Ojos hinchados

Si tenemos los ojos hinchados, hay un exceso de líquido (o edema) en el tejido conectivo alrededor del ojo, sobre todo, en los párpados.
Las bolsas debajo de los ojos (o hinchazón debajo de los ojos) son frecuentes cuando el individuo se hace mayor.
Con el envejecimiento, los tejidos alrededor de los ojos se hacen débiles, sobre todo los músculos que soportan los párpados.
La grasa que soporta los ojos puede moverse hacia alante en los párpados inferiores. Por consiguiente, parecen hinchados.


El líquido también puede acumularse en el espacio debajo de los ojos. Esto hace que parezcan hinchados.

 

Causas de ojos hinchados

Hay muchos factores que pueden dar lugar a una hinchazón en los ojos. Hay algunos que no son peligrosos y otros que incluso podrían producir la pérdida de la capacidad visual.

Alergias
Las reacciones alérgicas en los ojos se producen cuando el sistema inmunológico tiene una reacción excesiva a una sustancia antigénica llamada alérgeno.
El polen, el polvo, el pelo de animales, algunas gotas para los ojos y el líquido para las lentillas forman parte de los alérgenos más comunes del ojo.
Una reacción alérgica al maquillaje también representa otro factor desencadenante de los ojos hinchados.
Las alergias en los ojos se desarrollan cuando las células de los ojos liberan unos “mediadores” químicos para recibir protección contra los alérgenos a los cuales resultan sensibles.

El más frecuente es la histamina que produce:

  • Dilatación de los vasos sanguíneos de los ojos,
  • Hinchazón,
  • Prurito en las membranas mucosas,
  • Ojos rojos,
  • Lagrimeo del ojo.

Conjuntivitis
La conjuntivitis, también llamada ojo inflamado, es una inflamación de la conjuntiva, es decir la capa clara de la superficie del ojo.
Hay varios tipos de conjuntivitis: alérgica, bacteriana y viral. Todos pueden producir hinchazón en los ojos y otros síntomas como lagrimeo excesivo, enrojecimiento y prurito.


Orzuelo
Suele aparecer como una protuberancia hinchada y roja a lo largo del borde del párpado.
El orzuelo se produce por una infección bacteriana y por la inflamación de la glándula de Meibomio.
Cuando estas glándulas sebáceas se bloquean, el síntoma más común es la hinchazón del párpado.
El orzuelo suele producir dolor al ser tocado.

Chalazión
El chalazión se produce a raíz del bloqueo de una glándula de Meibomio. Al principio, encontramos el orzuelo y, después, un quiste sebáceo duro.
Otra diferencia es que el orzuelo se produce en el borde del párpado pero el chalazión no.
Ambos producen hinchazón en los párpados y dolor en la región afectada.

Lesiones en los ojos
Cualquier lesión en la región de los ojos (también llamado ojo negro) y los traumatismos producidos por las intervenciones de cirugía estética (blefaroplastia o cirugía de párpados) pueden dar lugar a inflamación e hinchazón de los ojos.
Al diagnosticar el ojo negro, hay que tener en cuenta que el hematoma tiende a bajar debido a la gravedad.

Un traumatismo en la frente, cerca de donde empieza el pelo, puede producir un hematoma que, después de tres días, se encontrará cerca de los ojos.
Por consiguiente, hay que decirle al médico cuál es la localización del traumatismo porque puede confundirse con el área hinchada y roja.

Llanto

Los ojos hinchados por el llanto dependen de dos factores:

  1. Las lágrimas contienen mucho sodio y esta sustancia tiende a producir irritación e inflamación;
  2. Normalmente, cuando se llora, se frotan los ojos y, por consiguiente, la inflamación aumenta.

Llevar lentillas
El uso inadecuado de lentillas, por ejemplo, lo de llevar lentillas sucias, nadar con lentillas o guardarlas en un contenedor sucio, puede producir infección en los ojos y párpados hinchados.
Al usar las lentillas de esta manera, puede que se produzca irritación en los ojos e hinchazón.

