Herpes labial – causas y remedios

 

El herpes oral o labial es una infección de la boca y los labios debida al virus del herpes simple de tipo 1.

Este virus provoca llagas dolorosas en los labios, las encías, la lengua, el paladar, el interior de las mejillas y a veces incluso en la cara y el cuello.

Relación entre herpes oral y genital:

» El herpes oral tiene su origen generalmente en el virus VHS-1.
Esta enfermedad presenta signos tales como ampollas en algunas zonas de los labios, la lengua, las encías y el paladar. Suele transmitirse a través de besos y otras formas de contacto íntimo.

» El herpes genital se debe al virus VHS-2.
Este virus provoca la formación de pequeñas ampollas en la zona genital que provocan picor o escozor en la zona genital. Por lo general, se transmite a través del contacto sexual con una pareja infectada.

» El virus del herpes genital se puede transmitir a la boca (herpes oral) por contacto sexual y viceversa.
Sin embargo, dado que el herpes oral tiene su origen en el virus VHS-1 y el herpes genital en el virus VHS-2, este tipo de contagio no es frecuente.

Etapas del herpes labial

La infección por herpesvirus se desarrolla en tres etapas:

Infección primaria: el virus entra en la piel o en la mucosa y se reproduce.
Durante esta etapa, se pueden manifestar ampollas bucales y otros síntomas, tales como fiebre.
Sin embargo, puede que el virus no provoque ampollas ni otros síntomas.
En este caso, se conoce como infección asintomática, ya que la persona infectada no se da cuenta de tener una infección.
Las infecciones asintomáticas son el doble de frecuentes que las sintomáticas.
La evolución del herpes oral se produce de la siguiente manera:

  1. Formación de ampollas
  2. Ruptura de las ampollas en los días siguientes
  3. Las ampollas reventadas se reemplazan rápidamente por costras

Latencia: el virus se desplaza desde la zona infectada hacia un núcleo de tejido nervioso que se encuentra en la espina dorsal, llamado ganglio de la raíz dorsal.
En este lugar, el virus se reproduce de nuevo y se vuelve inactivo.

Reactivación o reinfección (recurrencias, recaídas): en períodos de estrés emocional o físico, el virus puede reactivarse provocando los síntomas y nuevas ampollas.
Una de las causas de recurrencia es padecer una enfermedad viral, como por ejemplo un resfriado común.

 

Causas del herpes labial

✫ El herpes labial es muy contagioso y se transmite de una persona a otra por contacto con la piel, el moco o la saliva.
✫ Tocar o compartir objetos infectados con el virus del herpes, tales como toallas, cuchillas de afeitar, lápiz de labios o brillos labiales, etc., puede provocar herpes labial.
✫ Esta enfermedad se transmite fácilmente a través del contacto físico con una persona infectada.
✫ El herpes labial también se puede contraer a través del sexo oral. Sin embargo, se trata de un caso poco común, ya que el herpes genital tiene su origen en el tipo 2 del herpes simple (VHS-2).
✫ Existen otras causas menores, tales como exposición excesiva de los labios a la luz solar, menstruación, hormonas, estrés emocional, lesiones en la boca, cansancio, cirugía dental, etc.

 

Factores de riesgo del herpes labial

El contagio se produce a través de la saliva y por contacto directo (por ejemplo, con un beso).
El contagio del virus con la saliva también puede producirse durante una infección asintomática, si bien el riesgo de contagio es menor que en la infección sintomática.
El contagio puede producirse hasta 60 horas después de la aparición de los síntomas.
Los factores que pueden desencadenar una reaparición del herpes labial son:

  1. Sistema inmunitario comprometido (por ejemplo, debido al uso regular de cortisona)
  2. Infecciones en el tracto respiratorio superior
  3. Cansancio
  4. Estrés emocional
  5. Exposición a la luz solar (luz ultravioleta)
  6. Traumas
  7. Menstruación
  8. La obesidad puede aumentar la predisposición a una infección por VHS-1

 

