Terapia por ultrasonido

El ultrasonido es una terapia en la que se emplean ondas acústicas de alta frecuencia: entre 1 y 3 Mhz. Este tipo de ondas también se utilizan en fisioterapia por su efecto antiinflamatorio y su capacidad para liberar las adherencias.
Estás ondas no pueden ser percibidas por el oído humano que solo capta los sonidos cuya frecuencia es inferior a 0,2 Mhz.
El método para generar los ultrasonidos es el mismo empleado en la radiografía.
Se utiliza aparato que genera ultrasonidos a través del fenómeno de pinzoelectricidad a la inversa.

Cuando los cristales de quarzo presentes en la punta del aparato son sometidos a un campo eléctrico, estos se dilatan y se comprimen continuamente, produciendo una vibración que emite ondas acústicas.

 

terapia de ultrasonidos

Terapia de ultrasonidos

¿Cómo funcionan los ultrasonidos?

Cuando los ultrasonidos pentran en el cuerpo, las vibraciones producen un movimiento de las partículas internas y estimulan la absorción del líquido inflamatorio.
Al atravesar los tejidos, los ultrasonidos transmiten la energía de las ondas, produciendo calor.

aparato de ultrasonidos

Aparato de ultrasonidos

Otro efecto de los ultrasonidos es el aumento de la permeabilidad de la membrana celular, esto favorece el paso de sustancias nutritivas y la eliminación de los desechos.
Las ondas penetran en el cuerpo de manera inversamente proporcional respecto a la frecuencia,
Es decir que los ultrasonidos con una frecuencia igual a 3 MHz penetran solo en la superficie del cuerpo, llagando hasta 1 cm de profundidad, mientras que los ultrasonidos de 1 MHz consiguen llegar hasta 3 cm de profundidad.
Se trata de una terapia no invasiva y no es dolorosa.

 

¿Cómo está hecho el aparato de ultrasonidos?

El aparato de ultrasonidos está formado por un generador de corriente y un cabezal (transductor) que emite las ondas. La potencia de emisión puede variar entre 0,1 y 3 vatios. La terapia dura entre 10-15 minutos.
Existen dos métodos para aplicar los ultrasonidos:

  • Con un cabezal manual que puede ser móvil, en este caso el fisioterapeuta lo desplaza sobre la piel del paciente y en ocasiones puede ejercer un poco de presión
  • Con un cabezal estático unido firmemente al generador a través de un brazo mecánico, este tipo de dispositivo se utiliza cuando la zona que se debe tratar es muy limitada, por ejemplo en caso de espolón calcáneo.

Esta terapia esta indicada para:

Estudios muestran una disinución del 35-40% del tiempo de consolidación de la fractura de la tibia gracias a una terapia con ultrasonidos aplicada 2 o 3 horas al día.

Esta terapia está contraindicada en los sigueintes casos:

Artículos Relacionados:

Deja un comentario