Diente desvitalizado y desvitalización: indicaciones y falsos mitos

¿Qué es un diente desvitalizado?

El tratamiento del conducto radicular (desvitalización) se realiza en caso de infección en la raíz del diente.
El conducto radicular es el espacio entre el diente y la raíz.
Este canal está compuesto por la pulpa dental, es decir, una estructura ramificada que se encuentra en el centro del diente.
Contiene los vasos sanguíneos y las ramas nerviosas.

Una lesión en la pulpa dental no desaparecer por sí sola, por lo tanto, el tejido muere.
Las bacterias pueden introducirse en la pulpa dental en caso de:

  1. Caries profundas
  2. Dientes rotos
  3. Empaste dental inadecuado

En estos casos, los microorganismos destruyen la pulpa dental.
Si las bacterias se introducen en la raíz del diente a través de las grietas, pueden provocar una infección en el hueso.
Una infección debilita el hueso y puede provocar una lesión.
Los ligamentos alrededor de los dientes se hinchan y el diente puede aflojarse.
Una lesión en la pulpa dental provoca sensibilidad en el diente al frío y al calor.
Sin tratamiento, la infección se propaga.
Con el tiempo, el diente pierde su estabilidad y, por lo tanto, el dentista recomienda que sea extraído.
Sin embargo, la extracción de un diente puede provocar una desalineación de los dientes cercanos. Por consiguiente, esto puede provocar una mordida inadecuada.

Durante el tratamiento de conducto, un endodoncista especializado:

  • Elimina la pulpa que se encuentra en el interior del diente
  • Limpia
  • Desinfecta
  • Modela los conductos radiculares
  • Aplica un material para cerrar los conductos

El nervio del diente no es fundamental para que el diente erupcionado pueda cumplir su función.
La función del nervio es únicamente sensorial, es decir, transmite la sensación de frío y de calor.
Los dientes de leche de los niños también se deben desvitalizar en caso de infección.

 

molar, corona, cuello, raíz

Síntomas e indicaciones de un diente que necesita el tratamiento de desvitalización

La desvitalización puede estar indicada cuando una persona sufre de pulpitis y tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

Dolor de muelas
Éste es el síntoma más común.
Principalmente se sufre de dolor de muelas al masticar o al toman bebidas muy frías o calientes y esta situación sin duda necesita atención médica.
El diente es sensible al frío o calor durante unos segundos, luego el dolor desaparece gradualmente.
Además se puede experimentar dolor de muelas también al tacto (con la presión) en el diente.

Cambios de color
A veces los dientes comienzan a cambiar de color, esto puede ser el signo de un diente que necesita una desvitalización.
Sin embargo, los responsables de la alteración del color de los dientes también pueden ser otros factores como el envejecimiento o el tabaquismo (fumar o mascar tabaco). Así que hay que determinar la causa para comprender si efectivamente es un problema del diente desvitalizado.

Agitación nocturna
El dolor de muelas se intensifica hasta tal punto que puede causar problemas a la persona, incluso mientras duerme. A menudo el dolor de muelas puede despertar a la persona, causando trastornos del sueño frecuentes.

Dolor irradiado
En algunas ocasiones, el dolor inicia en un diente, pero luego se extiende a otros órganos , por lo que puede haber:

Los dientes posteriores están muy cerca de los oídos, por lo que un diente en el lado izquierdo provoca dolor que se extiende a la oreja izquierda.

Fractura del diente
Un traumatismo puede reducir el flujo sanguíneo y linfático a la pulpa dental.

 

¿Por qué se realiza un tratamiento de desvitalización?

Se lleva a cabo un tratamiento de desvitalización en estos casos:

  • Una caries profunda
  • Tratamientos dentales frecuentes que provocan lesiones en los tejidos
  • Si el diente está infectado, es decir, si el tejido nervioso ha sufrido una infección.
    La infección también puede causar necrosis del diente.
  • Si el diente se rompe o se fractura dejando expuesta la pulpa dental
  • Si el diente ha sufrido una lesión., incluso si la grieta no es visible

 

Falsos mitos sobre la desvitalización

El procedimiento de desvitalización es muy doloroso
Hecho: no es tan doloroso como parece.
Los avances en el campo de la endodoncia y el uso de la anestesia reducen eficazmente el dolor de la desvitalización.
El objetivo de este procedimiento es la eliminación de la pulpa infectada, que es la fuente del dolor.
A veces, las personas siguen retrasando la visita al dentista, causando una infección grave.
Al eliminar la fuente del problema, la intensidad del dolor se reduce considerablemente, pero cuando el efecto de la anestesia desaparece aún se puede sentir dolor.
Se puede aliviar el malestar con la ayuda de analgésicos de venta libre o medicamentos que requieren prescripción médica.

La extracción del diente es una mejor opción que procedimiento de desvitalización.
Hecho: cuando se practica correctamente la desvitalización, el diente reconstruido puede durar muchos años o incluso toda vida.
La mayoría de los dentistas prefiere la desvitalización en lugar de extraer el diente, ya que este método permite salvar el diente.
Dado que los nervios en el tejido de la pulpa son los responsables del dolor o sensibilidad a los alimentos calientes o fríos, después de que la pulpa se ha eliminado y el canal se ha sellado una persona ya percibe estas sensaciones.

El procedimiento de desvitalización requiere acudir varias veces a la clínica dental
Hecho: la mayoría de la gente piensa que la extracción del diente es mejor, porque más rápida, mientras que para la desvitalización es necesario ir muchas veces a la clínica dental.
Esto no es verdad. Al elegir la extracción, es necesario un implante dental para evitar que los dientes vecinos se muevan.

dientes-implante-dental

Si la extracción del diente es seguida por la colocación del implante, hay que someterse a muchos exámenes dentales y es aún más costoso.
Por lo general, la desvitalización se realiza en 3 sesiones.
El número de exámenes depende de la condición del diente.

El procedimiento de desvitalización no sirve para un diente muerto
Hecho: un diente muere cuando se interrumpe el suministro de sangre dentro de la raíz del diente.
Esto podría ocurrir debido a un traumatismo o a caries. Aunque una persona pueda pensar que no hay que tratar un diente muerto puesto que ya no puede causar dolor o sensibilidad a los cambios de temperatura, extraer o salvar el diente a través de un tratamiento de desvitalización puede evitar que las bacterias:

  • Se multipliquen dentro del diente muerto
  • Se infiltren en el hueso circundante

El procedimiento de desvitalización no es muy eficaz
Hecho: la tasa de éxito de este procedimiento es casi del 95%.
Sin embargo, los conocimientos técnicos y la experiencia del dentista son un factor importante que determina el resultado.
Para un resultado satisfactorio, es esencial que los canales radiculares en la raíz del diente se limpien y se sellen.
Algunos dientes tienen varias raíces y conductos radiculares. Si el dentista no consigue limpiar y sellar todos los conductos, los síntomas persisten.

Artículos Relacionados: