Operación de cataratas | duración y recuperación

El único tratamiento eficaz para las cataratas es la cirugía.

 

¿Cuándo se deben operar las cataratas?

La mayoría de los oculistas recomienda la operación de cataratas cuando éstas afectan la calidad de vida de las personas o interfieren con las actividades diarias, como leer o conducir de noche.

  1. Si las cataratas son unilaterales, no suelen provocar daños en los ojos, por lo que la cirugía no es urgente.
  2. Si las cataratas son bilaterales, el paciente puede sufrir una reducción considerable de la visión, en cuyo caso la cirugía es más urgente.

Para los niños con cataratas congénitas, algunos oculistas recomiendan la operación quirúrgica en los primeros 4 meses de vida para evitar el desarrollo irreversible de ojo vago.
En caso de no someterse a la operación de cataratas, el oculista puede recomendar visitas periódicas para monitorear el desarrollo de las cataratas.

 

Anestesia para la operación de cataratas

Hoy en día, la cirugía se puede realizar con anestesia tópica, que consiste en administrar unas gotas de anestésico sobre la superficie del ojo.
Al cabo de unos minutos el paciente no siente dolor.
Si se emplea este tipo de anestesia, el paciente mantiene el control muscular de los párpados y puede cerrar los ojos al terminar la operación.

 

¿Cuáles son los riesgos de la operación de cataratas?

Como cualquier cirugía, la operación de cataratas también conlleva riesgos, tales como infecciones y hemorragias.

Después de la cirugía es necesario:

  • Mantener los ojos limpios
  • Lavarse las manos
  • Utilizar los medicamentos prescritos para minimizar el riesgo de infección

Una infección grave puede provocar la pérdida de la visión.
La cirugía de cataratas aumenta ligeramente el riesgo de desprendimiento de retina.
Otros trastornos oculares, como por ejemplo una alta miopía, pueden aumentar el riesgo de desprendimiento de retina tras la operación de cataratas.
Una señal del desprendimiento de retina es un aumento repentino de relampagueo o de cuerpos flotantes en los ojos.
Los cuerpos flotantes son “manchas” que parecen flotar en el campo visual.

Si se observa un aumento repentino de cuerpos flotantes o relampagueo, se debe consultar inmediatamente al oculista.
El desprendimiento de la retina es un caso de emergencia médica, por lo que se debe acudir a urgencias o al hospital.

 

¿La operación de cataratas es eficaz?

Operación, cataratas, ojos, cristalino, opacidad

Operación de cataratas

La eliminación de cataratas es una de las cirugías más frecuentes, seguras y eficaces.

No existen contraindicaciones absolutas, pero si el paciente tiene tos se recomienda posponer la cirugía hasta que pase la tos.  En las personas que se operan de cataratas, la visión mejora aproximadamente en un 90 % de los casos.

 

¿Cuánto cuesta la operación de cataratas?

  • En un centro de salud público, la seguridad social cubre la totalidad del coste de la operación.
  • En una clínica privada, el precio varía entre 2000 y 3000 euros.

En la sanidad pública se emplean lentes monofocales “estándar”, mientras que en una clínica privada se pueden aplicar lentes multifocales de última generación, si bien el coste puede incrementarse hasta 1.000 euros adicionales.

 

Preparación antes de la operación de cataratas

Una o dos semanas antes de la cirugía, el médico efectúa algunas pruebas iniciales, tales como:

  • Biometría: medición de la curvatura de la córnea y del tamaño y forma del ojo.
  • Microscopia endotelial: estudio del endotelio corneal con ayuda de un microscopio especial.
  • Exámenes de la retina: tomografía óptica computarizada y fluorangiografía.

Esta informacion ayudan al médico a elegir el tipo de lente artificial más adecuado para cada paciente.
El paciente tiene que permanecer en ayunas durante 12 horas antes de la cirugía.

El empleo de nuevas técnicas no prevé la suspensión de tratamientos anticoagulantes (por ejemplo Coumadin), porque:

  • La córnea no está vascularizada
  • La anestesia es tópica y no requiere inyección
  • La incisión tiene es muy pequeña

 

Descripción y duración de la operación de cataratas

En la clínica o en el hospital se colocan gotas en el ojo del paciente para dilatar la pupila.

