Circuncisión masculina

La circuncisión es una operación quirúrgica en la que se incide y se extirpa el prepucio del pene.
Los beneficios de la circuncisión incluyen una mayor higiene y la prevención de enfermedades, ya que si el glande está cubierto por el prepucio, se presenta más húmedo y sucio, lo que favorece la proliferación de virus y bacterias.
La circuncisión no afecta a la sexualidad del individuo, ni tampoco a la sensibilidad del pene.

 

Tipo de circuncisión

La circuncisión puede ser:

  • Parcial: se deja un pedazo de prepucio que cubre el glande en estado de reposo;
  • Total: se elimina todo el prepucio y se deja el glande totalmente descubierto.

 

¿Cuándo realizar la circuncisión?

La circuncisión masculina no se realiza por cualquier tipo de enfermedad. Sin embargo, existen algunas enfermedades relacionadas con los genitales de los hombres adultos que requieren la circuncisión. niño, circuncidado
La circuncisión se realiza como tratamiento para las siguientes enfermedades:

Fimosis
La fimosis es una condición en la que el prepucio es muy estrecho y no se puede retraer totalmente sobre el glande sin provocar dolor.
Entre las causas de fimosis se encuentra el liquen escleroso.
Si el problema persiste después del tratamiento con medicamentos, se opta por la circuncisión.
Sin embargo, es importante observar que durante la infancia (hasta los 5 años) el prepucio no se puede retraer, ya que glande y prepucio aún no se han separado.

Parafimosis
La parafimosis es una enfermedad rara en la que el prepucio queda atrapado en posición retraída, es decir, se retrae por detrás del glande y no puede volver a su posición original. Provoca una restricción dolorosa del glande. En los chicos, esto se produce cuando el prepucio se retrae con fuerza, mientras que es una condición muy frecuente entre los ancianos, especialmente entre los que utilizan un catéter.

Balanopostitis recurrente
La balanopostitis es un tipo de infección recurrente conocida con el término balanitis. Provoca la inflamación del glande. La balanitis afecta al 3-4% de los chicos. Aproximadamente el 1% de los chicos sufren infecciones recurrentes por balanopostitis, en las que se vuelve necesaria la circuncisión terapéutica.


Ruptura del frenillo
El frenillo es un pliegue de piel y mucosa que une el glande con el prepucio.
La lesión del frenillo puede ser parcial o total, y suele producirse durante una relación sexual.
Por lo general, para solucionar este problema se realiza una intervención de frenuloplastia, que consiste en la incisión transversal del frenillo y su consecuente alargamiento.

 

Contraindicaciones para la circuncisión

La circuncisión masculina no se puede realizar en las siguientes situaciones:

  • Anomalías congénitas del pene, incluyendo el hipospadias y epispadias, dos malformaciones en las que la apertura de la uretra no se localiza en la punta del pene;
  • Encordamiento (o curvatura del pene hacia abajo), producido por anomalías congénitas o infecciones;
  • El pene oculto es una enfermedad en la que el pene está cubierto por un exceso de grasa en la región púbica;
  • Niños enfermos;
  • Problemas de coagulación.

Se recomienda no efectuar la circuncisión si no se dispone de un médico cualificado y un entorno sanitario.

 

¿A qué edad se realiza la circuncisión?

A menudo la circuncisión se realiza por razones no médicas, por lo que el momento en que se realiza depende del motivo del procedimiento. La circuncisión suele realizarse a los bebés (por ejemplo, los judíos realizan la circuncisión a los bebés a los 8 días de nacer) o a los chicos durante la pubertad (por ejemplo, en muchas culturas africanas la circuncisión indica el comienzo de la edad adulta y de la actividad sexual). Los adultos no circuncidados en su juventud pueden decidir someterse a esta intervención en el futuro, por razones religiosas o personales (por ejemplo, debido al aspecto físico o a la preferencia de la pareja).

 

Procedimiento de la circuncisión masculina

 Preparación del órgano genital
Antes de empezar la operación quirúrgica, se lava cuidadosamente la zona genital utilizando una solución quirúrgica. No se requiere cortar ni afeitar el vello púbico. Se suele cubrir el cuerpo del paciente con ropa estéril, de modo que sólo el pene está expuesto. A continuación, el médico examina el pene del paciente para asegurarse de que no sufra de alguna enfermedad que contraindique la circuncisión.

Anestesia
La circuncisión se puede realizar bajo anestesia general (todo el cuerpo), local (solo la zona de la circuncisión) o regional (el aparato genital).

