Contusión muscular

¿Qué es una contusión?

La contusión es la consecuencia de un violento trauma directo en una zona del cuerpo.
Una contusión puede causar graves daños, por ejemplo:

  • En caso de traumatismo cranealel paciente puede tener una fractura o una hemorragia cerebral que puede dañar las neuronas en el cerebro con consecuencias graves o hasta mortales.
  • La contusión facial (en la cara) puede causar una hemorragia ( por la nariz) y una fractura ósea.
  • Una contusión del globo ocular puede causar: hemorragia interna, desprendimiento de retina
    (separación de la retina), lesión del iris, glaucoma, catarata o la luxación del cristalino.
  • Durante un trauma torácico, si la costilla perfora el pulmón se puede producir un neumotórax, pero también los otros órganos que se encuentran en la caja torácica se pueden lesionar, por ejemplo el hígado.
  • La contusión al esternón e intercostal puede provocar una hemorragia en el tórax o bien una lesión grave a los órganos: corazón, pulmones y aorta.
  • Un trauma en el hombro o en el brazo puede provocar sólo un hematoma, pero en raros casos causa la luxación del hombro.
  • En caso de caída de trasero, la contusión lumbosacra o a nivel del cóccix puede causar un fuerte dolor de espalda en la zona inferior.
Contusión muscular, dolor, trauma, chica linda
Hematomas, dolor de trauma © sframe – Fotolia.com
  • La contusión al fémur y en particular a la rodilla puede ser muy dolorosa porque puede causar un edema óseo que cura lentamente.
  • A veces el esguince de tobillo es causado por un trauma durante una competición, en este caso el hematoma es más extenso, pero las consecuencias son las mismas.
  • La contusión a un dedo, por ejemplo durante un partido de voleibol, puede causar una subluxación y la lesión del tendón del flexor, por lo tanto sirve una ecografía para verificar los daños.

Lo que golpea y causa la contusión se llama objeto contundente, no es un objeto puntiagudo porque no puede penetrar en el interior.

Raramente ocurre la lesión de los tejidos superficiales: dermis y epidermis, en algunos casos se forma una abrasión o bien una pequeña laceración de la piel, como cuando se cae en bicicleta y se arrastra por el asfalto.

El choque o el golpe también causan la rotura de los capilares y una congestión de sangre que forma el clásico hematoma de color morado-azulado-verdusco visible del exterior.
Los pequeños golpes provocan la formación de pequeños moretones, muchas mujeres los desarrollan como consecuencia de traumas musculares leves a los muslos y a las piernas.

Este tipo de accidente es frecuente en los deportistas a causa de choques directos durante el juego o pelotazos (fútbol, rugby, voleibol, baloncesto, balonmano, waterpolo etc.) o bien ocurre como consecuencia de caídas en la practica de artes marciales (judo, aikido, kárate, etc.) o en los niños, incluso sin crear una lesión del cutis.
Muchos futbolistas y otros deportistas tienen hematomas subungueales (uñas negras) que se forman pateando la pelota o si son pisados. La uña se rompe o se sale por completo del lecho ungueal y éste provoca un hematoma visible del exterior.
Los accidentes en el hogar y negocio son acontecimientos frecuentes y provocan contusiones predominantemente en los miembros superiores.

Si la ruptura de capilares es profunda, daña los vasos sanguíneos y linfáticos menos superficiales que forman un hematoma intramuscular no visible, después de una semana se puede ver una mancha púrpura en una región del cuerpo más abajo porque la gravedad empuja la sangre hacia abajo.

Otra signo de la contusión es la hinchazón que se forma como respuesta inflamatoria del cuerpo humano. El hematoma o contusión con el tiempo se absorbe y se convierte en más ligera en color y color amarillento.

 

¿Cómo se clasifican las contusiones?

