Queratocono: clasificación, causas y síntomas

El queratocono es una enfermedad del ojo poco frecuente, debilitante y progresiva en la que la córnea (normalmente redonda) se hincha y extiende hacia adelante hasta adoptar una forma similar a un cono.
Esta forma de cono desvía la luz que entra en el ojo, provocando una visión distorsionada.

El queratocono puede manifestarse en un solo ojo o en ambos (bilateral) y con frecuencia aparece durante la adolescencia o antes de los 20 años.

 

Clasificación del queratocono según su tamaño

1. Queratocono de pezón o redondo, si cubre hasta 5 mm de la superficie de la córnea (leve).
2. Queratocono oval, si cubre entre 5 y 6 mm de la córnea.
3. Queratocono de globo, si tiene una extensión mayor del 75 % de la superficie de la córnea (grave).

Grados de queratocono según la distancia del ápice desde el centro de la córnea
Esta clasificación es importante para decidir el tratamiento y entender el pronóstico.

Grado I – Central
Grado II – Paracentral
Grado III – Periférico
Grado IV – Degeneración marginal pelúcida

El queratocono frustro se caracteriza por la presencia de astigmatismo asimétrico.
Generalmente, el queratocono frustro permanece estable durante toda la vida del paciente. Raramente empeora y, llegado el caso, lo hace muy lentamente.

 

¿El queratocono puede dañar la visión?

Los cambios en la córnea pueden impedir el enfoque de las imágenes de cerca y de lejos.
Además de la visión distorsionada, también se ven mal los colores.
La cirugía láser de corrección de la visión – LASIK o PRK – puede ser peligrosa para las personas con queratocono.

 

Causas y factores de riesgo del queratocono

Aunque se desconoce la causa del queratocono, éste puede estar relacionado con:

  • Frotamiento vigoroso de los ojos
  • Factores genéticos
  • Algunas enfermedades oculares, tales como retinitis pigmentaria, retinopatía del prematuro o queratoconjuntivitis vernal (VKC)
  • Combinación de diferentes trastornos, como las alteraciones en las enzimas o factores hereditarios, como el síndrome de Down
  • Uso de lentes de contacto durante varios años

 

¿El queratocono es hereditario?

Los estudios genéticos muestran que el queratocono no suele ser hereditario. Sin embargo, la investigación con gemelos ha demostrado que la enfermedad afecta con mayor frecuencia a los dos gemelos monocigóticos en relación a los dos heterocigóticos.
Este hecho lleva a la conclusión de que existe un posible componente hereditario.

 

Síntomas del queratocono

En las primeras etapas, el queratocono provoca:

  • Ligero desenfoque de las imágenes
  • Distorsión de la visión
  • Mayor sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Dolor de cabeza
  • Dolor y fatiga ocular
  • Algunos pacientes también padecen picor en los ojos
  • Deslumbramiento, lo que hace casi imposible conducir de noche

¿Cuándo se detiene la progresión?
El queratocono puede progresar hasta los 40 años de edad, después la situación se estabiliza.
Con la progresión del queratocono, se incrementa la hinchazón de la córnea y la vista puede volverse cada vez más distorsionada.
En algunos casos, la córnea se hincha de repente, provocando una pérdida repentina y significativa de la visión.
Esta hinchazón puede durar semanas o meses. A continuación, es sustituida gradualmente por tejido cicatricial fibroso.

Signos del queratocono
Se pueden producir ciertas alteraciones oculares en caso de queratocono:

  1. Adelgazamiento de la córnea.
  2. Deformación de la superficie de la córnea.
  3. Anillos de Fleischer (50 % de los casos). Acumulación de pigmentos de hierro que se depositan en la parte profunda del epitelio corneal. Se forma un anillo de color verdoso-amarillento, visible con las herramientas del oculista.
  4.  Cicatrices (fibrosis). Se forman en el ápice de la córnea como consecuencia de la ruptura de la membrana de Bowman. En las etapas avanzadas, son muy extensas y pueden impedir el paso de la luz, provocando deslumbramientos. Las cicatrices también pueden reducir la tolerancia a las lentes de contacto.
  5. Estrías de Vogt, son líneas pequeñas y verticales (raramente son oblicuas) que se forman en las capas más profundas del estroma. La presión en los párpados provoca la desaparición de las estrías de Vogt.
  6. Los nervios corneales se hacen más gruesos en caso de queratocono.
  7. El signo de Munson es una deformación del párpado inferior que se produce en caso de queratocono avanzado y solo se observa cuando el paciente mira hacia abajo.

 

Queratocono: diagnóstico, tratamientos y pronóstico