Fractura del olécranon del codo

El olécranon es la parte del cúbito que forma el codo.

Las fracturas del olécranon pueden ser de varios tipos, se pasa de simples fracturas no desplazadas a fracturas complejas y desplazadas de la articulación del codo.

La fractura del olécranon ocurre relativamente con frecuencia porque es el hueso más saliente del codo, entonces los que se caen al suelo corren el riesgo de un traumatismo directo en el olécranon.

olécranon, cúbito, radio, codo, muñeca, fractura

Olécranon del cúbito

 

La mayoría de los traumatismos directos en el codo y las caídas con el antebrazo flexionado afectan a esta parte del cúbito y pueden provocar la lesión del hueso.

El proceso del olécranon se lesiona rara vez en los niños, porque en los primeros años de vida es más corto y es más resistente que la extremidad inferior del húmero.

Normalmente, los niños paceden más de fracturas supracondíleas humerales con respecto a los adultos.

 

Las fracturas abiertas ocurren en alrededor del 15% de los casos.

Los daños neurológicos al nervio mediano radial o cubital ocurren rara vez.

Una compresión o una distensión del nervio cubital se han apreciado en el 2-5% de los casos.

En general, los síntomas desaparecen con un tratamiento conservador, pero puede hacer falta la cirugía para liberar el nervio.

 

Anatomía del olécranon del codo

 

El codo es una articulación en bisagra compleja.

El olécranon impide el desplazamiento anterior del cúbito con respecto al húmero.

El cartílago articular cubre la superficie anterior del cúbito.

Por lo tanto, todas las fracturas son intra-articulares (excepto las que afectan el vértice del olécranon, pero que ocurren rara vez).

El olécranon se articula con la parte troclear del húmero. El tríceps se coloca en la parte posterior del olécranon y en el cúbito de manera proximal.

 

El periostio del olécranon se une con el tríceps.

 

El nervio cubital se encuentra en la parte posterior del codo, detrás del ligamento colateral medial.

El nervio ulnar se adhiere a la arteria cubital por delante.

El manojo de nervios y de vasos sanguíneos del cúbito puede correr riesgos durante la fijación con agujas de Kirschner.

 

La dislocación de la fractura se debe en primer lugar a la tensión del músculo tríceps, que suele empujar el fragmento lesionado hacia arriba.

La unión de las fibras de los ligamentos laterales del codo, de la cápsula y de algunas fibras del tríceps que se unen con el periostio forman una capa fibrosa.

Si durante el impacto esta capa fibrosa no se rompe, no habrá ningún riesgo de dislocación, incluso en presencia de fragmentación.

La mayoría de las fracturas del olécranon no muestran ningún desplazamiento.

El desplazamiento de un fragmento de más de 1,5 cm ocurre rara vez, incluso con lesión completa del hueso y de los tejidos blandos.

Normalmente, una amplia separación de los fragmentos indica una antigua fractura con la laceración de la capa fibrosa.

En este caso, el tríceps puede empujar el fragmento de la fractura hacia arriba.

No solo el codo permite doblar el brazo, sino que también permite la pronación y la supinación (rotaciones) de la mano.

 

Causas de la fractura del olécranon del codo

 

El mecanismo más común de fractura del olécranon es la caída aterrizando con el antebrazo doblado y en supinación (con la mano hacia arriba). Cuando la mano impacta con el suelo, los músculos permanecen en tensión para arrestar la caída y el tríceps ejerce una fuerza considerable sobre el olécranon en la extremidad inferior del húmero y rompe un fragmento de hueso.

 

La segunda causa más frecuente de lesión del olécranon es el traumatismo directo, como por ejemplo una caída directa aterrizando con el codo si se desliza hacia atrás sobre la nieve o el hielo.

 

Rara vez el olécranon puede fracturarse durante traumatismos en hiperextensión, a veces junto a dislocación del codo en los adultos o junto a la fractura del cóndilo humeral en los niños.

Es posible que el olécranon se lesione debido a la tracción muscular después de un lanzamiento.

 

En general, las fracturas del olécranon son lesiones aisladas, pero en pacientes con traumatismos múltiples se pueden encontrar lesiones relacionadas.

El 20% de los pacientes con un traumatismo considerable presenta lesiones relacionadas, como por ejemplo:

  • La lesión de otros huesos;
  • Fracturas del cráneo;
  • Lesiones del bazo;
  • Neumotórax;
  • Lesión de la arteria axilar.

La fractura más frecuente es transversal o ligeramente oblicua cerca de la base del olécranon.

En las fracturas oblicuas, la línea de la fractura se extiende hacia abajo y hacia atrás para luego aparecer en el límite posterior del olécranon. En otros casos, un pequeño fragmento de hueso de la extremidad proximal del olécranon resulta empujado hacia afuera.

 

Signos y síntomas de la fractura del olécranon del codo

 

La fractura del olécranon provoca dolor a nivel del codo, grave limitación de movimiento, hematomas e hinchazón.

