Pitiriasis versicolor

 

La pitiriasis versicolor (también llamada tiña versicolor) es una erupción cutánea frecuente originada por levaduras (hongos) que viven en la piel.

El término pitiriasis indica un tipo de piel escamosa, mientras que versicolor significa “que cambia”.
Las levaduras que provocan esta enfermedad son diferentes a las contenidas en los alimentos y a las que originan la cándida en la boca o la vagina.

Las zonas más afectadas son los hombros, la espalda y el pecho. A veces, también puede aparecer en los pliegues de la piel, como las axilas, la piel debajo de los senos o la ingle.
Por lo general, la cara no se ve afectada, excepto en los niños, donde la tiña suele aparecer en la línea del cabello.
A veces, la pitiriasis versicolor se produce en las uñas de las manos o de los pies.
Puede manifestarse con pocas o muchas manchas, en cuyo caso la piel afectada tiene un aspecto normal, mientras que la piel sana a su alrededor parece tener un problema.

 

Causas de la pitiriasis versicolor

La infección puede producirse por una de las siguientes razones:

  1. Tener piel grasa,
  2. Vivir en un clima cálido,
  3. Sufrir de sudoración excesiva,
  4. Tener un sistema inmunológico débil, por ejemplo a causa del VIH.

Dado que la levadura crece de forma natural en la piel, la tiña versicolor no es contagiosa.
Esta enfermedad puede afectar a cualquier persona independientemente del color de su piel. Es más probable que aparezca en adolescentes y jóvenes.

Signos y síntomas de la pitiriasis versicolor

El crecimiento de la levadura da lugar a la formación de áreas cutáneas con un color diferente al de la piel circundante.
Pueden aparecer puntos aislados o manchas.
Entre los signos y síntomas específicos de la infección se incluyen:

  1. Manchas de color blanco, rosa, rojo o marrón, que pueden tener un color más claro o más oscuro con respecto a la piel circundante.
  2. Manchas que no se broncean como el resto de la piel.
  3. Manchas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, especialmente en el cuello, el pecho, la espalda y los brazos.
  4. En ocasiones, se siente picor en las zonas afectadas.

Las manchas desaparecen cuando el clima es fresco y empeorar cuando el clima es cálido y húmedo.
La piel puede resultar seca y escamosa y a veces puede causar dolor.

¿Cómo se diagnostica la pitiriasis versicolor?

El médico puede diagnosticar la tiña versicolor observando la erupción cutánea.
En muy pocas ocasiones, el médico utiliza los rayos ultravioleta que alteran el color de las zonas afectadas.
Si las erupciones cutáneas se deben a la pitiriasis versicolor, éstas se vuelven de color amarillo-verde fluorescente por efecto de los rayos UV.
El médico puede tomar una muestra de piel raspando la zona de piel afectada y las escamas para analizarlas bajo el microscopio.
La muestra se coloca directamente en un portaobjetos para efectuar el análisis histológico.

Diagnóstico diferencial
La pitiriasis versicolor se puede confundir con las siguientes enfermedades:

  1. Eczema discoide o dermatitis numular: es una irritación generalizada en el tronco y/o las extremidades.
  2. Psoriasis guttata: se caracteriza por placas rojas y escamosas; las lesiones cutáneas de la psoriasis pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.
  3. Hipomelanosis guttata idiopática: aparece en las espinillas y los antebrazos.
  4. Pitirisiasis alba: provoca grandes manchas en la parte superior de los brazos y en la cara. Afecta sobre todo a los niños en zonas donde la piel está seca y deshidratada.
  5. Pitiriasis rosada: aparece y se desarrolla rápidamente.
  6. Hipo o hiperpigmentación post inflamatoria: provoca una distribución irregular de las manchas, debido a un episodio inflamatorio anterior.
  7. Dermatitis seborreica: se produce en el cuero cabelludo y en la cara.
  8. Tiña corporis: se propaga lentamente formando manchas en forma de anillo.
  9. Vitíligo: da lugar a la formación de máculas asimétricas completamente blancas o de tres colores.

¿La pitiriasis versicolor es grave?
No, el único efecto secundario se produce cuando una persona se broncea, ya que las erupciones cutáneas tienen aspecto de manchas claras en la piel, lo que provoca malestar.

¿La pitiriasis versicolor es contagiosa?

No, esta enfermedad no se puede transmitir a otras personas.
Por lo general, la levadura que provoca la erupción se encuentra en la piel y no causa dolor.
Por razones desconocidas, parece que este germen crece con mayor facilidad en la piel de algunas personas.

