Barriga hinchada

La barriga hinchada o hinchazón abdominal es un aumento de las dimensiones (circunferencia) del abdomen con respecto al resto del cuerpo.
Este trastorno también se conoce como abdomen distendido o barriga hinchada, suele producirse a menudo y puede deberse a muchas causas diferentes.
Para tratarlo, es importante distinguir entre hinchazón y distensión.
La hinchazón es la sensación de que la zona abdominal es más grande.

La distensión significa que el tamaño del abdomen es mayor de lo normal y visible para todo el mundo.
Es posible experimentar hinchazón sin que que el abdomen esté realmente hinchado.
Por ejemplo, después de una comida copiosa, podemos tener la barriga hinchada, aunque en realidad no esté dilatada. Para considerarse dilatado, el abdomen tiene que aumentar su tamaño por lo menos de un cuarto.

Causas más frecuentes de barriga hinchada  barriga-hinchada

Síndrome del intestino irritable
El síndrome del intestino irritable es un trastorno que produce calambres y dolor de estómago, entre otros síntomas. Este síndrome también puede producir hinchazón y gases, que pueden conducir a la dilatación abdominal.

Intolerancia a la lactosa
La intolerancia a la lactosa es una enfermedad que se manifiesta cuando el cuerpo no logra digerir la lactosa, el azúcar que contienen los productos lácteos. Los síntomas son barriga hinchada y meteorismo.
Si dos horas después de consumir productos lácteos tenemos el abdomen hinchado, puede que seamos intolerantes a la lactosa.

Ascitis
La ascitis es una enfermedad ocasionada por la acumulación de líquido seroso en el abdomen.
Esta acumulación suele deberse a problemas hepáticos, como la cirrosis, que se manifiesta cuando el hígado se vuelve fibroso.
En la primera fase de la ascitis, los más probable es que los síntomas no sean evidentes.
Con el tiempo, se acumula mucho más líquido y el abdomen está cada vez más hinchado, incluso en ayunas.
La ascitis puede ser molesta.

Flatulencia
Si no se presentan otros síntomas y si se expulsa mucho gas intestinal, puede que la flatulencia sea la causa.
Todos tenemos flatulencia de vez en cuando y es normal que se produzca 15 veces al día.
No existe una definición médica de flatulencia excesiva. Si la persona siente vergüenza o no se encuentra cómodo, puede tomar medidas para reducir este problema.
Se debe intentar reducir los alimentos con muchos hidratos de carbono que no se pueden absorber.
Los factores desencadenantes suelen ser alubias y legumbres, brócoli, col, ciruelas, manzanas y alimentos que contienen sorbitol.
Estos alimentos tienden a digerirse muy lentamente y pueden liberar pequeñas cantidades de dióxido de azufre a su paso por el intestino.
El nutricionista Ian Marber recomienda “comer despacio y acordarse de masticar”.

Enfermedad celíaca
La enfermedad celíaca o intolerancia al gluten puede ser la causa si:

  1. Entre los síntomas está el cansancio
  2. La persona baja de peso sin motivo evidente
  3. La persona presenta dolor abdominal

La enfermedad celíaca es una reacción adversa al gluten, que se encuentra en cereales como el trigo, la cebada, el centeno y todos los alimentos que los contienen, la pasta y el pan, las tartas y algunos tipos de salsa.
Es una enfermedad autoinmune en la cual todo el cuerpo reconoce al gluten como una amenaza y lo ataca. Por consiguiente, se producen daños la superficie del intestino delgado que reduce la capacidad para absorber los nutrientes de la comida.
La hinchazón puede aparecer de repente, después de comer.

Cambios hormonales
Puede que se produzca hinchazón abdominal antes de la regla o durante las primeras fases del embarazo, pues en estos momentos aumentan los niveles de progesterona.
El síndrome premenstrual puede ralentizar la motilidad intestinal y la evacuación, lo que significa que la comida tarda más tiempo en pasar por el cuerpo. Como consecuencia, se puede experimentar barriga hinchada y estreñimiento.

Tratamiento
El ejercicio físico contribuye a mejorar la motilidad intestinal y solo el hecho de caminar 30 minutos al día puede ser positivo.
Además, se debe modificar la dieta: beber muchos líquidos y comer mucha fruta, verdura y cereales integrales para reducir el estreñimiento.

estómago-duodeno-anatomíaPeritonitis
El peritoneo es una capa sutil de tejido conectivo que reviste la cavidad del abdomen y la mayoría de sus órganos.
La inflamación del peritoneo se denomina peritonitis y tiene su origen en una infección por bacterias u hongos. Normalmente, se produce por una lesión en el abdomen, una enfermedad o un dispositivo para el tratamiento, como una sonda de alimentación o el catéter de diálisis.
Los síntomas cambian en función de la causa de la infección.
Entre los síntomas frecuentes de peritonitis se encuentran:

  1. Dolor de barriga
  2. Dolor abdominal que se vuelve más grave al moverse o al ejercer presión
  3. Hinchazón o distensión abdominal
  4. Náusea y vómito
  5. Diarrea
  6. Estreñimiento o meteorismo

Medicamentos
El consumo de medicamentos con cortisona durante mucho tiempo puede que produzca distensión abdominal.
La cortisona hace que aumente la grasa y debilite los músculos, lo que puede provocar dolor. El tratamiento prevé, en la medida de lo posible, la reducción de la dosis de esteroides.

Trastornos en la pared abdominal
La hinchazón general suele proceder de la acumulación de grasa, por lo que suele formar parte del aumento de peso en general.

La hinchazón localizada puede depender de:

  1. Lipoma – tumor benigno del tejido adiposo
  2. Hernia inguinal o abdominal – normal o incarcerada
  3. Tumores

Contenido de la cavidad abdominal

  1. Ascitis – líquido en la cavidad abdominal que suele ir asociado a una insuficiencia (cardíaca o hepática) o a una acumulación maligna en el peritoneo.
  2. Gas – exceso de gas en el intestino (principalmente por problemas de alimentación o falta de enzimas), ingestión de aire, obstrucción intestinal parcial o completa.
  3. Gas en la cavidad peritoneal, por ejemplo por una perforación intestinal.

Agrandamiento del órgano
tumor-en-el-abdomenCualquier órgano abdominal (hígado, riñones, bazo, páncreas, riñón, etc.) puede agrandarse por:

  1. Infecciones como la hepatitis
  2. Cáncer-linfoma, agrandamiento del bazo, cáncer de ovarios
  3. Congestión del hígado por insuficiencia cardíaca
  4. Problemas congénitos como el riñón poliquístico
  5. Obstrucción, que puede llevar a una distensión intestinal
  6. Aneurisma de la aorta

Causas de hinchazón en la zona umbilical

  • Hernia umbilical
  • Carcinoma gástrico
  • En el colon transverso, por ejemplo un carcinoma, estreñimiento, diverticulitis.
  • En el intestino delgado, por ejemplo la enfermedad de Crohn.
  • Retroperitonitis, aneurisma de la aorta o bien adenopatía

Barriga hinchada tras comer comida recalentada

barriga-hinchada

Para algunas personas, la hinchazón solo se produce cuando comen fuera de casa.

Hay pacientes que experimentan hinchazón al comer pasta, arroz o patatas en los restaurantes.
Este trastorno puede producirse si los alimentos han sido calentados dos veces.
Parece que el hecho de calentar dos veces los alimentos que contienen almidón hace que su estructura molecular se transforme en “almidón resistente”.
Como consecuencia, puede que los alimentos no se digieran en el intestino delgado, sino en el intestino grueso. Las bacterias que los degradan producen gases y, por tanto, hinchazón.

Algunas personas tienen mayor dificultad para digerir almidón respecto a otras sustancias.
No es obligatorio evitar estas comidas, únicamente asegurarse de que solo se han calentado una vez.
La comida transformada, como por ejemplo los platos preparados y el pan precocido, como la barra de pan, disponen de un almidón todavía más resistente.

Remedios naturales para el abdomen hinchado

Dependiendo de la causa de la barriga hinchada, puede que se consigan curar los síntomas en casa.
Comer porciones más pequeñas puede ayudar a prevenir este problema en el futuro.
Se debe comer lentamente para darle tiempo al estómago para que procese la comida.
Si los gases intestinales son el origen de la hinchazón del abdomen, se debe evitar el consumo de alimentos que producen meteorismo, como las alubias y algunas verduras como el brócoli y la col.

Se deben evitar las bebidas con gas y mejor beber sin pajita.
Comer lentamente puede ayudar a no deglutir el aire que produce meteorismo.
Se puede reducir la hinchazón abdominal producida por la intolerancia a la lactosa evitando los productos lácteos.
En caso de síndrome del intestino irritable, la reducción del estrés y el aumento de la fibra permite reducir los síntomas.
En caso de ascitis, descansar en la cama y reducir el aporte de sodio puede ayudar a que el cuerpo expulse el exceso de líquido.

