Lipoma de grasa y liposarcoma: causas y síntomas

El lipoma es un tumor benigno compuesto de células grasas que se acumulan lentamente dentro de una cápsula fina y fibrosa, que se encuentra generalmente justo debajo de la piel.

El lipoma no es un cáncer y no se transforma en un tumor maligno.

Los lipomas a menudo aparecen en:

  • Cuello
  • Nuca
  • Parte superior del muslo
  • Brazo (bíceps o codo)
  • Tórax (por ejemplo, entre las costillas)
  • Axilas

Aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluso en la cara.

Uno o varios lipomas pueden aparecer de forma simultánea.
Los lipomas son el tumor benigno más común de los tejidos blandos.

No existen evidencias científicas que demuestren que un lipoma aumenta el riesgo de desarrollar un melanoma en el futuro.
Sin embargo, a veces los lipomas pueden confundirse con un tumor maligno denominado liposarcoma.
Por lo general, estos son:

  • Grandes (5 cm o más de diámetro)
  • Crecen rápidamente

Si le preocupa el aumento de tamaño del lipoma, consulte con un médico.

El lipoma también puede desarrollarse en el tejido adiposo de los órganos internos, por ejemplo:

  • Senos
  • Riñones
  • Aparato digestivo e intestino

A veces, una resonancia magnética u otras pruebas realizadas por otros motivos pueden detectar un lipoma en el interior del cuerpo.

 

 lipoma, muslo, pierna

 

 

¿Cómo distinguir un lipoma de otras formaciones en la piel?

Existen muchos tipos de tumores de la piel, pero el lipoma suele tener características distintas.
Si hay sospechas de que la lesión sea un lipoma, probablemente tenga estas características:

  1. Blando al tacto, se mueve con facilidad si se presiona con el dedo
  2. Justo debajo de la piel
  3. Pálido o de color piel

El lipoma solo es doloroso si crece en el nervio debajo de la piel.
Por lo general, los lipomas son blandos y al presionar sobre ellos se puede sentir su movimiento bajo la piel.

Los quistes pueden ser aplastados, pero no se mueven hacia los lados, además su contenido es líquido.

 

¿Quién sufre de lipoma y con qué frecuencia?

  • En todas las persona se puede desarrollar un lipoma a cualquier edad.
  • Los lipomas son frecuentes; aproximadamente 1 de cada 100 personas desarrollan uno o varios lipomas en su vida.
  • Algunas personas heredan una tendencia a desarrollar lipomas y pueden tener varias masas de grasa en el cuerpo.
  • A veces, algunas personas pueden llegar a tener hasta 20 lipomas (lipomatosis).
  • Sin embargo, es más frecuente tener una o dos masas.
  • Los lipomas pueden producirse en las personas con peso normal y también en las personas con sobrepeso, por lo que la alimentación no influye en esta enfermedad.

 

Causas del lipoma subcutáneoLipoma subcutáneo

La causa concreta del lipoma se desconoce.
Los lipomas suelen ser hereditarios, por lo que los factores genéticos juegan un papel en su desarrollo.

Factores de riesgo
Varios factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar un lipoma, entre ellos:

  1. Edad entre 40 y 60 años, aunque los lipomas pueden aparecer a cualquier edad. Los lipomas son raros en los niños.
  2. Ciertas enfermedades. Las personas que padecen algunos trastornos tienen un riesgo más alto de desarrollar lipomas múltiples, estos trastornos incluyen:
    • Una enfermedad hereditaria rara denominada enfermedad de Krabbe en la que se forman grupos de células de grasa debajo de la piel que originan protuberancias dolorosas de grasa en varias partes del cuerpo:
      • Brazos
      • Torso
      • Muslos.
    • Adiposis olorosa o enfermedad de Dercum
    • Enfermedad de Madelung (lipomatosis múltiple y simétrica)
    • Síndrome de Cowden
    • Síndrome de Gardner
  3. Algunos científicos creen que el origen puede ser post-traumático.

 

Síntomas del lipoma

  • Los lipomas no son graves en sí mismos y la mayoría no provoca ningún síntoma o problema.
  • Tienen un crecimiento muy lento.
  • A veces un lipoma subcutáneo puede ser desagradable si crece mucho.
  • En raras ocasiones, un lipoma puede ejercer presión sobre otra estructura y provocar trastornos de la salud.
    Por ejemplo, si ejerce presión sobre un nervio puede causar dolor.
  • Por otra parte, de forma esporádica se puede formar un lipoma en la pared intestinal y causar síntomas tales como:

Artículos Relacionados: