Tendinitis cuadricipital o del cuádriceps

¿Qué es?

La tendinitis quadricipitale puede ser descrita cómo la inflamación del tendón del músculo cuádriceps.
Es esencialmente un micro-lesión de algunas fibras del tendón del cuádriceps o la inserción muscular al tendón mismo.
Al mismo modo, puede haber una avulsión menor, un tirón, de algunas fibras del tendón del cuádriceps del polo superior de la rótula.

prueba-tendinitis-quadricipitale-tendón-cuádriceps-dolor-inflamación-rodilla-pierna-limitación-articular
Prueba del tendón quadricipitale

La rótula es un pequeño hueso en la parte anterior de la rodilla.
Resbala sobre y abajo a lo largo de un canal del hueso del muslo, el fémur, cuando la rodilla se dobla y se endereza.
Los tendones conectan los músculos a los huesos.
El fuerte músculo cuádriceps en la parte anterior del muslo se pega al polo superior de la rótula gracias a su tendón, el tendón quadricipitale.
Este tendón cubre la rótula y continua en bajo, formando el tendón rotuleo parecido a una cuerda.La tendinitis del cuádriceps es común en las personas implicadas en actividad que incluyen carrera, saltos, detenciones y ripartenze.
El dolor de tendinitis del quadricipitale es percibido en la zona en cuanto sobre la rótula.
Usted puede presentar hinchazón e hipersensibilidad sobre el tendón y alrededor a ello. En algunos casos este dolor puede ser leve, mientras en otros puede ser tan fuerte que impedirles a los atletas de continuar la actividad deportiva.
Como por cualquiera lesión, es necesario modificar por consiguiente el nivel de actividad.
Obviamente este dependerá de cuanto mal se advierte, pero en un período de duro entrenamiento, o en preparación atlética por el campeonato, un período de ejercicios relativamente ligeros y un po’ de descanso podrían ser solicitados.
Continuando a entrenarse o a jugar con una tendinitis, la inflamación se agrava y cronifica, teniendo a los atletas lejos de los campos de competición por un período más largo.

Causas

La tendinitis del tendón quadricipitale es provocado por actividades repetitivas o prolongadas que ponen en tensión el tendón. Este se averigua generalmente a causa de largos entrenamientos de carrera, salto, squat o tiros.
Además es particularmente común en los deportes que solicitan frecuentes aceleraciones, desaceleraciones o saltos como el basket o el tenis.
Ocasionalmente, los pacientes pueden desarrollar esta inflamación a causa de una elevada y repentina fuerza que va a estresar el tendón del cuádriceps más allá del límite de aguante.
Este problema puede averiguarse durante luna rápida aceleración mientras se corre, derribando de un salto demasiado alto o con un trauma directo sobre el tendón del cuádriceps.

 

Señales y síntomas de la tendinitis del cuádriceps

Squat-valoración-tendinitis-rodilla-tendón-quadricipitale-rotuleo-rótula-inflamación-dolor-mal-fatiga.músculo-refuerzo
Squat para valorar la Tendinitis de la rodilla del tendón quadricipitale
Los pacientes con tendinitis del cuádriceps oyen el dolor en la parte anterior de la rodilla en cuanto sobre a la rótula, que se desarrolla gradualmente.
En los casos graves, los pacientes sólo pueden percibir una molestia o una sensación de rigidez después de haber desarrollado fuertes y repetitivas contracciones del músculo cuádriceps, que aumenta con el descanso.
En las fases iniciales de la tendinitis, El dolor puede mejorar calentando adecuadamente la zona.Con el progresar inflamación, los pacientes pueden padecer de síntomas que aumentan durante la actividad e influyen en las prestaciones. Ocasionalmente, puede presentarse hinchazón local y una sensación de debilidad a la rodilla, especialmente cuando se cumple una aceleración o un squat.
Otros síntomas que se pueden advertir soy el dolor a la palpación directa del tendón quadricipitale y en algunos casos un cojera durante el deambulazione, especialmente sobre subidas o sobre superficies irregulares.
Dolor o rigidez pueden ser advertidos durante el stretching del cuádriceps (llevando el talón hacia el glúteo).DiagnósticoGeneralmente, un profundizado examen subjetivo y objetivo efectuado por un médico genérico es suficiente para diagnosticar la tendinitis del cuádriceps.
Prueba que notan la rigidez y la hinchazón alrededor del tendón del cuádriceps son útiles para diagnosticar una inflamación. 

Exámenes instrumentales

Ocasionalmente, ulteriores investigaciones como ecografías, radiografías, resonancias magnéticas o TAC pueden ser requeridas para facilitar el diagnóstico y valorar la gravedad de la condición.
La radiografía puede ser hecha ocasionalmente para excluir la presencia de calcificaciones.
Otros exámenes instrumentales como la ecografía y la resonancia magnética, son utilizadas a veces para excluir daños más extensos al tendón.

 

Terapia

Tutelares

vendaje, taping, tendinitis, cuádriceps, dolor, inflamación, mala, rodilla, rótula, kinesio
Taping por la tendinitis del cuádriceps
Este trato puede ser también ejecutado autónomamente a casa, pero sería mejor tener conocimientos anatómicos y biomecánica.
Para poder aplicar de la mejor manera estas técnicas en efecto, hace falta conocer en cuál modo las fibras del músculo trabajan.
Es mejor por lo tanto siempre encomendarse a las manos de un fisioterapista experto.
Transversa profundidad quiere decir actuar en la dirección opuesta del músculo.
El cuádriceps transcurre a lo largo de la pierna de la presa a la rodilla.
Sabiendo por lo tanto la dirección de las fibras, se puede efectuar por consiguiente el masaje transverso, las fibras tienen una dirección vertical, necesitará por lo tanto friccionar en dirección horizontal.
Técnicas sobre los tejidos blandos como las movilizaciones de la rótula y el trato miofasciale bajo forma de alargamiento longitudinal, pueden ser aplicáis para disminuir las tensiones y formar una justa alineación de las fibras tendinee.Valoración posturale/biomeccanica La postura y la biomecánica son los dos aspectos más importantes del movimiento.Uno su corregida interacción puede ser difícil que mantener. Un correcto análisis de la postura puede revelar problemas importantes como una pronación de la articulación bajo-astragalica y técnicas de entrenamiento sbagliate(tecniche de entrenamiento incorrecto puede ir a sobrecargar determinados distritos en detrimento de otros.

Fármacos

El empleo de FANS puede ayudar en las fases iniciales de la tendinitis para ayudar a calmar la inflamación.
Una inyección de anestético local también puede ser útil en la fase aguda, sin embargo los esteroides deberían ser evitados ya que degradan el colágeno del tendón quadricipitale, devolviéndolo más débil y aumentando la posibilidad de rotura.
Haciendo caso a todos este factores es posible volver más velozmente a la normalidad en poco tiempo y a la actividad deportiva el posible.

Corrección de los desequilibrios musculares

Leg-Curl-refuerzo-músculo-posterior-muslo-inflamación-dolor-lesión-tendinitis
Leg Curl por refuerzo de los músculos posteriores del muslo

Es muy importante mantener un buen equilibrio en todo el cuerpo.
En el caso de la tendinitis del cuádriceps, es bastante común encontrar una debilidad de los músculos posteriores del muslo.
Ésta provoca una consiguiente debilidad del cuádriceps en su movimiento inicial de extensión, sobrecargando el tendón.
En este caso es fundamental también reforzar los músculos posteriores del muslo.

Rehabilitación

Por lesiones de este tipo hace falta hacer particular caso a los músculos que circundan la articulación de la rodilla.

Estos músculos son:

el cuádriceps, los músculos posteriores del muslo, los gastrocnemi, el ileopsoas.

Si los flessori de la cadera, ileopsoas, es cortos, “tiran” la cadera en flexión llevando el músculo Recto Femoral del cuádriceps en una condición de acortamiento e hiperactividad.

SMR y Stretching

Las técnicas de coche-alargamiento miofasciale con el foam-roll combinado con el stretching estático es aconsejado sumamente para este tipo de lesión.
El foam-roll es una almohada cilíndrica de espuma rígida que frota a lo largo de las zonas dolorosas por de efectuar un coche-trato miofasciale.
Este trato logra aliviar las tensiones presentes en la musculatura que circunda la rodilla.
Atención particular tiene que ser hecha al grupo de los flessori de la cadera y al cuádriceps.
El cuádriceps puede ser una de las zonas más dolorosas que tratar con el foam-roll, pero hace falta en todo caso tratar de ser el más esmerado posible en hacer resbalar la almohada a lo largo de toda la zona dolorosa.
Es muy útil preguntarle como al paciente se siente después del trato de modo que entender si el trato es idóneo al problema o si en cambio es mejor cambiar estrategia.

Refuerzo

Antes de iniciar un programa de refuerzo hace falta esperar que los síntomas de la inflamación desaparezcan. Cualquier carga suplementaria situado sobre la conexión miotendinea sólo aumentará las posibilidades de estrés, dolor y lesiones.
Sería muy útil mantener el articolarità cuánto más posible, limitándolo estrés alrededor de la zona golpeada. Algunos ejercicios que pueden ser completados en piscina son muy útiles, sobre todo si efectuaran en agua caliente. Es posible conseguir sea un efecto analgésico del agua caliente, sea una ventaja por la flotabilidad del agua que devuelve casi el cuerpo sin peso.

 

Pronóstico En la mayor parte de los casos, la tendinitis del cuádriceps pasa en 2/3 semanas gracias al descanso, pero un trato fisioterápico es en todo caso necesario para agilizar la curación.
Si la tendinitis es crónica, sirve mucho tiempo para recobrar completamente, con el descanso, la fisioterapia y un adecuado programa de ejercicios de rehabilitación son necesarios de los 4 a los 8 meses.

 

Dr. Massimo Defilippo Fisioterapista Tel 0522/260654 Defilippo.massimo@gmail.com
P. IVA 02360680355

http://www.facebook.com/fisioterapiarubierese?ref=hl

http://www.fisioterapiareggio.com

© Scott Maxwell – fotolia.com