Diagnóstico y pruebas instrumentales para la barriga hinchada

  1. Análisis de orina: puede mostrar hematuria (sangre en la orina) en pacientes con cáncer de vejiga o de riñón.
  2. Test de embarazo.
  3. Ecografía abdominal.
  4. Recuento de glóbulos blancos en las infecciones o neoplasias, anemia con sangrado vaginal anormal acompañado de fibromas o como resultado del cáncer.
  5. Análisis de sangre: hipopotasemia o uremia pueden producir obstrucción intestinal no mecánica.
  6. Pruebas de la función hepática para: insuficiencia hepática, hiperbilirrubinemia con cáncer de páncreas, hipoalbuminemia asociada a la ascitis.
  7. Radiografía abdominal, enema opaco debido a: estreñimiento, enfermedad del intestino grueso, obstrucción intestinal.
  8. Sigmoidoscopia o colonoscopia.
  9. Otras pruebas incluyen el TAC y la paracentesis.

Tratamiento y prevenciópara la barriga hinchadadigestión-deglución

Ante el aumento en la producción de gases intestinales, estreñimiento o trastornos digestivos menores, el tratamiento puede ser un cambio en la dieta, incluyendo un aporte mayor de fibra, el consumo de hierbas y un cambio en el estilo de vida.

Otra solución muy eficaz es reemplazar las enzimas digestivas que el cuerpo pierde con la edad.
Un sistema digestivo bueno contiene más enzimas, pues cada tipo de alimento ingerido requiere enzimas diferentes para su digestión.

Uno de los cambios más simples y rápidos en el estilo de vida es el de llevar un diario alimentario.
Se debe apuntar lo que comemos todos los días, cuánto comemos, a qué hora y cómo nos sentimos después.
Al cabo de una semana, se analizan los resultados.
Se deben identificar los alimentos, las combinaciones de comida o bien los horarios que ocasionan una sensación de saciedad.
Tras detectar las causas del problema, se puede modificar la alimentación para evitar los alimentos y los hábitos perjudiciales.

A continuación, se detallan algunos cambios útiles para reducir la hinchazón, los gases y la flatulencia:

  • Comer verduras y fruta frescas. Estos productos contienen mucha fibra y reducen el estreñimiento.
  • Beber todos los días una cantidad de líquidos claros igual a la mitad del peso de nuestro cuerpo. Esto hace que la comida pase por el intestino y se mantengan los líquidos en el colon.
  • Evitar el alcohol, las bebidas con gas y la cerveza. El dióxido de carbono puede quedar atrapado en el estómago y producir hinchazón.
  • Comer productos frescos y naturales. La comida envasada contiene conservantes y son más difíciles de digerir.
  • Leer las etiquetas y evitar alimentos con mucho sodio. El sodio produce deshidratación y retención de líquidos
  • Comer productos lácteos con moderación. En caso de intolerancia a la lactosa, se debe reducir la cantidad de lácteos para favorecer la digestión de estos productos. Hay que buscar productos sin lactosa.
  • Evitar comidas demasiado frías o calientes, porque aumentan la deglución de aire al comer.
  • Evitar el consumo de cafeína, ya que actúa como estimulante y puede sobrexcitar el sistema digestivo.
  • Evitar las comidas ricas en grasa, porque resultan difíciles de digerir y pueden producir espasmos digestivos.
  • Realizar ejercicio regular. El movimiento, sobre todo por la mañana, antes de desayunar, favorece la actividad intestinal.
  • Las mujeres pueden tomar integradores para el síndrome premenstrual para reducir la hinchazón típica de la regla.
  • Aumentar gradualmente el consumo de fibra hasta 20-30 gramos al día. La fibra reduce los trastornos digestivos, como el meteorismo y la hinchazón.
  • Se recomienda considerar el tratamiento preventivo mediante la limpieza del colon.

Se deben adoptar estos cambios de manera gradual, empezando con uno o dos a la vez. Según los estudios, las personas pueden modificar su comportamiento más fácilmente mediante cambios graduales. Se debe anotar cualquier tipo de progreso, lo que ofrece una motivación para cambiar y mejorar la vida.

Carbón vegetal
El carbón vegetal es un remedio natural eficaz en caso de experimentar barriga hinchada persistente. Se puede adquirir en el herbolario o en la farmacia en forma de tabletas o pastillas.
Es un tratamiento eficaz para calambres abdominales, colitis, aerofagia, meteorismo, mala digestión y estreñimiento.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.