Manos hinchadas

 

Las manos hinchadas es un signo de la acumulación de líquido o de una inflamación de los tejidos o de las articulaciones de las manos.

Las manos hinchadas se conoce como edema y se deriva de infecciones graves, traumatismos y otros procesos anormales.
Las manos hinchadas siempre provoca dolor, puede haber una acumulación de líquido en exceso sin que haya una inflamación.
La hinchazón puede aparecer repentinamente o puede aumentar poco a poco.

 

Causas de las manos hinchadas

Existen varias enfermedades que provocan dolor o fastidio, hinchazón, incapacidad de agarrar los objetos y calor.

Infección
Una infección puede ser la causa de las manos hinchadas. La celulitis infecciosa, por ejemplo, es una enfermedad bacteriana grave de la piel que provoca enrojecimiento de la piel, dolor, hinchazón y calor.
La infección puede afectar los linfonodos y la sangre, si no se cura a tiempo puede volverse fatal.

Hiedra venenosa, roble venenoso y toxinas del zumaque
La toxina que se encuentra en la hiedra venenosa, en el roble o en el zumaque provoca una erupción cutánea alérgica, lívidos, y ampollas que provocan prurito.

Absceso
El absceso de la piel o forúnculo, es un grumo hinchado, doloroso, rojo y caliente en la piel que puede romperse y dejar salir el pus.

Angioedema
El angioedema se refiere a una hinchazón debajo de la piel, que a menudo aparece alrededor de los ojos y de los labios.

Sabañón
Un sabañón es una enfermedad que afecta la piel y los tejidos subyacentes debido a la exposición al frío en las personas que están predispuestas a este tipo de enfermedad.
La piel se vuelve muy fría, hay hormigueo, la piel se endurece y se enrojece. Generalmente, afecta las extremidades y las zonas del cuerpo que estñan menos vascularizadas, como por ejemplo los dedos de las manos y de los pies, la nariz, las orejas, las mejillas y el mentón.

Picadura de insecto
Enrojecimiento, hinchazón, dolor, prurito y granos son síntomas comunes de las picaduras de insectos.

Quemadura química
Una quemadura química puede provocar ampollas y síntomas que van desde el ardor hasta la falta de aire.

Quemaduras
Las quemaduras causadas por el calor también se conocen como quemaduras térmicas y pueden causar dolor, hinchazón, alteraciones en la piel y ampollas, dependiendo del grado de la quemadura.

 

Traumatismos y lesiones en las manos y en los dedos

Las lesiones en las manos son otra causa frecuente de la inflamación. Las lesiones pueden provocar una acumulación de líquidos en la zona afectada y por lo tanto, pueden causar un edema.
Una esguince, un tirón, una fractura, una luxación o aplastarse las manos son otras de las causas de las manos hinchadas.
Estos traumatismos provocan una contusión o un hematoma, la mano empieza a doler y cambia de color, de roja se vuelve morada, azul o negra, después amarilla y finalmente se vuelve de color verdosa.

Fractura de la mano
Es bastante común que un hueso de la mano se rompa o se fracture y esto puede causar dolor, hinchazón y lívidos.

Osteomielitis
La osteomielitis o infección ósea es una infección del hueso que causa dolor, hinchazón y enrojecimiento.

Tendinitis
La tendinitis es una inflamación de un tendón. Si ocurre en las extremidades, las manos y los pies pueden hincharse, mientras que es muy raro que se hinchen los hombros, las rodillas o los codos debido a una tendinitis.
La inflamación del tendón puede ser aguda debido a un traumatismo o a un esfuerzo realizado con toda la fuerza posible (como por ejemplo atornillar un tornillo).

manos hinchadas

Artrosis
La artrosis de las manos ocurre cuando el cartílago de las articulaciones se rompe provocando dolor, rigidez e hinchazón.
Esta enfermedad es mucho más común en las personas ancianas.

La artritis es una enfermedad que puede hinchar las manos
Los síntomas de la artritis son hinchazón, dolor en las manos y en las articulaciones.
El médico puede ordenar una radiografía y otras pruebas para determinar qué tipo de artritis está causando los síntomas y así poder empezar el tratamiento más adecuado.
La artritis idiopática juvenil también puede afectar a los niños y a los adolescentes.

