Lengua urente

La lengua que pica puede ser un síntoma que produce mucha irritación y dolor.
El picor en la lengua es la misma sensación que se percibe tras beber una bebida muy caliente.
Este trastorno también se llama síndrome de la lengua urente.
En la mayoría de los casos, el picor es mayor en la punta de la lengua (glosopirosis), en los labios y en la cavidad bucal (paladar, encías).

 

Clasificación de la lengua urente

Las causas del síndrome de la lengua urente pueden ser primarias o secundarias.

Síndrome de la lengua urente primaria
Cuando no se detectan anomalías clínicas, el problema se llama síndrome de la lengua urente primaria o idiopática.
Algunas investigaciones enseñan que el síndrome de la lengua urente primaria se refiere a los problemas que afectan al gusto o los nervios sensoriales del sistema nervioso central o periférico.

Síndrome de la lengua urente secundaria
En algunos casos, el síndrome de la lengua urente depende de una enfermedad. En estos casos, se llama síndrome de la lengua urente secundaria.
Algunos problemas que pueden estar asociados al síndrome de la lengua urente secundaria son:

Boca seca (xerostomía). Este trastorno puede depender del uso de algunos medicamentos, como los antidepresivos tricíclicos, los antidepresivos del sistema nervioso central, el litio, los diuréticos y los medicamentos que se usan para curar la tensión alta. La boca seca también puede producirse por el envejecimiento o por el síndrome Sjögren, es decir una enfermedad autoinmunitaria que produce sequedad de la boca y de los ojos.

Candidiasis oral (muguet). La candidiasis es una causa frecuente de ardor en la boca que también puede aparecer en caso de diabetes, si se usa una prótesis y después de tomar algunos medicamentos como los antibióticos y el colutorio.
La sensación de ardor se puede percibir en la parte anterior o en los lados de la lengua.
Entre los síntomas de la infección por cándida también encontramos la lengua blanca.

 

Causas de la lengua urente

La intensidad del dolor puede ir cambiando a lo largo del día.
Algunas personas dicen que al despertarse no están afectadas por el ardor que, en cambio, va aumentando a lo largo del día. Otros pacientes perciben el dolor constante durante todo el día.
El síndrome de la boca ardiente afecta a las mujeres de manera mayor con una relación de 7:1.
Suele aparecer en los adultos de edad madura o incluso mayores. Sin embargo, también puede afectar a personas más jóvenes.
Entre las causas de la lengua urente se encuentran:

  • Nutrición inadecuada. La falta de nutrientes como hierro, cinc, ácido fólico (vitamina B-9), tiamina (vitamina B-1), riboflavina (vitamina B-2), piridoxina (vitamina B-6) y la cobalamina (vitamina B-12) puede tener un impacto en los tejidos y producir ardor en la boca. Estas deficiencias pueden producir anemia por deficiencia de vitaminas.
  • Dentaduras postizas que producen irritación. Las dentaduras postizas y el material usado para las prótesis dentales pueden producir una irritación en los tejidos de la boca.
  • Trastornos en los nervios (neuropatías). Los daños en los nervios y las neuropatías pueden producir dolor y ardor en la boca y en la lengua. Además, también pueden cambiar el sentido del gusto.
  • En algunos casos, el ardor en la boca puede depender de una alergia o de una reacción a algunos alimentos, aromas alimentarios, aditivos, colorantes u otras sustancias.
  • Reflujo gástrico (reflujo gastroesofágico). El gusto ácido o amargo que se percibe en la boca y que llega desde el tracto gastrointestinal superior puede producir irritación y dolor.
  • Lengua geográfica. La lengua geográfica es una enfermedad que produce sequedad en la boca, dolor y lengua irregular. Esta enfermedad puede asociarse al síndrome de la lengua urente también.
  • Algunos medicamentos. Los inhibidores de las enzimas de conversión, que se usan para curar la tensión alta, pueden producir algunos efectos adversos que incluyen el ardor en la boca.
  • Hábitos orales. Algunas acciones que realizamos con la lengua sin darnos cuenta pueden producir irritación en la boca, por ejemplo al apretar o rechinar los dientes (bruxismo).
  • Trastornos en el sistema endocrino. Los tejidos bucales pueden reaccionar contra los niveles altos de azúcar en la sangre que dependen de la diabetes o del hipotiroidismo.
  • Desequilibrios hormonales. La menopausia produce cambios en las hormonas que pueden dar lugar al ardor en la boca. Esto se produce porque los niveles hormonales tienen un impacto en la composición de la saliva.
  • Irritación excesiva. Un uso excesivo de instrumentos para la higiene oral como cepillos, colutorios o bien el abuso de bebidas ácidas pueden producir la irritación de los tejidos orales.