Blefaritis
La blefaritis es la inflamación de los párpados. Suele depender de las glándulas sebáceas que no funcionan bien y éstas se encuentran en la base de las pestañas.
La blefaritis produce hinchazón y dolor en los párpados.


Celulitis orbitaria
Es una infección bacteriana rara y aguda de los tejidos que rodean el ojo y produce hinchazón dolorosa de los párpados superiores e inferiores, de las cejas y de las mejillas.
Otros síntomas son: ojos saltones, pérdida de la visión, fiebre y dolor en los ojos durante los movimientos oculares.
La celulitis orbitaria es una emergencia médica y un tratamiento con antibióticos suele ser necesario para evitar que el nervio óptico resulte afectado, para que no se pierda la visión (ceguera) y para que no se produzcan otras complicaciones graves.
Si la infección sólo afecta el tejido blando del párpado, se llama celulitis preseptal. Este trastorno es menos grave que la celulitis orbitaria y suele ser tratado a través de un medicamento tópico sin que el paciente tenga que ingresar.

Infección ocular por herpes
Se produce a raíz del común herpes simple. En algunos casos, la infección ocular por herpes produce queratitis (la inflamación del tejido de la córnea) y también puede llevar a fibrosis.
Los síntomas de la infección por herpes en el ojo pueden ser parecidos a los de la conjuntivitis. En realidad, también puede que aparezcan llagas dolorosas en el párpado, visión borrosa y ojos hinchados que pueden ser tan graves como para producir una disminución en la visión.
Los tipos de herpes en el ojo pueden ir de una infección leve a un problema en el ojo mucho más grave que puede llevar a un transplante de córnea o incluso a la pérdida de la visión.

Enfermedad de GravesBasedow 

Ojos hinchados
Ojos hinchados

El hipertiroidismo producido por la enfermedad de Graves-Basedow procede de una tiroides hiperactiva (hipertiroidismo), suele estar asociado a hinchazón en los párpados y ojos saltones, además de visión doble y párpados caídos (ptosis).

La hinchazón es peor por la mañana porque, en la cama, falta esa fuerza de gravedad que atrae hacia abajo el líquido de los ojos.

Cinco minutos después de que el paciente se levante, la hinchazón y la molestia disminuyen.

Sol y viento
Si hace demasiado sol, puede que estemos afectados por un eritema solar en la cara que hace que los pómulos, la nariz, la frente y los ojos también se hinchen.
El viento puede producir irritación en los ojos porque hace que se sequen y también puede dejar polvo y arena en la córnea.

 

Síntomas de los ojos hinchados

Otros síntomas que podemos encontrar a la hora de estar afectados por hinchazón e inflamación son:

  1. Molestia,
  2. Visión borrosa,
  3. Enrojecimiento del ojo o alrededor del ojo,
  4. Secreciones del ojo,
  5. Dolor en los ojos,
  6. Prurito o sensación de picor en los ojos,
  7. Dificultad en la visión, visión doble,
  8. Sensación de cuerpo extraño en el ojo.

  

Diagnóstico de ojos hinchados

En algunos casos, la hinchazón es un efecto secundario de otra enfermedad.
Si se empieza un tratamiento para esa enfermedad, también se puede resolver el problema de los ojos hinchados.
Hay algunas enfermedades que producen hinchazón en los ojos:

  • Embarazo,
  • Cambios hormonales asociados al ciclo menstrual,
  • Dermatitis (piel sensible que se puede hinchar porque entra en contacto con sustancias irritantes),
  • Alergias,
  • Mononucleosis (los ojos hinchados pueden ser un síntoma precoz de infección),
  • Medicamentos (hinchazones o retención de líquidos pueden ser un efecto adverso de algunos antibióticos),
  • Enfermedades graves.

 

Remedios naturales para los ojos hinchados

No hay que olvidarse del agua.
Al despertarse, para reducir la hinchazón, hay que lavarse la cara con agua fría y, después, hay que beber un par de vasos de agua para hidratar el cuerpo.

