Dieta para hemorroides

 

Las personas que sufren de hemorroides suelen seguir una dieta rica en carbohidratos complejos y fibra dietética, especialmente fibra insoluble.

El principal problema de la dieta se manifiesta cuando coinciden varias enfermedades que implican dos tipos de alimentación diferentes.

Por ejemplo, la diabetes sigue una dieta baja en azúcares, la esteatosis hepática se trata mediante una alimentación con bajo contenido en grasas, mientras que para la colitis se requieren alimentos con alto contenido en fibra.


dieta para hemorroides, sangrado, estreñimiento, estipsis Además de fibra en la dieta, los alimentos ricos en zinc, vitamina C, antocianinas y flavonoides como la quercetina pueden ser útiles para tratar las hemorroides. El consumo de manzanas y trigo sarraceno puede mejorar las hemorroides pues, según algunos estudios recientes, contienen rutina, un tipo de flavonoide que se utilizaba tradicionalmente contra las hemorroides.

 

¿Qué comer cuando las hemorroides están inflamadas y por qué?

Antocianinas
Las antocianinas pueden ser de utilidad para las personas que sufren hemorroides, ya que refuerzan las venas reduciendo la permeabilidad.
Entre las principales fuentes alimentarias de antocianinas se encuentran: cerezas, repollo, rábanos, uvas, frambuesas, granadas, arándanos, ruibarbo y fresas. 

Arándanos
Desde siempre, los arándanos son uno de los alimentos más sanos y una gran ayuda para las personas con hemorroides. Debido a su alta concentración de antocianinas, los arándanos ayudan a reparar las proteínas dañadas en las paredes de los vasos sanguíneos y fomentan la salud general de sistema vascular.
Los arándanos son una buena fuente de fibras insolubles y solubles como la pectina. Además, en comparación con otras bayas, los arándanos (especialmente los arándanos silvestres) son una buena fuente de vitamina E.

Carbohidratos complejos
Los estudios demuestran que las hemorroides son muy raras en zonas del mundo donde se consumen muchos carbohidratos complejos, fibras y productos no refinados.
Entre las principales fuentes de carbohidratos complejos se encuentran: brócoli, patatas, calabazas, moras, pasta, trigo, arroz, castañas.

Quercetina
La quercetina puede ser útil para las personas con hemorroides ya que, al igual que los flavonoides, puede fortalecer la estructura de las pequeñas venas y capilares, disminuyendo su permeabilidad y fragilidad.
Las principales fuentes alimentarias de quercetina son: col, pomelo, manzanas, arándanos, peras, uvas, espinacas, cebollas, ajo.

Vitamina C
Los alimentos ricos en vitamina C son buenos para las personas con hemorroides, porque la vitamina C ayuda a la tonificación y al estrechamiento de las venas.
La vitamina C favorece el proceso de curación.
Las principales fuentes alimentarias de vitamina C son: col, naranjas, fresas, patatas, mandarinas, pimientos, kiwi.

Zinc
El zinc ayuda en caso de hemorroides porque acelera el proceso de curación y es útil para curación de las heridas.
Las principales fuentes alimentarias de zinc son: cebada, pollo, cangrejos, ostras, cordero, carne de res, trigo y pavo.

Embarazo
Modificar la dieta y el estilo de vida son remedios naturales que se pueden seguir incluso durante el embarazo.
De esta manera, es posible desinflamar las hemorroides sangrantes y dolorosas.
En primer lugar, hay que beber mucha agua (al menos 2 litros por día).
Los sistemas del cuerpo se basan en la evacuación de agua y el tracto digestivo no es una excepción.
Beber mucha agua ayuda al funcionamiento del intestino, así como el consumo de fruta y verdura jugosas.
Se puede comprar una licuadora o una batidora y recuperar la inversión con una mejora de la salud.
La fibra es lo más importante y debe ser el mantra a partir de ahora.
Es hora de cambiar la dieta de las personas acostumbradas a los aperitivos a base de dulces y bollería salada.
Consumir fibra permite la formación de heces más suaves que pueden pasar con mayor facilidad a través del tracto intestinal.
Existen numerosos alimentos ricos en fibras, tales como pasas, albaricoques, naranjas, manzanas, lechuga, maíz, col y berenjenas.

Fibras
Los alimentos con un alto contenido en fibras son: trigo de grano entero, centeno entero, avena, harina de avena no procesada, arroz integral, legumbres, alubias, coles de Bruselas, zanahorias, maíz, coles, habichuelas, lechuga, berenjenas, manzanas, albaricoques, higos, pasas, naranjas y ciruelas. Se deben evitar los alimentos procesados, refinados, los alimentos grasos y grasientos, así como los carbohidratos refinados en forma de alimentos azucarados, ya que no contienen fibras ni tampoco otros nutrientes vitales necesarios para la salud.

 

Entonces, ¿cuáles son los alimentos específicos anti hemorroides?

Dieta para hemorroides
Los zumos son ideales, aún mejor si se mezclan con un poco de zumo de pera.
Los zumos de bayas como arándanos y moras, así como de cerezas, son óptimos para las hemorroides. Contienen unas sustancias llamadas proantocianidinas y antocianinas que reducen la hinchazón y el dolor que provocan las hemorroides y contribuye a fortalecer las venas.
Se recomienda beber por lo menos un vaso de zumo de fruta al día.
Una paciente también ha obtenido buenos resultados centrifugando las hortalizas.
Aunque al principio no le gustaban, empezó a prepararlas centrifugadas y ahora las consume diariamente.

Las bayas de grosella negra y roja también son muy útiles para las hemorroides.

La grosella contiene muchos minerales y vitamina C. Su zumo es esencial para tratar las hemorroides.

