Colon inflamado: causas, síntomas y remedios

 

El colon inflamado se conoce como colitis, una enfermedad caracterizada por la inflamación las paredes internas del intestino grueso.

El colon es la parte del intestino que ayuda a eliminar los residuos del cuerpo.
La inflamación puede ser consecuencia de un trastorno autoinmune, una infección del colon, un escaso flujo de sangre y otras causas desconocidas.

¿Cómo funciona el colon? ¿Para qué sirve?

El intestino grueso está formado por el colon y el recto.
El papel principal del colon es absorber agua y otras partículas de alimentos no digeridos y conducirlas hacia el intestino recto en forma de heces.
La inflamación del colon (o colitis) se produce cuando se hinchan las paredes internas del colon.
El colon se compone de una parte ascendente (derecha), una parte horizontal (colon transverso) y una sección descendente a la izquierda que termina en el recto.
A veces, si el colon está inflamado en algunas partes, se pueden formar úlceras en el estómago y el intestino. Esta enfermedad se denomina colitis ulcerosa.

El colon se puede comparar con un tubo que transporta agua.
Si el tubo se encuentra obstruido por una acumulación de residuos el agua no puede fluir a través de él.
Se requiere una limpieza diaria para evitar la oclusión intestinal.
En caso de inflamaciones, las paredes externas del colon se vuelven más finas.
Puede que los residuos tóxicos accedan a los tejidos del cuerpo y se depositen pasando a través de las paredes intestinales.
Esto puede provocar varios trastornos como la destrucción de las células, mala digestión o problemas de evacuación.

 

Tipos de inflamación del colon

Las causas del colon inflamado (colitis) pueden ser varias:
Colitis infecciosa – se produce por la ingestión de muchas bacterias patógenas.
Colitis isquémica – la aportación de sangre se interrumpe debido a una obstrucción y provoca una isquemia.
Colitis ulcerosa – se trata de una enfermedad autoinmune que afecta al recto y al colon sigmoideo.
Crohn – la enfermedad de Crohn puede afectar a distintas partes del sistema digestivo, entre ellas el colon.
Colitis microscópica – un trastorno poco común que puede originarse por una enfermedad autoinmune.

Causas del colon inflamado

Se desconocen las razones exactas de la colitis, pues es de tipo idiopático.
Los estudios han demostrado que un gen específico conocido como NOD2 es el responsable de esta enfermedad.
Algunas investigaciones han demostrado que el colon inflamado puede deberse a una predisposición genética.

En la colitis infecciosa, las causas de la enfermedad son las bacterias: Campylobacter, Shigella, Escherichia coli y Salmonela.
Los estudios demuestran que algunas personas desarrollan la colitis después de ingerir antibióticos, debido a la supresión de las bacterias provocada por los fármacos y al consiguiente aumento de otras bacterias.

La colitis isquémica tiene su origen en el endurecimiento o estrechamiento de los vasos sanguíneos del colon.
Se reduce la aportación de sangre en la zona, lo que provoca la inflamación.
Dado que esta enfermedad vascular empeora con la edad, las probabilidades de sufrir colitis isquémica son mayores en los ancianos.

El shock hipovolémico y una rápida deshidratación pueden dar lugar a colitis isquémica en personas con niveles de presión arterial inadecuados.
La obstrucción prolongada del flujo sanguíneo al colon puede producirse debido a una hernia o calambres abdominales.
La consecuencia es la colitis isquémica.
El paciente puede experimentar dolor en el bajo vientre, diarrea y fiebre debido a la falta de flujo sanguíneo.

Los demás tipos de colon inflamado suelen ser idiopáticos o estar provocados por un desorden autoinmune.
La inflamación del colon tiene su origen generalmente en una enfermedad autoinmune como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.
La enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier parte del tracto gastrointestinal, mientras que la colitis ulcerosa afecta al recto y al colon sigmoide.

Síntomas del colon inflamado

Dado que el intestino grueso se ve afectado por este trastorno, se produce un efecto directo sobre la digestión y la evacuación.

¿Dónde duele?
El dolor se experimenta en el bajo vientre, bien en el lado derecho del abdomen o en el lado izquierdo.
El dolor puede extenderse hacia la parte de atrás o hacia abajo provocando dolor en la parte inferior de la espalda o en las piernas hasta la rodilla
La ovulación puede empeorar los síntomas del colon.