¿Cuál es el tratamiento para la pitiriasis versicolor?

El tipo de tratamiento depende de la localización de la erupción y de si el paciente ha sufrido previamente esta enfermedad.

Las opciones de tratamiento son las siguientes:

Se pueden emplear antimicóticos tópicos y orales para tratar la tiña versicolor, entre los que se encuentran:

  • El glicol de propileno;
  • La solución de tiosulfato de sodio;
  • El sulfuro de selenio;
  • Los azoles en forma tópica, incluyendo el clotrimazol (Canesten ®), miconazol (Daktarin ®), econazol (Ecotam ®), terbinafina (Lamisil ®), fenticonazol (Lomexin ®), bifonazol (Mycospor polvo cutáneo) y ketoconazol (Fungarest ®). Estos medicamentos están disponibles en diferentes formas: crema, polvo o solución cutánea.
  • Los comprimidos de los siguientes antimicóticos: itraconazol (Sporanox ®) y fluconazol (Diflucan ®) durante una/dos semanas consecutivas;
  • Terbinafina en gel;
  • Ciclopirox (Miclast ®) en pomada o solución cutánea.

 

Pitiriasis versicolorMedicamentos
El champú de ketoconazol (Fungarest ®) se recomienda con frecuencia.
Está disponible en farmacias con receta médica.
El ketoconazol elimina el germen que causa esta erupción cutánea.
Se debe aplicar el champú sobre las zonas afectadas y enjuagar al cabo de 3-5 minutos.
Repetir este tratamiento cada día durante 5 días.

El champú de sulfuro de selenio es un tratamiento alternativo. No es específico para este tipo de enfermedad, pero puede funcionar.
Está disponible en farmacias con receta médica.
Se diluye el champú con un 50% de agua (mitad de agua y mitad de champú).
Aplicar el champú diluido sobre las zonas afectadas y dejar que actúe durante unos 10 minutos, luego enjuagar.
Repetir este tratamiento todos los días durante una semana.

Los comprimidos antimicóticos pueden recetarse si la erupción cutánea está muy extendida o si no mejora con el tratamiento mencionado anteriormente.
La terapia antifúngica puede repetirse si la erupción cutánea reaparece y si la piel se vuelve escamosa.
Suele producirse en condiciones especiales, como por ejemplo durante el embarazo o en caso de sudoración excesiva.
El médico puede recomendar el champú de ketoconazol a las personas propensas a desarrollar episodios recurrentes después de una exposición al sol.

Se debe aplicar el champú, una vez al día, tres días antes de irse de vacaciones y exponerse al sol.
Esto ayuda a reducir el riesgo de desarrollar pitiriasis versicolor cuando estamos de vacaciones.
Nota: tras el tratamiento, el color de la piel afectada recupera la normalidad al cabo de unos 3-6 meses.

Remedios naturales

Se puede reducir el tamaño de la erupción cutánea aplicando agua y bicarbonato directamente sobre las zonas afectadas por pitiriasis versicolor.
Existen otros remedios caseros con efecto antibacteriano y antimicótico que pueden aplicarse sobre las zonas afectadas por pitiriasis versicolor, entre los que se encuentran:

Alimentación para la pitiriasis versicolor
Una dieta saludable ayuda a mantener la piel sana.
El sentido común es importante a la hora de elegir la comida: se aconseja evitar alimentos fritos, carnes rojas, alcohol y productos lácteos.

¿Cuánto tarda en desaparecer la pitiriasis versicolor? ¿Puede reaparecer?

Por lo general, la pitiriasis versicolor de color rosa o marrón desaparece con el tratamiento, pero la erupción cutánea suele reaparecer si se presentan condiciones favorables para la proliferación del hongo Malassezia furfur.

El tratamiento antimicótico debe repetirse cuando el componente escamoso de la pitiriasis versicolor reaparece.
A las personas con recurrencias frecuentes se les puede recetar un tratamiento antimicótico oral de uno a tres días al mes como medida de prevención.
Por lo general, la pitiriasis versicolor de tipo pálido desaparece en un par de semanas con tratamiento. Después, la piel se broncea normalmente al exponerse al sol.
Sin embargo, por razones desconocidas, a veces las manchas blancas son permanentes y persisten mucho tiempo después de la descamación e incluso cuando ya se ha curado la infección por levadura. En estos casos, puede que el tratamiento antimicótico no sea útil.