Este zumo contiene una pequeña cantidad de ácido graso GLA y produce una prostaglandina que controla el dolor en el cuerpo.
Beber un par de vasos de zumo de bayas de grosella negra y roja al día.

Consumir alimentos ricos en hierro
Existen varios alimentos ricos en hierro, un elemento fundamental en la sangre.
En caso de grave hemorragia, aunque sea raro, las reservas de hierro sufren una bajada y podría requerirse un suplemento.
Los alimentos recomendados son hígado de pollo, ciruelas pasas, anacardos, pasas y atún.
El melón Cantalupo es excelente para las hemorroides porque contiene mucha fibra y previene las heces duras. Además, es un fruto con un sabor muy rico.
Se puede mejorar con una dieta a base de alimentos crudos.
Las frutas y hortalizas frescas son la mejor manera de empezar, por ejemplo melón, brócolis, tomates, etc.

Hay otros alimentos que ayudan a reducir el sangrado de las hemorroides, tales como alubias, semillas de lino, melaza, hortalizas de hoja verde y alfalfa (Medicago sativa).
Estos alimentos son un arma muy potente en la lucha contra las hemorroides. La mayoría de la gente que padece hemorroides no modifica su régimen alimenticio y sufre por este motivo.
Si no se elimina la causa principal de las hemorroides, la tensión permanece muy elevada al ir al baño y es necesario esforzarse para defecar.

Modificar la dieta es una etapa fundamental en el tratamiento de las hemorroides y puede acarrear increíbles beneficios más allá de resolver el problema.
Se debe evacuar de manera fluida y regular, sin necesidad sentarse en la taza y apretar durante mucho tiempo por culpa de haber comido demasiada pizza, rosquillas o por beber café.

Es importante llegar al fondo del problema, se puede acudir a un dietista experto para no equivocarse.
Se debe eliminar el café, el té y los smoothies y empezar a hacer frente a las deficiencias dietéticas que provocan las hemorroides. Pese a considerarse aderezos, también es recomendable añadir a la dieta la cebolla, el jengibre y el ajo. Ayudan a degradar y eliminar la fibrina, una sustancia que ayuda a reparar los tejidos.
Sin embargo, hay momentos en los que el cuerpo deposita fibrina de forma excesiva, lo que provoca una inflamación en las arterias en la zona cercana a las hemorroides.

 

Tres errores comunes que no se deben cometer: alimentos prohibidos

Las hemorroides son una enfermedad frecuente que padece casi el 75% de la población. Los síntomas son picor, hinchazón y sangre en las heces. Éstos son los desafíos diarios. Una dieta correcta puede paliar los síntomas de las hemorroides. Si la comida no es adecuada, la enfermedad puede empeorar, dando lugar a estreñimiento, irritación e inflamación de las hemorroides.
A continuación se presentan los errores fundamentales de las personas con hemorroides en su dieta cotidiana.

1. Consumo de cafeína y productos derivados
La cafeína no solo se encuentra en el té o el café, sino también en algunas bebidas sin alcohol, chocolate y bebidas energéticas. El abuso de cafeína puede acarrear efectos negativos en el cuerpo y debería evitarse ya que provoca deshidratación. Esto supone una mayor pérdida de agua, la zona del colon se seca y provoca el endurecimiento de las heces. Por tanto, al evacuar, el estreñimiento es inevitable, lo que provoca una mayor inflamación e irritación de las hemorroides.

2. Consumo de alcohol
No beber alcohol es una solución eficaz para tratar las hemorroides, dado que los síntomas pueden empeorar. Tal y como sucede con la cafeína, un consumo excesivo puede comportar deshidratación y endurecimiento de las heces por la pérdida de agua que se verifica durante la micción. Esto provoca irritación e inflamación de las hemorroides por el estreñimiento. Además, un consumo excesivo de alcohol puede causar cirrosis del hígado y provocar la dilatación de los vasos sanguíneos en el recto.

3. Consumo de alimentos que provocan alergias
Algunos alimentos pueden comportar reacciones alérgicas. Las alergias o intolerancias alimenticias pueden acarrear consecuencias muy negativas. Las reacciones alérgicas pueden empeorar los síntomas de inflamación e irritación de las hemorroides y la recuperación no se lleva a cabo correctamente. Los productos lácteos, el pescado y el trigo son algunos de los alimentos que pueden provocar alergias.

4. Consumo de alimentos con especias, picantes, ahumados, fritos, vinagre, Nutella y miel.
Hay que reducir los dulces al mínimo. Lo mejor es una tarta con mermelada hecha en casa sin azúcares añadidos.
Las personas vegetarianas y veganas deberían tener cuidado con el consumo de frutos secos, setas y semillas, ya que pueden provocar inflamación de las hemorroides.

 

Ejemplos de dieta para las hemorroides

¿Cuál es la dieta adecuada para las hemorroides?
Las personas con hemorroides pueden seguir estos consejos:

Para el desayuno, una taza de harina de avena, dos cucharadas de pasas, dos rebanadas de pan tostado integral con dos cucharaditas de margarina o dos cucharadas de mermelada o gelatina, medio pomelo, una taza de leche desnatada o una taza de café.

A media mañana, como tentempié, un muffin de salvado con una cucharadita de margarina y media taza de zumo de naranja.

Para el almuerzo, se puede comer una taza de sopa de hortalizas, una hamburguesa de 100 gramos, un panecillo de multi-grano, dos rebanadas de tomate, lechuga, media taza de alubias al horno, dos galletas de harina de avena, una manzana de tamaño medio y una taza de leche desnatada.

Para cenar, se puede comer una ensalada, 100 gramos de pollo a la plancha, media taza de arroz, brócoli y una taza de leche desnatada.