La zona alrededor del ojo se limpia y desinfecta.
Se inyecta un anestésico para adormecer los nervios dentro y alrededor de los ojos.

facoemulsificación,inserción lente

Facoemulsificación – inserción de lentilla

1. Facoemulsificación sin suturas
El cirujano realiza dos cortes muy pequeños y una pequeña incisión (1.8-2 mm) en la córnea (superficie transparente en forma de cúpula que cubre la parte anterior de ojo).

  • A través de esta incisión (llamada túnel) se introducen las herramientas para extraer el cristalino y colocar el nuevo.
  • El corte se efectúa de tal modo que se crea una válvula en la que la presión interna es mayor que la exterior y permite el cierre sin puntos de sutura.
  • Con ayuda de una herramienta llamada cistotomo se realiza una pequeña incisión redonda sobre la cápsula que rodea la lente. Se trata de una operación delicada, en la que se debe evitar la rotura capsular.
  • La lesión de la cápsula provoca una complicación de la operación y puede carecer de apoyo para el cristalino.
  • El cirujano inyecta agua para separar la cápsula del cristalino.
  • A continuación, se introduce un pequeño facoemulsificador en el ojo. Este dispositivo emite ondas ultrasónicas que ablandan y destruyen el cristalino para extirparlo por aspiración.
  • Después se coloca un cristalino artificial en el saco cristalino del paciente.
  • El cristalino se introduce con ayuda de una herramienta denominada inyectora, a pesar de tener un tamaño mayor que la incisión.

Hoy en día, la mayoría de operaciones de cataratas se efectúan con facoemulsificación.
La vista se recupera completamente a los pocos días.

2. Cirugía de extracción extracapsular
El médico realiza una incisión de un 1 cm aproximadamente en la córnea y elimina el núcleo opaco del cristalino en una sola operación. El resto del cristalino se elimina por aspiración.
Después de retirar el cristalino natural, por lo general se sustituye por un cristalino artificial llamado lente intraocular (LIO). El LIO es una lente artificial de plástico, clara, que no necesita ningún cuidado y se convierte en parte permanente del ojo. La luz se enfoca de forma clara hacia la retina y mejora la visión.
El nuevo cristalino ni se ve ni se siente.
Algunas personas no soportan la implantación del LIO.
Se puede tener otra enfermedad ocular o problemas durante la cirugía.
Para estos pacientes, el médico puede recomendar lentes de contacto blandas o gafas de aumento con una graduación alta.

3. La opción más reciente es el láser de femtosegundos que no requiere incisión quirúrgica para curar las cataratas.

  • El láser emite impulsos a una frecuencia muy alta que permite actuar solo en ciertos tejidos de una manera precisa.
  • La anestesia es tópica, a base de gotas de colirio.
  • El rayo láser abre el saco del cristalino y fragmenta las cataratas en cuatro partes.
  • Después de este paso, se introduce una lente artificial con ayuda de una sonda ultrasónica.

La cirugía con láser de femtosegundos también se puede realizar para corregir:

No todos los pacientes pueden someterse a esta cirugía: se estima que el porcentaje de pacientes operables es de aproximadamente un 60 % en relación a los candidatos.

Después de la operación, se debe mantener una venda en el ojo durante un día.
La mayoría de pacientes operados de cataratas puede volver a casa el mismo día.
Se requiere la presencia de un acompañante para llevar al paciente a casa.

Duración de la operación de cataratas
La operación dura unos 20-30 minutos. No se requiere hospitalización y el paciente obtiene el alta el mismo día de la operación.

 

Recuperación tras la operación de cataratas

Entre los síntomas después de la cirugía se incluyen:

Al cabo de uno o dos días, el leve malestar debería desaparecer, si bien en algunos casos puede prolongarse durante 10-15 días.
Para los días siguientes a la operación, el médico puede recetar un colirio para ayudar a curar y reducir el riesgo de infección.

Entre las precauciones se encuentran:

  • Llevar un antifaz protector para los ojos o gafas de sol
  • Evitar el roce o la presión sobre el ojo durante los dos primeros días
  • Evitar el levantamiento de objetos pesados (durante dos semanas)
  • No conducir en la primera semana después de la operación
  • No maquillarse durante 15 días

Se puede:

  • Caminar
  • Subir las escaleras
  • Ducharse, manteniendo cerrado el ojo operado
  • Realizar tareas domésticas ligeras

En la mayoría de casos, el tiempo de recuperación va de dos días a dos semanas, o incluso dos meses.
El médico planifica los exámenes para monitorear la recuperación.

