Mal olor de la orina

El mal olor de orina puede producirse por causas que no son graves, pero si permanece durante muchos días puede ser el síntoma de una enfermedad importante.

 

Causas del mal olor de orina en las mujeres

En las mujeres, el olor de orina fuerte y acre puede deberse a algunas enfermedades, tales como:

Infección de las vías urinarias
La infección del tracto urinario puede afectar a cualquier parte del sistema urinario, si bien la vejiga y la uretra son los órganos afectados con mayor frecuencia.

análisis de orina, análisis, sangre

La inflamación de la vejiga acompañada de una infección de las vías urinarias se denomina cistitis.
La infección de las vías urinarias es más común en las mujeres debido a la anatomía femenina.

Síntomas: sensación de picor al orinar, orina turbia con un olor fuerte y desagradable.
Si la infección empeora y llega a los riñones, puede producir fiebre, sudoración nocturna y escalofríos.

Vaginitis
Las mujeres con mal olor de orina podrían padecer vaginitis, una enfermedad que suele provocar hinchazón de la vagina.
La vaginitis suele ser el resultado de una infección por bacterias o por hongos (levaduras).
Con la vaginitis, ir al baño es una situación desagradable para las mujeres, pues tienen que aguantar el mal olor de la orina.
Síntomas: además del mal olor de orina y de las pérdidas vaginales, las mujeres afectadas también experimentan prurito vaginal, dolor al orinar y dolor vaginal durante las relaciones sexuales.

Menopausia
Después de la menopausia, el nivel de estrógenos disminuye y la mujer puede verse afectada por las infecciones de las vías urinarias con mayor facilidad, debido a la pérdida de la flora vaginal que realiza una función protectora.
Esto puede producir un fuerte olor a amoniaco en la orina.

Embarazo
El embarazo es el cambio más grande que se puede producir en el cuerpo de una mujer.
También se trata de una de las fases más complicadas en la vida de la madre y del bebé.
El proceso de proporcionarle al feto los nutrientes necesarios somete al cuerpo a una gran presión.
Las mujeres que toman vitaminas, minerales y mucho líquido adicional para sí mismas y para el niño podrían experimentar mal olor de orina durante el embarazo.
Si el cuerpo no dispone de una cantidad suficiente de líquidos, es posible desarrollar enfermedades renales o de la vejiga.
Por tanto, una infección de orina durante el embarazo puede producir un olor desagradable y fuerte.
Si, además de este síntoma, se experimenta una sensación de picor al orinar o no se consigue orinar a pesar de la necesidad, la probabilidad de infección aumenta considerablemente.

 

Causas del mal olor de orina en los hombres

Prostatitis
En los hombres, el olor desagradable de la orina suele deberse a la prostatitis, una enfermedad que se caracteriza principalmente por una inflamación de la próstata.
Aunque esta enfermedad urológica puede tener su origen en una infección bacteriana, la mayoría de casos de prostatitis no son bacterianos y suele ser difícil detectar la causa desencadenante.
El cáncer de próstata es otra de las causas del mal olor de orina porque impide el vaciado completo de la vejiga, por lo que una parte de la orina permanece retenida en este órgano.
Síntomas: los pacientes suelen experimentar molestias en la zona pélvica, seguidas de dolor al orinar.
En caso de prostatitis bacteriana aguda, los síntomas son graves y el paciente puede padecer fiebre, náuseas y escalofríos.
En la forma aguda de prostatitis, suelen manifestarse la urgencia y la necesidad de orinar con frecuencia.

Una dieta rica en proteínas
El amoniaco es un compuesto nitrogenado. Por consiguiente, una alimentación rica en proteínas puede producir un olor de orina similar al del amoniaco.

 

Mal olor en la orina de hombres y mujeres 

Cálculos renales
La presencia de cálculos renales también puede dar lugar a la producción de orina turbia y con mal olor.
En los riñones se almacenan depósitos cristalizados debido a las alteraciones en la composición de la orina.
Cuando la cantidad de calcio y de oxalato supera un determinado límite, empiezan a formarse los cristales.
Los cristales se separan de la orina y permanecen en los riñones que, con el tiempo, dan lugar a los cálculos.
Síntomas: además de un olor muy desagradable, se produce un cambio importante en el color de la orina, si bien el síntoma más evidente es el dolor en la parte inferior de la espalda y en la ingle. Por lo general, el paciente sufre estos síntomas cuando el cálculo se desplaza fuera de los riñones y queda atrapado en los uréteres.

