Fractura de clavícula

La fractura de la clavícula es una lesión bastante frecuente, sobre todo entre los niños y los adultos más jóvenes. La clavícula conecta la parte superior del esternón con el omóplato.

Algunas de las causas más frecuentes de fractura son:

  • Caídas;
  • Traumatismos deportivos;
  • Accidentes de coche.
Movilización pasiva de la clavícula, fractura, pecho, hombro, omóplato

Ejercicio para el hombro

A veces los bebés pueden romperse la clavícula durante el nacimiento. Las fracturas más simples de clavícula sanan con:

  • Hielo;
  • Analgésicos;
  • Terapia física;

En cambio, para una fractura compleja puede hacer falta la cirugía para volver a alinear el hueso lesionado y fijarlo con placas, tornillos o palillos metálicos. La clavícula es un hueso largo que conecta la cintura escapular con el torso.

Proporciona soporte y movilidad al miembro superior.

Las fracturas de clavícula representan el 5% de todas las fracturas y alrededor del 50% de los accidentes que afectan a la cintura escapular.

Además, son las fracturas que ocurren con más frecuencia durante la niñez. Las fracturas incompletas, o de tallo verde, ocurren con frecuencia en los niños.

La mayoría de estas fractura no son desplazadas y sanan sin problemas.

En caso de caída de la moto o de la bicicleta, es probable apreciar una fractura con los muñones superpuestos.

Anatómicamente, el ligamento acromioclavicular y el ligamento coracoclavicular conectan la clavícula con el omóplato lateralmente.

El ligamento esternoclavicular y el ligamento costoclavicular fijan la clavícula en su porción medial. El músculo esternocleidomastoideo y los músculos subclavios tienen puntos de fijación en la clavícula. La clavícula también protege:

  • El plexo braquial;
  • El pulmón;
  • Los vasos sanguíneos.

 

Rara vez los pacientes sufren de fractura de clavícula y de omóplato o de brazo a la vez.

 

¿A quiénes afecta la fractura de la clavícula?

 

La tasa anual de incidencia de la fracturas de clavícula se estima entre los 30 y los 60 casos cada 100.000 habitantes. La mayoría de las fracturas de clavícula son benignas, pero pueden apreciarse lesiones intratorácicas relacionadas. Las complicaciones pueden variar según la posición de la fractura. Las fracturas de clavícula afectan a los hombres dos veces más que a las mujeres.

 

¿Qué edad tienen las personas afectadas por fractura de la clavícula?

 

Las fracturas de clavícula son las más frecuentes de todas las fracturas pediátricas.

Pueden apreciarse en el período neonatal, sobre todo después de un parto difícil. Casi la mitad de todas las fracturas de clavícula afecta a los niños que tienen menos de 7 años.

Una incidencia considerable de fracturas de clavícula se aprecia en los hombres con menos de 30 años, debido a los traumatismos deportivos.

También las personas mayores pueden padecer de fractura de clavícula debido a caídas y a la osteoporosis.

 

 

Prueba para la fractura de la clavícula © Peter Atkins – Fotolia.com

Fractura, clavícula, prueba, terapia física, ejercicio, rotación, externa, dolor

 

 

Clasificación de la fractura de la clavícula

 

Las fracturas de clavícula se clasifican mecánicamente y anatómicamente en 3 tipos.

Alrededor del 80% de las fracturas de clavícula ocurren en la parte mediana, el 15% ocurren en la parte distal o lateral y menos del 5% afectan a la parte proximal o medial.

La mayoría de las fracturas del primer tipo ocurren en la parte medial del ligamento coracoclavicular, en el punto de intersección entre la parte mediana y la parte exterior de la clavícula.

El fragmento proximal se desplaza hacia arriba debido a la tracción del músculo esternocleidomastoideo.

Las fracturas de la parte lateral se deben a un traumatismo directo en la parte superior del hombro. Estas fracturas ocurren en la parte distal, afectando al ligamento coracoclavicular y se clasifican en otros 3 subtipos:

  • Fractura no desplazada sin lesiones del ligamento coracoclavicular;
  • Fractura desplazada con lesión del ligamento coracoclavicular.

Normalmente el segmento proximal de la clavícula se ve desplazado hacia arriba por el músculo esternocleidomastoideo;

  • Fracturas que afectan a la superficie articular de la articulación acromioclavicular.

Las fracturas de la parte medial se deben a un traumatismo directo en la parte anterior del pecho.

Una búsqueda cuidadosa de lesiones relacionadas tendrá que acompañar todas estas fracturas, porque hace falta una fuerza considerable para lesionar la clavícula en este punto.

 

Causas de la fractura de la clavícula

 

Las causas principales son:

  • Caídas aterrizando con el hombro o con la mano abierta;
  • Traumatismos directos en el hombro durante competiciones deportivas;
  • Traumatismos debidos a accidentes de coche;
  • Traumatismos neonatales durante el parto.

 

Síntomas de la fractura de la clavícula

 

La fracturas de clavícula pueden causar mucho dolor y pueden dificultar el desplazamiento del brazo. Otros síntomas incluyen:

En un paciente con fractura de clavícula se pueden apreciar los siguientes signos y síntomas:

  • El miembro afectado permanece cerca del cuerpo;
  • La dislocación del hombro es una consecuencia secundaria de la pérdida de soporte;
  • Rigidez;
  • Crujido;
  • Hinchazón;
  • Deformidad a nivel de la lesión y posible diástasis acromioclavicular;
  • Incapacidad de levantar el brazo debido al dolor;
  • Dolor de hombro en la parte anterior;
  • Hematoma, sobre todo cuando la fractura es desplazada y fragmentada en muchos puntos;
  • Hemorragia en el caso de fractura abierta (ocurre rara vez);
  • Ruido de la respiración reducida que se detecta por auscultación. Señala la posibilidad de neumorórax;
  • Reducción del ritmo cardíaco o signos de una perfusión reducida. Destacan un problema vascular.
  • Sensibilidad reducida o debilidad distal. Indican una alteración nerviosa;
  • Falta de utilización del brazo del lado afectado en los bebés.

 

Diagnóstico de la fractura de la clavícula

 

Examen físico

 

El médico observa el hombro y trata de encontrar las zonas que causan dolor al tacto.

Posteriormente intenta mover el brazo para avergiuar si los movimientos resultan limitados.

Si el medico sospecha que se trata de una fractura requiere que el paciente se someta a pruebas diagnósticas.

Pruebas diagnósticas con instrumentos para la fractura de la clavícula

 

En caso de posible fractura de clavícula hace falta someterse a una radiografía. Al principio, las radiografías pueden resultar normales a pesar de los signos clínicos que puedan causar sospechas.

En estos casos hace falta inmovilizar el brazo y repetir las radiografías después de 7-10 días, si los síntomas permanecen.

 

Podría hacer falta una TAC porque las radiografías de la clavícula podrían no destacar fracturas debido a la superposición de las estructuras en los alrededores.

 

La ecografía puede diagnosticar posibles fracturas de clavícula solo en los niños. La ecografía no tiene contraindicaciones y tiene una precisión del 95-96% con respecto a la radiografía.

 

Pueden hacer falta otras pruebas, cuando están indicadas clínicamente, para evaluar la posibilidad de lesiones relacionadas:

  • Radiografías del pecho, si se sospecha un neumotórax;
  • Angiografía, si se sospechan lesiones vasculares.

 

Tratamiento sin cirugía para la fractura desplazada de clavícula

órtesis, fractura, clavícula, 8, dolor, desplazada

Vendaje en 8 para la fractura de la clavícula

Si las extremidades de los huesos lesionados no se han desplazado y siguen alineadas de manera correcta, podría no hacer falta la cirugía.

Normalmente para aliviar el dolor del paciente y para que los fragmentos del hueso sigan unidos se aplica:

  • Una órtesis simple para el brazo;
  • Un vendaje que mantiene el brazo pegado al pecho;
  • Un vendaje en 8.

Para la clavícula no se aplica escayola.

Se emplean estos accesorios para dar soporte al húmero (hueso del brazo) y para que permanezca en la posición correcta durante la recuperación.

Un medicamento analgésico (como por ejemplo el paracetamol) puede ayudar a aliviar los síntomas mientras la fractura se consolida.

Durante el periodo de inmovilización con la escayola, se pierde mucha fuerza muscular.

El vendaje en 8 puede causar la pérdida de sensibilidad en las manos y en las yemas de los dedos, normalmente es un síntoma temporal que desaparece de manera gradual después de quitar el vendaje.

 

En cuanto el hueso empiece a sanar y el dolor se reduzca, el médico puede recomendar algunos ejercicios sencillos de kinesioterapia para el hombro y el codo.

Estos ejercicios ayudan a prevenir la rigidez muscular y articular junto a la debilidad muscular. Los ejercicios más difíciles se pueden empezar de manera gradual, cuando la fractura esté a punto de sanar.

Durante la recuperación, hace falta atender al médico para chequeos periódicos. Después de la recuperación, hace falta someterse a una radiografía de chequeo para comprobar que la fractura se ha consolidado en la posición correcta.

Después de la recuperación, es posible volver a las actividades diarias de manera gradual.

Un fragmento óseo se puede desplazar de su posición anatómica antes de la recuperación total, entonces es esencial planear con el médico un programa de rehabilitación para que el hueso permanezca en la posición correcta.

 

Si los fragmentos de la fractura se mueven y el hueso sana en una posición incorrecta, se desarrolla pseudoartrosis.

En este caso, el tipo de tratamiento depende del tipo de “deformidad” ósea que se haya desarrollado y de cuánto esta afecte al movimiento del brazo.

Cuando la fractura acaba de sanar, se puede apreciar una protuberancia ósea en la zona de la lesión.