Síntomas del herpes labial

Por lo general, el herpes labial afecta a los labios y se extiende a la piel alrededor de la boca.
A veces, también afecta a otras zonas de la cara, el mentón o la nariz.
Las lesiones empiezan como zonas eritematosas que se hinchan y se convierten en pápulas.
Luego se convierten en ampollas.
Este proceso se extiende aproximadamente de 1 a 3 días.
Las ampollas se rompen al cabo de dos semanas dejando costras en la piel.
El herpes de la mucosa oral no suele provocar fiebre.
Por lo general, el virus se manifiesta a través de pequeños grupos de ampollas que se rompen y dejan costras, en general en las encías y el paladar.
Las personas con el sistema inmunitario comprometido pueden desarrollar ampollas crónicas, con frecuencia en la lengua.

Síntomas iniciales
Entre los síntomas iniciales (pródromos) del herpes labial se encuentran la hinchazón y el ardor o picor en la boca.
Algunas personas son asintomáticas.
Los síntomas suelen producirse en niños de entre 1 y 5 años y pueden ser leves o intensos.

Por lo general, las ampollas aparecen de 1 a 3 semanas después de la infección por el virus y pueden durar hasta 3 semanas.
Entre los síntomas se encuentran:

  1. Picor en la piel alrededor de la boca o en los labios
  2. Ardor en los labios o la boca
  3. Dolor intenso en la zona afectada, especialmente al comer y al realizar movimientos con los labios o la lengua. El contacto con los alimentos agrava el problema.
  4. Sensación de hormigueo cerca de los labios o en la zona de la boca

Antes de la aparición de las ampollas se puede experimentar:

  1. Dolor de garganta
  2. Fiebre
  3. Hinchazón de las glándulas
  4. Dolor al deglutir

Se pueden formar ampollas o una erupción cutánea en:

  1. Encías
  2. Labios
  3. Boca
  4. Garganta

Un grupo de vesículas se denomina «foco».
Los signos y síntomas pueden ser:

  1. Pérdidas de líquido producidas por la ruptura de algunas ampollas de color rojo
  2. Pequeñas ampollas llenas de líquido amarillento claro
  3. Pequeñas ampollas que crecen juntas formando una ampolla más grande
  4. Al curarse, las ampollas se convierten en costras de color amarillo. Con el tiempo, se transforman en piel de color rosa.

En caso de herpes labial recurrente, los síntomas suelen ser más leves.

 

Infección recurrente
Las ampollas por herpes labial son la enfermedad recurrente más frecuente.
Por lo general, reaparecen en la misma posición dos o tres veces al año.
Los síntomas que preceden a la formación de las ampollas se pueden experimentar entre 6 y 24 horas antes. Entre éstos se encuentran hormigueo, dolor y/o picor en la boca.

 

Diagnóstico del herpes labial

Por lo general, el médico reconoce el herpes labial (o infección por herpes oral) observando el interior de la boca y su alrededor.
El médico puede tomar una muestra de la ampolla y enviarla al laboratorio para confirmar la presencia de herpesvirus.

 

Tratamiento para el herpes labial

El herpes labial puede desaparecer por sí solo aproximadamente en una semana y no reaparecer en el futuro.
Sin embargo, una vez contraído el virus del herpes, no se puede eliminar de manera definitiva del cuerpo.
Algunos tratamientos pueden reducir el dolor provocado por esta infección.

Entre los fármacos que ayudan a reducir la duración de la infección y el dolor se encuentran los siguientes antivirales:

Se deben tomar los medicamentos antivirales cuando se presentan los síntomas iniciales, como el picor o el ardor.
Una vez que ya están formadas las ampollas, los antivirales no tienen efecto.Herpes labial – causas y remedios

En la etapa más dolorosa de la enfermedad, la aplicación de un medicamento con antibióticos y cortisona, como Celestoderm Gentamicina, puede ser eficaz .
Las pomadas o líquidos sin receta médica pueden servir para eliminar las empollas más rápidamente.
Se debe beber mucha agua para evitar la deshidratación.
Sin embargo, en cualquier caso existe el riesgo de que estos síntomas reaparezcan, especialmente en situaciones de estrés.

 

Remedios naturales para el herpes labial

Resultados mágicos con el yoga y el aceite de coco

El yoga es sorprendentemente eficaz en el tratamiento del herpes.
No existe un tratamiento definitivo para el virus del herpes. Una vez que una persona está infectada, el virus permanece en su cuerpo durante toda la vida.
El estrés y un sistema inmunitario deficiente son factores de riesgo para el herpes.
El yoga posee un efecto relajante y puede resultar muy útil, ya que se cree que los brotes de herpes están relacionados con el estrés.
Al reducir la tensión emocional, también se puede reducir el número de recaídas del herpes oral.

Por otra parte, aunque el herpes no tiene cura, algunas personas afectadas han experimentado un gran alivio utilizando aceite de coco cada día.
Lo único que hay que hacer es añadir 3 cucharadas de aceite de coco en un vaso de agua tibia, mezclar y beber.
Si no, se puede añadir aceite de coco a los alimentos después de cocinarlos.

Áloe vera
El áloe vera es uno de los productos curativos que funciona para muchos trastornos.
La mejor manera de utilizar este remedio es cortar una hoja y extraer el gel.
A continuación, se aplica el gel sobre las ampollas del herpes.
Esto favorece la curación de la ampolla y proporciona un alivio inmediato contra la inflamación provocada por la ampolla.

Ajo y clavo
El ajo tiene buenas propiedades antibacterianas y antisépticas.
Se recomienda tomar 3-4 clavos al día para fortalecer el sistema inmunitario, o bien aplastar varios dientes de ajo y aplicar el líquido sobre las ampollas dos o tres veces al día.
De este modo, consigue penetrar en las capas profundas de la piel y actuar sobre la raíz de la ampolla.

Propóleo
El propóleo se encuentra en las coníferas y yemas de álamo. Se trata de una sustancia de color marrón oscuro que contiene resina.
Las abejas lo utilizan a menudo para sellar las colmenas.
Las mismas propiedades sirven para tratar el herpes labial.
La aplicación de propóleo sobre las ampollas impide la entrada del virus en las células, bloqueando su propagación y proliferación.
Por lo tanto, la aplicación de propóleo sobre las zonas de la piel en la que se desarrollan las ampollas impide su propagación.

Extracto de melisa
El extracto de melisa (local o en forma de crema) permite acelerar el proceso de curación del herpes labial. De hecho, éste es uno de los mejores remedios caseros.

Compresas
Se puede usar una compresa fría en forma de hielo o bolsas de té para lograr un efecto sedante sobre el dolor.
Repetir este procedimiento a lo largo del día con intervalos regulares.
La aplicación de una compresa caliente con una bolsa de té durante 30 minutos también puede ser de gran ayuda para curar las ampollas.

 

Remedios de herbolario para el herpes labial

  • Andrographis paniculata: esta planta fortalece el sistema inmunitario, ya que tiene un efecto antiviral contra el virus VHS-1.
  • Echinacea purpurea: esta hierba tradicional contiene compuestos que activan los macrófagos, lo que favorece la destrucción de las células infectadas.
    También ayuda a curar el tejido infectado.
  • Melissa officinalis (Melisa): contiene polifenoles, que contribuyen a curar las ampollas y costras reduciendo también la intensidad de agudizaciones del herpes oral.
  • Olea Europaea (Olivo): las hojas de oliva han demostrado tener propiedades antivirales contra el VHS-1, inhibiendo la reproducción del virus.
  • Rheum officinale: las antraquinonas extraídas de las raíces de esta hierba tienen un efecto antiviral (matan el virus) contra el herpes virus de tipo 1.
  • Santolina insularis: el aceite esencial de esta planta contiene propiedades antibacterianas y antivirales. Santolina insularis impide que la célula transmita el virus del herpes desactivándola.
Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.