  • Contusión de la piel: si se refiere sólo a las capas superficiales del cuerpo con la laceración de la piel o lesión.
  • Contusión muscular: el tejido afectado es aquel muscular, se forma un hematoma y edema en cualquier caso, si el trauma fue fuerte  y violento, puede haber causado una lesión o desgarro muscular (por ejemplo una patada de un caballo).
  • Contusión del tendón: el tendón es un tejido conectivo fibroso, rígido y resistente, la lesión o inflamación afecta a la vaina sinovial que le rodea y es más vulnerable.
    En este caso provoca una tendinitis.
  • Contusión del hueso: Si el trauma llega directamente al hueso puede dañar y enardecer el periostio, la membrana que le rodea. Estos hematomas son muy dolorosos.

 

¿Cuáles son los síntomas de una contusión?

El paciente que padece una contusión percibe enseguida dolor intenso en la zona golpeada.
Después de pocas horas o algunos días será visible la mancha del hematoma y con base en la zona de la lesión es posible acusar una pérdida de fuerza o restricción de movimiento a causa de las punzadas que se advierten moviéndose.
Una de las zonas más golpeadas es el pie, muchos futbolistas tienen la uña del pulgar negra y rota, o bien la han perdido completamente.

 

¿Cuáles son las posibles complicaciones de una contusión?

Si hay lesiones óseas, se presentarán los síntomas de la fractura, en caso de daño al nervio es posible tener hormigueo y parestesias, por ejemplo un daño al nervio ulnar provoca dolor y pérdida de sensibilidad desde el codo hacia el meñique y el anular.
Si el hematoma no se absorbe puede solidificarse y convertirse en un hematoma organizado (duro), mucho más difícil de solucionar.
Después de muchos meses o años el hematoma puede llegar a osificarse, o bien unirse  al tejido óseo alrededor con la formación de células óseas.
Si además de la contusión hay una laceración de la piel o corte cutáneo, puede ocurrir una infección.
Si el trauma es muy violento y el hematoma para el aporte de sustancias nutritivas a las células, puede ocurrir la muerte celular o necrosis.

contusión, Tecarterapia, hematoma, dolor
Contusión, tecarterapia

 

¿Cuál es el tratamiento por una contusión?

El trato en fase aguda consiste en aplicar hielo y descanso o inmovilización, vendaje compresivo para parar el sangrado y la inflamación, protocolo RICE.
Las contusiones musculares, óseas, articulares o de los tendones deberían solucionarse
espontáneamente en pocos días, el dolor debería bajar rápidamente de intensidad y las equimosis tienden a desaparecer, sin embargo, si el paciente tiene prisa de curar o bien si las mejorías no llegan, el tratamiento más apto es decididamente la Tecarterapia® que drena la sangre, tiene un efecto antiinflamatorio, bioestimulante y analgésico.


Entre los remedios naturales, se pueden untar las cremas que contienen árnica o garra del diablo que son sustancias muy útiles para solucionar la inflamación y absorber el hematoma.
Un masaje ligero sobre la zona dolorosa puede ser útil, pero hace falta esperar al menos 2 días del trauma.


Después de las primeras 24 horas, el hielo no sirve más, más bien es contraindicado porque tiende a congestionar ulteriormente la sangre y para los procesos reparativos del organismo.
El día después del trauma, hará falta iniciar a mover la zona golpeada y aplicar del calor que acelera el metabolismo y los mecanismos de curación propios de las células.
Si el hematoma es demasiado voluminoso es posible que sea necesaria la intervención del cirujano para quitarlo con cirugía, el médico tendrá que valorarlo cuidadosamente.

 


¿Cuánto dura? El pronóstico

Los tiempos de curación dependen de la gravedad de los daños.
Sin tratamentos la contusión muscular cura completamente en 2/3 semanas, si no hay complicaciones.
En ciertos casos el hematoma puede convertirse en sólido u organizado, es decir se deshidrata y sólo queda la parte sólida.
En este caso la cura mejor es la Tecarterapia que sirve para la absorción de la sangre.
Los daños a los órganos tienen que ser curados del médico o del cirujano si necesario.

Deja un comentario