Fractura de la vertebral lumbar, causas y síntomas

Las fracturas de las vértebras lumbares ocurren debido a:

  • Traumatismos graves;
  • Debilitamiento patológico del hueso;
  • Las dos causas anteriores a la vez.
fractura, lumbar

ejercicio de rehabilitación para la fractura lumbar

La osteoporosis es la causa de muchas fracturas lumbares, afecta sobre todo a las mujeres menopáusicas.

Las fracturas espinales debidas a osteoporosis pueden ocurrir sin traumatismos patentes.

 

Es necesario un diagnóstico preciso para descartar un tumor espinal.

Las cinco vértebras lumbares son las más grandes y fuertes de la columna vertebral. Estos huesos constituyen la parte inferior de la espalda.

Las vértebras lumbares se encuentran desde la última costilla hasta el sacro.

Los músculos estabilizadores más fuertes de la espina dorsal se encuentran en esta área.

 

La fractura amielínica no provoca daños neurológicos, a diferencia de la fractura mielínica que causa una lesión nerviosa y trastornos neurológicos.

 

Frecuencia de la fractura de la vértebra lumbar

 

La mayoría de las fracturas de la columna vertebral lumbar que necesitan cirugía ocurren en T12 (o D2), L1 o L2.

Estas lesiones suelen tener origen en un traumatismo, en cambio la mayoría de las fracturas lumbares que no dependen de traumatismos se deben a la osteoporosis.

Según la National Osteoporosis Foundation (NOF), hoy en día 10 millones de personas en los Estados Unidos padecen de osteoporosis, y 34 millones padecen de osteopenia (densidad ósea ligeramente menor del normal).

En 2005, la osteoporosis causó más de 2 millones de fracturas y alrededor de 547.000 de esas eran vertebrales.

 

Mortalidad por la fractura de la vértebra lumbar

 

La mortalidad relacionada con una fractura lumbar ocurre rara vez; de todas formas, la enfermedad que la causa podría ser grave.

 

Género afectado por la fractura de la vértebra lumbar

 

La osteoporosis afecta sobre todo a las mujeres menopáusicas.

Las fracturas de la muñeca y vertebrales afectan generalmente a las mujeres que padecen de osteoporosis de tipo I, con edad entre 51 y 65 años. La falta de estrógeno es el factor de riesgo más destacado de la baja densidad de calcio en los huesos.

La osteoporosis de tipo 2 (de tipo senil) se aprecia en personas con más de 75 años, y afecta a las mujeres dos veces más que a los hombres.

 

Edad afectada por la fractura de la vértebra lumbar

 

La mayoría de las fracturas lumbares que afectan a los jóvenes y a los hombres de mediana edad tienen origen en traumatismos.

Las caídas que causan fuertes impactos pueden provocar la fractura del hueso, en cambio los cinturones de seguridad de los coches pueden causar fracturas por compresión debidas a latigazo cervical.

 

Causas de la fractura de la vértebra lumbar

 

Según la Academia Americana de los Cirujanos Ortopédicos, la mayoría de las fracturas de la columna vertebral lumbar se debe a traumatismos. Según el doctor Keith Wilkinson de la Universidad Estatal de Míchigan, alrededor del 40% de las fracturas lumbares ocurren por accidentes de coche, el 20% se deben a caídas y el restante 40% a heridas por armas de fuego u otros tipos de accidentes. La mayoría de los casos se aprecian en personas que tienen más de 30 años. La reducida densidad del hueso favorece las fracturas por compresión, que afectan sobre todo a las mujeres mayores.

 

Clasificación de la fractura de la vértebra lumbar

 

  1. Fractura vetrebral estable – no causa una deformidad espinal o trastornos neurológicos. En el caso de fractura estable, la columna vertebral puede seguir cargando y distribuyendo el peso bastante bien. El cuerpo de la vértebra puede resultar deformado, pero su parte posterior resulta intacta.
  2. Fractura vertebral inestable – para la columna vertebral se vuelve difícil cargar y distribuir el peso. Las fracturas inestables no tratadas pueden empeorar y causar otros daños. El cuerpo de la vértebra se lesiona junto a la parte posterior (arco y facetas articulares). La columna posterior se puede deformar en caso de compresión, rotación o flexión lateral. En general, se forma una cifosis después del traumatismo y se aprecian síntomas neurológicos progresivos.

