Piel seca en las piernas

 

La piel seca (o xerosis) en las piernas es una enfermedad cutánea que afecta a muchas personas, especialmente cuando el clima es frío.
La piel sana está recubierta por una fina capa de lípidos naturales o sustancias grasas que retienen la humedad dejando la piel suave y elástica.
Las mujeres suelen estar más preocupadas por la piel seca que los hombres por razones estéticas, ya que una persona con piel seca parece más vieja.

piel seca, eczema

¿Cuáles son las causas de la piel seca o xerosis?

Por lo general, las sustancias presentes en el medio ambiente o los tratamientos para la piel reducen estas grasas y dejan la piel sin protección.
En raras ocasiones la causa es interna, como por ejemplo una enfermedad, la menopausia o una predisposición genética a tener piel agrietada.

Los parches de piel seca que provocan picor pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más frecuentes en los brazos, las manos y las piernas.
La cara también puede verse afectada, aunque en este caso se produce un fenómeno anómalo: algunas zonas tienen brillo y otras están secas.
Las glándulas sebáceas se encuentran en la frente, la nariz y la barbilla, por lo que en estas zonas la piel puede ser grasa, mientras que en las mejillas estará más seca.

Los síntomas suelen ser el problema más grave de la piel seca, aunque el aspecto estético también puede causar vergüenza. Para las personas negras, la piel seca es un problema todavía más grave, pues las escamas de la piel son de color gris.

Si no se trata, la piel seca puede provocar dermatitis (inflamación de la piel), hinchazón e incluso una infección.
La piel seca se debe generalmente a causas externas, por lo que el tratamiento suele ser externo o tópico.

Causas de la piel seca en las piernas

Aunque en la mayoría de los casos la piel seca se debe a factores ambientales, algunas enfermedades pueden afectar a la piel de manera considerable:

Entre las causas posibles de la piel seca se encuentran:
Clima. Generalmente la piel está más seca en invierno, cuando las temperaturas y los niveles de humedad bajan.
Este problema también puede producirse en las regiones desérticas, donde las temperaturas son altas y los niveles de humedad muy bajos.

Calor: la calefacción artificial, las estufas y la chimenea reducen la humedad y secan la piel.

Baños y duchas calientes: los baños y las duchas muy largas y calientes pueden secar la piel.
La práctica frecuente de natación también seca la piel, sobre todo en piscinas que contienen una gran cantidad de cloro.

Jabones y detergentes de baja calidad. Muchos de los jabones y detergentes que se encuentran en los supermercados eliminan la humedad de la piel.
El desodorante y los jabones antibacterianos suelen ser los más dañinos.
Muchos champús pueden secar incluso el cuero cabelludo.

Exposición al sol: el sol seca la piel, los rayos ultravioleta penetran mas allá de la capa superior de la piel.
El daño más significativo se produce bajo la piel, ocasionando arrugas profundas y flacidez de la piel.
Exponerse al sol sin emplear un protector solar suele dar lugar a piel seca los días siguientes.
Después de al menos una semana, suelen aparecer manchas claras en la piel, en la zona en la que se despega la capa superior de la piel.

Queratosis pilar
La queratosis pilar es una enfermedad cutánea que provoca piel seca y pequeños puntos rojos en los folículos pilosos.
Se forman tapones de queratina que obstruyen los folículos.
No se debe confundir este trastorno con los pelos encarnados, que se producen cuando el pelo crece dentro de la piel y no sale hacia fuera.

Otras enfermedades cutáneas
Las personas con enfermedades de la piel tales como dermatitis atópica (eczema) o psoriasis, que provoca la rápida formación de células secas, muertas y duras con escamas gruesas, son propensas a tener piel seca.
Aunque la diabetes no es una enfermedad cutánea, también puede dar lugar a problemas de circulación a nivel periférico, especialmente en los pies.
La consecuencia es una piel seca, áspera y la formación de úlceras (pie diabético).

Síntomas que se presentan junto con la piel seca en las piernas

La piel seca suele ser un trastorno temporal (por ejemplo, se produce solo en invierno), pero en algunos casos puede ser permanente.
Generalmente la piel está más seca en los brazos y las piernas, aunque no siempre es así.
Los signos y síntomas de la piel seca dependen de la edad, la salud, el ambiente en el que se vive, el tiempo pasado al aire libre y la causa del problema.
La piel seca puede provocar:

  • Una sensación de tensión en la piel, especialmente después de la ducha, del baño o de haber nadado,
  • Agrietamiento y descamación de la piel,
  • Piel áspera,
  • Picor,
  • Descamación de leve a grave,
  • Líneas finas o grietas,
  • Piel gris en personas de piel oscura,
  • Enrojecimiento de la piel,
  • Grietas profundas que pueden sangrar.