Durante los primeros dos días se aprecia un dolor punzante, incluso cuando el paciente no se mueve.

Posteriormente, el dolor se reduce de manera considerable, cuando se lleva la escayola es posible no tener molestias.

El dolor vuelve a aparecer cuando se quita la escayola y se empieza a mover:

  • El codo;
  • La muñeca;
  • El brazo.

La hinchazón permanece durante algunos meses, eso depende de la gravedad de la fractura.

En el caso de lesión del nervio cubital se aprecia pérdida de sensibilidad y de fuerza a nivel del meñique y del anular, además se siente dolor y hormigueo en la misma zona de la mano.

 

Diagnóstico para la fractura del olécranon del codo

 

La mayoría de las fracturas del olécranon resultan aisladas.

Sin embargo, se pueden presentar otras lesiones en la misma extremidad.

Es esencial realizar un examen cuidadoso de:

  • Hombro;
  • Clavícula;
  • Húmero;
  • Muñeca;
  • Mano;

En general, el codo presenta lesiones de los músculos y de los tendones en sus alrededores.

Es esencial llevar a cabo exámenes de:

  • La piel;
  • El pulso radial y cubital;
  • El funcionamiento de los nervios (cubital, mediano e interóseo posterior).

Luego hace falta evaluar con cuidado las lesiones aisladas, tales como las fracturas:

  • Del proceso coronoide,
  • De la cabeza del radio;
  • Desplazadas de Monteggia.

Estas pueden provocar la inestabilidad del codo.

 

Pruebas con instrumentos para la fractura del olécranon del codo

fractura, olécranon, radiografía, dolor, inflamación, brazo, antebrazo

Radiografía del codo con fractura del olécranon

La radiografía ayuda a comprobar si hay una fractura de codo.

Esta prueba también puede mostrar otras fracturas o dislocaciones.

Según los síntomas del paciente, las radiografías también se pueden realizar en:

  • La parte superior del brazo;
  • El antebrazo;
  • El hombro;
  • La muñeca;
  • La mano.

 

Tratamiento para la fractura del olécranon del codo

 

En urgencias la fractura se trata con:

  • Hielo,
  • Analgésicos;
  • Inmovilización con escayola.

Posteriormente, hace falta realizar una reducción de la fractura, es decir alinear los fragmentos óseos, pero solo si es desplazada.

No para todas las fracturas del olécranon hace falta la cirugía.

 

Tratamiento sin cirugía para la fractura del olécranon del codo

 

Para algunas fracturas del olécranon es suficiente una órtesis o un tutor para que el codo no se mueva durante la recuperación.

El médico tiene que examinar con frecuencia la evolución de la fractura realizando radiografías a intervalos regulares.

 

Si ningún fragmento óseo se ha desplazado después de 3-4 semanas, el médico permite que el paciente empiece a mover el codo de manera delicada.

Para ello se puede atender a un fisioterapeuta experto.

El paciente no tiene que levantar nada con el brazo lesionado durante por lo menos 3-4 semanas.

Un tratamiento sin cirugía para las fracturas del olécranon puede necesitar largos periodos de inmovilización.

El codo puede volverse muy rígido y hace falta un periodo de terapia física más largo cuando se quita la escayola.

Si los muñones de la fractura se desplazan, es probable que al paciente haga falta la cirugía para unir los huesos.

 

Tratamiento quirúrgico para la fractura del olécranon del codo

 

La cirugía para el tratamiento de una fractura del olécranon suele hacer falta cuando:

  • Se aprecia una dislocación junto a la fractura. Se coloca el tríceps en el olécranon para enderezarlo. Es esencial unir los muñones para pder enderezar el codo.
  • La fractura resulta “abierta”, el riesgo de infección es más elevado en una fractura abierta. El médico inyecta antibióticos en las venas (vía intravenosa). Se tiene que llevar el paciente al quirófano de inmediato de manera que los cortes se limpien cuidadosamente. Se fija el hueso durante la misma cirugía.
  • Las fracturas con un desplazamiento considerable (> 2 mm) o una fragmentación necesitan la cirugía.

 

Técnicas de cirugía para la fractura del olécranon del codo

 

Se puede realizar la cirugía bajo anestesia general o local.

Durante la cirugía el paciente se puede encontrar:

  • Tumbado boca arriba;
  • Tumbado boca abajo;
  • En posición de decúbito lateral.

Si el paciente se encuentra tumbado boca abajo, la cara se puede hinchar durante un par de horas después de la cirugía.

Esta condición es normal y temporal.

En general, el cirujano realiza un corte encima de la parte posterior del codo para reducir los muñones de la fractura.

Hay diferentes maneras para mantener los fragmentos de la fractura en la posición correcta.

 

El cirujano puede optar por utilizar:

  • Agujas de Kirschner (agujas de hierro que se pueden doblar);
  • Clavos;
  • Placas y tornillos;
  • Suturas (“puntos”) en el hueso o en los tendones.

Un solo clavo intramedular puede mantener juntos los huesos fracturados.

Se pueden emplear placa y tornillos para fijar los fragmentos del cúbito.