 

Tipo de fractura de la vértebra lumbar según el movimiento que la ha provocado

 

Fracturas por extensión

Una fractura lumbar puede deberse a un accidende de coche con el hueso extendido, como por ejemplo frenando de manera repentina, en el que la fuerza del cinturón de seguridad aleja las vértebras.

 

Fracturas por flexión

 

Se dividen en fracturas por compresión y fracturas-estallido:

 

  • Fractura por compresión. La parte anterior (cuerpo) de la vértebra se lesiona y su altura se reduce, pero la parte posterior no se deforma. Normalmente este tipo de fractura resulta estable y rara vez provoca trastornos neurológicos. En general, las fracturas por compresión se deben a una fuerza hacia abajo que provoca el aplastamiento de las vértebras en la parte anterior. Normalmente, estas lesiones se deben a una repentina aceleración y desaceleración: la carga se transmite a través de la columna vertebral y causa el aplastamiento de las vértebras hacia todos los lados.
  • Fractura-estallido. La vértebra pierde altura tanto en la parte anterior como en la posterior. Normalmente se debe a una caída aterrizando con los pies.

 

A veces las fracturas pueden causar un desplazamiento hacia atras de las vértebras en las columna vertebral.

 

Fracturas por torsión

Las fracturas de la apófisis transversa ocurren rara vez y son la consecuencia de una flexión lateral extrema.

Normalmente no alteran la estabilidad de la columna.

 

Luxación

La fractura con luxación es una fractura en la que el hueso y su relativo tejido blando se alejan de la vértebra adyacente.

Este tipo de fractura resulta inestable y puede causar una grave compresión de la médula espinal.

 

Síntomas de la fractura de las vértebras lumbares

 

La localización del dolor corresponde al punto en el que ha ocurrido la fractura, que se puede detectar con las radiografías.

Las personas mayores que padecen de grave osteoporosis podrían no sentir dolor ya que la fractura ocurre de manera espontánea.

Los adultos y los jóvenes pueden sentir un fuerte mal de espalda después de un traumatismo, tal como una caída o un accidente de coche.

La debilidad o el entumecimiento de las extremidades inferiores son síntomas destacados de lesiones neurológicas que pueden ocurrir en las fracturas mielínicas.

Las fracturas vertebrales también pueden causar dolor referido. Algunos científicos presentaron una investigación sobre 350 pacientes, destacando que en 288 que padecen de al menos una fractura por compresión no se aprecian daños en la cauda equina o en la médula espinal. Según las investigaciones, el dolor en la línea central era presente en 240 casos de 350. En general, los pacientes sentían dolor en:

  • Las costillas,
  • La cadera,
  • La ingle,
  • Los glúteos.

El tratamiento de la fractura con vertebroplastia mejoró la condición del 83% de estos pacientes.

Muchas fracturas por compresión no causan dolor. La osteoporosis es una enfermedad que evoluciona silenciosamente.

Las fracturas por compresión que se deben a osteoporosis se suelen diagnosticar cuando una persona mayor se presenta con síntomas tales como escoliosis progresiva y dolor lumbar mecánico y el médico realiza la radiografía lumbar.

 

Complicaciones de la fractura de la vértebra lumbar

 

Se pueden apreciar distintas complicaciones relacionadas con la fractura de las partes torácica y lumbar de la columna vertebral. Una complicación potencialmente fatal es la trombosis venosa profunda en las piernas que puede desarrollarse debido a la inmovilización.

Los trombos pueden despegarse de las venas y viajar en la circulación sanguínea hacia los pulmones y pueden causar la muerte por embolia pulmonar.

Otras complicaciones frecuentes de las fracturas de las vértebras lumbares son la neumonía y las úlceras de decúbito.

 

También hay específicas complicaciones quirúrgicas, tales como:

  • Hemorragias,
  • Infecciones,
  • Pérdidas de líquido cefalorraquídeo,
  • Pseudoartrosis,
  • Bloqueo intestinal (o íleo paralítico).

 

Se pueden reducir las consecuencias:

  • Con un tratamiento precoz,
  • Con métodos mecánicos (como por ejemplo medias de compresión),
  • Con medicamentos anticoagulantes,
  • Empleando el tipo de cirugía adecuado,
  • Realizando la rehabilitación después de la cirugía.