Artritis reumatoidea
La artritis reumatoidea es una enfermedad autoinmune que generalmente afecta las manos en las que se presenta rigidez, dolor, hinchazón y deformación.

Los medicamentos que pueden provocar las manos hinchadas
Las personas siempre deben comunicarle al médico los medicamentos que están tomando o los tratamientos a los que se están sometiendo. Esto incluye los medicamentos que necesitan prescripción médica, lo que no necesitan prescripción, los suplementos y los otros tratamientos alternativos o a base de hierbas.
Los medicamentos que se mencionan a continuación pueden ser una de las causas de las manos hinchadas:

  • Antidepresivos triciclicos,
  • Medicamentos para la diabetes,
  • Medicamentos para la presión sanguínea alta,
  • Terapia hormonal para la menopausia,
  • Corticoides,
  • Medicamentos antagonistas de calcio y los medicamentos que dilatan los vasos sanguíneos pueden causar edemas.

Enfermedad orgánica
Las manos hinchadas pueden ocurrir debido a una enfermedad orgánica. Las enfermedades renales pueden causar hinchazón debido a que el cuerpo no puede expulsar los líquidos en exceso, de todas maneras, es más común que se hinchen las piernas respecto a las manos.
El sistema linfático ayuda a expulsar los líquidos del cuerpo y a aliviar la hinchazón que puede ocurrir si el sistema está debilitado por un cáncer o por otros problemas de salud.

La actividad y la falta de actividad pueden causar las manos hinchadas
Permanecer sentado en la misma posición por mucho tiempo puede provocar un edema leve.
Muchas personas se percatan de que sus manos se hinchan tras un entrenamiento intenso debido a que la sangre fluye hacia el corazón, hacia los pulmones y hacia los músculos, y disminuye el flujo sanguíneo hacia las manos. La sudoración causa la pérdida de líquidos y sales minerales en el cuerpo y puede aumentar la hinchazón de las manos.

Sodio
Otra de las causas de las manos hinchadas es tener un nivel de sodio demasiado alto o demasiado bajo.
Consumir mucha sal puede provocar que el líquido de los vasos sanguíneos salga y se dirija hacia los tejidos cercanos.
Beber demasiada agua, sobre todo mientras se realizan deportes de resistencia como la maratón, puede diluir los niveles de sodio y por lo tanto, puede provocar un desequilibrio de los electrolitos. Esto se conoce como hiponatremia.
Uno de los síntomas de la carencia de sodio es la hinchazón, aunque existen otros signos importantes como por ejemplo la confusión y el vómito, que pueden ser síntomas más evidentes.

Algunas de las causas son:

  1. Traumatismo,
  2. Tumor,
  3. Obesidad,
  4. Enfermedades de la tiroides como el hipertiroidismo.

 

Hinchazón en condiciones específicas

Manos hinchadas durante el embarazo
Las muejeres pueden tener las manos hinchadas durante el embarazo o durante el síndrome premenstrual. Las mujeres embarazadas o con el síndrome premenstrual, acumulan agua en todo su cuerpo.
La hinchazón puede ser bastante abundante durante el embarazo debido a que la sangre del cuerpo y la provisión de líquidos aumenta del 50 %.
A menudo, las pacientes también sienten hormigueo en los dedos.
Los pies también pueden hincharse durante el embarazo, especialmente durante el octavo o noveno mes de gestación.
Es común que una semana antes de la menstruación las mujeres acumulen líquidos en el cuerpo y en las manos.

Hinchazón acompañada de prurito y puntos rojos
Una dermatitis de contacto, es decir, una reacción inflamatoria causada por un alérgeno, puede ser la causa de las manos hinchadas, de la resequedad de las manos, del prurito y de las erupciones cutáneas con puntos rojos.
Algunas de las reacciones alérgicas que pueden causar la acumulación de líquidos y el enrojecimiento de piel son la urticaria y el angioedema.

Manos hinchadas durante las horas de la noche
No es muy común que aparezca este síntoma en las noches, pero si la persona duerme en una posición que no es natural, esto puede ejercer presión sobre los brazos y por lo tanto, las manos pueden hincharse.

