Vaginismo – causas, síntomas y tratamiento

Foto: vaginismo, mujer, relaciones sexuales, examen, ginecológico

 

El vaginismo es una enfermedad femenina que consiste en una contracción o un espasmo de las paredes de la vagina cuando algo intenta penetrar, como por ejemplo un tampón o el pene.

 

Los síntomas pueden variar dependiendo de las personas.

Algunas mujeres no logran introducir ningún objeto en la vagina ya que esta se cierra completamente. Otras mujeres pueden introducirse un tampón, pero no logran tener relaciones sexuales. Otras mujeres pueden tener relaciones sexuales, pero sienten un dolor vaginal muy fuerte.

 

El vaginismo puede manifestarse a través de varios síntomas y con intensidad diferentes.

 

Tipos de vaginismo

 

Vaginismo primario

El vaginismo primario se refiere a que la mujer nunca ha podido tener una penetración sexual, o cualquier otro tipo de penetración vaginal, sin sentir dolor.

Generalmente, se descubre cuando la mujer tiene menos de 20 años de edad debido a que muchas de las mujeres jóvenes del mundo occidental intentan utilizar tampones, tienen relaciones sexuales con penetración o se someten a una prueba de Papanicolau.

 

Vaginismo secundario

El vaginismo secundario se refiere a las mujeres que ya han tenido una penetración.

Este tipo de vaginismo puede estar causado por condiciones físicas, como por ejemplo una infección por levadura o un traumatismo durante el parto, pero también puede estar causado por factores psicológicos.

Algunas mujeres que padecen vaginismo secundario tienen mucha dificultad a la hora de realizarse los exámenes ginecológicos y cuando se trata de introducirse un tampón, debido a que ocurre una contracción involuntaria de las paredes de la vagina.

 

Otra clasificación

 

Los médicos y los especialistas pueden utilizar otros términos médicos para referirse al vaginismo.

 

Apareunia

La apareunia es un término general que se refiere a una enfermedad caracterizada por alteraciones graves del aparato genital que impiden que la persona pueda tener relaciones sexuales.

Cuando el vaginismo impide completamente que ocurra una penetración se conoce como apareunia.

 

Dispareunia

La dispareunia es un término que se refiere a una enfermedad que provoca dolor durante las relaciones sexuales.

El vaginismo se considera como un tipo de dispareunia, pero la dispareunia se refiere a todos los tipos de dolor por penetración.

 

¿Cuáles son las causas del vaginismo?

 

Existen varios factores que pueden provocar el vaginismo, aunque no se conoce con exactitud la causa de esta enfermedad.

En algunas mujeres, el vaginismo puede estar causado por una experiencia traumática, como por ejemplo un parto difícil o un abuso sexual.

Las mujeres pueden relacionar las actividades sexuales con el dolor y por lo tanto, evitan tener relaciones sexuales para prevenir ese sufrimiento.

Una de las causas más comunes del vaginismo es una enfermedad conocida como vestibulodinia.

Esta enfermedad está causada por la hipersensibilidad de los nervios que se encuentran en la apertura vaginal y por lo tanto provoca dolor o molestia cuando hay un intento de penetración.

Algunas mujeres que padecen vestibulitis o vulvodinia también sienten dolor cuando se introducen un tampón en la vagina.

El vaginismo también puede estar causado por una inflamación o por una herida en la vagina o en la vulva.

 

¿Cómo se manifiesta el vaginismo?

 

Los síntomas que se mencionan a continuación son indicadores importantes del vaginismo:

 

  • Penetración difícil o imposible;
  • Ardor o dolor durante las relaciones sexuales, debido a la contracción muscular;
  • Molestia durante las relaciones sexuales que aparece después del parto, de enfermedades venéreas, de una histerectomía, de cáncer, de intervenciones quirúrgicas en el útero o en los ovarios, de un abuso sexual, de la menopausia, de infecciones urinarias o de candidiasis vaginal y otros.
  • Dificultad a la hora de introducir un tampón en la vagina, por ejemplo durante un examen ginecológico;
  • Contracciones de otros músculos del cuerpo (piernas, espalda, y otros);
  • Interrupción de la respiración cuando hay un intento de penetración durante el acto sexual;
  • Evitar el sexo debido al dolor.

