Candidiasis bucal

 

La candidiasis bucal (también conocida como candidiasis oral o muguet) es una enfermedad en la que el hongo Cándida albicans se acumula en el interior de la boca.

La infección por cándida no se limita a la boca, sino que puede afectar a otras partes del cuerpo, provocando:

Aunque puede afectar a cualquier persona, la candidiasis bucal es más frecuente en bebés, niños, ancianos y personas con el sistema inmunitario debilitado.

 

Causas de la candidiasis bucal

El muguet oral y otras infecciones por cándida suelen producirse cuando el sistema inmunitario está debilitado por enfermedades o medicamentos. Por ejemplo, la prednisona y los antibióticos hacen que el cuerpo sea más vulnerable, ya que alteran el equilibrio natural de los microorganismos presentes en el cuerpo.
El sistema inmunitario trabaja para rechazar los organismos invasores dañinos, tales como virus, bacterias y hongos, manteniendo un equilibrio entre bacterias “buenas” y “malas” que viven normalmente en el cuerpo.
A veces, estos mecanismos de protección no funcionan, y esto puede provocar una infección por cándida oral.

Factores de riesgo para la cándida bucal
Aunque los bebés y niños son más propensos a desarrollar cándida oral, cualquier persona puede contraerla.
Las personas más propensas son las que tienen el sistema inmunitario debilitado debido a los siguientes factores:

  1. Padecer enfermedades como VIH/SIDA, diabetes o anemia;
  2. Consumir antibióticos o corticoides;
  3. Efectuar tratamientos para el cáncer, como quimioterapia o radioterapia;
  4. Llevar prótesis dentales;
  5. Sufrir enfermedades que provocan sequedad en la boca;
  6. Fumar;
  7. Tener una mala condición de salud;
  8. Tener un órgano trasplantado.

 

Síntomas de la cándida bucal

  1. Dolor en la boca,
  2. Lengua blanca y manchas similares a pequeños puntos en el interior de las mejillas,
  3. Placas blancas en el paladar, las encías y las amígdalas (la capa blanca parece requesón),
  4. Pérdida del sentido del gusto,
  5. Experimentar una sensación de algodón en la boca,
  6. Placas generalizadas en el esófago que provocan dificultad para deglutir,
  7. Los bebés pueden sufrir problemas de alimentación.

Con frecuencia, los pacientes me preguntan si la candidiasis oral es contagiosa. Al contestar que sí es contagiosa, ellos se quedan sorprendidos.
Así que tengo que recordarles que la candidiasis oral es muy contagiosa, especialmente para las mujeres durante la lactancia.
Los bebés que sufren muguet pueden transmitir la infección a la madre durante la lactancia.
La infección se transmite así del seno de la madre a la boca del bebé y viceversa.
Si el seno está infectado por cándida, se pueden observar los siguientes síntomas:

  1. Piel brillante y escamosa en la areola de la boca,
  2. Dolor intenso dentro de los senos,
  3. Pezones enrojecidos, sensibles o pruriginosos,
  4. Dolor en los pezones durante el amamantamiento.

 

Transmisión y contagio de la cándida bucal

Se puede transmitir la candidiasis oral de una persona a otra?
Antes de llegar a la respuesta, es necesario aclarar que la Cándida albicans es un normal habitante del cuerpo, incluso de la boca. Esto significa que es parte de la microflora bacteriana del cuerpo, donde está presente en pequeña cantidad.
De esta manera, el cuerpo la controla fácilmente.
Sin embargo, besar a alguien afectado por candidiasis oral aumenta la cantidad de hongos cándida albicans en el cuerpo.
El nivel de hongos puede aumentar de manera excesiva y llegar a ser difícil de controlar. Como consecuencia, se desarrollan los síntomas del muguet oral.

Técnicamente, la candidiasis oral no es contagiosa. El hecho de besar a una persona infectada no provoca candidiasis.
Es el aumento de hongos en la boca lo que puede determinar si se ha contraído o no la enfermedad.

 

¿Cómo se diagnóstica la candidiasis en la boca y lengua?

Por lo general, el médico diagnostica la candidiasis oral basándose en los síntomas típicos y el aspecto de la boca.
No se requieren exámenes instrumentales (por ejemplo resonancia magnética, RM) o análisis de sangre para diagnosticar la candidiasis oral.
Sin embargo, a veces el médico puede prescribir un examen de sangre para buscar ciertas enfermedades que puedan aumentar la posibilidad de padecer candidiasis.
Por ejemplo, efectuar un examen de sangre es de utilidad para comprobar si hay deficiencias de hierro, vitamina B12 o ácido fólico.
Si la cándida oral no responde al tratamiento, el médico puede recomendar la toma de muestra bucal.
La muestra se envía al laboratorio para examinarla mediante microscopio.
Se puede estimular el crecimiento de cándida spp. en laboratorio.
En muy pocas ocasiones se requiere una biopsia para confirmar el diagnóstico de candidiasis oral.
Se extrae una pequeña muestra de placas blancas dentro de la boca y se examina mediante microscopio.


Tratamiento para la cándida bucal

Candidiasis bucalEl objetivo de cualquier tratamiento para la candidiasis oral es detener la rápida propagación del hongo. Sin embargo, el mejor tratamiento depende de la edad, el estado de salud general y la causa de la infección.

Bebés y mujeres durante la lactancia
Al amamantar a un bebé que padece cándida en la boca, tanto la madre como el bebé deberían efectuar un tratamiento juntos.
De lo contrario, es probable que la infección se transmita del bebé a la madre y viceversa.
El médico puede recetar un fármaco antifúngico suave para el niño y una crema antimicótica para los senos de la madre.
Si el niño utiliza un chupete o un biberón, es necesario enjuagar el biberón y el chupete cada día en una solución de agua y vinagre y dejar que se sequen al aire para prevenir el crecimiento del hongo.
Si se utiliza un extractor de leche, enjuagar las partes que están en contacto con la leche en una solución de agua y vinagre.