Circuncisión neonatal
Existen diferentes métodos que un médico puede utilizar para anestesiar a un bebé, incluyendo:

  • Aplicación de una crema anestésica sobre el prepucio.
  • Bloqueo del nervio dorsal del pene: se aplica un anestésico al nervio que controla la sensibilidad del pene. Este nervio se denomina nervio dorsal y se encuentra en la base del pene.
  • Bloqueo anular del pene: se trata de un procedimiento en que se inyecta el anestésico bajo la piel del pene, en varios puntos.
  • Bloqueo epidural caudal: se inyecta un anestésico directamente en la columna vertebral, anestesiando todo el cuerpo.

La combinación de estos anestésicos con analgésicos como el paracetamol, tanto antes como después de la operación, ofrece un gran alivio.

Niños y adolescentes
En Australia, la circuncisión de los niños mayores de seis meses y adolescentes se realiza bajo anestesia general o mediante un bloqueo regional (es decir, el bloqueo del nervio dorsal o el bloqueo anular).

Adultos
La circuncisión de los adultos se puede realizar mediante el bloqueo del nervio dorsal. Como alternativa, para obtener mayor alivio, se puede utilizar el bloqueo anular.

 

Intervención quirúrgica de la circuncisión masculina

El procedimiento de la circuncisión se realiza en hospital o ambulatorio, e implica generalmente los siguientes pasos:

  1. Se separan el glande y el prepucio para exponer completamente el surco coronal (la cresta en el glande del pene). Este paso solo se realiza en los chicos, ya que el glande y el prepucio todavía no están completamente separados.
  2. Se elimina el esmegma, una sustancia blanquecina y blanda compuesta de células muertas que mantenían unidos el prepucio y el glande.
  3. Se posiciona el prepucio en la posición normal (es decir, sobre el glande).
  4. Se corta la superficie ventral con unas tijeras, es decir se realiza una incisión en el prepucio en la parte superior del pene.
  5. Se realiza otra incisión en la parte inferior del pene.
  6. Se corta el prepucio alrededor del borde del surco coronal.
  7. Se retroceden los bordes del prepucio.
  8. Se unen los vasos sanguíneos con puntos de sutura reabsorbibles o mediante diatermia, es decir un procedimiento en el que se utiliza una corriente eléctrica para calentar las extremidades de los vasos sanguíneos.
  9. Se cosen los bordes del prepucio.

Según este procedimiento, no se debe aplicar ningún apósito alrededor del pene, ya que el glande podría sufrir daños si se hincha mientras está vendado.

 

Métodos para la circuncisión de los niños

Existen tres métodos utilizados frecuentemente para circuncidar a los niños:

  • Método Plastibell
  • Método Gomco
  • Pinza Mogen

 

Método Plastibell para la circuncisión de los niños

El método Plastibell es un método de circuncisión utilizado en los niños en el que se utiliza un dispositivo de plástico denominado Plastibell. El plastibell es una pequeña campana de plástico que presenta un anillo en el lado abierto. La campana está diseñada para ser colocada sobre el glande del pene. Los Plastibell están disponibles en diferentes tamaños. El médico debe seleccionar una campana que tenga un tamaño adecuado para el niño.

Una vez seleccionada la campana del tamaño correcto, se retrae el prepucio y se coloca un dispositivo que controla la hemorragia (conocido como hemostático) en cada lado del prepucio. A continuación, se coloca el Plastibell sobre el glande y se fija alrededor del borde con una cuerda.
Luego se quita el mango del dispositivo Plastibell. El anillo de plástico se cae por sí solo cuando la piel a la que está atrapado se vuelve muerta.

Las investigaciones muestran que mayor es el niño en el momento de la circuncisión, mayor es el tiempo de caída del Plastibell.
Por ejemplo, un estudio reciente ha observado que el tiempo promedio de caída del Plastibell es de 8,7 días para niños menores de tres meses, mientras que es de 16,8 días para niños mayores de cinco años.

Con frecuencia, tras la circuncisión con el método Plastibell, surgen complicaciones menores. La complicación más frecuente se produce cuando el Plastibell se atrapa en el pene y no se cae por sí solo (situación conocida como compresión). Las complicaciones de este tipo se producen en el 6,1% de los casos, y son más frecuentes en los niños mayores. El 2,3% de los niños menores de tres meses sufren de la compresión de Plastibell, mientras que el porcentaje sube al 26,9% para los niños mayores de cinco años. Es más probable que surjan complicaciones si se utiliza un dispositivo de tamaño incorrecto.
La intervención dura aproximadamente 2/30 minutos.