Normalmente, esta se reduce cada vez más con el paso del tiempo, pero una pequeña protuberancia puede permanecer para siempre.

 

¿En qué posición hace falta dormir?

La posición mejor para dormir es boca arriba, algunos pacientes consiguen dormir del lado sano teniendo la escayola.

 

Cirugía para la fractura desplazada de clavícula

 

Si los fragmentos no se han alineado de manera correcta, el médico puede recomendar la cirugía.

Gracias a la cirugía es posible alinear los fragmentos óseos fijándolos en la posición correcta durante la recuperación. Este tratamiento puede mejorar la fuerza del hombro después de la recuperación.

 

¿Cuándo hay que operar?

Hoy en día los cirujanos prefieren no intervenir para no correr el riesgo de perjudicar a los nervios y a los vasos sanguíneos.

Durante la cirugía, se vuelven a colocar los muñones óseos en su posición correcta y se fijan con tornillos y placas especiales o con agujas de Kirschner (agujas metálicas).

 

Despues de la cirugía, es posible que una pequeña parte de piel permanezca insensible en la zona alrededor de la incisión.

Esta molestia se reduce con el tiempo. Ya que no hay mucha grasa en la clavícula, es posible sentir la placa quirúrgica a través de la piel.

 

Extracción de tornillos y placas

Normalmente no se extraen las placas y los tornillos después de la recuperación, a no ser que causen molestias. A veces mochilas y cinturones de seguridad pueden causan irritación en la zona de la clavícula. Si pasa esto, es posible extraer las placas y los tonrillos después de la recuperación de la fractura.

Se emplean los tornillos para mantener la fractura en la posición correcta después de volver a colocar los extremos del hueso.

Normalmente, las incisiones para introducir los tornillos son más pequeñas de las que se realizan para introducir las placas.

A menudo, los tornillos causan irritación en las zonas de la piel donde se introdujeron y normalmente se extraen después de la recuperación de la fractura.

 

Radiografía, fractura, clavícula, hombro, dolor, lesión, hueso

Radiografía con fractura desplazada de clavícula

Consecuencias de la cirugía

El riesgo de complicaciones aumenta en los pacientes que:

  • Fuman;
  • Padecen de diabetes;
  • Son mayores.

Las consecuencias pueden ocurrir durante y después de la cirugía.

Es necesario consultar el médico por lo que concierne los riesgos y los beneficios de la cirugía para una fractura de clavícula, antes de someterse a la cirugía.

De todas formas, hay riesgos relacionados a cualquier tipo de cirugía, tales como:

  • Infecciones;
  • Hemorragia;
  • Dolor de hombro;
  • Trombosis venosa profunda;
  • Perjuicios a los vasos sanguíneos o a los nervios;

Los riesgos específicos de la cirugía para las fracturas de clavícula son:

  • Dificultad con la recuperación del hueso.
  • Lesiones pulmonares.
  • Irritación de placas y tornillos.

Realizar movimientos con el brazo levantado y actividades difíciles antes de que el médico dé su consentimiento puede causar el desplazamiento de los fragmentos óseos.

En cuanto la fractura sane completamente, es posible volver con seguridad a las actividades deportivas.

 

¿Cuáles son los tiempos de recuperación? El pronóstico para la fractura desplazada de clavícula

 

Los tiempos de recuperación dependen de:

  • La gravedad de la fractura;
  • La edad del paciente;
  • El género;
  • Los tratamientos que realiza.

Los tiempos de recuperación pueden extenderse si el paciente fuma o padece de diabetes.

 

La mayoría de las personas vuelve a las actividades diarias dentro de 3 meses después del accidente.

El médico establece cuando la fractura resulta bastante estable para poder volver a las actividades diarias.

Rara vez un ortopedista opera una clavícula, sobre todo en el caso más frecuente de lesión con solo dos fragmentos.

Una fractura no desplazada de clavícula sana dentro de dos meses en los jóvenes y en los adultos.

Si la fractura es desplazada pueden hacer falta de 3 a 6 meses, si el paciente se somete a terapia magnética los tiempos de formación del callo óseo pueden reducirse hasta del 50%.

 

Terapia física y rehabilitación para la fractura desplazada de clavícula

 

Algunos ejercicios de kinesioterapia y rehabilitación pueden ayudar a restablecer la circulación y a fortalecer el hombro.

El médico puede prescribir un programa de ejercicios que se tienen que hacer en casa, sin embargo se recomienda atender a un fisioterapeuta durante las distintas fases de la rehabilitación.

Normalmente los programas de rehabilitación empiezan con movimientos sencillos. Los ejercicios de refuerzo muscular se pueden realizar durante la recuperación.

Aunque la rehabilitación pueda parecer muy larga, es esencial para volver a las actividades diarias.

No hay movimientos que se tienen que evitar, se puede mover el brazo en todas las direcciones mientras no duela.

Deja un comentario