Deshidratación
Al beber pocos líquidos, el volumen de orina disminuye y se vuelve muy concentrada.
Las personas que beben poca agua sufren un cambio repentino en el color y olor de la orina, volviéndose oscura y maloliente.
La orina concentrada tiene un fuerte olor similar al amoniaco, un síntoma de la deshidratación.

Bebidas
Bebidas como el café, conocidas en todo el mundo, también pueden modificar el olor de la orina, que pasa de ser inodora a tener mal olor.

Medicamentos
Los antibióticos empleados para tratar las infecciones bacterianas suelen alterar el olor de la orina.
Por ello, la orina de las personas que toman antibióticos como Augmentine o Ciprofloxacino Teva (incluso durante un tiempo limitado) suele ser olorosa.

La mayoría de pacientes que toman antibióticos experimentan un cambio repentino e importante en el olor de la orina, que huele igual que en los casos de infección por levadura (candidiasis).
Los médicos suelen recetar integradores multivitamínicos para distintas enfermedades.
Estos integradores pueden producir un cambio en el olor de orina, sobre todo la vitamina B6.

Problemas de hígado
El mal olor de la orina también puede ser un síntoma de insuficiencia hepática, lo que significa que el hígado no consigue desempeñar su papel de manera eficaz.
Por ejemplo, la orina turbia y con mal olor puede implicar que el paciente esté afectado por una enfermedad del hígado.
El hígado produce un pigmento de color amarillo verdoso (bilirrubina), que solo se mezcla con la orina en pequeñas cantidades.
Sin embargo, si el hígado no funciona de manera correcta, la orina recibe mucha bilirrubina y adopta un color ámbar oscuro.
Además del cambio del color, el olor de la orina es también desagradable.

Fenilcetonuria
La fenilcetonuria es un trastorno metabólico que hace que el cuerpo no sea capaz de degradar un aminoácido (parte de una proteína) denominado fenilanina.
Cuando se reduce el metabolismo de la fenilanina, aumenta su concentración en la sangre y la orina.

Diabetes
Las personas con diabetes expulsan orina con un olor distinto de lo normal.
Esto suele pasar porque las personas con diabetes tienen niveles muy altos de azúcar en la sangre.
El exceso de azúcar suele acabar en la orina, que adquiere un olor dulce.

Cetoacidosis diabética
La cetoacidosis diabética produce un olor dulce o afrutado en la orina.
La presencia de una cantidad excesiva de cetonas o azúcar puede hacer que la orina tenga un olor dulce o afrutado.
Este olor también puede ir asociado a alguna enfermedad rara relacionada con el metabolismo.

 

¿Cuáles son las causas del olor a amoniaco en la orina?

Si la orina tiene un olor desagradable o a amoniaco, es fundamental realizar un análisis de orina para determinar la causa.

Por lo general, la orina es inodora y de color blanco o amarillo pálido.
La orina se compone principalmente de exceso de agua y productos de desecho filtrados por la sangre.
En algunos casos, la orina puede desprender un olor fuerte al concentrarse tras recibir los productos de desecho y otros productos químicos como el amoniaco.

Entre las causas se encuentran:

  1. La deshidratación es una de las causas principales por las que se expulsa orina concentrada. Cuando se bebe poco, se produce una mayor concentración de orina con los elementos del amoniaco.
    De esta forma, una persona deshidratada percibe siempre el olor a amoniaco en la orina.
  2. Algunos alimentos y bebidas alteran el olor de la orina, que puede volverse desagradable. Entre los responsables se encuentran los espárragos, las cebollas, las bebidas gaseosas y con cafeína.
    Este trastorno es temporal e inocuo.
  3. Las personas con diabetes pueden notar un olor dulce en la orina, debido al aumento de los niveles de glucosa en la sangre que se expulsa del cuerpo a través de la orina.
    Si el paciente es diabético, su cuerpo no consigue producir la insulina suficiente para emplear el azúcar en la sangre.
    Por consiguiente, para producir energía el cuerpo degrada las grasas, dando lugar a la producción de cetonas.
    Estas cetonas hacen que la orina desprenda un olor dulce.
  4. El mal olor de la orina también puede deberse a una infección del tracto urinario.
  5. Una cantidad anormal de bacterias o virus en las vías urinarias puede producir una infección y presentar otros síntomas, tales como la necesidad frecuente de orinar, la sensación de picor al orinar, etc.
  6. El olor a amoniaco o a moho puede ser un síntoma de insuficiencia hepática.
  7. Las personas con problemas de funcionamiento en el hígado pueden sufrir un gran número de complicaciones, ya que el hígado no es capaz de eliminar las toxinas y los productos de deshecho de la sangre.
    Por otra parte, tampoco consigue mantener los niveles de las diferentes sustancias químicas en el cuerpo, provocando problemas de coloración amarilla en la piel y en los ojos (ictericia), dolor de barriga e hinchazón junto al mal olor y al color oscuro de la orina.
  8. Otros factores responsables del olor a amoniaco en la orina son la cistitis (o inflamación de la vejiga por el desarrollo de las bacterias), la enfermedad de orina con olor a jarabe de arce (provocada por anomalías genéticas) y algunos antibióticos y medicamentos.

