Inestabilidad del hombro – subluxación

La inestabilidad del hombro ocurre cuando la cabeza del húmero es empujada fuera del hombro. Esto puede ocurrir a causa de un trauma repentino o de un movimiento violento.
Las luxaciones de hombro pueden ser parciales, con la cabeza del húmero sólo parcialmente separada de la escápula.
La luxación parcial se llama subluxación, en este caso no es necesario que el ortopedista la coloque en su lugar.

Luxación significa que el húmero sale completamente de la cavidad glenoidea de la escápula.
Después de la primera vez, los ligamentos, los tendones y los músculos alrededor del hombro se vuelven laxos o desgarrados, desde entonces es probable que se experimenten nuevas luxaciones.

La inestabilidad crónica del hombro se produce cuando los músculos y los ligamentos no son capaces de mantener el brazo unido a la escápula de manera suficiente y el hombro se desliza fuera de su sitio repetidamente.
Las luxaciones recurrentes pueden ser parciales o completas, causan dolor e inestabilidad cuando se levanta el brazo o se aleja del cuerpo.
Los episodios repetidos de subluxaciones o luxaciones conducen a un mayor riesgo de desarrollar la artrosis de la articulación.

El labrum glenoideo es un anillo de cartílago fibroso que rodea la cavidad glenoidea de la escápula, es un estabilizador estático en el que se insertan la cápsula y algunos ligamentos.
La lesión de Bankart es la separación de la parte anterior e inferior del labrum.

 

Síntomas
Los síntomas de inestabilidad crónica del hombro son:

  • Dolor causado por el accidente
  • Luxaciones recurrentes
  • Una sensación persistente de brazo desatado que se desliza dentro y fuera del hombro, o simplemente se siente “colgado”.

Tratamiento
Inicialmente, el tratamiento para la inestabilidad crónica del hombro no es la cirugía.
Si esta opción no alivia el dolor y la inestabilidad, la cirugía puede ser necesaria.

A menudo se requieren varios meses de tratamiento y ejercicios de fortalecimiento antes de que el hombro vuelva a ser bastante estable.
Es necesario hacer algunos cambios del estilo de vida para evitar actividades que empeoren los síntomas.

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina y el ibuprofeno reducen el dolor y la hinchazón.

El fortalecimiento de los músculos del hombro y los ejercicios para el control del hombro pueden aumentar la estabilidad. El fisioterapeuta establece un programa de ejercicios que se deben realizar:

  • En casa,
  • En el gimnasio.

tape, Kinesio, inestabilidad,hombro, luxación, sale, húmero

 

Kinesiotape, inestabilidad de hombro

Kinesiotape para inestabilidad de hombro

Kinesiotape para la inestabilidad del hombro

Acción: estabilizadora. Forma: Una banda en ” Y ”. Longitud: Por debajo del deltoides hasta el acromion. Aplicar tanto la cola anterior que la posterior con una tensión discreta (25-50% de la longitud) , manteniendo el hombro en posición neutra.

 

Cirugía

La cirugía es a menudo necesaria para reparar los ligamentos desgarrados o alargados con el fin de mantener la articulación del hombro en su lugar.

Las lesiones de Bankart (labrum glenoideo) se pueden reparar quirúrgicamente. Se insertan suturas y “anclajes” de plástico para volver a conectar el labrum glenoideo al hueso.

Artroscopia. Los tejidos blandos del hombro pueden ser reparados utilizando pequeñas herramientas y pequeñas incisiones. Este es un procedimiento que se puede realizar de forma ambulatoria.
La artroscopia es la cirugía mínimamente invasiva. El cirujano ve el interior del hombro a través de una pequeña cámara y realiza la operación con herramientas especiales largas y delgadas.


Cirugía a cielo abierto
Algunos pacientes podrían necesitar cirugía a cielo abierto.
El cirujano debe realizar una incisión más grande en el hombro para reparar los tejidos dañados.

Rehabilitación. Después de la cirugía, el hombro debe estar inmovilizado temporalmente con una férula.
Cuando se quita la férula, se debe comenzar un programa de ejercicios de rehabilitación para los ligamentos.
Esto mejora la amplitud de movimiento del hombro y previene la formación de cicatrices cuando los ligamentos se curan.
Los ejercicios para fortalecer el hombro se introducen gradualmente en el programa de rehabilitación.
El objetivo que se debe alcanzar es una vuelta a todas las actividades que se realizaban anteriormente.

 

 

Dolor de hombro por la lesión del labrum glenoideo

El desgarro del labrum glenoideo puede ocurrir de diferentes maneras y el tipo de tratamiento depende del daño que se haya producido.

La lesión SLAP es un tipo de desgarro del labrum glenoideo. La causa más frecuente es una caída sobre la mano extendida.
El tejido blando del labrum puede estar aplastado entre el omóplato y el húmero. Cuando esto ocurre, el labrum se puede romper. Si la lesión del labrum glenoideo se expande, puede convertirse en un trozo de tejido que se mueve dentro y fuera de la articulación, atrapado entre la cabeza humeral y la cavidad glenoidea de la escápula.
El trozo puede causar dolor al mover el hombro.
Varios tendones y ligamentos se insertan en el labrum y ayudan a mantener la estabilidad del hombro.
Si el labrum se rompe, el hombro se hace a menudo mucho menos estable y puede dislocarse más fácilmente.

Síntomas
Los síntomas de un desgarro del labrum glenoideo del hombro son:

  • Dolor durante las actividades de la vida diaria
  • Bloques o crujidos durante el movimiento
  • Dolor nocturno
  • Sensación de inestabilidad del hombro
  • Reducción de la amplitud de movimiento
  • Pérdida de fuerza

Tratamiento

El médico puede prescribir los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y el descanso para aliviar los síntomas.
Los ejercicios de rehabilitación para fortalecer los músculos del manguito de los rotadores son útiles.
Si estos remedios no son suficientes, el médico puede recomendar la cirugía artroscópica.

Durante la cirugía artroscópica, el médico examina el labrum y el tendón del bíceps.

Si la lesión se limita al labrum glenoideo y no implica los tendones, el hombro es todavía estable.
El cirujano extrae el trozo roto y corrige otros posibles problemas asociados.
Si la lesión se extiende al tendón del bíceps o si éste se ha desprendido, el hombro es inestable.
El cirujano debe reparar y volver a conectar el tendón usando anclas (pequeños clavos).
Las lesiones en la parte inferior de la cavidad glenoidea causan inestabilidad de hombro.

Rehabilitación
Después de la cirugía, es necesario mantener el hombro en una férula ortopédica durante 3-4 semanas. El médico prescribe también ejercicios suaves para recuperar la amplitud de movimiento respetando el umbral del dolor (es decir, no duelen).

Cuando se quita la férula, se deben realizar ejercicios de movimiento y flexibilidad para fortalecer gradualmente el bíceps y los otros músculos del hombro, en concreto el manguito de los rotadores.

Por lo general, los atletas pueden empezar haciendo ejercicios específicos para el regreso a la actividad deportiva 6 semanas después de la cirugía, también los tiempos de curación completa son de 3-4 meses.