 

Diagnóstico del vaginismo

 

No existe un examen específico que permita diagnosticar definitivamente el vaginismo. Por esta razón, a menudo, las personas deben acudir a varios médicos y especialistas para poder llegar al diagnóstico adecuado.

Generalmente, el diagnóstico se realiza revisando la historia clínica de la paciente y analizando los síntomas y realizando una consulta ginecológica.

Hay que descartar otras enfermedades que pueden provocar síntomas vaginales, como por ejemplo:

 

  • La vestibulitis vulvar;
  • La vaginitis, una inflamación de la vagina que provoca ardor, prurito íntimo y flujo vaginal.

 

Preguntas frecuentes

 

¿Puede ser que la vagina sea demasiado pequeña?

Cuando una mujer siente dolor durante la penetración, no es muy probable que esto se deba a que tiene la vagina demasiado pequeña o anormal, en la mayoría de los casos se trata de vaginismo.

 

¿De qué manera el vaginismo puede afectar a la pareja o al compañero?

Los problemas sexuales provocados por el vaginismo pueden afectar todos los aspectos de una relación.

Superar el vaginismo juntos, puede ayudar a reforzar la relación de pareja y puede ayudar a que la persona afectada se recupere.

 

Los sentimientos que pueden aparecer en la pareja hombre son:

 

  • Rechazo,
  • Sentido de culpa,
  • Rabia,
  • Frustración,
  • Confusión,
  • Miedo,

Yo no logro llegar al orgasmo. ¿esto puede estar causado por el vaginismo?

En algunos casos, el vaginismo puede ser un obstáculo para llegar al orgasmo.

 

¿Puede que el vaginismo sea un problema que solo está en mi cabeza?

 

Es una enfermedad en la que varios factores físicos y/o emocionales cumplen un papel complementario.

Incluso si las emociones, los recuerdos, las experiencias del pasado o los sentimientos de ansiedad pueden causar el vaginismo, también puede haber otros factores.

El tratamiento debe tener en cuenta los aspectos físicos y emocionales que causan el vaginismo.

 

¿Por qué algunos médicos no reconocen esta enfermedad?

El vaginismo es una enfermedad que los médicos generales a menudo subestiman.

El vaginismo es una enfermedad que afecta a “menos del 1 % de la población” y por esta razón, muchos médicos no lo consideran como una enfermedad o, incluso, no la conocen.

 

¿El vaginismo puede desaparecer por sí solo?

El vaginismo es una enfermedad perpetua que requiere un tratamiento para poder interrumpir el círculo vicioso del dolor.

 

¿Cuál es el tratamiento para el vaginismo?

 

Generalmente, el tratamiento incluye una asesoría, aprendizaje y ejercicios musculares.

 

Los ejercicios de Kegel consisten en contraer y relajar los músculos pélvicos de manera repetitiva.

Los ejercicios pueden mejorar el control de los músculos vaginales.

Los ejercicios de dilatación vaginal se realizan introduciendo los dedos de la paciente en la vagina o unos instrumentos llamados dilatadores.

Se introducen dilatadores de varias dimensiones en la vagina, el diámetro de los dilatadores va aumentando gradualmente.

Las mujeres deben realizar los ejercicios de Kegel mientras que los dilatadores se encuentran dentro de la vagina.

 

Cuando las pacientes llegan a tolerar un dilatador de ciertas dimensiones, pueden intentar tener relaciones sexuales.

Los pacientes pueden introducirse los dilatadores por sí mismos, pero el programa se realiza bajo la supervisión de un médico o de un fisioterapeuta.

 

El miedo a las relaciones sexuales es una característica fundamental de esta enfermedad, por lo tanto, es muy importante que las mujeres comprendan la importancia del tratamiento.

Se les enseña a las mujeres cómo son y cómo funcionan los órganos sexuales.

 

Según la causa de la enfermedad, una asesoría psicológica puede ser de fundamental importancia para el tratamiento para el vaginismo, especialmente si se trata de vaginismo primario.

 

¿Existen medicamentos, vitaminas o intervenciones quirúrgicas disponibles para curar el vaginismo?

No existen medicamentos, vitaminas o intervenciones quirúrgicas para curar el vaginismo.

 

He padecido vaginismo por más de 10 años. ¿Ya es demasiado tarde para someterme al tratamiento?