 

Trastornos psicológicos

Algunos cambios de personalidad y de humor (sobre todo ansiedad y depresión) afectan a los pacientes con el síndrome de la lengua urente. En realidad, estos trastornos psicológicos son típicos de los pacientes con dolor crónico.
Así pues, el trastorno psicológico no depende de la enfermedad sino del dolor crónico.
El éxito que se obtiene gracias a las técnicas de relajamiento en el tratamiento del síndrome no se asocia a un mejor tratamiento del trastorno sino del dolor.
También el uso de los antidepresivos y de algunas benzodiazepinas es importante por su propiedad analgésica y anticonvulsiva (y por el posible efecto de las benzodiazepinas en las vías del gusto-dolor).

 

Complicaciones debidas a una quemadura en la lengua

La quemadura en la lengua puede dañar las papilas gustativas y hacer que se pierda el sentido del gusto. Sin embargo, se trata de una complicación a corto plazo porque las papilas gustativas se renuevan cada dos semanas.

piña, lengua que pica, reacción, dolor
Lengua urente

Piña
Después de comer piña, puede que haya sensaciones desagradables en la boca, como ardor y hormigueo. Estos síntomas se producen después de comer piña fresca y suelen desaparecer sin la ayuda de tratamientos.

Causas
La piña contiene un grupo de enzimas llamadas bromelina que degradan las proteínas de la carne y también las de la boca también.
La bromelina remueve las moléculas en la superficie de las células y las digiere.
La bromelina empieza a degradar las proteínas en la superficie de los labios, lengua y mejillas cuando entra en contacto con estas regiones.

Remedio
Si se come piña cuando esta está madura, los efectos desagradables se reducen.Se aconseja comprar piña solo en caso de que tenga un fuerte olor y un color dorado.
Si la piña aún tiene la cáscara verde, hay que guardarla boca abajo con las hojas en la mesa durante varios días hasta que se ponga madura.
A menudo, hay más de una causa. En algunos casos, incluso tras un control exhaustivo, los médicos no logran encontrar la causa de los síntomas.

 


Rasgos y síntomas de la lengua urente

El síntoma principal del síndrome de la lengua urente es un ardor que puede ir de moderado a grave en la boca y puede permanecer durante meses o años.
Para muchas personas, la boca ardiente empieza al final de la mañana, es mayor por la tarde y suele reducirse durante la noche.
Hay quien percibe un ardor continuo; para los demás el dolor es intermitente.

Síntomas

  • Una sensación de ardor que afecta lengua, labios, encías, paladar, garganta o boca;
  • Una sensación de hormigueo o aturdimiento en la boca o en la punta de la lengua;
  • Dolor en la boca que va aumentando a lo largo del día;
  • Boca seca;
  • Aumento de la sed;
  • Dolor en la boca;
  • Pérdida del gusto;
  • Alteraciones en el gusto, como gusto amargo o metálico

 

¿De qué manera se puede diagnosticar la lengua urente?

El síndrome de la lengua urente se detecta teniendo en cuenta los síntomas clínicos y después de excluir la presencia de otros problemas como infecciones, diabetes o deficiencia de vitaminas. Si no hay ninguno de estos problemas, se detecta el síndrome de la lengua urente.

 

Tratamiento para el síndrome de la lengua urente

El tratamiento para el síndrome de la lengua urente tiene el objetivo de reducir los síntomas. El tratamiento incluye el uso de muchos medicamentos que el médico suele recetar para la depresión y el dolor crónico.
Los fármacos antidepresivos tricíclicos (amitriptilina/Tryptizol), antipsicóticos (clordiazepóxido/Huberplex), anticonvulsivos (gabapentina / Neurontin), analgésicos, benzodiazepinas (clonazepam/Klonopin) y protectores de la mucosa han proporcionado un alivio eficaz para algunos pacientes.