¿Cómo combatir la piel seca?

Dieta
Algunos alimentos son especialmente eficaces para favorecer una piel bella, sana y clara, entre los que se encuentran:

  • Grasas omega-3 de origen animal
  • Verduras: se aconsejan los productos frescos, ecológicos y de producción local. El zumo de verduras frescas es excelente para la piel. Los carotenoides que aportan los frutos rojos, naranjas y amarillos (su color) también se encuentran en las verduras de color verde. Los estudios han demostrado que el consumo de alimentos que contienen estos pigmentos coloreados puede mejorar el aspecto de la cara, que se muestra más sana.
  • Las verduras fermentadas son mejores porque las bacterias las convierten en superalimentos que fomentan el crecimiento de las bacterias intestinales buenas, fortalecen el sistema inmunológico y mejoran la digestión.
  • La astaxantina (un carotenoide) es un potente antioxidante, protege eficazmente contra los daños de los rayos solares al permanecer durante mucho tiempo expuesto al sol. Algunos protectores solares contienen astaxantina como ingrediente para proteger la piel de los daños.

 

Piel seca en las piernas¿Cuál es la solución para las piernas secas?

1) Tomar un baño de harina de avena un par de veces a la semana para suavizar la piel.
Poner 2 tazas de harina de avena coloidal en una bañera llena de agua caliente antes de sumergirse, permanecer en remojo durante 20-30 minutos.

2) Bañarse o ducharse solo cuando sea necesario, porque el lavado elimina la grasa natural de la piel.
Emplear agua templada, ya que el agua muy caliente puede acelerar el proceso de secado. Lavar el cuerpo con un jabón hidratante que no contenga alcohol ni perfumes.
Efectuar un lavado breve y enjuagar a fondo.
Secar cuidadosamente las piernas con un paño absorbente o una toalla suave para no irritar la piel.

3) Aplicar una crema hidratante para las piernas después del baño y varias veces durante el día para restaurar la humedad de la piel.
Usar una loción densa a base de aceite.

4) Humidificar el aire de la casa con ayuda de un humidificador. De noche, poner el humidificador en el dormitorio para evitar que el aire se reseque demasiado y seque la piel.

5) Evitar el uso de ropa de lana y otros materiales que puedan rozar o irritar la piel de las piernas.
Se aconseja elegir materiales más suaves que permitan la respiración de la piel, como el algodón.

Advertencias para la piel seca en las piernas

Se debe consultar a un médico si las piernas se enrojecen o se hinchan.
Se recomienda consultar a un dermatólogo si los remedios naturales no aportan ningún resultado al cabo de una semana. Un profesional puede descartar la existencia de posibles enfermedades.

Consejos
Mantener el cuerpo hidratado puede prevenir el empeoramiento de la piel seca.
Se debe beber mucha agua y evitar la cafeína y el alcohol, ya que pueden provocar deshidratación y agravar la situación.

Remedio casero para eliminar rápidamente la piel seca

1 – Tomar 50 ml de aceite de oliva virgen extra, otro tanto de aceite de coco virgen y una pizca de cúrcuma.
Verter todo en una taza metálica y calentar un poco para mezclar mejor.

2 – Enfriar el aceite y guardar en un recipiente cerrado.
Antes de la aplicación, se aconseja calentar un poco el aceite y luego aplicarlo sobre la piel seca masajeando durante 20 minutos.

3 – Tomar 2 tazas.
Taza 1 – llenar hasta la mitad con agua, tomar algunas hojas de hibisco y aplastarlas con los dedos. Filtrar el mucílago con un paño limpio para eliminar los restos de hojas.
Taza 2 – tomar un poco de cuajada y añadir el zumo de un limón.
Mezclar bien para eliminar la parte sólida del filtro y diluir con agua.

Al principio, se deben repetir estos procedimientos en días alternos y al cabo de una semana reducir la aplicación a dos veces por semana.
Las mujeres embarazadas suelen tener la piel más seca de lo normal.
En estos casos se suele aplicar aceite de almendras, que es un producto eficaz y no es peligroso para el bebé.

El aceite de almendras y el de oliva también se pueden utilizar para la piel seca de los bebés.

Mantener el cuerpo hidratado puede prevenir el empeoramiento de la piel seca. Se debe beber mucha agua y evitar la cafeína y el alcohol en exceso, ya que pueden provocar deshidratación.