Manos hinchadas durante el invierno
A menudo, la causa de las manos hinchadas, de las manos heladas, pálidas, rojas o moradas cuando hace frío es la enfermedad de Raynaud.

Manos grandes
Las manos pueden ser más grandes de lo normal sin que estén hinchadas. Esto ocurre por las siguientes razones:

  • Acromegalia, que provoca el engrandecimiento de las manos o la hinchazón.
  • Gigantismo,
  • Obesidad,
  • Hipotiroidismo,
  • Trabajos manuales – causan el crecimiento de los músculos, los huesos y del tejido conector de las manos.

 

Tratamiento para las manos hinchadas

Uno de los cambios más importantes que hay que realizar en la alimentación para curar las manos y los pies hinchados, es reducir el aporte de sodio.
Hay que disminuir el consumo de sal en las comidas y mantener bajo control los niveles de sodio que se encuentran en los alimentos confeccionados en cajas y los tentempiés.
Hay que optar por alimentos alternativos con un bajo contenido de sodio.
Un método muy eficaz para disminuir el consumo de alimentos salados es remplazar las patatas fritas y las palomitas de mais por verduras y frutas frescas.

 

Autotratamiento para las manos hinchadas

Beber mucha agua
No hay que equivocarse al pensar que la retención hídrica empeora si la persona bebe mucha agua.
Por el contrario, hay que beber mucha agua para drenar los líquidos acumulados

Realizar ejercicios de estiramiento para las manos y apretar los dedos repetidamente favorece la circulación de la sangre en las zonas afectadas y además, reduce la hinchazón.
En verano, cuando las manos se hinchan más hasta llegar al punto en que no se logra retirar el anillo del dedo, se recomienda alzar los brazos y abrir y cerrar los dedos de las manos.
Otro ejercicio muy simple para reducir la hinchazón de las manos y de los dedos consiste en mover las manos mientras camina.
No hay de qué preocuparse si las manos y los dedos se hinchan en la mañana cuando la persona acaba de levantarse.
Esto puede estar cusado porque la persona ha dormido en una posición incorrecta.
En este caso hay que mantener la calma y mantener las manos alzadas por un tiempo para reducir la hinchazón.

Se sabe que un aumento del consumo de sal puede provocar las manos los dedos hinchados en las personas adultas. Por lo tanto, se recomienda reducir o limitar al mínimo el aporte de sal en la dieta cotidiana para reducir el edema.
El acohol es una de las causas principales de las manos de los dedos hinchados y, por lo tanto, hay que abstenerse de beber alcohol para evitar la retención hídrica. Para reducir el consumo de alcohol puede remplazarse con agua, debido a que es un excelente método para el tratamiento de las manos hinchadas en las personas alcohólicas.
Después de realizar el tratamiento casero para las manos y los dedos hinchados, es bastante probable que la retención hídrica disminuya considerablemente.
Sin embargo, si las manos hinchadas aparece sin ninguna razón aparente y si la condición persiste durante 2 días consecutivos, hay que acudir a un médico experto.

 

Consejos útiles para las manos hinchadas

 

mano, hinchada, manos, hinchadas, ultrasonidos, agua
Ultrasonidos en el agua

Fisioterapia

La fisioterapia es eficaz para reducir la inflamación y la hinchazón. Generalmente, las terapias más adecuadas son el láser y los ultrasonidos en el agua, pero en caso de contusión, lo que más funciona es la Tecarterapia.

1– Beber por lo menos 2 litros de agua al día. Esto favorece la eliminación de las toxinas de la sangre y ayuda a reducir la hinchazón de las manos.

2– Levantar manos y pies. Si están sentados, se recomienda levantar los pies poniéndolos sobre una banqueta. Los pies deben permanecer en una posición más arriba respecto al nivel del corazón. Se recomienda apoyar las manos sobre un cojín para que estén más arriba respecto a los brazos.

3- Ponerse medias y guantes elásticos.
Estas prendas de vestir terapéuticas también se conocen como medias y guantes de compresión. Estas prendas favorecen la circulación en las manos y en los pies y ayudan a aliviar la hinchazón.
El guante elástico comprime el pulso y la mano y de esta manera puede impedir la acumulación de líquidos en la zona afectada.
Los guantes deben ser apretados pero no demasiado debido a que pueden comprometer la circulación en los dedos.