Para niños y adultos sanos
Los adultos y niños que padecen únicamente muguet oral sin otras enfermedades pueden llevar a cabo uno de estos remedios:
Comer yogur sin azúcar o tomar cápsulas o líquido con Lactobacillus acidophilus.
El yogur y el acidophilus no destruyen el hongo, pero contribuyen a regenerar la flora bacteriana en el cuerpo.
Si la infección persiste, el médico suele recetar un medicamento antifúngico.
Para los adultos con sistema inmunitario debilitado, el médico suele recomendar los siguientes tratamientos:

  • Fármacos antifúngicos. Se encuentran disponibles de diferentes formas, incluyendo píldoras, comprimidos o solución para hacer gárgaras y tragar.
    Algunos medicamentos antifúngicos pueden provocar daños al hígado. Por esta razón, el médico suele realizar análisis de sangre para controlar la función hepática.
    Los análisis de sangre se realizan sobre todo si se necesita un tratamiento prolongado o si el paciente sufre una enfermedad hepática.
  • Anfotericina B. La cándida albicans puede resistir el efecto de los medicamentos, especialmente en las personas con una infección por VIH en etapa avanzada.
    Este medicamento puede utilizarse cuando los demás no sean eficaces.

 

Remedios caseros para la cándida oral

Para los adultos
Además de un medicamento adecuado, el consumo regular de yogur es un excelente remedio casero contra las infecciones por hongos en la boca.
El yogur contiene acidophilus, una bacteria que ayuda a eliminar los hongos en exceso.
Las culturas activas presentes en el yogur contribuyen a mantener el equilibrio del pH en el cuerpo, controlando el desarrollo de bacteria en la boca.
El yogur no actúa directamente sobre el hongo de la candidiasis oral.
Sin embargo, las culturas activas producidas por las bacterias son suficientes para combatir la infección fúngica.
Por esta razón, el yogur trata y previene la infección por cándida.
Es necesario comer únicamente yogur sin azúcar.

Es necesario seguir una dieta depurativa específica para tratar la infección por cándida.
Evitar alimentos fermentados y azúcar, ya que pueden agravar la candidiasis bucal.
El ajo tiene importantes propiedades antifúngicas.
La cebolla es de utilidad para tratar la candidiasis oral.
Se puede utilizar una combinación de cebolla y ajo en la comida.
Añadir unas pocas gotas de aceite de árbol de té en agua, mantener en boca durante un minuto y luego escupir.
No beber esta mezcla.
Se puede utilizar una mezcla de agua tibia, vinagre de sidra de manzana y una pizca de sal para enjuagar la boca hasta que la candidiasis oral haya desaparecido.
También se puede enjuagar la boca simplemente con agua tibia y media cucharadita de sal.cándida bucal, candidiasis, oral, lengua

El tratamiento de la candidiasis oral incluye una alimentación sana, equilibrada y rica en
fibras, para mantener adecuados niveles de azúcar en la sangre.
Las personas que utilizan dentaduras deben asegurarse de que la prótesis se adapte bien a la boca.
La limpieza de la boca, lengua, dientes y encías también en importante.
Mantener una correcta higiene oral ayuda a prevenir la candidiasis.
Es importante beber mucha agua y seguir un estilo de vida saludable para evitar el problema del muguet.
Los enjuagues bucales antifúngicos son de utilidad para combatir esta enfermedad.
Por ejemplo, se aconseja emplear una tintura hecha de regaliz, mirra y equinácea en partes iguales y beber una cucharadita de esta mezcla junto con agua cada tres o cuatro horas.

Para los bebés
El extracto de semilla de pomelo tiene propiedades antifúngicas, antibacterianas, antivirales y antiparasitarias.

Se puede utilizar para el tratamiento de la candidiasis oral en los niños.
Añadir diez gotas de extracto de semilla de pomelo en un gramo de agua.
Empapar un copo de algodón en esta solución y aplicarlo sobre los pezones de la madre.
Se puede utilizar la misma solución para limpiar suavemente el interior de la boca del bebé.
Limpiar la boca del bebé antes de amamantar y aplicar la solución sobre los pezones después de amamantar.
Los médicos suelen recetar gotas, gel, comprimidos o pastillas que contienen nistatina (Mycostatin) o miconazol para tratar la cándida.
Los remedios caseros para la cándida oral pueden prevenir la reaparición de la infección.

 

Tratamientos naturales para la cándida oral

Higiene oral regular
Probablemente se trata del método más fácil de tratar la candidiasis oral. Aún así, la gente lo ignora.
En pocas palabras, es necesario mantener una correcta higiene en la boca, lengua, dientes y encías.
Cepillarse los dientes correctamente dos veces al día y lavar la lengua con cuidado.
Esto previene la acumulación de bacterias y hongos en la boca, que pueden provocar infecciones.

Dieta sana
La cándida oral es una infección debida principalmente a la debilidad del sistema inmunitario.
Por lo tanto, es necesario comer alimentos saludables ricos en nutrientes esenciales.
El fortalecimiento y desarrollo del sistema inmunológico es fundamental.
Por esto, es esencial seguir una dieta saludable.
Una alimentación equilibrada debe ir acompañada de sueño y ejercicios regulares, para que el sistema inmunitario sea lo suficientemente fuerte para combatir las infecciones.
Es importante seguir una dieta saludable y mantener un correcto estilo de vida en cualquier etapa de la vida.