 

Si durante el accidente o el traumatismo algunos fragmentos de hueso resultan aplastados o perdidos (a través de una herida durante un accidente), la fractura puede necesitar un injerto de hueso. Se puede utilizar el injerto de hueso del paciente (en general se extrae de la cadera o del peroné) o un hueso procedente del banco de donantes.

El corte se suele cerrar con suturas o grapas. A veces, posteriormente, se aplica una férula en el brazo para inmovilizarlo.

 

Consideraciones sobre la fractura del olécranon del codo

 

La cirugía presenta algunos riesgos, pero si el médico recomienda la cirugía quiere decir que él opina que los posibles beneficios del tratamiento son mayores de los riesgos.

Las contraindicaciones de la cirugía son:

  • Infección. Cualquier tipo de cirugía presenta un riesgo de infección.
  • El médico anestesista controla el dolor del paciente en el quirófano y es él que puede decidir si realizar una anestesia total o local. Después de la cirugía, se tiene bajo control el dolor a través de una combinación de medicamentos analgésicos.
  • Perjuicios a los nervios y a los vasos sanguíneos. El riesgo de perjuicios a los nervios y a los vasos sanguíneos alrededor del codo es muy bajo.

 

La cirugía no asegura la recuperación de la fractura, los tornillos, las placas o las agujas se pueden desplazar o romper.

Esto puede ocurrir por distintas razones, tales como:

  • El paciente no obedece las indicaciones después de la cirugía;
  • El paciente padece de otros problemas de salud que ralentizan la recuperación, tales como fumar o la diabetes;
  • En el caso de fractura abierta, a menudo la recuperación es más lenta.

Si la fractura no consigue sanar, puede hacer falta otra cirugía.

 

Contraindicaciones de la cirugía para la fractura del olécranon del codo

 

A menudo el tratamiento conservador está indicado para los pacientes con enfermedades relacionadas a la fractura bastante graves.

La recuperación de las contusiones de los tejidos blandos es esencial.

El tratamiento conservador de las fracturas del olécranon también está indicado en caso de:

  • Enfermedades graves;
  • Empleo de esteroides;

 

Chequeos (seguimiento) para la fractura del olécranon del codo

 

Después de la cirugía, se puede inmovilizar el codo del paciente (a través de una escayola) durante un breve periodo.

Normalmente el cirujano quita las suturas o las grapas 10-15 días después de la cirugía.

 

A menudo, después de la cirugía para una fractura del olécranon se tienen que quitar:

  • Los pivotes metálicos;
  • Las agujas;
  • Los tornillos.

Hay poco tejido blando sobre la parte posterior del codo y estos implantes metálicos pueden causar molestias, sobre todo si están pegados al codo.

En estos casos, se quita el implante alrededor de un año después de la cirugía.

 

Rehabilitación para la fractura del olécranon del codo

Rehabilitación, codo

Rehabilitación del codo

El objetivo final del tratamiento para una fractura del olécranon consiste en volver a conseguir el movimiento total del codo.

La mayoría de los pacientes vuelve a sus actividades diarias (excepto las actividades deportivas y el trabajo pesado) dentro de 4 meses después de la cirugía, aunque la recuperación completa puede requerir hasta más de un año. Muchos pacientes informan que no consigueron volver a tener el 100% del movimiento del codo aunque la recuperación fuese completa.

 

El paciente tiene que evitar levantar objetos con el brazo fracturado durante por lo menos seis semanas.

Los ejercicios de movilización para el codo y el antebrazo deberían empezar el día después de la cirugía.

Justo después de la cirugía, algunos pacientes no consiguen enderezar autónomamente el codo fracturado.

Para estirar el codo el paciente necesita ayudarse con el brazo sano o que otra persona lo atienda en hacerlo.

 

Para la recuperación total de una fractura del olécranon hace falta mucha dedicación.

Es absolutamente importante que los ejercicios se realicen varias veces al día, todos los días.

El paciente tiene que someterse a la terapia física de manera autónoma los días en que no atiende al fisioterapeuta.

A menudo, para la recuperación de la fuerza hace falta más tiempo (hasta 6 meses).

 

Recuperación para la fractura del olécranon del codo

 

Generalmente, se inmovilizan los pacientes durante un breve periodo, pero el objetivo consiste en empezar la movilización del codo lo antes posible.

 

La amplitud de movimiento permitido depende del tipo del tratamiento empleado para sanar la fractura y el hueso relacionado.

El tiempo total de recuperación de una fractura del olécranon es de alrededor de 12 semanas.

 

Complicaciones de la fractura del olécranon del codo

 

A menudo los pacientes no recuperan el 100% del movimiento del codo fracturado.

Si la movilización del codo empieza de inmediato después de la cirugía, se alcanza una recuperación mayor de la movilidad.

 

Otras posibles complicaciones son:

 

  • Infección;
  • Falta de recuperación de la fractura;
  • Desplazamiento de placas y tornillos colocados durante la cirugía;
  • Dolor de codo.