Los síntomas más frecuentes de la inflamación del colon son:

  1. Diarrea o estreñimiento a largo plazo. El estreñimiento puede favorecer la formación de hemorroides;
  2. Sangre en heces y/o dolor durante la defecación;
  3. Aire en la barriga;
  4. Fiebre;
  5. Vómitos y náuseas frecuentes;
  6. Pérdida de peso, pérdida de apetito y cansancio;
  7. Los niños que sufren el síndrome del intestino irritable o colitis ulcerosa pueden desarrollar ansiedad y depresión;
  8. Los hombres que sufren prostatitis pueden experimentar un empeoramiento de los síntomas al inflamarse el colon;
  9. El síndrome del colon irritable puede irritar la vejiga provocando un aumento en la frecuencia de micción y la necesidad de orinar de noche (nicturia).

¿Cómo se diagnostica el colon inflamado?

Cuando el médico visita al paciente, presiona el abdomen con dos dedos de distancia desde la fosa ilíaca derecha para ver si los síntomas provienen del ciego y del colon ascendente.
Luego presiona en la barriga, bajo el ombligo, a dos dedos de distancia de la fosa ilíaca derecha para evaluar el colon ascendente y excluir la apendicitis.

Para diagnosticar esta enfermedad, el médico puede solicitar que el paciente se someta a un análisis de sangre y heces.
De esta manera, se podrá identificar la causa de la inflamación.
La colonoscopia y la sigmoidoscopia son exámenes invasivos, pero muy utilizados para comprender las condiciones del intestino grueso.
Mediante estos procedimientos, el médico inserta un pequeño endoscopio específicamente diseñado para pasar al intestino a través del ano.
De esta manera se puede detectar la inflamación intestinal del paciente.
El médico también puede tomar muestras de tejido del colon.

Una ecografía del abdomen completo puede mostrar la hinchazón de los ganglios linfáticos que se produce en caso de colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y colitis indeterminada.

La resonancia magnética es útil para descartar otros trastornos como la endometriosis intestinal.

Tratamiento para la inflamación del colon

El tratamiento varía de una persona a otra y depende principalmente de la progresión de la inflamación.
No existen fármacos específicos para tratar o curar la inflamación del colon.
Generalmente, los médicos recetan fármacos que reducen los efectos de la enfermedad.
Si la inflamación empeora a pesar de los medicamentos, el médico puede recomendar una operación quirúrgica.

¿Cómo curar el colon inflamado?

Medicamentos como la mesalazina (compuestos de 5 ASA) y los corticosteroides se prescriben para reducir la inflamación provocada por la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

Estos fármacos tienden a reducir la inflamación y a mantenerla a niveles lo más leves posibles.
Para el síndrome del intestino irritable los médicos suelen recetar escopolamina (Psicoblocan) que ofrece generalmente buenos resultados.

Algunos fármacos también se recetan para frenar el ataque del sistema inmune contra el intestino.
Estos fármacos se denominan inmunomoduladores ya que ayudan a reducir la inflamación y a veces se suministra a los pacientes si los esteroides son ineficaces.
Durante el embarazo no se pueden tomar fármacos aunque algunos ginecólogos prescriban la Buscapina.
Las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben tratarse con remedios naturales o tratamientos alternativos.

Colon inflamado – causas, síntomas y remediosOperación quirúrgica

En algunos casos, cuando los medicamentos no bastan para curar el colon inflamado, los médicos pueden aconsejar a los pacientes que se sometan a una cirugía.
La operación quirúrgica consiste en la eliminación de la obstrucción en el colon y el recto.
Durante la cirugía, el cirujano puede:

  1. Realizar una incisión en el abdomen, cortar por encima y por debajo de la oclusión, unir las dos extremidades del intestino delgado (anastomosis ileoanal). Esta nueva ruta facilita la evacuación;
  2. Extraer el colon e insertar una bolsa que facilite la defecación.

Ambos métodos se aplican en función de la gravedad de la inflamación y de los trastornos que provoca.

Tras la operación quirúrgica el paciente puede volver a llevar una vida normal y activa.

La inflamación del colon puede provocar un tumor maligno de colon, pero es poco frecuente. Se debe tener cuidado con la alimentación, es importante seguir una dieta saludable y beber agua limpia y pura.

