Fractura de brazo

La fractura del brazo (húmero) es la lesión del hueso que conecta el hombro con el codo.

Estas fracturas se aprecian de manera bastante frecuente en los pacientes que padecen de osteoporosis.

El 80% de las fracturas del húmero en su parte proximal, es decir cerca del hombro, no son desplazadas o son desplazadas de manera marginal, por lo tanto se pueden tratar sin cirugía.

movimiento del hombro, húmero, después de la fractura

La fractura del brazo en su parte distal, es decir cerca del codo, está relacionada con la fractura proximal del antebrazo.

Rara vez, junto a la fractura del brazo también se aprecia una lesión de nervios y arterias, pero es más probable que, además de la fractura, ocurra una dislocación de hombro.

 

Pueden provocar un desplazamiento de los fragmentos del húmero las inserciones de:

  • Pectoral mayor;
  • Deltoides;
  • Los músculos del manguito de los rotadores.

Las fracturas por estrés del húmero se deben a lanzamientos repetidos con la mano encima de la cabeza y rara vez a contracciones músculares violentas.

Casi solo los lanzadores de béisbol padecen de estos tipos de fracturas.

Así como ocurre con otras fracturas por estrés, la causa más probable se debe a mayores niveles de actividad o estrés que afectan el hueso.

 

La fractura de tallo verde es una lesión pequeña y de extensión limitada (se parece a una grieta) que ocurre en los niños, porque sus huesos son más flexibles, ya que en parte se componen de cartílago de crecimiento.

Algunas fracturas son más graves, como por ejemplo la fractura del cuello quirúrgico, que es peligrosa porque puede causar una reducción del flujo sanguíneo, se corre el riesgo de necrosis del hueso.

La fractura de la diáfisis del húmero (zona central del hueso) puede provocar una lesión o una distensión del nervio radial.

 

Frecuencia de las fracturas del brazo

 

Las fracturas de la diáfisis del húmero representan el 1,2% de todas las fracturas, en cambio las fracturas proximales representan el 5,7% de todas las fracturas en los Estados Unidos.

 

Edad media para la fractura del brazo

 

Las fracturas proximales del húmero ocurren con más frecuencia en las personas mayores, la edad media es de 64,5 años.

La fractura proximal del húmero es la tercera más común después de la fractura de cadera y de la fractura distal de radio (muñeca).

Las fracturas de la diáfisis del húmero se aprecian en personas un poco más jóvenes, la edad media es de 54,8 años.

Los tipos de fracturas del brazo se parecen a cualquier edad, aunque las personas mayores padecen de fracturas con más frecuencia debido a la osteoporosis.

 

Causas de la fractura del brazo

 

Las fracturas de húmero se deben a:

  • Traumatismos directos en el brazo o en el hombro;
  • De manera indirecta tras una caída sobre las manos, ya que el impacto se transmite a través del codo.

 

Las fracturas distales del húmero pueden ocurrir de muchas maneras:

  • Un choque directo. Puede deberse a una caída (aterrizando con los codos) o a un impacto contra un objeto duro (bate de béisbol, salpicadero o puerta del coche durante un accidente).
  • Un traumatismo indirecto. Puede deberse a una caída aterrizando con el brazo extendido y con el codo rígido. El cúbito (uno de los huesos del antebrazo) impacta contra la parte distal del húmero y provoca la lesión.
Evaluación y diagnóstico del hombro

Movimiento del brazo, del hombro y del codo

Síntomas de la fractura del brazo

 

Se padece de dolor durante la palpación o durante el movimiento del hombro o del codo.

Normalmente se observan moretones y una evidente hinchazón.

Hace falta realizar un chequeo médico completo para saber si arterias y venas han sido perjudicadas.

La lesión del nervio radial durante una fractura de húmero suele ocurrir con frecuencia.

 

En caso de fractura proximal del húmero:

  • Los pacientes padecen de dolor de hombro y su movimiento es muy limitado.
  • La deformidad es patente si el paciente padece de luxación glenohumeral relacionada con la fractura; las consecuencias son hinchazón y hematoma.
  • Rara vez el sistema nervioso resulta afectado en caso de fractura proximal del húmero.

 

Fractura de la diáfisis del húmero

 

Los pacientes tienen un brazo deformado que causa dolor y que puede estar relacionado con una parálisis del nervio radial. Normalmente, la parálisis del nervio radial es reversible.

 

  • El crujido se advierte durante el movimiento.
  • El brazo se acorta debido a una fractura desplazada.
  • Los pacientes que afirman sentir dolor cuando lanzan, levantan o extienden el brazo podrían padecer de una fractura por estrés del húmero.
  • El médico puede detectar entumecimiento en el brazo y un aumento del dolor durante una prueba de resistencia.

 

Fracturas distales del húmero

 

Las fracturas distales del húmero pueden causar mucho dolor y pueden impedir que el paciente mueva el codo.

Entre otros síntomas cabe destacar:

  • Hinchazón en todo el brazo hasta la mano;
  • Hematoma;
  • Dolor en el sentido del tacto;
  • Rigidez;
  • Sensación de mareo.

 

Evaluación del nervio radial en caso de fractura del brazo

 

nervios, anatomía, lesiones, complicaciones, rotura, fuerza, sensibilidad, dolor

Anatomía de los nervios cerca del brazo que se pueden lesionar debido a una fractura
Alila_bigstockphoto.com

La función motora del nervio radial es la inervación de los músculos extrínsecos dorsales del antebrazo. Se deberían realizan las siguientes pruebas de evaluación de rango de movimiento:

  • La extensión de la muñeca y de las articulaciones metacarpofalángicas;
  • La abducción y extensión del pulgar. Las lesiones proximales del nervio radial provocan el esguince de muñeca.

Durante la prueba, los dedos se flexionan en la parte que corresponde a las articulaciones metacarpofalángicas, y se produce la abducción del pulgar.

Rara vez, el nervio mediano y el nervio cubital se ven afectados.

Cada vez que se aprecie una fractura del húmero, es importante asegurarse que se encuentre el pulso arterial (ritmo cardíaco).

 

Diagnóstico diferencial de la fractura del brazo

 

El médico tiene que descartar:

  • Dislocación del hombro;
  • Fractura de la clavícula;
  • Fractura del codo;
  • Fractura del omóplato;
  • Bursitis subacromial;
  • Cérvico-braquialgia por compresión del nervio;
  • Bursitis oleocraniana.

 

Diagnóstico de la fractura del brazo

 

Un detallado examen subjetivo y objetivo del médico es importante para llegar al diagnóstico de la fractura del húmero.

Hace falta una radiografía para confirmar el diagnóstico y es necesario realizarla cada vez que se tenga sospecha de una fractura.

Para las fracturas distales y de la diáfisis del húmero, hace falta realizar la radiografía en proyección antero-posterior, lateral, torácica y axilar del hombro, de esta manera se puede tener una visión general detallada de una posible fractura. La tomografía axial computarizada puede ser útil si los resultados de la radiografía no quedan claros.

 

¿En qué posición dormir?

La posición mejor para dormir es en decúbito supino (boca arriba) con el vendaje de Desault (el que sustenta el antebrazo y está atado detrás del cuello