El índice de éxito del tratamiento para el vaginismo es bastante alto, incluso si comienza mucho tiempo después de que ha aparecido la enfermedad.

 

¿Hay alguna diferencia entre el tratamiento para el vaginismo primario y el tratamiento para el vaginismo secundario?

El tratamiento para todos los tipos de vaginismo es muy similar, existen algunas pequeñas diferencias dependiendo de las casas de la enfermedad.

 

¿El autotratamiento solamente funciona en caso de vaginismo leve o también funciona en los casos graves de vaginismo?

Ha quedado demostrado que el autotratamiento es eficaz en todos grados de gravedad del vaginismo.

 

¿Debo dejar de tener relaciones sexuales durante el tratamiento para el vaginismo?

Se recomienda no tener relaciones sexuales durante el tratamiento para no provocar otras complicaciones o retrocesos.

Se recomienda que las parejas continúen estando juntos sin penetración mientras se realiza el tratamiento para el vaginismo.

 

¿Hay que acudir a un médico, a un ginecólogo, a un fisioterapeuta, a un psicólogo, a un psiquiatra, a un asesor, a un terapeuta sexual u otros?

Los profesionales de la salud ayudan a las pacientes durante el tratamiento del vaginismo.

 

¿Las mujeres solteras pueden recuperarse del vaginismo?

El tratamiento para el vaginismo puede realizarse incluso si la mujer está soltera, de esta manera, se prepara para tener una relación.

 

No me gusta mirar las partes íntimas y me dan náuseas con solo pensar en la penetración o al hecho de introducir cualquier cosa en la vagina. ¿Cómo puedo solucionar este trastorno?

La mente humana tiene una capacidad soprendente de controlar el cuerpo.

Generalmente, este miedo, disminuye y desaparece cuando la mujer se percata del problema y hace todo lo posible para solucionarlo.

 

¿Qué puede hacer la pareja para ayudarle a la mujer a superar el vaginismo?

Los hombres deben animar a las mujeres para que continúen con el tratamiento.

Los hombres deben darle apoyo a su pareja, a sí mismos, deben insistir para resolver el problema de las relaciones sexuales para poder continuar con la relación a largo plazo.

 

¿Las relaciones sexuales pueden volverse placenteras?

Generalmente, el resultado normal después de someterse al tratamiento para el vaginismo es la recuperación completa.

 

El vaginismo ha apagado la llama de la pasión en la relación. ¿Qué se debe hacer para volver a ser apasionado?

 

A continuación se mencionan algunas ideas que pueden ayudar a encender de nuevo la llama de la pasión:

  1. Hablar libremente acerca de las cosas que pueden hacer para mejorar la pasión en la relación.
  2. Besos apasionados – pasar tiempo juntos cada día besándose apasionadamente (sin que haya presiones para realizar el acto sexual).

Esto no toma mucho tiempo. Son suficientes 5 o 10 minutos.

  1. Despertarse en la mañana 10 o 15 minutos antes del horario habitual para pasar un poco de tiempo consintiéndose mutuamente.
  2. Trascurrir tiempo con la pareja y divertirse como lo hacían antes.
  3. Mejorar el aspecto estético.

 

¿Después de la recuperación del vaginismo puede haber una recidiva?

La recuperación del vaginismo es permanente debido a que las habilidades que se han aprendido durante el tratamiento duran para toda la vida.

 

¿Qué se debe hacer si la pareja tiene dificultades para mantener una erección?

Los problemas de erección son bastante comunes en los hombres.

En algunos casos, el problema puede estar causado por el contacto con una pareja que padece vaginismo.

 

¿El tratamiento funciona?

El vaginismo está considerado como la enfermedad sexual femenina con el porcentaje más alto de recuperación.

Muchos estudios demuestran que el porcentaje de éxito del tratamiento es de alrededor del 100 %.

 

¿Cuánto tiempo tarda la recuperación? (pronóstico)

Después de haberse sometido al tratamiento, generalmente, las mujeres se recuperan del vaginismo bastante rápido.

Algunas mujeres afirman que se han recuperado del vaginismo primario en menos de una semana, incluso las que nunca habían podido tener relaciones sexuales durante años. Otras mujeres afirman que la recuperación del vaginismo tarda algunos meses, incluso si al principio el vaginismo parecía menos grave.