Dieta para el colon inflamado

Cuando se toman medicamentos, es necesario seguir una alimentación adecuada.
En caso de colon inflamado, se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

1. Evitar el consumo de bebidas que empeoren la diarrea, como por ejemplo bebidas gaseosas o alcohólicas (cerveza, vino), etc.
2. Entre los alimentos que se deben evitar se encuentran alimentos ricos en grasas y productos lácteos, ya que tienden a sobrecargar el sistema digestivo y empeoran la enfermedad.
3. Evitar la ingesta de fibra insoluble. Una dieta rica en fibra insoluble se considera saludable en condiciones normales, pero puede empeorar la inflamación del colon.
4. Evitar alimentos fritos, como por ejemplo patatas y huevos fritos.
5. La alimentación debe ser rica en fibras solubles que favorezcan el desarrollo de bacterias intestinales buenas.
6. Se recomienda comer pan blanco, avena, tofu y cereales sin fibra añadida.
7. Otros alimentos recomendados son: calabacines, cebada, rábanos y, en general, fruta y legumbres.
8. Controlar el estrés mediante la práctica de técnicas de relajación como yoga, meditación, respiración profunda, etc. Esto ayuda al cuerpo a afrontar posibles problemas del colon, especialmente la colitis ulcerosa.

Suplementos para el colon inflamado

Se recomienda considerar el empleo de suplementos naturales que favorezcan la funcionalidad intestinal y reduzcan los síntomas de inflamación del colon.
El Centro Médico de la Universidad de Maryland sugiere que los siguientes suplementos pueden ser útiles.

  1. Zinc (25 mg al día)
  2. Ácido fólico (1 mg al día)
  3. Vitamina B12 (1 mg al día)

El aceite de pescado (3 g al día) puede aliviar la inflamación.
Los prebióticos que contienen la levadura Saccharomyces boulardii (250-500 mg, cuatro veces al día) pueden reducir la diarrea.
La glutamina (400 mg, cuatro veces al día) favorece el bienestar general del intestino.

Remedios naturales para el colon inflamado

Actualmente ninguna terapia alternativa se ha demostrado eficaz para el tratamiento del síndrome del intestino irritable. No obstante, dado que no es posible tomar fármacos durante el embarazo, se pueden probar los siguientes remedios.

Fermentos lácticos. Dado que las bacterias en el intestino pueden influenciar la colitis ulcerosa, los investigadores creen que la adición de bacterias beneficiosas (prebióticas) en el intestino puede ayudar a combatir la enfermedad.

Aceite de pescado. El aceite de pescado actúa como antiinflamatorio, si bien los estudios sobre sus beneficios sobre las personas con colitis ulcerosa han ofrecido resultados contradictorios.

Áloe vera. El jugo de áloe vera está considerado como un antiinflamatorio natural para las personas con colitis ulcerosa, pero no existen pruebas que certifiquen esta afirmación.
Además, algunos pacientes experimentan un efecto laxante al ingerir áloe vera.

Acupuntura. Muchos estudios demuestran que la acupuntura puede ser beneficiosa para las personas con colitis ulcerosa.
El procedimiento consiste en el insertar agujas finas en la piel con el fin de estimular la liberación de sustancias analgésicas naturales en el cuerpo.

Curcumina. Este compuesto deriva de una especia llamada cúrcuma y se encuentra disponible en la herboristería.
La curcumina combinada con otros tratamientos estándares para la colitis ulcerosa (corticosteroides o sulfasalazina) contribuye a mejorar los síntomas y ha reducir las dosis de medicamentos.
Sin embargo, este resultado proviene de dos pequeños estudios científicos y se necesitan mayores investigaciones antes de poder recomendar este tratamiento.

Pronóstico y duración del colon inflamado

El pronóstico del colon inflamado es generalmente bueno.
Exceptuando el tipo más grave, la colitis no produce consecuencias a largo plazo.
Si se experimenta uno de estos síntomas no hay de qué preocuparse, pero es necesario llamar al médico.

En caso de infección, obstrucción intestinal o colitis isquémica, una vez resuelta la causa, se reduce la inflamación y desaparece por completo a los pocos días.
Si el colon inflamado es consecuencia de una enfermedad autoinmune como la enfermedad de Crohn, la duración es indefinida puesto que no existen actualmente curas definitivas.