Por otra parte, la capsaicina tópica (elemento natural que se encuentra en la pimienta de cayena) se usa para reducir la sensibilidad en aquellos pacientes que están afectados por el síndrome de la lengua urente.
En realidad, pese al éxito de estos remedios, en algunas circunstancias, no hay ningún tratamiento para el síndrome de la lengua urente que siempre sea eficaz. El tratamiento es útil para satisfacer las necesidades específicas de cada paciente.
El precio del tratamiento va cambiando según los medicamentos que se hayan recetado, la duración del tratamiento y también depende de la presencia de un seguro que cubra los gastos médicos.

 


Remedios naturales para el ardor en la lengua

Según algunos estudios, la psicoterapia puede ser una técnica importante que puede sustituir el tratamiento tradicional que se usa para los matices psicológicos de la enfermedad.
Hay muchos remedios naturales para el ardor en la lengua y en los labios que pueden dar alivio.

Entre ellos están:

  • Mantener en la boca un cubito de hielo o ir bebiendo agua fría para reducir el ardor y el dolor;
  • Se puede mascar chicles sin azúcar para aumentar la producción de saliva y prevenir el síndrome de la boca seca;
  • Hay que acudir al dentista de manera frecuente para las revisiones con el fin de controlar la boca y, cuando el paciente la lleva, la prótesis oral también;
  • Si el individuo toma medicamentos hay que hablar con el médico para saber cuáles son los efectos adversos que producen sequedad en la boca;
  • Practicar yoga y meditación de manera frecuente puede reducir el estrés y la ansiedad, que pueden hacer que el ardor empeore;
  • Hay que sustituir el dentífrico por el bicarbonato sódico en caso de que produzca irritación en la boca y en la lengua;
  • Hay que preparar una tila con las hojas de menta y hay que beberla dos veces al día para reducir el ardor y la irritación en la boca.
  • También se puede usar esa tila como colutorio para reducir la inflamación y el dolor de garganta. La menta tiene propiedades terapéuticas que pueden ayudar a reducir el ardor en la boca. Sin embargo, nunca hay que masticar hojas de menta cruda porque pueden dañar la boca.
  • Las hojas de Margosa contienen un compuesto antibacteriano que puede prevenir el mal aliento y otros problemas dentales. Podemos usar una mezcla compuesta por hojas de Margosa machacadas para lavarnos los dientes.
  • Preparación de una mezcla con cebolla y un poco de ajo. Hay que añadir esta mezcla al agua y enjuagar más veces a lo largo del día. Esta mezcla ayuda a reducir la sensación de ardor en la boca.
  • En caso de ardor en la lengua, si aplicamos aceite de lavanda a la boca, podemos encontrar alivio de manera rápida.

También la glicerina en la lengua puede reducir el ardor y el dolor.

  • Hay que evitar comida picante y con mucho aceite, el alcohol y los cigarrillos.
  • Algunos métodos de tratamiento alternativos como la homeopatía y la acupuntura ayudan a mitigar del dolor y del ardor.

 

Dieta para el ardor en la boca

La mejor estrategia para curar el síndrome de la lengua urente es un cambio a largo plazo en el estilo de vida, por ejemplo:

  • Hay que beber más agua para prevenir la deshidratación, la sequedad en la boca y para aumentar la producción de saliva con el objetivo de reducir la intensidad de los síntomas.
  • Comer más verduras hervidas. Los alimentos hervidos ayudan a reducir la inflamación y la irritación.
  • Los alimentos como la sal y el pimiento tienen especias y contienen capsaicina también. Por consiguiente, tendrían que ser evitados.
  • Habría que evitar comida muy agria como las frutas agrias. No obstante, no hay que reducir el consumo de fruta fresca porque mejora la salud dental.
  • Los alimentos que enfrían la boca como fruta fresca y zumos de verduras son útiles para reducir los síntomas.
  • Como los problemas en la tiroides y las enfermedades como la diabetes pueden producir el síndrome de la lengua urente, es importante realizar el tratamiento para la enfermedad.
  • Hay que comer productos con mucha vitamina B12 e hierro, como pollo y yemas. Los alimentos ricos en hierro como las verduras de hoja verde, las espinacas y los brócolis son esenciales para prevenir el síndrome de la boca ardiente.
  • Evitar alcohol, canela y chocolate porque pueden producir irritación en la lengua y empeorar los síntomas.