Fibroadenoma: diagnóstico, tratamiento y pronóstico

Diagnóstico del fibroadenoma

Por lo general, se realiza una evaluación triple que incluye:

  • Examen clínico: palpación de la mama y de la axila
  • Mamografía, es decir la radiografía de la mama. Ésta puede mostrar microcalcificaciones que pueden indicar la presencia de cáncer cuando se desarrollan en las zonas de proliferación celular (donde se observa un crecimiento anomal de las células).
    El 10-15% de los tumores no se detecta con la mamografía.
fibroadenoma, seno, derecho

Fibroadenoma – seno derecho

  • Ecografía, utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para analizar el tejido mamario. El eco de las ondas de sonido se convierte en una imagen. La ecografía mamaria puede distinguir entre nódulos sólidos y líquidos.
  • Aspiración con aguja y biopsia, si el área sospechosa se examina con una mamografía o una ecografía pero no es palpable, el radiólogo realiza la aspiración con aguja o una biopsia guiada por ecografía / mamografía.

Aspiración con aguja
La aspiración con aguja es la aspiración de la zona sospechosa o del contenido del nódulo. Si la jeringa se llena de líquido y la protuberancia disminuye se trata de un quiste.
Un nódulo sólido puede ser:

  • Tumor benigno como el fibroadenoma
  • Cáncer de mama

Resultados de la citología (de las células)
El patólogo toma una muestra de células de la aspiración, la coloca en un portaobjetos y clasifica las células de esta manera:

  • C1: células inadecuadas para el diagnóstico
  • C2: tumor benigno
  • C3: poco claro, anormal, pero con una mayor probabilidad de ser un tumor benigno
  • C4: sospecha de cáncer
  • C5: tumor maligno

Análisis de laboratorio, aspiración con aguja, fibroadenoma, mama, cáncer

Biopsia o aspiración con aguja: este examen consiste en tomar una muestra de tejido mamario y analizarla para obtener información histológica (del tejido).
La muestra se toma por medio de una aguja especial.
Procedimiento – el médico:

  • Coloca anestesia local en la zona afectada del seno
  • Realiza una incisión en la piel
  • Introduce la aguja y toma la muestra de tejido

Este procedimiento dura 20 minutos y puede realizarse guiado por un dispositivo computarizado llamado mammotome.

Resultados del examen histológico (del tejido)
Los resultados se presentan como:

  • B1: tejido mamario normal
  • B2: tejido mamario benigno
  • B3: poco claro, una lesión con un posible potencial maligno
  • B4: sospecha de cáncer
  • B5: tumor maligno

Biopsia por escisión: se puede realizar bajo anestesia local y consiste en la extirpación de:

  1. Nódulo
  2. Parte del tejido cercano

Se realiza especialmente en caso de una lesión sospechosa.
 

¿Cómo se trata un fibroadenoma?

En muchos casos, no es necesario un tratamiento para el fibroadenoma, puede ser suficiente someterse a controles médicos con regularidad, por lo general una vez cada seis meses.
Sin embargo, la mayoría de las mujeres optan por extirpar quirúrgicamente los fibroadenomas para una mayor seguridad.

 

Tratamiento no quirúrgico para el fibroadenoma

Una intervención quirúrgica no está indicada si el médico está seguro de que el nódulo en la mama es un fibroadenoma y no un cáncer de mama, de acuerdo con los resultados de:

  1. Examen clínico de mama
  2. Prueba diagnóstica
  3. Biopsia

Se puede optar por evitar la cirugía porque:

  • La cirugía puede provocar cambios en la forma y la textura de la mama
  • El fibroadenoma a veces se puede reducir o desaparecer por sí solo
  • La mama tiene fibroadenomas múltiples que parecen ser estables

Si se decide no extirpar un fibroadenoma, es importante un monitoreo constante para asegurarse de que el tumor sea benigno y no se haga más grande.

 

¿Cuándo hay que extirpar el fibroadenoma?

El médico puede recomendar la cirugía para extirpar el fibroadenoma en los siguientes casos:

  1. Resultado anormal de un examen (examen clínico de la mama, prueba diagnóstica o biopsia)
  2. Fibroadenoma que mide más de 4 cm

El procedimiento para extirpar un fibroadenoma es llamado lumpectomía o biopsia por escisión.
El tejido se examina en un laboratorio de patología.
Después de la extirpación del fibroadenoma, es posible tener recidivas.
Los nuevos nódulos deben ser evaluados con la mamografía, la ecografía y posiblemente la biopsia, para determinar si el nódulo es un fibroadenoma o un tumor maligno.

Fármacos
Según un estudio de Bernardes JR Jr et al. (The effect of tamoxifen on PCNA expression in fibroadenomas), el fibroadenoma es un tumor hormonodependiente que contiene una mayor cantidad de receptores estrogénicos respecto a los lóbulos mamarios, por lo tanto, este tumor puede tratarse por medio de medicamentos anti-estrógenos como el tamoxifeno o el raloxifeno para reducir el riesgo de cáncer de mama en los pacientes con alto riesgo.
Estos medicamentos tienen efectos secundarios en el útero (aumentando el riesgo de cáncer) que deben considerarse antes de comenzar el tratamiento.

Prevención
Las mujeres con fibroadenoma deben someterse a exámenes con regularidad para monitorear los nódulos.
Las mujeres que mantienen un peso corporal ideal y hacen ejercicio con frecuencia tienen un menor riesgo de desarrollar varias enfermedades como el cáncer de mama.

 

Pronóstico del paciente con fibroadenoma

La esperanza de vida es mucho más favorable respecto al pronóstico del cáncer de mama.
Las mujeres con un fibroadenoma tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer de mama a lo largo de la vida.

Si el nódulo no se extirpa y no se revisa con atención, podría ser necesario extirparlo en un momento posterior, si:

  1. Ha cambiado
  2. Ha crecido

En casos muy raros, el nódulo es un cáncer y requiere un tratamiento.

 

Fibroadenoma de mama benigno: causas y síntomas