 

Complicaciones de la operación de cataratas

Si la operación no tiene éxito, se pueden producir algunas complicaciones, como por ejemplo:

  • Rotura de la cápsula posterior y dispersión de fragmentos de cataratas en el ojo
  • Desprendimiento de retina (poco frecuente)
  • Colocación del cristalino en una posición incorrecta

Los problemas tras la operación no son frecuentes, pero pueden ocurrir, como por ejemplo:

Si el médico interviene inmediatamente, el tratamiento de estos problemas suele tener éxito.
En ocasiones, el tejido del ojo que encierra el LIO se vuelve opaco y provoca visión borrosa.
Este trastorno se denomina post-catarata.

Complicaciones postoperatorias: la fibrosis capsular se puede desarrollar meses o años después de la operación de cataratas.

La opacificación capsular posterior, que puede provocar visión borrosa durante semanas o meses después de la eliminación de cataratas, se trata con láser. El médico abre un pequeño agujero en el tejido del ojo detrás del cristalino.
Este procedimiento ambulatorio se llama capsulotomía con láser YAG.
Es indoloro y raramente provoca el aumento de la presión ocular u otros problemas en los ojos.

Raramente, puede haber consecuencias potencialmente graves para la visión tras la operación de cataratas, como una infección del ojo generalizada, conocida como endoftalmitis.
Las personas que presentan complicaciones graves suelen padecer otras enfermedades como diabetes o hipertensión arterial.

 

¿Después de cuánto tiempo se vuelve a ver bien?

Es posible retomar varias actividades cotidianas al cabo de poco tiempo, la visión borrosa puede durar un solo día, si no hay complicaciones tras la operación.
Al comienzo, se pueden ver halos alrededor de las luces, pero suelen desaparecenr al cabo de unas dos semanas, aproxmadamente.
El cristalino que se ha insertado en el ojo es claro, al contrario que el cristalino natural que puede tener un color amarillento/parduzco.
Además, cuando el ojo se recupera (al cabo de dos semanas) podría ser necesario ponerse gafas o lentes de contacto nuevos.

Recuperación de la vista tras la operación de cataratas y resultados

Las estadísticas empleadas para describir los resultados de la intervención quirúrgica de cataratas se basan en un análisis global de 90 estudios efectuados entre 1979 y 1991.
Estos datos muestran que un porcentaje altísimo de personas obtuvo buenos resultados.
Además, la tecnología y las lentes intraoculares empleadas para la operación de cataratas han mejorado mucho en la última década.

Por ejemplo, en los pacientes que también padecen degeneración macular se puede insertar una lente intraocular bifocal que enfoca los rayos luminosos hacia una parte sana de la retina.

Los últimos estudios muestran que:
Aproximadamente el 96 % de las personas que no padecen otras enfermedades oculares antes de una operación de cataratas obtiene un resultado de por lo menos 10/20 en el test global de agudeza visual a distancia, suficiente para conducir con gafas o lentes de contacto.

Aproximadamente el 90 % de los casos obtiene buenos resultados para la visión, incluso en pacientes con enfermedades oculares preexistentes distintas de las cataratas.
Menos del 2 % de los casos sufre complicaciones peligrosas para la visión tras una operación de cataratas.

 

¿Se pueden prevenir las cataratas?

No se conoce con exactitud la causa de las cataratas, por lo tanto, no existe un método específico para prevenirlas.
Las cataratas y otras enfermedades como los glaucomas son frecuentes en las personas ancianas, por lo que es necesario realizar controles periódicos de los ojos.
Esto es de especial importancia en caso de factores de riesgo o de antecedentes familiares de problemas oculares.
Los adultos deberían someterse como mínimo a una revisión oftalmológica cada dos años y una al año para los mayores de 50 años de edad.
Las personas con una historia clínica de problemas oculares u otras enfermedades que aumentan el riesgo de padecer trastornos oculares (como la diabetes) puen necesitar someterse a revisiones oftalmológicas con mayor frecuencia.

Artículos Relacionados: