimentos que los contienen.
Se debe evitar darle clara de huevo al bebé hasta que no cumpla al menos 12 meses, ya que existe un alto porcentaje de recién nacidos que son alérgicos a una proteína que se encuentra en la clara de huevo.
La yema de huevo puede darse a los bebés a los 7 meses.

Pescado
No se debe dar pescado con alta concentración de mercurio a los bebés.
Por ejemplo, se deben evitar:

  • Róbalo rayado (salvaje)
  • Pescado azul
  • Esturión
  • Atún (rojo)
  • Caballa
  • Pez espada.

¿Qué tipos de pescado son seguros para los niños?
A continuación se muestran los pescados que pueden consumir los niños más de 4 veces al mes después de los 8 meses:

  • Boquerones
  • Burro o eglefino (pescado con redes de arrastre)
  • Arenque del Atlántico
  • Caballa del Atlántico
  • Salmón salvaje
  • Sardinas
  • Trucha arcoiris

Miel
Se debe esperar a que el niño cumpla un año.
La miel puede contener esporas de botulismo que producen toxinas peligrosas en el tracto intestinal del niño.

 

Reacción alérgica¿Qué ocurre en caso de alergia al huevo?

Los huevos en sí no son peligrosos, pero si una persona es alérgica, el cuerpo piensa que se trata de sustancias nocivas.
Normalmente, el sistema inmunitario combate la infección. Pero cuando alguien es alérgico a un alimento, como los huevos, el sistema inmunitario reacciona de manera excesiva a las proteínas de este alimento.
La mayoría de las personas alérgicas a los huevos experimentan una reacción a las proteínas de la clara de huevo, mientras que algunas personas no toleran las proteínas de la yema.
Esto provoca una reacción alérgica en la que el cuerpo libera sustancias químicas como la histamina.
Se deben evitar los alimentos que contienen huevo o cualquiera de estos alimentos:

  • Albúmina (o claras de huevo)
  • Huevo (yema seca, en polvo o sólida)
  • Sabayón
  • Lisozima
  • Mayonesa
  • Merengue (polvo de merengue)
  • Surimi (pescado picado japonés)

Los huevos también se encuentran en:

  • Los productos de panadería
  • Lecitina
  • Macarrones
  • Mazapán
  • Turrón
  • Pasta.

 

Alergia a la leche

Aproximadamente el 2,5% de los niños menores de 3 años son alérgicos a la leche.
Los lactantes no son alérgicos a la leche materna pero la madre, al consumir productos lácteos, puede transmitir las proteínas de los alimentos al bebé durante la lactancia.
La consecuencia es una reacción alérgica a la leche.

Alimentos que sorprendentemente contienen leche:

  1. Algunas marcas de atún en lata contienen caseína, una proteína de la leche.
  2. Muchos productos no queseros contienen caseína (un derivado de la leche), que aparece como un ingrediente en el envase .
  3. Algunos tipos de carne pueden contener caseína como espesante o aglutinante.
  4. Se deben controlar las etiquetas con atención.
  5. Muchos restaurantes ponen mantequilla sobre los bistecs. Este alimento no es visible una vez que se ha derretido.
  6. Leche artificial para bebés.

 

Reacción alérgica durante el embarazo

Es perfectamente normal (y útil) que el cuerpo reaccione cuando algo es perjudicial, pero si declara la guerra total a un invasor que en realidad no hace daño (por ejemplo, el polen o el pelo de animal), dicha reacción excesiva se considera una alergia.

¿Las alergias pueden dañar al bebé?
Si no se produce una reacción alérgica grave (anafilaxia) que interrumpa el flujo de aire durante el embarazo, el bebé probablemente no se vea afectado.
pruebas del parche, alergia

Síntomas de una reacción alérgica

Entre los síntomas más frecuentes de una reacción alérgica leve se encuentran:

Los síntomas de una reacción alérgica moderada o grave pueden ser:

¿Cuánto tiempo dura la reacción alérgica?
Por lo general, la urticaria y las reacciones alérgicas leves desaparecen por sí solas y pueden durar desde 10 minutos hasta varios días.

 

Tratamiento para la reacción alérgica

La única manera de no tener una reacción alérgica es evitar los factores que provocan los signos y síntomas.
En caso de una reacción alérgica leve, los antihistamínicos con o sin receta médica ayudan a reducir los síntomas.
Estos medicamentos se pueden tomar después de la exposición a un alimento para ayudar a aliviar el picor o la urticaria que provoca la alergia.
En caso de reacción alérgica grave, puede que sea necesaria una inyección de epinefrina.

 

¿Por qué se utilizan los corticoides?

Los corticoides se utilizan principalmente para aliviar la inflamación.
La inflamación se produce cuando el sistema inmunitario (la defensa natural del cuerpo contra infecciones y enfermedades) produce hinchazón, enrojecimiento y acumulación de líquido como respuesta a una infección.
La cortisona es útil para reducir los síntomas de las reacciones alérgicas; se puede tomar en forma de pastillas o en crema.
Por ejemplo, en caso de rinitis alérgica los médicos suelen recetar 1 mg de betametasona (cortisona por vía oral) al día durante una semana.

 

Remedios contra la urticaria y las reacciones alérgicas leves

El bicarbonato de sodio es una sustancia que puede reducir los síntomas.
Se llena la bañera y se vierte medio kilo de bicarbonato.
Acceder a la bañera y permanecer en remojo durante al menos 10-15 minutos.