  1. Hay que desmaquillarse con algodón y soluciones para desmaquillarse los ojos. El maquillaje que acaba en los conductos lagrimales produce inflamación y, si no se quita, también puede que se produzca una infección.
  2. Sumergir un apósito o un poco de algodón en agua fría para luego ponerlo en la cara 5-10 minutos.
  3. Cucharas Dos cucharas de té son los utensilios adecuados para ayudar a reducir la hinchazón en los ojos de manera temporal. Hay que poner 4 o 6 cucharas en el frigorífico. Para desinchar los globos oculares, es mejor que el individuo se tumbe, cierre los ojos y se ponga una cuchara (superficie cóncava hacia abajo) en cada ojo. Cuando la cuchara se calienta, hay que sustituirla por una fría del frigorífico.
  4. Podemos guardar una mascarilla en gel o una compresa de hielo en la nevera para luego dejarlas en los ojos durante 10 minutos. Hay que tener cuidado en no dejar que el hielo esté en contacto con la piel porque produce quemaduras. Hay que envolver el hielo con una tela de lana.
  5. Un remedio natural eficaz está representado por la aplicación de una bolsita de manzanilla fría, menta, ginseng o té negro a los ojos porque hacen que la piel esté bien lisa y estirada.
  6. Mantener la cabeza en una superficie más alta mientras dormimos.
    Es normal que tengamos los ojos hinchados al despertarnos.
    Para reducir la hinchazón, podemos intentar poner otra almohada más para que el líquido baje hacia el corazón durante la noche.
    Si dormimos pronos, es mejor cambiar y ponerse supinos.
    Si dormimos en un lado, podemos percatarnos de que el ojo que está hacia la cama, está más hinchado que el otro porque esta postura hace que el líquido se acumule en esa región.
    Otro remedio es el de poner dos objetos debajo de las patas de la cama para levantar el lado en el que apoyamos la cabeza.
  7. Sumergir dos rodajas de pepino o patatas en hielo y ponerlas en los ojos durante 10 minutos.
    Las sustancias astringentes naturales astringen la piel alrededor de los ojos.
  8. Las farmacias venden unas toallita oculares pretratadas que contienen sustancias antiinflamatorias.
    Hay que poner las tiritas debajo de los ojos y dejarlas 15 minutos.
  9. Hay que guardar la crema para los ojos en la nevera y aplicarla por encima y por debajo de los párpados.
  10. Hay que rociar agua de rosas sobre la cara y los ojos para contraer los músculos de la epidermis.

 

Dieta y alimentación para los ojos hinchados

La sal, las patatas fritas, la pizza con pimiento y otros alimentos muy salados y sabrosos pueden hinchar los ojos.
Para resolver el problema de los ojos hinchados, hay que derretir ½ chucharadita de sal en 1 litro de agua tibia. Hay que sumergir dos trozos de algodón o unas almohadillas faciales en la mezcla para luego tumbarse y ponerlos en los párpados.
Hay que descansar manteniendo esta postura con las almohadillas en los ojos por lo menos diez minutos. A la mañana siguiente, al despertarnos, los ojos tendrían que estar deshinchados.

Fresa
Para resolver el problema en pocos minutos, quien tiene los ojos hinchados puede usar unas fresas.
El ácido alfa-hiroxi que se encuentra en las fresas puede hacer que la piel resulte más lisa y joven.
Sin embargo, también puede reducir la hinchazón el en ojo.
Para reducir la hinchazón en los ojos, hay que guardar las fresas en la nevera durante media hora.
Después hay que quitar los extremos de las fresas frías y cortarlas en trozos espesos.
Después hay que tumbarse y ponerse los trozos en los ojos durante algunos minutos.
Nada más quitar las fresas, podemos darnos cuenta de que la situación ha ido mejorando.

Beber menos alcohol
El alcohol lleva a la retención de los líquidos en la cara y también puede producir deshidratación.
Hay que beber 1 o 2 tipos de alcohol, 1 o 2 veces a la semana.
Si bebemos más, habrá una caída de la piel alrededor de los ojos.