Eritema nodoso: diagnóstico, tratamiento y pronóstico

 

Eritema nodosoDiagnóstico y pruebas de laboratorio para el eritema nodoso

Si el médico diagnostica el eritema nodoso, suele recomendar algunas pruebas para identificar la causa subyacente.
Entre ellas se encuentran:

  1. Análisis de sangre para buscar signos de inflamación e infección.
  2. Prueba del estreptococo. Por ejemplo, una muestra faríngea. El exudado se envía al laboratorio para ver si hay una infección.
    Un análisis de sangre especial también puede mostrar si el paciente ha tenido recientemente una infección estreptocócica.
    En este caso, el análisis de sangre también muestra un nivel alto de VES.
  3. En muy pocas ocasiones se realiza una biopsia (examen histológico de un nódulo para confirmar el eritema nodoso).
  4. Radiografía del tórax. Si el médico sospecha que se trate de tuberculosis o sarcoidosis puede recomendar una radiografía del tórax.
  5. Otras pruebas para la tuberculosis. El médico puede recomendar la realización de un examen específico llamado prueba cutánea de la tuberculina (Test de Mantoux).
    La prueba consiste en una pequeña inyección intradérmica en el brazo.
    Se realiza para ver si el paciente está infectado por TB.
    Si el paciente tiene tos, el médico puede solicitar una muestra del material expulsado por la tos para analizarla en el laboratorio.
  6. Pruebas para la sarcoidosis. Si el médico sospecha que se trate de sarcoidosis, puede remitir al paciente a un especialista para una valoración detallada, en este caso a un reumatólogo.
    Entre éstas pruebas se encuentran las pruebas de función respiratoria (pruebas especiales de respiración).
    También se puede realizar:

    • TAC
    • Resonancia magnética de los pulmones
    • Broncoscopia (se introduce una cámara especial por la nariz y la boca para examinar las vías respiratorias y los pulmones).
  7. Muestra de heces. Ésta permite detectar infecciones como:
    • Salmonella spp.
    • Campylobacter spp.
      El médico puede recomendar este examen si el paciente sufre de dolor de barriga o diarrea junto con el eritema nodoso.
  8. Pruebas intestinales. Si el médico sospecha que la causa subyacente sea una enfermedad inflamatoria intestinal como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, puede recomendar otras pruebas, como la colonoscopia.

Diagnóstico diferencial
El médico debe descartar:

 

Tratamiento para el eritema nodoso

El tratamiento prevé reposo en cama para reducir:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Estrés, que puede afectar negativamente.

El médico le ordina suspender los medicamentos que pueden haber provocado el eritema nodoso.

Si la causa del eritema nodoso es una infección bacteriana se requiere un tratamiento con antibióticos. Las tetraciclinas orales contienen propiedades antiinflamatorias y pueden acortar la duración de la enfermedad y de las molestias.

Se debería usar un vendaje protector fijo o calcetines de compresión ligera.
El médico puede recetar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos AINE que reducen las molestias. Por ejemplo:

  • Indometacina (Idonilo)
  • Naproxeno (Naprosyn)

Si el paciente presenta un gran número de nódulos, para acelerar la recuperación, el médico prescribe:

 

Remedios naturales y homeopáticos para el eritema nodoso

Para reducir los síntomas es posible aplicar:

 

¿Cuánto dura? Pronóstico del paciente con eritema nodoso

Cabe destacar que el eritema nodoso no constituye una amenaza para los órganos internos, aunque es molesto y a menudo doloroso.
Por lo general, con el tiempo se consigue una recuperación completa, si bien la enfermedad a veces puede reaparecer.

 

Eritema nodoso: causas y síntomas