Tendinitis cuadricipital o del cuádriceps

La tendinitis del cuádriceps femoral se refiere a la inflamación del tendón del cuádriceps.

Se trata de una micro lesión en algunas fibras del tendón del cuádriceps o en la zona de su inserción en la rótula.

Puede producirse una lesión leve (un desgarro) de algunas fibras del tendón del cuádriceps en el borde superior de la rótula.

Prueba, tendinitis, cuádriceps, tendón, cuádriceps, dolor

Prueba para el tendón del cuádriceps

La rótula es un hueso pequeño que se encuentra en la parte anterior de la rodilla.
Se desliza hacia abajo y hacia arriba a lo largo del canal del hueso del muslo (el fémur) al doblar y al estirar la rodilla.
Los tendones unen los músculos a los huesos.
El músculo cuadricipital en la parte anterior del muslo es muy fuerte y se adhiere al polo superior de la rótula por medio del tendón (el tendón del cuádriceps).
Este tendón cubre la parte superior de la rótula y continúa en la parte inferior formando el tendón rotuliano, que es similar a una cuerda.

La tendinitis del cuádriceps es común en las personas que practican actividades como correr, saltar, frenar y correr de nuevo.
El dolor causado por la tendinitis del cuádriceps se siente en la zona que se encuentra sobre la rótula.
Puede haber hinchazón e hipersensibilidad en el tendón y alrededor de este. En algunos casos el dolor puede ser leve, mientras que en otros puede llegar a ser tan fuerte que impide que los atletas continúen realizando la actividad física.
Como en todas las lesiones, es necesario disminuir la intensidad de las actividades deportivas.

tendinitis de cuadriceps

Naturalmente, esto depende de la gravedad del dolor. Sin embargo, generalmente, en los entrenamientos más intensos puede ser necesario disminuir el esfuerzo que se realiza.
Si la persona que padece tendinitis continúa el entrenamiento o el ejercicio, la inflamación puede empeorar y volverse crónica. Por esta razón, los deportistas deben abstenerse de participar en las competencias por un periodo de tiempo más largo.

 


Causas de la tendinitis del cuádriceps

La tendinitis del tendón del cuádriceps está causada por actividades repetitivas y prolongadas que hacen que el tendón se tensione. Generalmente, esto ocurre debido a entrenamientos excesivamente prolongados en los que hay que correr, saltar, realizar sentadillas o tiros.
Además, es bastante común en los deportistas que aceleran, desaceleran o saltan con frecuencia (como aquellos que practican baloncesto o tenis).
Raramente, los pacientes pueden desarrollar esta inflamación debido a un repentino esfuerzo excesivo del tendón del cuádriceps.
Este problema puede producirse durante una aceleración rápida al correr, debido a un aterrizaje tras un salto demasiado alto o debido a un traumatismo directo sobre el tendón del cuádriceps.

 

Signos y síntomas de la tendinitis del cuádriceps

Sentadillas, valoración, Tendinitis, rodilla, tendón, cuádriceps

Sentadillas para valorar la tendinitis de rodilla del tendón del cuádriceps

Los pacientes que padecen tendinitis del cuádriceps sienten el dolor en la parte anterior de la rodilla, justo arriba de la rótula.
Generalmente, los síntomas se manifiestan de manera gradual.
En los casos menos graves, los pacientes solamente sienten una molestia o una sensación de rigidez tras haber realizado contracciones fuertes y reiteradas del músculo del cuádriceps. Este dolor aumenta a medida que aumenta el reposo.
En las primeras etapas de la tendinitis, el dolor disminuye cuando la rodilla está caliente.

A medida que avanza la inflamación, los pacientes pueden manifestar síntomas que aumentan durante las actividades físicas y que comprometen su realización. Generalmente, no se observa la rodilla hinchada.
Algunos pacientes pueden percibir una sensación de debilidad, especialmente cuando aumentan la velocidad o cuando realizan sentadillas.
Otros síntomas que pueden aparecer son el dolor al palpar directamente el tendón del cuádriceps y, en algunos casos, cojera al caminar (sobre todo en subidas o en superficies irregulares).
Puede producirse dolor de rodilla o rigidez cuando se realiza el estiramiento del cuádriceps (llevando el talón hacia el glúteo).

Diagnóstico de la tendinitis del cuádriceps

Generalmente, un examen exhaustivo y subjetivo realizado por un médico de cabecera es suficiente para diagnosticar la tendinitis del cuádriceps.
Gracias a las pruebas que detectan la rigidez y la hinchazón alrededor del tendón del cuádriceps se diagnostica una inflamación.

Exámenes instrumentales
En algunas ocasiones, el médico ordena algunos exámenes adicionales como la ecografía, la radiografía, la resonancia magnética o la TAC para confirmar el diagnóstico y para valorar la gravedad de la lesión.
La radiografía puede realizarse ocasionalmente para descartar la presencia de calcificaciones.
Algunas veces se realizan otros exámenes instrumentales, como la ecografía y la resonancia magnética, para descartar posibles daños en el tendón.

Artículos Relacionados: