Conjuntivitis viral y bacteriana: clasificación, causas, y síntomas

La conjuntivitis (también conocida como ojo rosado) es una inflamación de la conjuntiva.
La conjuntiva es un tejido delgado y trasparente que se encuentra sobre la parte blanca del ojo y recubre el interior del párpado.
La conjuntivitis viral es la causa más común del enrojecimiento intenso del ojo.

Por lo general la conjuntivitis viral o bacteriana afecta a ambos ojos al mismo tiempo, aunque puede comenzar en un ojo y difundirse al otro uno o dos días después.

Puede ser asimétrica y afectar más a un ojo que el otro.
La conjuntivitis viral es más común en los niños que en los adultos.

La conjuntivitis puede ir acompañada de una queratitis (infección de la córnea). Generalmente, está causada por una infección del virus del herpes.
En caso de queratoconjuntivitis se siente dolor en el ojo mientras que con la conjuntivitis viral los síntomas se limitan a la irritación superficial y a la visión borrosa.

 

Clasificación de la conjuntivitis

Según el tipo de secreción que produce, la conjuntivitis se puede clasificar de la siguiente manera:

  • Conjuntivitis serosas: caracterizadas por irrigación sanguínea abundante hinchazón y escasa producción de pus.
  • Conjuntivitis catarral: es el único tipo de conjuntivitis en el que hay una producción de moco.
  • Conjuntivitis purulenta: se caracteriza por enrojecimiento de los ojos, hinchazón severa de los párpados y producción abundante de pus, también puede afectar a la córnea y puede hinchar los ganglios linfáticos cerca del oído.
  • Conjuntivitis pseudomembranosa: en este caso la conjuntiva está cubierta por una membrana de fibrina delgada. Cuando esta membrana se desprende puede provocar sangrado fácilmente.
  • Conjuntivitis folicular: se caracteriza por la presencia de folículos, es decir grupos de linfocitos y células plasmáticas que parecen formaciones blanquecinas, redondeadas y ligeramente en relieve.

 

Causas de la conjuntivitis viral y bacteriana

Hay varios tipos de conjuntivitis, cada uno con una causa específica.

Causas de la conjuntivitis viral
La conjuntivitis viral se debe a una infección ocular causada por un virus.
Puede estar causada por varios tipos de virus, muchos de los cuales están relacionados con una infección del tracto respiratorio superior, que provocan resfriado o dolor de garganta.
El tiempo de incubación es variable, puede durar desde unos pocos días hasta un mes.
De acuerdo con la medicina convencional, la conjuntivitis viral es muy contagiosa y se propaga rápidamente y fácilmente entre las personas, por lo tanto, puede causar epidemias.

Evolución de la enfermedad

  1. Normalmente es leve, con síntomas más intensos en los primeros 3-5 días después de la infección. La enfermedad suele desaparecer al cabo de 7-14 días sin necesidad de tratamiento y no deja consecuencias a largo plazo.
  2. Si se desarrollan complicaciones, la conjuntivitis viral puede tardar por lo menos 2 o 3 semanas en desaparecer.
  3. Las personas con conjuntivitis viral pueden contagiar a las demás personas durante los 12 días sucesivos al inicio de los síntomas.

 

Tipos de conjuntivitis infecciosa

Conjuntivitis viral
La conjuntivitis causada por adenovirus puede provocar una conjuntivitis severa y prolongada. Algunas cepas de adenovirus pueden causar queratoconjuntivitis epidémica que es extremadamente contagiosa y con frecuencia se producen grandes epidemias en las escuelas.
Se propaga a través del contacto con personas infectadas, instrumentos y otros objetos.
El tiempo de incubación es de aproximadamente 5 o 10 días.
Los síntomas de este tipo de conjuntivitis suelen durar de una a tres semanas.

La conjuntivitis por herpes simplex está causada por un virus, pero es ligeramente diferente respecto a las otras infecciones virales.

Conjuntivitis causada por el virus de Coxsackie: es parte de la familia de los Enterovirus y puede causar conjuntivitis.

Conjuntivitis bacteriana
Las principales bacterias que causan conjuntivitis son:

  • Estafilococo
  • Streptococcus, son un tipo de bacterias que suelen provocar conjuntivitis
  • Bacterias responsables de gonorrea y clamidia

Esta enfermedad tiene un período de incubación (sin síntomas) de 2 o 3 días.

 

Los pacientes afirman que para el ojo pegado lo importante es no abrir los párpados de repente, primero es necesario girar el párpado y mirar hacia un lado, luego lentamente el párpado se abrirá causando mucho menos dolor.

La conjuntivitis por clamidia y gonorrea en los bebés: puede ocurrir durante el parto natural si la madre está infectada, pero también puede producirse en los adultos por autocontagio de las infecciones genitales o por contacto con el agua de la piscina.
Estas infecciones de transmisión sexual son graves y requieren un tratamiento urgente si afectan al ojo, también puede causar inflamación de la córnea (queratitis).

No hay que confundir la conjuntivitis neonatal con el ojo pegado, que es muy común en los bebés y está causado por una obstrucción del conducto lagrimal.
Una obstrucción del conducto lagrimal con el ojo pegado no causa enrojecimiento ni inflamación de la conjuntiva.

La conjuntivitis causada por la infección de clamidia es una forma poco común en el mundo occidental, pero es muy común en África y en los países de Oriente Medio.
El ojo rosa por la clamidia suele tratarse con eritromicina o tetraciclina oral (Colbiocin), excepto en los niños menores de 8 años, porque pueden causar hipoplasia (desarrollo incompleto o reducido) del esmalte de los dientes.

 

Síntomas de la conjuntivitis

Los síntomas de la conjuntivitis bacteriana aparecen rápidamente, y entre ellos se encuentran:

  • Dolor en los ojos
  • Ojos hinchados
  • Picor
  • Enrojecimiento
  • Secreciones moderadas o abundantes, generalmente de color amarillo o verdoso, las secreciones se acumulan, a menudo después de haber dormido
  • Ganglios linfáticos delante de las orejas inflamados
  • Dolor de cabeza en la zona frontal (si la inflamación de la conjuntiva se debe a una sinusitis)
  • La conjuntivitis bacteriana también puede causar un poco de fiebre
  • Los niños afectados pueden tener “los ojos pegados”.

Los síntomas de la queratoconjuntivitis epidémica incluyen:

La diferencia es que la conjuntivitis por herpes virus causa los siguientes síntomas:

  • Dolor en los ojos y ardor que pueden ser insoportable
  • Formación de ampollas en la conjuntiva o en los párpados

 

Contaminación y transmisión de la conjuntivitis viral y bacteriana

Conjuntivitis, normal, inflamada

Conjuntivitis viral o bacteriana – ojos rojos

Hay varias cosas que se pueden hacer para evitar el contagio de la conjuntivitis y prevenir la propagación:

  • Lavarse las manos frecuentemente
  • Aplicarse en las manos un desinfectante antibacteriano, especialmente en caso de imposibilidad de lavarse las manos con agua y jabón
  • Aplicar compresas tibias varias veces al día
  • No tocarse los ojos directamente con las manos
  • Evitar nadar en piscinas o jacuzzis
  • No compartir toallas, maquillaje, gafas, gafas de sol, colirios o almohadas
  • Una mujer embarazada con una enfermedad de transmisión sexual debe someterse a tratamiento y consultar con el médico
  • Cambiar las fundas de las almohadas y las toallas con frecuencia
  • Desinfectar frecuentemente los objetos domésticos que utilizan varias personas en la casa
  • No hay que colocarse lentes de contacto, maquillaje y colirios

 

 

Conjuntivitis: diagnóstico, tratamiento y remedios