4– Masaje en las manos. Puede realizarse con la ayuda de un amigo. El masaje aumenta la circulación en las manos y en los pies.
Además, favorece la circulación de los líquidos en exceso.
Masajear la mano ayuda a reducir el líquido acumulado en la mano. Si el ejercicio físico y el masaje provocan dolor, el paciente puede tomar un baño de agua caliente ya que después, puede tolerar mejor la terapia.

5– Aplicar hielo en las manos y en los pies.
El hielo ayuda a reducir la hinchazón en ambos.
Hay que aplicar hielo en la zona hinchada durante 10 minutos, después hay que remover la bolsa de hielo por otros 10 minutos.
Repetir 3 veces este proceso.
Atención: aplicar el hielo directamente sobre la piel puede causar quemaduras, por lo tanto, se recomienda poner un paño entre la mano y hielo.

6– Seguir una alimentación equilibrada. Se recomienda incluir muchas frutas y verduras frescas en la dieta.
En una persona sana, la circulación del cuerpo funciona correctamente, por lo tanto, las manos no se hinchan tanto.

7– Evitar el consumo en exceso de sal, alcohol y cafeína, debido a que empeoran la hinchazón.

8– Incluir el ejercicio físico cotidiano en el estilo de vida. Ha quedado demostrado que realizar ejercicio físico regularmente reduce la hinchazón de las manos y de los pies.
Los ejercicios de estiramiento y de resistencia que implican el movimiento de los músculos de las manos y del pulso ayudan a bombear los líquidos en exceso hacia el corazón.

9– Sumergir la mano en una cubeta con agua y sal hace que el líquido salga por los poros de la piel.
El agua debe estar tibia y debe contener una cantidad de sal considerable para activar el fenómeno de la ósmosis.
Dejar la mano sumergida en el agua durante 20 minutos.

Medicamentos para las manos hinchadas
Los medicamentos no esteroideos que no requieren prescripción médica, como por ejemplo la aspirina y el ibuprofeno, son eficaces para aliviar el dolor, la inflamación y la hinchazón.

 

¿Para ayudar a deshinchar la mano es mejor aplicar frío o calor?

Durante las primeras 48 horas después de una lesión, hay que evitar los factores que pueden aumentar la hinchazón, como por ejemplo bañarse con agua caliente, las bañeras de hidromasaje, las compresas de calor o las bebidas alcohólicas.
Después de las primeras 48 a 72 horas, si la hinchazón ha desaparecido, debe aplicarse calor y comenzar la gimnasia dulce con la ayuda de una fuente de calor húmedo para ayudar a restaurar y a mantener la flexibilidad. Algunos expertos recomiendan una terapia vascular en la que primero se sumerge la mano en una cubeta con agua caliente durante 30 segundos e inmediatamente después la mano se sumerge en otra cubeta con agua fría durante otros 30 segundos.

Tratamiento casero para una lesión leve de la mano o del pulso
Los tratamientos caseros pueden ayudar a aliviar el dolor, la hinchazón y la
rigidez.
Hay que quistarse todos los anillos, los brazaletes y todas las demás joyas de los dedos o del pulso. Cuando la hinchazón aumenta, es más difícil quitarse las joyas.
Debe respetarse el protocolo RICE: reposo, hielo, compresión y elevación para aliviar el dolor y la hinchazón.
Si es posible, hay que evitar mover la mano o el pulso lesionado durante las primeras 24 horas después de la lesión.
Colocar un vendaje elástico puede evitar que la mano se hinche demasiado. Además, la venda le recuerda a la persona que debe dejar descansar la mano o el pulso lesionado.

Un tutor para la muñeca puede ayudar a darle soporte al pulso lesionado.
Se recomienda hablar con el médico para saber si es necesario utilizar un vendaje o un tutor por más de 48 o 72 horas.
Hay que masajear delicadamente la zona afectada para aliviar el dolor y para favorecer el flujo de sangre. Si el masaje provoca dolor en la zona lesionada, hay que interrumpir el masaje.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.