Remedios para el dolor de rodilla

Remedios naturales y caseros para el dolor de rodilla

Dolor de rodilla en fase aguda

  • Reposo y evitar las actividades que empeoran el dolor, especialmente aquellas en las que se debe apoyar el peso sobre la pierna adolorida.
  • Aplicar hielo cada hora durante 15 minutos. Después del primer día, el hielo no se debe aplicar más de cuatro veces al día.
  • lesión, menisco, mango, balde, dolor, inflamaciónTranscurridos tres días desde que aparece la inflamación, se recomienda mantener la articulación caliente para favorecer el proceso de recuperación, ya que el frío reduce la actividad celular.
  • Mantener la rodilla en posición elevada lo máximo posible para deshincharla con ayuda de la fuerza de gravedad.
  • Colocarse una venda elástica, que se puede comprar en la farmacia, para aliviar el problema de la rodilla hinchada.
  • El médico puede recetar paracetamol para reducir la molestia o ibuprofeno para el dolor y el derrame (edema).
  • Dormir con una almohada debajo de la rodilla.

Dolor de rodilla debido a una sobrecarga
Se recomienda realizar un calentamiento adecuado antes del entrenamiento. Realizar estiramientos del cuádriceps y de los músculos posteriores del muslo.
No se debe correr cuesta abajo. En ese caso es preferible caminar.
Se recomienda montar en bicicleta o nadar en la piscina en lugar de correr.
Reducir la frecuencia y la intensidad de los entrenamientos.
Correr sobre una superficie plana y blanda, como por ejemplo hierba, en lugar de asfalto.
Las personas con sobrepeso deben perder algunos kilos.
Cada kilo de más equivale a 10 kilos adicionales de presión sobre la rodilla al bajar las escaleras.
Se recomienda pedir ayuda al médico para perder peso.
En caso de pies desalineados, se deben utilizar plantillas.
Hay que asegurarse de que las zapatillas para correr sean adecuadas y proporcionen una buena amortiguación.

Dolor de rodilla por bursitis
Aplicar hielo tres o cuatro veces al día durante los primeros 2-3 días. Cubrir la rodilla con un paño de lana y aplicar el hielo sobre el paño durante 15 minutos.
Atención a no quedarse dormido mientras se aplica el hielo, ya que si éste permanece en contacto con la piel durante mucho tiempo puede quemarse la piel.
La aplicación de calor puede ser beneficiosa para acelerar la recuperación tras las primeras 72 horas, mientras que el frío la interrumpe.

Evitar permanecer de pie durante mucho tiempo.
Si se debe permanecer de pie, se recomienda mantenerse sobre una superficie blanda y distribuir el peso en ambas piernas por igual.
Para dormir, se recomienda no tumbarse sobre el lado de la bursitis. Colocar una almohada entre las rodillas para reducir el dolor.
Llevar zapatos cómodos y que amortigüen.
Las personas con sobrepeso pueden encontrarse mejor si adelgazan.

Kinesiotaping para la parte posterior de la rodilla
El kinesiotaping (o vendaje neuromuscular) se utiliza para drenar los linfonodos que se encuentran detrás de la rodilla. Acción: drenante. Forma: una tira en forma de abanico. Dimensiones: 15-20 cm. Aplicar la tira manteniendo la rodilla extendida, sin tensionarla, formando un abanico sobre la cavidad poplítea. Puede ser muy beneficioso si se utiliza junto con un abanico doble en la parte anterior de la rodilla.

taping, posterior, rodilla, dolor, quistes, Baker, hueco, poplíteo

Fisioterapia y ejercicios para el dolor de rodilla

La debilidad de los músculos es una de las causas principales de la lesión de rodilla. Reforzar el cuádriceps y los músculos posteriores del muslo que proporcionan soporte a la rodilla puede ser beneficioso.
Los ejercicios para el equilibrio y la estabilidad ayudan a que los músculos y las rodillas trabajen juntos de manera más eficaz.

Los músculos acortados pueden favorecer la formación de lesiones, por lo que es muy importante realizar ejercicios de estiramiento antes y después del entrenamiento de manera correcta.
En caso de artrosis, dolor crónico e inflamaciones reiteradas, puede que sea necesario cambiar el tipo de entrenamiento.
Se recomienda realizar otros deportes como la natación, la gimnasia acuática y otras actividades de bajo impacto por lo menos dos veces a la semana.
A veces, para aliviar el dolor solo hay que limitar las actividades que ejercen una carga excesiva sobre la articulación.
Se debe evitar el estilo rana al nadar ya que provoca “latigazos” continuos en la rodilla.

En caso de inflamación por artrosis, la magnetoterapia puede ayudar a aliviar el dolor y reducir la hinchazón.

Tratamiento médico para el dolor de rodilla

Los tratamientos pueden variar dependiendo de la causa del dolor de rodilla.

Medicamentos
El médico puede prescribir algunos medicamentos para aliviar el dolor y para curar las enfermedades subyacentes, como por ejemplo la artritis reumatoide o la gota.
En caso de lesiones internas o de inflamación por artrosis, se puede aplicar un antiinflamatorio no esteroideo como Voltaren en crema o gel.

Refuerzo, muscular, cuádriceps, leg, extensión, gimnasio, fisioterapia, rehabilitación

Reforzar los músculos que se introducen en la rodilla hacen que sea más estable.
El entrenamiento tiende a focalizarse en los músculos de la parte anterior del muslo (cuádriceps), pero también son importantes los músculos flexores del muslo (especialmente el bíceps femoral).
También se deben realizar ejercicios para mejorar el equilibrio.

En caso de que la artrosis sea más grave en una parte del cuerpo, existen plantillas creadas a medida del paciente que desplazan el peso del cuerpo hacia el lado “sano” de la rodilla.
En determinadas ocasiones, las rodilleras se pueden utilizar para ayudar a proteger y sostener la articulación.

El medico puede recomendar la infiltración de fármacos directamente en la articulación, como por ejemplo:
Las inyecciones de cortisona en la rodilla pueden ayudar a reducir los síntomas de la inflamación provocada por la artritis y aliviar el dolor que dura algunos meses. Sin embargo, las inyecciones no son eficaces en todos los casos y existe un pequeño riesgo de infección.
Infiltraciones de ácido hialurónico. Se inyecta un líquido denso, similar al líquido sinovial, para lubrificar las articulaciones de manera natural.
Estas inyecciones en la rodilla ayudan a mejorar la movilidad y aliviar el dolor. Además, también tienen una finalidad de prevención.
El alivio proporcionado por un ciclo completo de infiltraciones puede durar hasta un año entero.

Cirugía para el dolor de rodilla

Generalmente, en caso de una lesión que requiere una intervención quirúrgica no es necesario someterse a la intervención inmediatamente.

Antes de tomar una decisión, se deben analizar las ventajas e inconvenientes del tratamiento de rehabilitación simple y de la reconstrucción quirúrgica en función de los resultados esperados.
Si se opta por la intervención quirúrgica, las opciones son las siguientes:

Cirugía artroscópica
Dependiendo del tipo de lesión, el ortopédico puede examinar y reparar el daño de la articulación introduciendo una cámara de fibra óptica y varios instrumentos largos y delgados a través de 2-3 incisiones pequeñas realizadas en la rodilla.

condroplastia

La artroscopia se utiliza para retirar los cuerpos extraños que se encuentran en la articulación, reparar el cartílago dañado y reconstruir los ligamentos lesionados.

Prótesis, rodilla, intervención, quirúrgica, sustitución, articulación

Sustitución parcial de la rodilla
En este procedimiento (artroplastia unicompartimental), el cirujano sustituye únicamente la parte más dañada de la rodilla con trozos de metal y plástico.
Generalmente, la operación se realiza mediante una pequeña incisión y la hospitalización solo es de algunas noches.
Es probable que la recuperación sea más rápida respecto a una intervención quirúrgica para sustituir completamente la rodilla.

Sustitución total de la rodilla
En este procedimiento, el cirujano extrae el hueso y el cartílago dañado del fémur, de la tibia y de la rótula, y los sustituye por una articulación artificial fabricada en una aleación de metal, plástico y polímeros de alta calidad.

Leer también: Dolor de rodilla – causasDolor de rodilla, hinchazón y flexión.