 

Causas del olor a amoníaco de la orina en los niños

Si el cambio de color y olor de la orina es temporal, no hay que preocuparse. Sin embargo, si es un fenómeno frecuente, no se debe descuidar la enfermedad.

Deshidratación
Si el niño está deshidratado, la orina suele estar concentrada y tener un fuerte olor a amoniaco.

Proteínas
La alimentación del niño desempeña un papel importante en el olor a amoniaco de la orina. Si la dieta es rica en proteínas, la cantidad de amoniaco es mayor y se expulsa a través de la orina.

Medicamentos
La orina puede tener un fuerte olor a amoniaco por culpa de algunos medicamentos.

Infección bacteriana
Ante la proliferación de bacterias en el sistema digestivo, aumenta la cantidad de amoniaco, que se expulsa a través de la orina.

Enfermedad de orina con olor a jarabe de arce
Se trata de una enfermedad genética por la que el cuerpo tiene dificultad para degradar ciertos tipos de aminoácidos.
Esto provoca la emisión de amoniaco en la orina y un olor a azúcar quemado.

Alimentos
El consumo de alimentos ricos en nitrógeno puede provocar un exceso de amoniaco en la sangre.

Diabetes
Los niños menores de 16 años, los recién nacidos y los lactantes pueden sufrir diabetes tipo 1, también conocida como diabetes juvenil.

 

Olor de orina después de comer espárragos

Más del 40% de las personas percibe un olor raro en la orina después de comer espárragos.

La razón de este olor en la orina después de comer espárragos se debe a la presencia en este alimento de dos elementos que contienen azufre: metilmercaptano y asparagina.
El metilmercaptano también produce mal aliento y flatulencia.
La asparagina es un aminoácido que se puede encontrar en los productos lácteos, en el pescado (principalmente de mar), pollo, huevos y otros muchos alimentos.

Al sintetizar estos ingredientes, el tracto gastrointestinal los descompone, dando lugar un olor de orina extraño, por lo general al día siguiente.

 

Síntomas asociados al mal olor de orina

El mal olor de orina puede ser el resultado de una enfermedad subyacente. Para detectar el problema, es importante identificar el resto de síntomas que acompañan al mal olor de orina.

Síntomas que indican una enfermedad peligrosa para la vida 

 

Mal olor en la orinaSíntomas que indican una infección de las vías urinarias

  • Dolor abdominal
  • Orina con aspecto espumoso
  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Sensación de picor al orinar
  • Espasmos de la vejiga

Síntomas que indican un problema con otros sistemas del cuerpo

 

Tratamiento para el mal olor de orina

El tratamiento depende de la causa o de la enfermedad que produce este síntoma.

Si el paciente es diabético, se debe cambiar la alimentación para reducir las grasas saturadas y trans que impiden que la insulina trabaje correctamente.
En caso de infección, el médico recomienda el antibiótico más adecuado.

 

Remedios naturales para el mal olor de orina

Se deben beber 2 litros de agua al día y evitar algunos alimentos.
Las personas diabéticas que tienen un fuerte olor de orina deberían evitar por completo los dulces y las bebidas con gas.

– Si la causa es una infección de las vías urinarias, beber zumo de arándanos o de ajo puede ser eficaz.

– Otro remedio casero eficaz para eliminar el mal olor de orina consiste en hervir dos cucharadas de semillas de comino en cuatro o cinco litros de agua aproximadamente y beber esta mezcla.

– Del mismo modo, las mujeres que padecen candidiasis vaginal pueden tomar yogur desnatado. La bacteria Lactobacillus acidophilus presente en el yogur ayuda a controlar el desarrollo de la levadura y a curar esta infección.

– Beber zumo de limón y agua con cebada puede ayudar a eliminar el mal olor de orina.

Rate this post

Mal olor de la orina ultima modifica: 2016-08-30T22:27:24+00:00 da Fisioterapia Rubiera