 

Método Gomco para la circuncisión de niños y adolescentes

El procedimiento de circuncisión Gomco utiliza dos instrumentos denominados campana y pinza Gomco, que facilitan la operación quirúrgica.
La campana presenta un mango largo que durante el procedimiento se coloca en la base de la pinza a través de un agujero.
En Estados Unidos, el procedimiento de circuncisión Gomco es la técnica más utilizada para la circuncisión de los niños.

Las circuncisiones realizadas mediante la pinza de Gomco son procedimientos quirúrgicos rápidos y fáciles que provocan muy poco sangrado.
Tras realizar una incisión en el prepucio en el lado superior del pene, se coloca una campana de Gomco de tamaño adecuado sobre el glande y se tira el prepucio sobre la campana.

A continuación, se coloca la campana en una abertura circular en la base de la pinza de Gomco.
Se tira la campana en la pinza hasta que la extremidad abierta rodeada por el prepucio se adapta a la abertura.
Luego se aprieta la pinza, comprimiendo la piel entre la pinza y la campana.
Se corta el prepucio utilizando un bisturí.

Al final, se deja la pinza en la zona durante cinco minutos, de modo que la sangre se coagule. Se aplica un antiséptico sobre la herida. En caso de hemorragia se limpia la herida. Por lo general no se aplican puntos de sutura.

 

Métodos para la circuncisión de los adultos

Existen varias técnicas para la circuncisión de los adultos, incluyendo el método de incisión dorsal y el de la vaina.

Método de incisión dorsal para la circuncisión de los adultos
La técnica de incisión dorsal se recomienda cuando se realiza la circuncisión como tratamiento para fimosis o parafimosis. El procedimiento se ha descrito anteriormente. No se requiere ningún instrumento especial para la circuncisión.

 

Método de la vaina para la circuncisión de adultos y chicos

El método de la vaina para la circuncisión está indicado tanto para los chicos como para los adultos. Se diferencia del procedimiento descrito anteriormente ya que la remoción del prepucio se produce desde la posición retraída (es decir, antes de la circuncisión no se tira el prepucio debajo del glande).

 

Circuncisión con láser para niños y adultos

El láser CO2 ultrapulsado permite la incisión sin necesidad de utilizar un bisturí.
Se elimina el prepucio y luego se sutura con puntos reabsorbibles.
El tiempo de recuperación es más rápido:

  1. Aproximadamente 10 días para niños;
  2. Aproximadamente 1 mes y medio para adultos.

 

Riesgos y complicaciones de la circuncisión masculina

  • Dolor en el pene
  • Hinchazón
  • Formación de un hematoma (hinchazón debido a un coágulo de sangre)
  • Complicaciones por la anestesia
  • Laceración de los puntos de sutura antes de su curación. Se produce con frecuencia como consecuencia de una erección.
  • Lesión en la uretra (conducto por el que pasa la orina)
  • Eliminación del exceso de piel
  • Eliminación de la piel insuficiente.

 

Después de la circuncisión

Después de la operación quirúrgica, no se debe aplicar un apósito alrededor de la circunferencia del pene.

En niños
Se puede aplicar una crema antibiótica sobre la herida de la circuncisión para proteger contra posibles infecciones y evitar que la herida se pegue a los pañales del bebé.
Los padres deben controlar el anillo y acudir al médico si se desliza fuera de su posición o si presenta signos de infección o hemorragia.
Los padres deben llevar al niño a la clínica donde fue circuncidado cuando el anillo se separa o después de dos semanas si no se separa al cabo de este período.

En adultos
Tras la circuncisión, los hombres deben usar calzoncillos anchos y limpiar la herida todos los días durante 5-7 días.
Después de una semana se pueden seguir las prácticas de higiene habituales (es decir, lavar la herida en la ducha).
Durante 6 semanas después de la cirugía, los hombres deben evitar cualquier tipo de excitación sexual, ya que una erección puede afectar el proceso de curación de la herida.
El glande es más sensible en los primeros días, pero luego vuelve a la normalidad.

Es frecuente que los hombres tengan erecciones durante el sueño. En el período inmediatamente después de la circuncisión, esto puede provocar molestias, ya que los puntos de sutura están en tensión durante la erección. Esta molestia es normal, no hay que preocuparse. Desaparece una o dos semanas después de la operación.
La cicatriz postoperatoria se vuelve visible especialmente tras retirar los puntos de sutura.
Durante la primera fase es muy visible, pero luego se vuelve más clara y móvil.
Para evitar la formación de un tejido duro y espeso, se aconseja masajear suavemente la zona después de la eliminación de los puntos.
El movimiento lento y el calor previenen la formación de adherencias.