Queratosis seborreica: diagnóstico, tratamiento y remedios

Diagnóstico de la queratosis seborreica

El médico suele diagnosticar la queratosis seborreica mediante un examen físico.
Dado que las lesiones cutáneas más oscuras a veces pueden ser similares a un tumor de la piel (melanoma), el médico puede recomendar:

  • Dermatoscopia ,(el dermatólogo utiliza un aparato con una lente que le permite observar una lesión cutánea agrandando hasta 20 veces su tamaño real),
  • Biopsia para examinar las células bajo el microscopio

 

Tratamiento de la queratosis seborreica

El médico no recomienda ningún tratamiento si está seguro de que solo se trata de una queratosis seborreica.

¿Cuándo someterse a una cirugía?
La extirpación de la masa se recomienda esta:

  1. Tiene un aspecto similar al del cáncer de piel
  2. Provoca molestias para el paciente a nivel estético
  3. La ropa o las joyas provocan un roce o una fricción contra la protuberancia

Existen varios métodos para eliminar la queratosis seborreica:

  1. Criocirugía – se aplica nitrógeno líquido en la masa mediante una sonda (criosonda) o un hisopo de algodón.
    La expansión de la lesión se detiene inmediatamente y esta se desprende a los pocos días.
    Se puede formar una ampolla al caer la masa.
    Por último, se forma una costra que desaparece por sí sola.
  1. Electrocauterización (electrocirugía) o cauterización / curetaje – se utiliza electricidad para quemar la queratosis seborreica.
    El cirujano administra un fármaco anestésico sobre la zona antes del procedimiento.
    Se utiliza una cureta, es decir un instrumento quirúrgico especial en forma de cuchara para raspar la lesión de la piel quemada. Este proceso se llama legrado o rascado.
  1. Ablación láser – este método implica vaporizar la queratosis seborreica mediante tecnología láser.

 

Remedios naturales para la queratosis seborreica

Para reducir la queratosis seborreica, un masaje con aceite de oliva puede ser beneficioso.

  • Aplicar una gota de aceite de oliva sobre la queratosis
  • Masajear delicadamente
  • Repetir todos los días

El aceite de oliva contiene ácido oleico, este ácido ayuda a reducir:

  • La acumulación de las células (desepitelización)
  • El grosor de la lesión

Masajear la zona afectada también puede ayudar a que la queratosis se desprenda por sí sola.

 

Queratosis actínica: causas, síntomas y tipos

Queratosis actínica: diagnóstico, tratamiento y remedios

Queratosis seborreica: tipos, causas y síntomas